Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago >

“BODENAYA, un sueño en el camino de Santiago”

15/08/2021 | por Alejandro González Flores
 0 Meneame0  0  0 Google +0

Dicen que hay tres cosas que una persona tiene que hacer al menos una vez en la vida, plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro.

En mi infancia recuerdo como nos llevaban desde la escuela a plantar árboles en una ladera que daba a la M-30, allí seguirán dando oxígeno a la ciudad de Madrid mientras los conductores no se imaginan quienes fueron los chiquillos que plantaron esos árboles a comienzos de los años 80.

Hijos lo que se dice hijos oficialmente tengo uno, pero no seáis mal pensados, digo oficialmente porque tengo uno de sangre que crece sano como un “roble” y luego tengo otro que nació allá por el año 2006 y que también goza de buena salud, el albergue de peregrinos de Bodenaya.

Y entonces solo me quedaba para cumplir la tradición escribir un libro.

Y nada mejor que escribir la historia de ese “hijo-albergue” que tantas satisfacciones me dió en la vida, no sólo a mí, sino a todo peregrino que tiene la enorme fortuna de hacer noche en él durante su peregrinación por el camino primitivo de Santiago.

Me decidí a escribir acerca de él para dejar constancia de cómo fue la búsqueda del lugar para hacer realidad mi sueño de abrir un albergue de peregrinos, de cómo fue la restauración de la casa sacándola del coma profundo en la que estaba inmersa y como fue evolucionando el albergue, a la vez que el camino primitivo, hasta que se cerró mi ciclo allí y empezé, sin prisa pero sin pausa, a buscar a esa persona “especial” que fuera capaz de tomarme el relevo en tan mágico lugar.

Por supuesto antes de nada decir que no es un best seller, y que no vayáis a esperar literatura de postín, es un humilde libro de anécdotas peregrinas, yo las llamo batallas, contadas a mi manera y como tal a de leerse, como si os las estuviera contando mientras os acompaño en una etapa del camino.

Hay anécdotas de todo tipo, todas ellas pasaron en realidad tal cual las cuento y son todas contadas con el mayor cariño hacia sus protagonistas.

Fue una etapa maravillosa de mi vida en la que pasé soledad, miedo, hambre, frío, angustia, pero que poco a poco se fue transformando en esperanza, amor, alegría, fe, confianza y felicidad absoluta lo que dió lugar a la gran transformación de casa abandonada a un albergue de peregrinos que no deja a nadie indiferente.

Actualmente el libro se encuentra en proceso de impresión y en breve lo podréis obtener, el que así lo quiera, en el albergue de peregrinos de Bodenaya, o bien a través de una página de Facebook que hemos habilitado a tal efecto, “BODENAYA, un sueño en el camino de Santiago”.

Espero de todo corazón que sea de vuestro agrado y que disfrutéis de su lectura tanto como yo lo hice al escribirlo.

Y espero también cruzarme algún día con vosotros en el camino.

Muchísimas gracias y buen camino. ¡¡¡ULTREIA!!!.