Imprimir Al pinchar en el icono de la impresora se abrirá el controlador de impresión de tu navegador, donde podrás seleccionar si lanzarlo a tu impresora o guardarlo como PDF

Camino Francés

Etapa 1: Etapa de Saint Jean Pied de Port a Roncesvalles

Los albergues

Información sobre la etapa 1: Etapa de Saint Jean Pied de Port a Roncesvalles

Como alternativa a Roncesvalles, la localidad francesa de Saint Jean Pied de Port se ha convertido en el punto de partida preferido para iniciar la peregrinación por el Camino Francés. La jornada inaugural reta al peregrino con un desnivel de más de 1250 metros, pero le recompensa con un paisaje atlántico excepcional y el atractivo de traspasar a pie la frontera entre Francia y España.

El itinerario

  • Km 0. Saint Jean Pied de Port (Todos los servicios)

  • El Camino Francés – el Camino por excelencia, la madre de todos los Caminos a Santiago – lo iniciamos en el puente medieval sobre el río Nive. Así accedemos a la rue d’Espagne, barrio de comerciantes y artesanos que apenas ha variado su fisonomía a lo largo de los siglos. Atravesamos la calle de una punta a otra para traspasar los muros derruidos de la antigua muralla y llegar hasta un poste de madera. Clavada, junto a una concha y la marca roja y blanca del GR 65, hay una señal que indica Chemin de Saint Jacques de Compostelle.. Al poco, un cartel señala el otro itinerario por Arnéguy y Valcarlos, que se desvía por la derecha (ver dificultades). Un terrible repecho nos recibe a continuación y conviene afrontarlo muy despacio, facilitando así el calentamiento progresivo en una etapa que va a exigirnos mucho esfuerzo y que hay que tomarse con mucha calma. Es más, para evitar un sufrimiento excesivo y hasta un probable susto se recomienda venir bien entrenado. Ascendiendo por la carretera rural pasamos intermitentes barrios de casas, como Iruleya y Erreculus, siempre rodeados de verdes praderías. Los tramos donde recuperar el aliento se van diluyendo como un espejismo y pronto llegan de nuevo las temibles rampas que nos acercarán hasta el núcleo de Huntto.

  • Km 5. Huntto (Albergue)

  • Después de Huntto, la carretera nos da una pequeña tregua y ocupa su lugar una senda que gana la partida a la pendiente con una sucesión de curvas de herradura. De nuevo sobre el asfalto pasamos junto a una fuente y una mesa de orientación. Está emplazada en un excelente mirador donde se obtiene una panorámica de Saint Jean Pied de Port y de la suave orografía de esta zona de la Aquitania francesa (Km 6,4). Un kilómetro después está el albergue y bar-restaurante de Orisson, una alternativa más para pasar la noche, sobre todo para el viajero que haya iniciado la etapa por la tarde.

  • Km 7,5. Orisson (Albergue. Bar-Restaurante)

  • Seguimos avanzando por la carretera de montaña, seguramente en compañía de ovejas de raza Manech y robustos caballos insensibles a los rigores del clima. Unos cuatro kilómetros más adelante, a unos cien metros y a mano izquierda, se puede distinguir sobre una cresta rocosa la talla de la Virgen de Biakorri, adornada con flores, collares, cruces, conchas y demás ofrendas peregrinas (Km 11,3). Tras veinte minutos de marcha pasamos de largo el desvío que baja hasta la localidad francesa de Arnéguy y dos kilómetros más adelante, por fin, llegamos al punto clave de la jornada. Junto al arcén derecho hay un hito de piedra con una señal de madera tallada con la inscripción Roncevaux/Orreaga (Km 15).

    Significa abandonar la carretera D-428 y continuar monte a través. Pasamos inmediatamente junto a la cruz de Thibault, también llena de objetos y colgajos, y ascendemos entre dos lomas, dejando a la derecha un socorrido refugio de piedra (Km 15,6). Bajo las laderas del pico Leizar Atheka recorremos el kilómetro escaso que resta hasta el collado de Bentarte, donde se encuentra la Fuente de Roldán, que recuerda al oficial de Carlomagno derrotado por los vascones junto a su ejército en el año 778 (Km 16,5). Un robusto hito de piedra anuncia nuestra entrada en Navarra y, en breve, una triple señal de madera nos anima a seguir por la derecha. Bajo un tupido hayedo y un tramo más despejado llegamos hasta el refugio Izandorre, situado entre las balizas 43 y 44 y vital en caso de emergencia (ver el apartado dificultades). La pista pedregosa se endurece hasta alcanzar el collado Lepoeder, la cota máxima de la etapa a 1430 metros de altura (Km 20,5).

    Aquí se presentan dos opciones para continuar, bien señaladas en un poste de madera. La de la izquierda es la más corta (3,6 kilómetros hasta Roncesvalles), con el hándicap de que desciende por fuertes pendientes. Es un tramo precioso por el bosque del monte Donsimon. La opción de la derecha es cuatrocientos metros más larga y pasa por el alto de Ibañeta, donde se sitúa la capilla de San Salvador. Cuestión de gustos. Nosotros escogemos la más larga y descendemos por la pista asfaltada, atajando en muchas ocasiones gracias a las marcas rojas y blancas del GR. Las vistas son espectaculares y nos llevan a descubrir el paisaje de la etapa de mañana: bosques de hayas y Roncesvalles abriendo las puertas a Burguete y al valle de Erro. Llegamos así a Ibañeta, donde se encuentra la picuda capilla de San Salvador, construida en recuerdo de un antiguo cenobio que hacía sonar su campana para orientar a los peregrinos medievales (Km 24,1). A la etapa sólo le queda un suspiro y, tras pasar junto al Centro de Migración de Aves, nuestro itinerario se interna por el bosque para bajar a Roncesvalles, representado por la Colegiata gótica de Santa María. El primer edificio que sale al paso es el albergue de peregrinos.

  • Km 25,7. Roncesvalles (Albergue. Bar-restaurante. Oficina de Turismo)

  • Las dificultades

    • Continuo ascenso desde Saint Jean Pied de Port hasta el Collado Lepoeder:
      Los primeros 20,5 kilómetros son un continuo ascenso que trepa 1265 metros de desnivel y exige mucho esfuerzo. Para evitar lesiones es más que recomendable llegar en un buen estado físico y tomársela con mucha calma. Hay que recordar que el Camino de Santiago es una carrera de fondo y no la termina el más fuerte sino el más sensato.

    • Durante el invierno o con mal tiempo seguir siempre la ruta por Arnéguy y Valcarlos :
      La ruta alternativa que pasa por Arnéguy y Valcarlos (albergue) se puede realizar siempre que se quiera. Supera 895 metros de desnivel en lugar de los 1265 y en invierno y en caso de prever mal tiempo hay que optar siempre por ella. La ruta se toma al poco de pasar la muralla, en un desvío a mano derecha. Un cartel amarillo la señala en verde como opción 2.

    • Señalización reforzada con postes numerados en Navarra y refugio Izandorre:

      Desde 2010, una vez en España, la señalización de la etapa se reforzó con más de 80 postes numerados para facilitar la posición en caso de pérdida. El Gobierno de Navarra también construyó el refugio Izandorre en Lepoeder, donde la Agencia Navarra de Emergencias ha habilitado un sistema de comunicaciones directas con la sala de 112-Sos Navarra. Para comunicarse hay que activar un botón que hay en el refugio y que dispone de cobertura gracias a la red de emisoras TETRA. El refugio está bastante descuidado pero en caso de emergencia es vital. En enero de 2013, tras una intensa nevada, cinco peregrinos coreanos que hicieron caso omiso de las advertencias, salvaron su vida gracias a este refugio, donde fueron rescatados por un equipo de bomberos.

    Observaciones

    • Hay un autobús entre Pamplona a Saint Jean Pied de Port hasta el 1 de noviembre de 2013. Sale de la estación de autobuses de Pamplona a las 14:00 y a las 17:30. Es diario y cuesta 20 euros. La vuelta desde Saint Jean Pied de Port es a las 19:30. El billete se puede comprar por Internet desde el apartado internacional de http://www.alsa.es y http://www.movelia.es

    • El resto del año para llegar hasta Saint Jean Pied de Port la mejor opción es coger el autobús de Pamplona a Roncesvalles. Los horarios son los siguientes:

      De lunes a viernes sale a las 18:00 horas.
      Los sábados a las 16:00 horas y los domingos y festivos no hay servicio. Pagando un suplemento se permiten transportar las bicicletas.

      Para más información: http://www.autocaresartieda.com. Teléfono: 948 30 02 87.

    • Una vez en Roncesvalles, hay un servicio de taxis esperando a los peregrinos que quieran bajar a Saint Jean Pied de Port. Si alguien viaja en domingo puede coger un taxi desde Pamplona. Los teléfonos de Teletaxi son el 948 23 23 00 y 948 35 13 35.

    • En Place Floquet, Saint Jean Pied de Port, existe una tienda llamada Direction Compostelle parecida a la Peregrinoteca de Sarria. Vende equipamiento para el peregrino, desde ropa, guías, botas, chubasqueros, calcetines, etc. También tiene un punto de Internet con varios ordenadores.

    • Recordad que en Roncesvalles ya NO hay cajero automático, quitaron el que había en La Posada. El primero se encuentra en Burguete.

    Qué ver, qué hacer

    • SAINT JEAN PIED DE PORT:
      Saint Jean Pied de Port, en castellano San Juan Pie de Puerto, debe su nombre a su estratégica ubicación a los pies de las montañas fronterizas con España. Fue fundado en el siglo XII y desde 1234 fue capital de Ultrapuertos, una de las seis merindades del Reino de Navarra. A finales del siglo XVI pasó a formar parte de Francia y hoy es un cantón situado en el departamento de los Pirineos Atlánticos, en la región francesa de Aquitania.

      Saint Jean Pied de Port aún desprende un aura medieval gracias a su ciudadela posicionada en el alto, las rúas empedradas y comerciales de la Citadelle y d’Espagne, el conjunto formado por la iglesia y el puente sobre el río Nive, y el transitar de los miles de peregrinos que vienen caminando desde el centro de Europa o llegan desde España para iniciar la peregrinación.

      • Ciudadela:
        Con unas dimensiones de 600 x 150 metros la Ciudadela fortificada de Saint Jean Pied de Port fue diseñada por el ingeniero militar Vauban durante el siglo XVII. Ocupó el lugar del antiguo castillo medieval y desde su ubicación se tienen unas vistas inmejorables de la localidad y del paisaje montañoso que la rodea.

      • Puerta de Santiago:
        Situada en la parte alta de la localidad adentra a los peregrinos provenientes del norte y centro de Europa en la Rue de la Citadelle, una de las calles renombradas del centro histórico. A Saint Jean Pied de Port llegan ya unidos los caminantes europeos de las vías Turonense, Lemovicense y Podense, no así los de la vía Tolosana que penetran en España por el Puerto oscense de Somport y se unen a los demás peregrinos en Puente la Reina.

      • Iglesia de Notre Dame du Bout du Pont:
        Templo fortaleza gótico situado, como su antiguo nombre francés indica, en un cabo del puente medieval sobre el río Nive. Ahora se conoce como Iglesia de la Asunción. Cuenta con una gran nave con dos vías laterales y dos coros y presenta un conjunto de pilares y columnas en piedra roja. Adosada a su estructura se encuentra la Puerta de Notre Dame, que bajando la Rue de la Citadelle da acceso a la Rue d’Espagne, antiguo barrio de comerciantes y artesanos.

    • IBAÑETA:
      Tras coronar el collado Lepoeder, fin de la continua ascensión de la primera etapa, se inicia el anhelante descenso de cuatro kilómetros que conduce hasta el alto de Ibañeta. Aquí, a más de mil metros de altitud, se haya la picuda capilla de San Salvador, inaugurada en 1965 y que rememora la existencia de un antiguo monasterio que daba asistencia a los peregrinos medievales.

    • RONCESVALLES:
      En Roncesvalles hay visitas guiadas y el precio de la entrada son 4,20 euros y el precio infantil son 2 euros. Se visita el museo, la capilla de Santiago y el silo de Carlomagno y su duración es de unos 45 minutos. La entrada incluye el acceso al claustro y la sala capitular. Los horarios son los siguientes: de abril a octubre de 10:00 a 14:00 y de 15:30 a 19:00; de noviembre a marzo de 10:00 a 14:00 y de 15:00 A 18:00; desde el fin del puente de diciembre hasta el 15 de febrero de 10:30 a 14:30 y los miércoles cerrado. No hay visitas en todo el mes de enero después de Navidades y tampoco el 8 de septiembre, el 25 de diciembre y el 1 y 6 de enero. Los grupos deben reservar previamente. Más información en la Oficina de Turimo de Roncesvalles situada en el antiguo molino. Teléfono: 948 76 03 01.

      • Colegiata de Santa María:
        Claro ejemplo del gótico francés en España, la iglesia de Santa María comenzó a construirse entre 1215 y 1221 bajo el mecenazgo del rey navarro Sancho VII El Fuerte. Debido a su estado de abandono y deterioro durante los siglos posteriores se reconstruyó gran parte del templo durante el siglo XVII. Consta de una planta de tres naves y en el presbiterio se alza la escultura de la Virgen de Roncesvalles, tallada en madera y bañada en plata en Toulouse en el siglo XIV. En el conjunto de la Colegiata también destaca el claustro, de planta cuadrada y levantado durante la primera mitad del siglo XVII.

      • Capilla de Santiago:
        Pequeña construcción gótica del siglo XIII. Fue parroquia hasta el siglo XVIII y se restauró en el siglo XX.

      • Capilla del Espíritu Santo:
        También conocida como Silo de Carlomagno, es la construcción más antigua de Roncesvalles. Es del siglo XII y en ella se ha dado sepultura a peregrinos.

    Los monumentos

    Real Colegiata de Roncesvalles

    Iglesia consagrada en el año 1219.
    Dedicada a Santa María.
    Estilo gótico francés.
    Planta basilical, dividida en tres naves sin crucero, separadas por arcos ojivales.

    Perfil de la etapa 1: Etapa de Saint Jean Pied de Port a Roncesvalles del Albergues

    Etapa 1 por Somport: Etapa de Somport a Jaca

    Los albergues

    Información sobre la etapa 1 por Somport: Etapa de Somport a Jaca

    A 1.630 metros de altitud, en pleno Pirineo oscense, el alto de Somport es el lugar soñado para iniciar una peregrinación a Santiago de Compostela. Por delante, 161 kilómetros y seis jornadas hasta llegar a Obanos y Puente la Reina, localidad en la que esta ruta confluye con el Camino Francés que parte de Roncesvalles. Rumbo norte-sur y guiado siempre por la brecha del río Aragón, el trazado de la etapa de hoy desciende el fresco valle en busca de la meseta jaquesa.

    El itinerario

  • Km 0. Somport (Albergue. Bar)

  • Una señal de madera con la indicación “GR 65.3 Canfranc Estación” y un mojón jacobeo labrado con las distancias a Santiago de Compostela (858 Km) y Undúes de Lerda, última población aragonesa (87 Km), incitan a dar el primer paso. Bajamos las escaleras que se encuentran junto al mojón para seguir descendiendo junto a la margen derecha del río Aragón. Apenas recorridos 800 metros rodeamos la planta excavada del hospital de Santa Cristina, reconocido hospital de peregrinos fundado en la Baja Edad Media. Tras dejar la estación invernal de Candanchú a mano derecha cruzamos la N-330, salvamos el pequeño desnivel gracias a unas escaleras y retomamos la marcha valle abajo. La presencia de algunos búnker de hormigón y el desafiante panorama de nuestra derecha, con varias moles pirenaicas alzándose sobre el campamento de Rioseta, facilitan la travesía hasta toparnos con la chimenea de la fundería del Anglasé, una torre de sillería que representa el único vestigio de una antigua mina de cobre y hierro.

    Después de un breve encuentro con el bosque salimos a una pista y giramos a la izquierda para salvar el cauce del río procedente de la Canal Roya. Acto seguido abrimos un portillo de madera y retomamos la senda. Un kilómetro más adelante, un puente de madera permite cruzar las aguas del barranco de Izas, que también se desploman hacia el río Aragón. Continuamos bajando por un estrecho sendero comido por la exuberante vegetación y a espaldas del Coll de Ladrones, dos fuertes defensivos de 1758 y 1900 mimetizados sobre el peñasco. El aroma de un horno de pan abre el apetito llegando al arcén de la N-330, carretera que seguimos para entrar en Canfranc Estación.

  • Km 6,8. Canfranc Estación (Todos los Servicios)

  • Una acera pavimentada permite abandonar la población junto al río, aunque tras las últimas casas se vuelve al arcén de la carretera para cruzar un túnel. A la salida se gira a la izquierda para tomar unas escaleras que bajan al pie de la presa de Canfranc (Km 8,5). Cruzando el río Aragón nos internarnos en una senda que zigzaguea sobre el cortado formado por la erosiva acción del río. Desde este mirador puede observarse la torre de Fusileros, fortificación militar del siglo XIX emplazada al borde de la N-330. En algunos tramos el camino se torna sombrío gracias a la cobertura de las hayas y desciende hasta el barranco de Ip, donde saluda una fría cascada (Km 10). Cruzamos el puente, aún con el frescor de los helechos y el bosque, para recorrer el kilómetro que nos separa de Canfranc.

  • Km 11,2. Canfranc (Albergue. Bar)

  • La localidad se atraviesa por la calle Albareda, que divide el pueblo en dos mitades iguales. Dejamos a mano izquierda la iglesia parroquial de la Asunción para cruzar el río Aragón por el puente medieval. Arropados entre la montaña y el río seguimos durante más de dos kilómetros hasta llegar a un paso subterráneo que atraviesa la N-330 y que obliga casi a agacharse (Km 13,6).

    Otro tramo de dos kilómetros, con la perspectiva del río bajo nuestros pies, nos lleva a pasar junto a la cueva de las Güixas, una gruta de estalactitas y estalagmitas. De inmediato se llega a la entrada de Villanúa, donde surge la primera alternativa de la etapa La primera opción, la GR-65.3 gira hacia la derecha, cruza el puente sobre el Aragón y continúa hasta Castiello de Jaca por una cabañera (cañada para el ganado) paralela a la N-330 y posteriormente por una planicie sobre el valle. La segunda opción, señalizada como GR-65.3.1 nos lleva primero hasta el centro de Villanúa. Pasamos a describir a continuación las dos opciones:

  • Km 15,8. Villanúa (Albergue. Bar. Tienda. Farmacia. Cajero)

  • GR-65.3: Junto a la fuente de Villanúa giramos a la derecha. Tras dejar atrás el pueblo cruzamos el río, encontrando las flechas amarillas a nuestra izquierda. Avanzamos por el camino junto a la carretera durante aproximadamente 2 kilómetros hasta el Parque Ocio Aventura Villanúa (quiosco con refrescos y café durante el verano y los fines de semana de primavera). Retomamos el camino y al llegar a la zona de tiro con arco cruzamos la N-330. Dejamos a la derecha el edificio-escuela y ascendemos suavemente unos 700 metros para alcanzar una planicie. A través de ella continuamos nuestro camino divisando el valle del Aragón. Dos kilómetros después nos topamos con la comarcal que une la N-330 con Aratorés. Seguimos la carretera a la izquierda durante 200 metros, retomando el camino junto al arcén derecho. Tras cruzar un pequeño arroyo por un puente de madera subimos unos metros hasta otra planicie sobre el valle, la antigua morrena glaciar que nos lleva en un par de kilómetros a Castiello de Jaca.

    GR-65.3.1:Junto al supermercado de Villanúa torcemos a la izquierda y abandonamos Villanúa tras dejar atrás la iglesia de San Esteban.. Nos fiamos de las marcas rojas y blancas del GR, que nos guían durante más de una hora, primero por pista asfaltada y luego por pistas terreras, hasta un puente sobre el Aragón (Km 21,4). Lo pasamos para llegar a la N-330, que cruzamos con atención para subir hasta Castiello de Jaca.

  • Km 22,6. Castiello de Jaca (Albergue. Bares. Tienda a partir de abril-mayo de 2015)

  • Dejando a mano derecha la iglesia de San Miguel, se desciende calle abajo hasta la carretera nacional. La cruzamos para llegar a la zona de servicios del pueblo y de seguido volvemos a salvar por otro puente el río Aragón. Un gratificante paseo por la margen del río nos lleva a cruzar sobre una pasarela habilitada en 2010 sobre otro cauce, esta vez el del río Ijuez (Km 23,8). Solventado este punto, antes conflictivo y que gracias a la pasarela ha quedado en el recuerdo, retomamos la marcha media hora más hasta cruzar la carretera. Después continuamos más de dos kilómetros pegados al arcén de la N-330 y por algunas cabañeras paralelas. Llegamos así hasta la ermita de San Cristóbal (Km 28,3).

    Tras el puente afrontamos el fuerte repecho de la cuesta de la Salud para entrar en Jaca. De frente, por la avenida de Francia, llegamos hasta la plaza de la Catedral y continuamos por la calles Bellido y Puerta Nueva para girar a la derecha por la calle del Hospital y de nuevo a la derecha por Conde Aznar, donde se encuentra el albergue. Fin de etapa.

  • Km 30,5. Jaca (Todos los Servicios)

  • Las dificultades

    • Larga y en continuo descenso:

      Para ser la primera etapa del Camino el kilometraje es elevado, aunque se soporta relativamente bien porque el terreno es favorable. A la salida de Somport hay que prestar atención dónde y cómo pisamos porque existe el riesgo de torceduras.

    Observaciones

    • La credencial se puede obtener en la iglesia de Santiago de Jaca, situada en la confluencia de las calles del Coso y el Ferrenal.

    • Para subir a Somport hay que coger un autobús en la estación de Jaca, situada en la avenida la Jacetania, s/n. La Mancomunidad del Alto Valle del Aragón se encarga de este servicio. Hay 5 frecuencias horarias con salida en Jaca: 8:25, 12:00, 14:55, 19:30 y 21:55. Los horarios pueden variar según la estación del año. Otra opción es dormir en Jaca y subir a Somport en el primer servicio de la mañana.

    • En el alto de Somport hay un par de albergues privados orientados a montañeros y esquiadores. El Gîte du Somport, ubicado en el lado francés de la frontera (Teléfono: 00 33 559 34 52 53) y el albergue Aysa (Teléfono: 974 37 30 23). Si llegamos a Somport a media tarde recomendamos caminar los primeros 6,8 kilómetros hasta Canfranc Estación y alojarse en cualquiera de los 3 albergues propuestos. También es posible dividir esta larga etapa gracias a los albergues situados en Villanúa (Km 15,8) y Castiello de Jaca (Km 22,6)

    • Una pena para los ciclistas, pero gran parte del trazado de la etapa no se puede recorrer en bicicleta dada su dificultad técnica. Lo más sensato es bajar por la N-330 hasta Villanúa y continuar por cualquiera de las variantes señalizadas hasta Castiello de Jaca. A partir de esta población es preferible volver a circular por la N-330 hasta Jaca.

    • Otro DATO IMPORTANTE a tener muy en cuenta es saber que, tras Jaca, no hay cajeros automáticos hasta llegar a Sangüesa (final de la cuarta etapa). Así que hay que echar cuentas y sacar en Jaca el dinero necesario para las etapas segunda, tercera y cuarta.

    Qué ver, qué hacer

    Desde la Edad Media, el ir y venir de los peregrinos europeos hacia la tumba del Apóstol Santiago fue conformando cuatro grandes itinerarios o vías que penetraban en España: la vía Turonense, la Lemovicense, la Podense y la Tolosana. Las tres primeras se unían antes de llegar a Saint Jean Pied de Port y se hacían una sola hasta Compostela por el Camino Francés.
    La última, la vía Tolosana, entraba en España por el paso de Somport, puerto del pirineo oscense donde comienza el ramal aragonés del Camino de Santiago Francés y que hoy comúnmente se denomina Camino Aragonés.

    • HOSPITAL DE SANTA CRISTINA:
      Próximo a Candanchú, el Camino de Santiago rodea su estructura antes de cruzar el río Aragón por el puente de Santa Cristina. Desde el siglo XI supuso un reconfortante alojamiento para los peregrinos. Aunque en ruinas desde el siglo XVII, el capítulo IV del libro V del Codex Calixtinus lo define, junto al hospital de Jerusalén y el hospital de Mont Joux, como “una de las columnas que el Señor estableció en este mundo para sostenimiento de sus pobres”. Entre el 2003 y el 2005, la empresa Sargantana S.L llevó a cabo tareas de excavación y consolidación.

    • CANFRANC ESTACIÓN:
      El núcleo conocido anteriormente por Los Arañones creció con la construcción de la Estación Internacional en 1928. Se trasladó el Ayuntamiento hasta aquí después del incendio que asoló Canfranc pueblo en 1944. Buen lugar de provisión para la etapa, ya que tiene multitud de bares restaurantes, panadería, carnicería y tiendas de alimentación.

      • Estación Internacional de Canfranc:
        Inaugurada en 1928 por el rey español Alfonso XIII y el presidente francés Gaston Doumergue, la Estación Internacional de Canfranc formó parte del ambicioso proyecto de comunicación ferroviaria entre España y Francia a través del valle del Aragón. El tránsito de materiales y viajeros entre ambos países perduró hasta 1970, año en el que se derrumbó uno de los puentes al paso de un tren de mercancías. Afortunadamente sin víctimas. El desmesurado edificio, con 241 metros de fachada, hoy está cubierto de andamios y grúas que pretenden convertirlo en hotel.

      • Torre de fusileros:
        Saliendo de Canfranc Estación, tras pasar el túnel de la N-330 y antes de bajar a la presa del embalse, ya se puede ver esta fortificación militar del último cuarto del siglo XIX. Sirvió de apoyo a la estrenada vía de comunicación con Francia y ahora se ha aprovechado como sala de exposiciones. La torre, de planta ovalada, tiene cuatro pisos y está construida en sillería.

    • CANFRANC:
      Debido al encajonamiento de la población entre la N-330 y el río Aragón y los peñascos pirenaicos, la calle Albareda, que divide la localidad en dos mitades iguales, constituye su única vía de paso. El escarpado terreno no le ha permitido cambiar su fisonomía desde su fundación en el siglo XI. Hasta el siglo XX fue la población más próxima a la frontera, así que el continuo tránsito de gentes y el consiguiente comercio y cobro de peajes se convirtieron en su modo de subsistencia. Gran parte de la población abandonó el pueblo tras el devastador incendio de 1944 y la capitalidad pasó al núcleo de Canfranc Estación.

      • Iglesia parroquial de la Asunción:
        Hubo un templo románico consagrado a la Asunción pero el actual es el resultado de diferentes etapas constructivas. En una de ellas participó Juan de Segura, destacado maestro oscense del siglo XVI. En el interior hay cuatro retablos barrocos en las capillas laterales.

      • Puente medieval:
        Conocido comúnmente como puente de abajo, se trata de una construcción medieval restaurada en el siglo XVI que permite cruzar el río Aragón en dirección a Villanúa.

    • VILLANÚA:
      En la Edad Media, como otras aldeas del valle de Aragón, en un escenario convulso, Villanúa se constituyó y pobló de gentes atraídas con la finalidad de que explotasen los fértiles campos de la ribera del Aragón. En el siglo XX, con el esplendor de la actividad agropecuaria y las obras del ferrocarril de Canfranc, Villanúa superó los mil habitantes. Hoy sólo roza el medio millar y basa su autosuficiencia en los servicios derivados del turismo.

      • Cueva de las Güixas:
        Antes de entrar en Villanúa la senda pasa junto a la cueva de las Güixas (brujas), un conjunto de galerías subterráneas adaptadas al turismo. Destaca la gruta conocida como la Catedral, de 16 metros de altura y con variopintas columnas de estalactitas y estalagmitas. La empresa Sargantana se encarga de organizar las visitas, y se puede contactar con ellos en el teléfono 974 373 217 o en la dirección: cuevas@sargantana.info. Debido a la humedad y las bajas temperaturas, es conveniente llevar ropa de abrigo para visitarlas.

      • Iglesia de San Esteban:
        Conserva algún testimonio de su pasado románico pero su aspecto actual es del siglo XVIII. El interior está constituido por dos naves y dos capillas y guarda una talla policromada de la Virgen de los siglos XI o XII.

    • CASTIELLO DE JACA:
      Asentado en la parte baja del alto valle del Aragón, Castiello es también entrada natural al valle de la Garcipollera, entorno natural y de caza con varios despoblados. Conocido como el ‘pueblo de las cien reliquias’, gracias a la leyenda de un peregrino valenciano que donó a los vecinos de Castiello todos los bienes que llevaba consigo. Estas reliquias se guardan en una arqueta que se abre el primer domingo de julio.

      • Iglesia de San Miguel:
        Emplazada en la parte alta de la localidad, es el primer edificio que ve el peregrino al entrar en Castiello de Jaca. Su construcción primitiva data del siglo XII pero su aspecto ha ido variando hasta el siglo XIX. Destaca en su interior el retablo barroco del altar mayor.

    • JACA:
      Parada y fonda oficial de la primera etapa del Camino de Santiago Aragonés, Jaca se encuentra a 820 metros de altitud, rodeada por los ríos Aragón y Gas. Las bondades de su emplazamiento natural no pasaron desapercibidas y ya las tribus celtas poblaron de una manera u otra este lugar. Lo mismo los romanos, tras su conquista en el año 195 a.C por el cónsul Marco Poncio Catón. Para el año mil, tres núcleos se habían consolidado sobre las ruinas de una Jaca abandonada tras el desplome del Imperio Romano: el Castrum Real, el núcleo de Santiago y el de San Pedro. El conjunto de ellos formó la ciudad de Jaca, a la cual el rey Sancho Ramírez le otorgo el Fuero y nombró capital del joven Reino de Aragón en el año 1077*.

      Además de visitar los monumentos, tras más de 30 kilómetros de caminata lo que más apetece es sentarse en una terraza y disfrutar del ambiente de la plaza de la Catedral o pasear tranquilamente por la comercial y bulliciosa calle Mayor.

      *Información recopilada de la obra de Albergo Gómez García: Guía invisible de Jaca. Construcción y desaparición de la ciudad antigua y medieval.

      • Catedral de San Pedro:
        Comenzó a construirse entre 1075 y 1094 bajo el reinado de Sancho Ramírez. Conserva en lo básico su estructura y configuración románica: una planta basilical de tres naves, cabecera con tres ábsides semicirculares y dos puertas de acceso, la meridional y la puerta occidental o principal. Lo que el peregrino puede contemplar en la actualidad es el resultado de varias etapas constructivas que han ido aportando nuevos espacios edificados y decoraciones. En el ábside meridional se encuentra resumido el lenguaje propio del románico jaqués, que no es otro que el famoso ajedrezado, un relieve en forma de pequeños cilindros que decora frisos y arquivoltas de ventanas y portadas.

      • Museo Diocesano:
        Creado en 1963, se inauguró en 1970 para preservar valiosas pinturas románicas, tallas en piedra y madera, etc. de las iglesias de la diócesis de Jaca. El museo se encuentra en el claustro románico de la catedral y en salas contiguas.

      • Torre del reloj:
        Torre del gótico civil levantada hacia 1445 como residencia particular. Situada en la plaza del Marqués de la Cadena, actualmente es sede de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos. Bautizada por el sobrenombre del reloj, fue también conocida como Torre del Merino (representante del rey en la ciudad) y por Torre de la Cárcel, ya que se convirtió en la sede de las cárceles de la ciudad de Jaca.

      • Iglesia de Santiago:
        Hace esquina entre las calles Ferrenal y Coso, en lo que un día fue el barrio de Santiago, lugar donde también se encontraba la desaparecida Puerta de Baños, por la que salía el peregrino de Jaca para tomar la dirección hacia Navarra. La iglesia se construyó en 1088 y fue claramente restaurada en el siglo XVIII. Destaca en ella las ventanas geminadas (de doble arco enlazado por una columna) de la torre campanario.

      • Ciudadela de Jaca:
        Recinto defensivo pentagonal construido por orden de Felipe II entre finales del siglo XVI y el XVIII. Hasta el siglo XIX fue conocido como Castillo de San Pedro. En el foso del recinto campan los ciervos a sus anchas.

    Los monumentos

    Catedral de Jaca

    Fechada en 1063.
    Uno de los primeros edificios españoles (si no el primero) en ser levantado según criterios plenamente apegados al estilo internacional o francés.
    Conserva en lo básico su estructura y configuración románica: una planta basilical de tres naves de cinco tramos con sus correspondientes ábsides alineados y dos puertas de acceso.

    Perfil de la etapa 1 por Somport: Etapa de Somport a Jaca del Albergues

    Etapa 2: Etapa de Roncesvalles a Zubiri

    Los albergues

    Información sobre la etapa 2: Etapa de Roncesvalles a Zubiri

    Tras un día de montaña carente de núcleos habitados, la segunda etapa promete un guión diferente. Hasta Espinal, pasando antes por Burguete, el perfil es llano y alterna tramos boscosos con extensos prados. A continuación salta a escena el valle de Erro haciendo gala de sus hayedos y robledales y de su cambiante orografía. Se sube Mezkiritz y se desciende hasta Bizkarreta y Lintzoain para afrontar el puerto de Erro. Por un último, mágico y vertiginoso descenso entre boj, portillos que se abren y cierran y escalones se llega hasta las puertas de Zubiri y el valle de Esteribar.

    El itinerario

  • Km 0. Roncesvalles (Albergue. Bar-Restaurante. Oficina de Turismo)

  • Desde el albergue Itzandegia salimos a la N-135 para tomar una senda que nace junto al arcén derecho y que discurre por el bosque de Sorginaritzaga o robledal de Brujas. Pasados cien metros puede verse al otro lado de la carretera la cruz de los Peregrinos, un crucero gótico que fue trasladado a este lugar en el año 1880 por el Prior don Francisco Polite. El bucólico paseo termina al llegar junto a las naves del polígono Ipetea, punto donde giramos a la izquierda para salir a la N-135 y entrar en Auritz/Burguete.

  • Km 2,8. Auritz/Burguete (Hostales. Casas Rurales. Bares. Tienda. Centro de Salud. Farmacia. Cajero)

  • La calle San Nicolás y la carretera son todo uno, así que por ella atravesamos el pueblo, ya que no hay arcén entre las robustas casas blasonadas y el asfalto. En la población hay un par de bares que abren temprano, el primero junto a la iglesia y otro cien metros después. Pasada la parroquia de San Nicolás torcemos a la derecha junto a una sucursal bancaria para cruzar una pasarela sobre un arroyo que baja hacia el río Urrobi. Continuamos por una pista, flanqueada por algunas naves y extensas praderas pobladas de ganado y bosquetes de hoja caduca. Tras sortear varios cauces de agua por vados rudimentarios de piedra y solventar un repecho, salimos a una pista asfaltada desde la que ya apreciamos los tejados escarlatas de Espinal, primer pueblo del valle de Erro. Nos internamos en el casco urbano para salir a la N-135 a la altura de la moderna iglesia de San Bartolomé

  • Km 6,5. Aurizberri/Espinal (Albergues. Hostal. Casas Rurales. Bar. Tienda. Consultorio)

  • Giramos a la derecha (aquí tenemos un bar y justo después una panadería) y seguimos por la acera. Justo después de un paso de peatones giramos a la izquierda y por pistas de diferente piso subimos hasta el alto de Mezkiritz. Junto al arcén hay una imagen labrada de la Virgen de Roncesvalles (Km 8,2). Al cruzar la carretera ¡ojo!, porque podemos despistarnos y coger la senda que no es. Hay una que lleva a los Altos de Errebelu pero debemos seguir la senda jacobea. Una cancela metálica nos anima a entrar en el impresionante hayedo, donde el sotobosque de boj, acebos y helechos nos guía hacia la siguiente población. Un último tramo, pavimentado para mantener alejado el barro, nos deja junto a la carretera, donde una senda artificial conduce a Bizkarreta, fin de etapa en el siglo XII gracias a la existencia de un hospital de peregrinos.

  • Km 11,4. Bizkarreta/Gerendiain (Casa Rural. Bar. Tienda. Consultorio)

  • A la entrada, a mano izquierda, encontramos un bar. Abandonamos el pueblo junto a la Tiendica de Biskarret y ponemos rumbo a Lintzoain, distante casi dos kilómetros.

  • Km 13,3. Lintzoain (Bar. Posada)

  • Una vez en Lintzoain pasamos junto al frontón y torcemos a la derecha para coger un carretil de cemento muy empinado. Se sigue por pista de gravilla – un mojón se encarga de recordarnos los cuatro kilómetros que restan hasta el alto de Erro – y se continúa a través de una estrecha senda. Las primeras rampas son las más duras pero la pendiente cede y el camino se ensancha. Incluso hay buenos tramos en claro descenso, como el que nos lleva hasta el mismo alto de Erro, donde cruzamos la N-135.

  • Km 17,8. Alto de Erro (Bar-furgoneta en temporada)

  • Entre abril y finales de octubre hay un bar móvil que funciona con paneles solares. Tiene refrescos, fruta, barritas energéticas y bollería y en primavera sirve también bebidas calientes

    .

    Cogemos una pista y a los setecientos metros dejamos a un lado el lugar donde se ubicaba la Venta del Puerto, antigua posada de la que hoy no quedan más que restos. Después la bajada se hace más patente, nos lleva a abrir y cerrar un par de portillos y nos sorprende con algún tramo de escalones. Al final nos presentamos en el puente de la Rabia sobre el río Arga, construcción por la que accedemos a Zubiri y al valle de Esteribar.

  • Km 21,5. Zubiri (Todos los servicios)

  • Las dificultades

    • Carretera N-135:
      Hay que prestar atención porque son varias las veces que se cruza la N-135. Además hay que tener cuidado en el paso por Burguete porque no hay arcén.

    • Trazado rompepiernas:
      Tras Espinal el perfil se endurece, pero abundan más los tramos con perfil favorable que las subidas. La ascensión al alto de Erro no entraña ninguna dificultad. A la salida de Lintzoain asustan las primeras rampas pero luego se vuelve mucho más llevadera.

    Observaciones

    • Si salimos muy temprano de Roncesvalles podemos desayunar en Burguete. Hay un bar junto a la iglesia y otro cien metros más adelante. En Espinal, con albergue desde Semana Santa de 2013, y Bizkarreta también hay bares y alguna tienda y panadería. En el alto de Erro hay un bar móvil entre abril y finales de octubre.

    • Entre Burguete y Espinal (a 2,5 km del centro de Burguete) al pie de la N-135, se encuentra el Camping Urrobi. Tienen 38 plazas en habitaciones múltiples con literas a un precio de 11,20 euros en temporada baja y 11,75 euros en temporada alta y otras 68 plazas en bungalows de entre 2 y 6 plazas (el precio de éstos varía según la capacidad). Tienen duchas, piscina durante julio y agosto, lavaderos, bar-restaurante, tienda de alimentación y conexión Wi-Fi. Abren del 1 de abril al 1 de noviembre. Teléfono: 948 76 02 00. Web: http://www.campingurrobi.com/

    • En el pueblo de Lintzoain abrió en abril de 2017 la pensión ‘Posada El Camino’. Se encuentra pasado el frontón, en la calle San Saturnino, 46. Tiene habitaciones dobles (con una o dos camas) y triples. El alojamiento son 15 euros; alojamiento y desayuno: 20 euros; alojamiento y media pensión: 32 euros y alojamiento y pensión completa: 45 euros. Preparan una bolsa con comida para el Camino: bocadillo más refresco (agua o cerveza a elegir) más una pieza de fruta: 8 euros. Teléfonos: 948 768 074 y 622 688 535. Uso de cocina: 3 euros; lavadora: 3 euros. Web: http://www.posadaelcamino.com/

    Qué ver, qué hacer

    • AURITZ/BURGUETE:
      “Al llegar al extremo de la cuesta, divisamos los tejados rojos y las casas blancas de Burguete, desparramadas por el llano”. Esta cita es de Ernest Hemingway, el escritor americano que inmortalizó Burguete en su obra Fiesta. Como refleja en su novela de 1926, además de vivir con pasión los Sanfermines gustaba de venir a Burguete a pescar y relajarse del bullicio de la ciudad. Burguete es un pueblo de paso vertebrado en torno a la calle San Nicolás, poblada a izquierda y derecha por casas blasonadas de los siglos XVIII y XIX.

      • Iglesia de San Nicolás de Bari:
        La fachada renacentista fue labrada en 1699 por el beratarra Juan de Miura. En el interior del templo destaca el retablo mayor barroco.

    • VALLE DE ERRO:
      Pasado Burguete, el Camino de Santiago penetra en los dominios del valle pirenaico de Erro. De entre sus 12 núcleos poblacionales, el itinerario jacobeo se adentra en los cascos urbanos de Aurizberri/Espinal, Bizkarreta/Gerendiain y Lintzoain. En el puerto de Erro, divisoria entre el clima atlántico y el submediterráneo, se abandona el valle para descender al valle de Esteribar.

      • Aurizberri/Espinal:
        Espinal, fundado en el año 1269 por el rey Navarro Teobaldo II (1253-1370) es la localidad más grande del valle de Erro. Al igual que Burguete, es un pueblo de servicios dividido por la N-135. Su iglesia de San Bartolomé se construyó en el 1961.

      • Bizkarreta/Gerendiain (Biskarret):
        Allá por el siglo XII, la antigua Biscaretum había un hospital de peregrinos pero hoy ya no queda rastro de aquello. La iglesia de San Pedro, reformada profusamente a finales del siglo XVIII, aún conserva su portada románica del siglo XIII.

      • Lintzoain:
        Lintzoain es el centro geográfico del valle y su capital administrativa. Su iglesia de San Saturnino de piedra rosácea es románica del siglo XIII y fue reformada en el XVI. Alberga dos retablos más tardíos de los siglos XVII y XVIII. Está situada en lo alto del pueblo y hay que desviarse unos ciento cincuenta metros para visitarla.

    • ZUBIRI:
      Zubiri, pueblo del puente en euskera, es la primera localidad del valle de Esteribar en el Camino de Santiago. Es también el núcleo más grande y la capital administrativa del valle. En Zubiri, el peregrino tiene el primer encuentro con el río Arga, cauce que le acompañará durante dos etapas más hasta Puente la Reina. Precisamente, sobre este río se alza un puente medieval de dos ojos conocido por el sobrenombre “de la Rabia”, ya que por una tradición se obligaba a los animales a que pasasen por el pilar central para sanar de esta enfermedad. La iglesia de San Martín es de nueva planta ya que la antigua se utilizó durante la guerra carlista como cuartel y fue destruida en 1836 durante la contienda.

    Los monumentos

    Puente de la Rabia de Zubiri

    Puente medieval de 2 ojos de medio punto y tajamares poligonales sobre el río Arga.
    Existía la creencia de que los animales que daban una vuelta alrededor del pilar sanaban de la rabia.

    Perfil de la etapa 2: Etapa de Roncesvalles a Zubiri del Albergues

    Etapa 2 por Somport: Etapa de Jaca a Arrés

    Los albergues

    Información sobre la etapa 2 por Somport: Etapa de Jaca a Arrés

    Recuperada la dirección natural hacia poniente, se abandona Jaca bajo la atenta mirada de la peña Oroel y se continúa por una cabañera aprisionada entre la N-240 y el río Aragón. Tras el barranco de Atarés, solucionado por una pasarela, el Camino de Santiago lleva a un mirador sobre la Canal de Berdún y desciende hasta Santa Cilia. Alguna cabañera más y el arcén de la nacional conducen a Puente la Reina de Jaca, localidad que se deja a mano derecha para acometer una esforzada subida por las faldas del monte Samitier y alcanzar Arrés.

    El itinerario

  • Km 0. Jaca (Todos los Servicios)

  • Gracias a las conchas de bronce, estratégicamente colocadas sobre el pavimento, logramos avanzar por el entramado de calles del centro de Jaca. El recorrido permite ver la gótica torre del Reloj y la iglesia de Santiago. Junto a ella podemos girar a mano derecha por la calle del Coso y más adelante a la izquierda por la Bajada de Baños. Llegamos así a la rotonda donde se encuentra la gasolinera para tomar la N-240 en dirección a Pamplona. En breve, junto al cuartel militar, dejamos la nacional por nuestra izquierda y continuamos por una urbanización y un pequeño polígono hasta las afueras de Jaca. Llegamos así a los pies de la ermita de la Victoria, símbolo de la victoria sobre los musulmanes a la que acuden en romería los jaqueses el primer viernes de mayo (Km 2,8).

    En este punto cruzamos la N-240 y tomamos en breve una cabañera (cañada de ganado) que surge junto al arcén derecho y que transita sobre el bosque de ribera del río Aragón. Pasados veinte minutos se sale de nuevo a la nacional a la altura de la Botiguera para cruzar el río Gas (Km 5,2) y llegar junto a la caseta del Municionero. Un poste de madera del GR 65.3.2 indica el desvío hacia Atarés y San Juan de la Peña (ver apartado observaciones), pero nosotros continuamos de frente en dirección Santa Cilia por el GR 65.3. Enseguida, antes del punto kilométrico 288 de la N-240, se cruza la carretera y se deja por la derecha. Más adelante se vuelve a cruzar para coger un camino que llega hasta el barranco de Atarés, que salvamos por una pasarela acondicionada en el Año Santo de 2010 (Km 7,7).

    Una vez superado se sale a la carretera que sube hasta Atarés y, atención, la tomamos hacia la derecha. Nos conduce a un camino que iniciamos llaneando para derivar en un tramo con un perfil más acusado que alcanza el mirador de la Canal de Berdún, una pequeña atalaya sobre esta vasta depresión orográfica cubierta de cereal y surcada por el río Aragón y la franja gris de la N-240 (Km 11,3).

    Descendemos bruscamente y pasamos detrás del hotel Aragón y la histórica venta de Esculabolsas , antigua posada de caminantes y mercaderes. Tras salvar un regato de agua andamos unos metros campo a través y cruzamos la carretera A-1603 que sube a Santa Cruz de la Serós y San Juan de la Peña. Acto seguido continuamos recto por una cabañera que nos lleva hasta Santa Cilia de Jaca, localidad a la que entramos tras cruzar la carretera. El itinerario urbano nos lleva hasta el mismo núcleo histórico.

  • Km 15,3. Santa Cilia de Jaca (Albergue. Bar. Panadería. Farmacia)

  • Dejamos Santa Cilia por una cabañera y algunas rodadas pegadas a la nacional tras las que logramos restar dos kilómetros y medio más al total de la etapa. Llegando al punto kilométrico 300, cruzamos la N-240 y dejamos el camping Pirineos a mano derecha (Km 18,7). Pegados al arcén izquierdo recorremos dos kilómetros, hasta el punto kilométrico 302, y cruzamos la nacional para internarnos por una senda sombría que baja hasta la margen del río, donde cientos de peregrinos han aprovechado los cantos rodados para formar con ellos estructuras verticales semejantes a chimeneas. El conjunto de todas ellas forma un paisaje asombroso. En trescientos metros llegamos hasta el puente de piedra sobre el Aragón de Puente la Reina de Jaca.

  • Km 21,4. Puente la Reina de Jaca (Bares. Tiendas. Farmacia)

  • Sin cruzarlo, dejamos esta localidad de servicios a mano derecha y continuamos rectos por una carretera local en dirección a Arrés, dejando a la izquierda la carretera A-132 que se dirige a Huesca. Más adelante, un poste de madera balizado con la indicación ‘PR-HU 23. Arrés 3 Km’ nos invita a tomar un sendero que asciende por la falda del monte Samitier. El primer kilómetro supera un fuerte desnivel pero va remitiendo la dureza hasta alcanzar finalmente los 700 metros de altitud en Arrés, fin de etapa.

  • Km 25. Arrés (Albergue. Bar)

  • Las dificultades

    • Cabañeras, cruces y el arcén de la N-240:
      Con el nombre de cabañeras se conoce en Aragón a las cañadas o cordeles de ganado. Son anchas pero su piso termina por hacer rozaduras en la planta de los pies y temidas tendinitis, más si cabe si se calzan pesadas y altas botas de trekking. Lo más cómodo, que nos servirá para todo el Camino, son zapatillas de trail, más ligeras y concebidas para las carreras de montaña. Durante la jornada se transita y se cruza en varias ocasiones la N-240. ¡Máxima precaución!

    • Subida final a Arrés:
      Es la única parte de la etapa de clara subida. Conviene no cebarse en el inicio, ya que el primer kilómetro es el más duro.

    Observaciones

    • El monasterio de San Juan de la Peña está situado a siete kilómetros de Santa Cruz de la Serós y a once del cruce de la N-240. Si algún peregrino quiere subir a pie, la opción más clásica es hacerlo desde el cruce a Atarés/San Juan de la Peña marcado por el GR 65.3.2. El desvío está junto al camino, pasado el río Gas por la N-240. La subida es preciosa pero es terriblemente exigente. O Cebreiro es un juego de niños comparado con esta ascensión. El que decida subir, que sepa que puede pernoctar en la hospedería del Monasterio o bajar después a Santa Cruz de la Serós. También se puede subir en taxi desde Santa Cilia de Jaca. Sea andando o en taxi, la visita merece mucho la pena.

    • De marzo a octubre suele haber hospitaleros voluntarios en el albergue de Arrés. Ellos, con los donativos, se encargan de comprar y preparar una cena que se degusta colectivamente. Para el resto de meses, se puede comprar comida al paso por Puente la Reina de Jaca o comer en el bar de Arrés.

    Qué ver, qué hacer

    • SANTA CRUZ DE LA SERÓS:
      En la N-240, a la altura del hotel Aragón, hay un cruce a mano izquierda que sube por la carretera A-1603 hasta Santa Cruz de la Serós. Son cuatro kilómetros.

      • Arquitectura tradicional:
        Arquitectura popular construida por el pueblo para el pueblo. Las viviendas, levantadas en piedra labrada, se caracterizan por tejados en V cubiertos de lajas superpuestas y dotados de chimeneas troncocónicas, que son rematadas por rudas figuras conocidas como ‘espantabrujas’.

      • Iglesia de Santa María:
        Románica, de los siglos XI o XII, formó parte de un conjunto monástico habitado hasta 1555 por religiosas benedictinas. Presenta una sola nave dividida en tres tramos, dos portadas, tres ábsides – dos de ellos rectangulares – y una formidable torre con ventanas geminadas.

      • Ermita de San Caprasio:
        Pequeña construcción fechada en la primera mitad del siglo XI y que responde al esquema constructivo del románico lombardo, estilo procedente del norte de Italia y que también se encuentra representado en las famosas iglesias del Vall de Boí catalán. Fue restaurada a mediados del siglo XX bajo la dirección del arquitecto Chueca Goitia con el fin de suprimir añadidos posteriores al original.

    • SAN JUAN DE LA PEÑA:

      • Real Monasterio: Enclavado en la misma Sierra de la Peña, bajo una roca gigantesca del monte Pano, tiene su origen en un centro monástico del siglo X que fue refundado por el rey Sancho Garcés III, apodado el Mayor, en el siglo XI. El rito romano se introdujo en San Juan de la Peña en el año 1071. Tras el grave incendio del año 1675 se decidió construir un nuevo monasterio en una pradera conocida como Llano de San Indalecio, situada algo más arriba. En el monasterio viejo se puede ver la sala de los Concilios, la iglesia mozárabe, la románica – consagrada en 1094 -, la capilla de San Victorián del gótico florido, y el claustro, único por su ubicación y los expresivos capiteles de la arquería tallados por el maestro de San Juan de la Peña, que narran el Génesis y la vida de Jesús.

    • SANTA CILIA DE JACA:
      Oficialmente, primera y única localidad de paso intermedia de la segunda jornada del Camino Aragonés. A 650 metros de altitud, el casco urbano de Santa Cilia se asienta en la Canal de Berdún, junto a la vega del río Aragón. La distribución del poblado se planificó a finales del siglo XII o en el siglo XIV, dando lugar a las calles rectilíneas y perpendiculares que podemos observar hoy. La construcción de segundas residencias, las más próximas a la N-240, van expandiendo los límites de este pueblo histórico del Camino de Santiago. Merece la pena entrar en alguna panadería de Santa Cilia, hacen pan de hogaza compacto que apenas desprende miga al cortarlo.

      • Iglesia del Salvador:
        De nave única. Tomó el relevo de una antigua iglesia medieval y se levantó en el siglo XVIII, manteniendo algunos elementos de épocas anteriores como la torre campanario y la portada gótica.

    • ARRÉS:
      Sobre un cerro y a 700 metros de altitud, Arrés es un incomparable mirador de la Canal de Berdún. Desde su privilegiada posición se pueden ver, en estratos definidos, los campos de cereal, el bosque de ribera del río Aragón, el monte bajo y al fondo la barrera pirenaica.

      • Iglesia de Santa Águeda:
        Del siglo XVI, presenta una sola nave, un atrio porticado y ábside poligonal. En Arrés también hay una torre fortificada del siglo XV.

    Los monumentos

    San Juan de la Peña

    Conjunto natural y monumental.
    Obra maestra del románico, conformado por el monasterio viejo y el monasterio nuevo, el primero fundado en 920 y el segundo en 1675.

    Perfil de la etapa 2 por Somport: Etapa de Jaca a Arrés del Albergues

    Etapa 3: Etapa de Zubiri a Pamplona/Iruña

    Los albergues

    Información sobre la etapa 3: Etapa de Zubiri a Pamplona/Iruña

    De puente a puente y tiro porque me lleva la corriente. El de la Rabia en Zubiri, de los Bandidos en Larrasoaña, el de Iturgaiz en Irotz y de la Magdalena en Pamplona. Todos sobre el Arga, río que riega el valle de Esteribar y conduce hasta la primera ciudad del Camino.

    El itinerario

    • Km 0. Zubiri (Todos los servicios)

    Hay que volver sobre los pasos de ayer y cruzar de nuevo el puente de la Rabia. Tras un kilómetro llegamos al borde de una carretera, justo enfrente de la fábrica de Magna, una empresa fundada en 1945 aprovechando el yacimiento geológico de magnesita. Subimos por la carretera, rodeando el perímetro de la empresa y, posteriormente, descendemos un tramo de escaleras para abandonar el área industrial. Por un camino empedrado llegamos a Ilarratz, con fuente.

    • Km 2,9. Ilarratz (Albergue)

    Ochocientos metros entramos en Eskirotz.

    • Km 3,7. Eskirotz

    A escasos dos kilómetros se encuentra Larrasoaña. Pueblo señero de la ruta jacobea, vertebrado por la calle San Nicolás, que debe su origen a la fundación de un monasterio en el siglo X.

    • Km 5,5. Larrasoaña (Albergue. Pensiones. Bar. Tienda-Supermercado. Consultorio)

    Viniendo de Zubiri el itinerario no penetra en esta localidad, ya que se encuentra separada del Camino por el río Arga y el puente de los Bandidos. Un corto ascenso lleva hasta el siguiente núcleo del valle de Esteribar: Akerreta.

    • Km 6,1. Akerreta (Hotel Rural)

    En lo alto del pueblo se encuentra la iglesia de la Transfiguración, que aún conserva elementos medievales como la torre, la portada y la pila bautismal. Pasamos junto al hotel rural y después de un portillo y un tramo de gravilla llegamos hasta una carretera local, que cruzamos. El siguiente tramo no defrauda en absoluto. Resguardados entre árboles y matorral vamos en busca del río Arga y solventamos un rápido descenso hasta la misma orilla, llegando casi a rozar el agua. Pegados al cauce llegamos hasta el puente de Zuriain.

    • Km 9,2. Zuriain (Albergue. Bar)

    Junto al puente se encuentra el bar y el albergue La Parada de Zuriain, que se inaugurará en 2014. Salimos a la N-135 y seguimos con cuidado unas rodadas junto al arcén. Cogemos el desvío de Ilurdotz y volvemos a cruzar el Arga para dirigimos hasta Irotz.

    • Km 11,2. Irotz (Bar)

    A la entrada de esta población se encuentra el Horno de Irotz, un restaurante especializado en desayunos caseros, almuerzos y cazuelicas que abrió en 2012. Dejando a un lado la iglesia de San Pedro seguimos por pista hasta el puente de Iturgaiz, de origen románico y rehabilitado el siglo pasado. Justo a la salida surge a mano izquierda la pista del paseo fluvial del Arga. Este punto es muy dado a confusiones dado que hay dos señalizaciones diferentes.

    La del paseo marca 14 kilómetros hasta Cizur y justo arriba, a la entrada de una senda estrecha, señala Arre y Villava/Pamplona. La señalizada como Arre es una senda estrecha que avanza entre el paseo fluvial y la carretera y que entra en Zabaldika, donde se puede continuar de frente o cruzar a nivel la N-135 para subir hasta la iglesia de San Esteban, donde se encuentra el albergue parroquial inaugurado en 2013. La opción del paseo fluvial y la que sale de frente desde Zabaldika llevan hasta un merendero situado al otro lado de la N-135 (Km 12,9).

    Mesas, barbacoas e incluso servicios animan al descanso. En este punto el itinerario se bifurca. Si giramos a la izquierda y cruzamos el río podemos retomar el paseo fluvial hasta Pamplona y pasando antes por Huarte, con albergue de peregrinos (consultar disponibilidad). Esta opción es algo más larga, con menos desnivel y discurre siempre pegada al río. No pasa por Arre, deja a un lado Villava y Burlada y enlaza con la histórica en la carretera de Burlada, a escasa distancia del puente de la Magdalena. La otra opción, la histórica y que relatamos con más detalle, prosigue de frente y nos lleva a subir una senda que lleva hasta el antiguo señorío de Arleta, hoy un conjunto de casas arruinadas. Nos despedimos del valle de Esteribar y más adelante evitamos cruzar una circunvalación gracias a otro paso subterráneo. Bajamos así hasta el puente del río Ultzama y la ermita de la Trinidad de Arre, que aún luce su ábside románico.

    • Km 15,8. Villava (Todos los Servicios)

    Accedemos así a la calle Mayor de Villava, cuna de Miguel Indurain. Los que quieran pernoctar en el albergue de Villava deberán desviarse a la izquierda hacia mitad de la calle. Está perfectamente señalizado. A la salida cruzamos la carretera y continuamos de frente, pasando varias rotondas, hasta enlazar con Burlada.

    • Km 17,2. Burlada (Todos los Servicios)

    Atravesamos la población por la calle Mayor y al rato, a la altura de un taller mecánico, se gira a la derecha para cruzar un paso de peatones junto a Viveros Arvena. Tras el cruce, atentos a la señalización jacobea del pavimento, seguimos unos metros hacia la derecha y doblamos a la izquierda hacia un paseo. Es el camino de Burlada, que conduce hasta las puertas de Pamplona, la primera ciudad del Camino.

    Kilómetro y medio después cruzamos el puente de la Magdalena sobre el río Arga. A la salida, a mano izquierda, se encuentra el desvío hacia el albergue Casa Paderborn. El Camino continúa a la derecha hacia un paso regulado por semáforos. Continuamos por el foso de las murallas, concretamente junto al Baluarte de Nuestra Señora de Guadalupe, para traspasar un puente levadizo y el portal de Francia, del año 1553. Éste conduce a las calles del Carmen, donde en la acera derecha tenemos el albergue privado Casa Ibarrola, y la Navarrería. Al final de esta última, la señalización nos anima a girar a la izquierda por la calle de Curia, donde se encuentra la Caminoteca, tienda especializada en material y productos para el peregrino. Después doblamos a la derecha por la calle Compañía, donde se encuentra el albergue de Jesús y María.

    • Km 20,4. Pamplona (Todos los Servicios)

    Las dificultades

    • Descenso rápido y pronunciado entre Akerreta y Zuriain:
      Un kilómetro después de Akerreta hay una bajada rápida, con escalones incluidos, hasta la misma orilla del río Arga. Si hay barro puede ser muy resbaladiza.
    • N-135 a la salida de Zuriain:
      Son sólo unos cientos de metros pero hay que ir con cuidado por el arcén. También se puede avanzar siguiendo unas rodadas.

    Observaciones

    • En Larrasoaña, además de los albergues, ofrece alojamiento la Pensión Tau. Situada en la calle Errotabidea, 8, tiene tres habitaciones dobles con posibilidad de supletoria desde 38 euros (con desayuno incluido). Cuenta con Wi-Fi, jardín y servicio de lavadora. Teléfonos: 663 283 896, 699 237 459.
    • También en larrasoaña, en la calle Sorandi,2 Ander abrió en 2013 un pequeño supermercado. Sirven desayunos y elaboran pan. Tiene una terraza con mesas y sillas. http://www.amaridenda.com.
    • En Villava, no muy lejos del albergue de peregrinos, al otro lado del río Ultzama en Grupo Martiket, 6, se encuentra la Pensión Arkano Etxea. Tiene una habitación individual, dos habitaciones dobles y una triple (25 euros por persona y noche con desayuno incluido en cualquiera de las habitaciones). Cuenta con Wi-Fi, guardabicis y piscina. Sirven cenas caseras siempre que se avise. Teléfonos: 696 597 140, 690 920 257.
    • A la entrada de Pamplona, justo pasado el puente de la Magdalena, un desvío a mano izquierda lleva hasta el albergue Casa Paderborn. En este albergue, en el de Jesús y María y en la catedral hay credenciales.
    • En la calle del Carmen, 10, algo más adelante del albergue privado Casa Ibarrola, hay un centro de masajes llamado Ultreia con precios y servicios especiales para los peregrinos. El teléfono es el 948 04 54 01.
    • Desde el 1 de junio a finales de octubre de 2014 (pendiente de confirmar también en 2015) se encontrabanrán abiertos dos puntos de información para peregrinos. Uno en el Bar Molino de San Andrés en Villava (variante por el parque fluvial) y uno en la oficina del Paris 365 en la Calle Mayor 75 bajo, en Pamplona. Estaban atendidos por Adriana y Mathilde, dos voluntarias europeas del programa SVE, financiado por la agencia española de juventud y el programa Erasmus.

    Qué ver, qué hacer

    • VALLE DE ESTERIBAR:
      El Camino de Santiago atraviesa este valle de norte a sur a lo largo de catorce kilómetros, desde Zubiri hasta Arleta. Conocido en la Edad Media por el sobrenombre de valle de los Cazadores, Esteribar está conformado por 28 localidades y varios despoblados.

      • Larrasoaña:
        Fundando a la vera de un monasterio, Larrasoaña es un cuidado pueblo de notable tradición jacobea. En el siglo XI ya contaba con un hospital de peregrinos y en el XII recibió el fuero de los francos: artesanos extranjeros, generalmente franceses, que realizaron la actual configuración urbana a ambos lados del Camino. Destacan sus casas blasonadas así como la iglesia parroquial dedicada a San Nicolás de Bari y las ermitas de San Blas y Santiago.
    • TRINIDAD DE ARRE Y VILLAVA:
      El puente medieval de seis arcos sobre el río Ulzama da acceso a la ermita románica y al convento de la Trinidad de Arre, antiguo hospital de peregrinos del siglo XI. El convento abre las puertas de Villava, la ciudad natal de Miguel Induráin donde se puede contemplar un original monumento al cinco veces ganador del Tour de Francia. Tiene toda la infraestructura comercial necesaria: supermercados, bares, farmacias, restaurantes, etc.
    • PAMPLONA:
      Lo mejor es perderse por el Casco Viejo y recorrer sus bulliciosas calles, tantas veces pisoteadas por los toros en los famosos encierros de San Fermín. Se puede recorrer el escaso kilómetro que separa los corrales de la cuesta de Santo Domingo y llegar hasta la plaza de toros, pasando por la plaza del Ayuntamiento y subiendo la calle Estafeta, donde se pueden degustar ricos pinchos. La plaza del Castillo y la calle San Nicolás, de rica gastronomía, y la plaza de San José y el El Redín, ambas junto a la catedral, son paradas obligatorias.

      • Catedral de Santa María:
        La Catedral presenta un gótico particular, sustituto del original románico, que nada tiene que ver con la fachada neoclásica de Ventura Rodríguez, tras la que se esconde un bello claustro donde se habrá de parar frente a la Puerta Preciosa de la Capilla de Barbazán.
      • Puente de la Magdalena:
        El puente de la Magdalena es una construcción del siglo XII que supone para el peregrino la entrada a la ciudad de Pamplona. Su estructura original era románica, pero fue reformado en estilo gótico en el siglo XV. En una de sus orillas se encuentra un crucero que la ciudad de Santiago de Compostela envió como regalo a la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en 1965. Este puente ha sido declarado Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico Artístico.
      • Murallas y Portal de Francia:
        Los peregrinos acceden al Casco Histórico de Pamplona flanqueados por sus imponentes murallas renacentistas hasta llegar al Portal de Francia, la única de las seis puertas originales de la muralla que se conserva en su lugar. Se trata de una estructura compleja que data de 1553, con dos niveles de acceso y un puente levadizo añadido con posterioridad.
      • Calles Mercaderes y Estafeta:
        Se trata de dos de las calles más conocidas del mundo, porque sobre sus adoquines corren cada año los toros que protagonizan los encierros de San Fermín. Bordean por el norte la plaza del Castillo, verdadero corazón de la ciudad. Estafeta y Mercaderes son calles alegres y joviales, repletas de comercios, bares y restaurantes donde es posible degustar la deliciosa gastronomía local.
      • Ayuntamiento de Pamplona:
        En la plaza Consistorial se alza el Ayuntamiento de Pamplona, fácilmente reconocible porque desde su balcón principal se lanza cada 6 de julio el Chupinazo que da inicio a los Sanfermines. Tiene una hermosa fachada barroca, coronada por distintas esculturas alegóricas, y en su interior alberga una pequeña exposición con objetos representativos de la historia y los símbolos de la ciudad.
      • Iglesia de San Saturnino:
        La iglesia dedicada al patrón de Pamplona es un templo fortificado medieval. Cuenta con dos altas torres y gruesos muros característicos de su función defensiva. En ella se celebran a diario misas para los peregrinos.
      • Centro de Interpretación del Camino de Santiago Ultreia:
        Ultreia es un innovador centro que profundiza en el origen medieval del Camino de Santiago y su importancia en el desarrollo de la ciudad de Pamplona. A través de diferentes paneles interactivos e innovadoras experiencias audiovisuales, es posible conocer cómo vivían los peregrinos en la Edad Media, qué comían, cómo se vestían o qué problemas afrontaban durante su Camino. Además, todo el contenido del centro es
        accesible para personas con diferentes discapacidades y está disponible en castellano, euskera, inglés y francés.
        Horarios:
        Temporada baja (del 2 de enero al 15 de marzo, ambos incluidos; y del 29 de octubre al
        31 de diciembre): De martes a sábado de 11:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:00 horas.
        Domingo de 10:00 a 14:00 horas.
        Temporada alta (Del 16 de marzo al 28 de octubre ambos incluidos): De martes a sábado
        de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas. Domingo de 10:00 a 14:00 horas.
      • Iglesia de San Lorenzo:
        Este templo, que el peregrino encuentra en un extremo de la calle Mayor, resulta de interés principalmente porque en su interior se encuentra la capilla de San Fermín, el santo por el que los pamploneses sienten mayor devoción y al que dedican sus famosas fiestas.
      • Parques de la Taconera y Vuelta del Castillo:
        Antes de abandonar Pamplona, el Camino bordea los históricos jardines de la Taconera, que datan de 1830 y albergan diferentes especies tanto vegetales como animales, y atraviesa el parque de la Vuelta del Castillo. Se trata de una espaciosa zona verde que
        rodea la Ciudadela, fortaleza militar del siglo XVII declarada Bien de Interés Cultural y Patrimonio Histórico de España y considerada uno de los mejores ejemplos de arquitectura
        militar renacentista.

    Los monumentos

    Catedral de Pamplona

    Construida sobre una románica durante el siglo XIV y XV. La fachada neoclásica es de Ventura Rodríguez. En una de las torres está la campana María, la segunda más grande de España con un peso aproximado de 12 toneladas.

    Perfil de la etapa 3: Etapa de Zubiri a Pamplona/Iruña del Albergues

    Etapa 3 por Somport: Etapa de Arrés a Ruesta

    Los albergues

    Información sobre la etapa 3 por Somport: Etapa de Arrés a Ruesta

    De las frondosas laderas del monte Samitier se desciende a un mar de cereal surcado por pistas agrícolas y que convive junto a un paisaje de badlands y barrancos formados por la erosión del agua. El itinerario descarta el paso por la localidad de Martes y, ya en la provincia de Zaragoza, hace lo propio con Mianos para dirigirse a Artieda. Desde aquí, por una pista agrícola, carretera y una senda sombría a orillas del embalse de Yesa se accede a Ruesta.

    El itinerario

  • Km 0. Arrés (Albergue. Bar)

  • Con las primeras luces del día nos despedimos de Arrés por una senda pedregosa rodeada de boj que desciende hasta una pista. Ésta rodea las plantaciones de cereal y termina girando noventa grados a la izquierda para recuperar el rumbo oeste. Unos veinte minutos después nos encontramos a pie de pista con un complejo agropecuario y de turismo rural conocido por la Pardina del Solano (Km 3,7). Seguimos de frente y, kilómetro y medio más adelante, dejamos a mano izquierda un desvío que lleva al pueblo de Martes . Continuamos por la pista y fijando la vista en las curiosas estructuras geológicas, conocidas como badlands, que afloran en las márgenes del camino. Dejamos la pista de concentración al cruzar la carretera que se dirige a Martes (Km 7).

    Giramos a la izquierda para ganar una pequeña loma y tomamos un desvío a mano derecha que nos planta de nuevo en otra pista de concentración. Traspasado el límite entre las provincias de Huesca y la entrante Zaragoza, accedemos al barranco de Sobresechos. Su cauce ya no supone ningún problema gracias a la pasarela construida en 2010 (Km 10,3). Tras el barranco nos encontramos pronto con otro curso de agua que baja por el barranco Calcones. Una vez superado por otra pasarela similar afrontamos una corta subida y ya por terreno favorable enlazamos con una pista asfaltada. Ésta conduce a Mianos, el primer pueblo que se divisa. Más adelante acabamos dejando la brea y, sin seguir hacia Mianos, cogemos un camino a mano derecha en dirección a Artieda (Km 13,4).

    Un incómodo tramo de sube y baja llega hasta la carretera que conduce hasta los pies de Artieda. El que decida terminar aquí la etapa debe subir hasta el centro del pueblo, donde se encuentra el albergue. Para continuar hacia Ruesta no es necesario subir a Artieda, aunque merece la pena el esfuerzo para tomarse un respiro y reponer fuerzas. Ya no encontraremos más localidades en los once kilómetros que restan de etapa.

  • Km 17,6. Artieda (Albergue. Bar)

  • Habiendo subido o no, junto al desvío de Artieda cogemos una pista a mano derecha. Pasados trescientos metros gira a la izquierda y nos lleva hasta la A-1601 (Km 20,4), carretera que seguimos hacia la izquierda y que nos acompañará durante cuatro kilómetros. Unos cientos de metros después del punto kilométrico número 6 dejamos la carretera por la izquierda para tomar una senda que sube hasta un campo de cereal (Km 24,4).

    Bordeamos el terreno y cruzamos la carretera para internarnos por un robledal que nos regala, por fin, un poco de sombra. En algunos puntos, entre el verde matorral se puede distinguir el increíble color del embalse de Yesa . Sin referencias, el final parece no llegar nunca. Al salir a un claro, dejamos a mano derecha la ermita románica de San Juan, en ruinas y cubierta por una estructura metálica. Un esfuerzo más y subimos hasta la carretera para entrar en Ruesta tras el p.k 10.

  • Km 28,7. Ruesta (Albergue. Bar)

  • Las dificultades

    • Ausencia de sombras:
      De los casi 29 kilómetros que tiene la tercera etapa, sólo los cuatro finales permiten cobijarse del sol. En los meses estivales más vale madrugar, llenar bien la cantimplora e hidratarse, aplicarse crema solar y cubrirse la cabeza con algún sombrero o pañuelo.

    Observaciones

    • Se puede hacer una etapa asequible de 18 kilómetros hasta Artieda, donde hay albergue de peregrinos. Permiten el pago con tarjeta.

    Qué ver, qué hacer

    • ARTIEDA:
      Ya en la provincia de Zaragoza, Artieda se sitúa a 650 metros de altitud sobre una colina dominante. Un vistazo de la localidad con un mapa satélite muestra una Artieda planificada en forma de concha de caracol, dotada de un claro carácter defensivo. Se buscó este emplazamiento en el siglo XII o XIII para reconstruir la nueva Artieda, ya que el núcleo primitivo, asentado más abajo en la ribera del Aragón, fue destruido por una invasión. Con ella también se perdió la antigua iglesia de Santa María, cuyas propiedades habían sido donadas al monasterio de San Salvador de Leyre y, más tarde, al hospital de Santa Cristina de Somport.

      • Iglesia de San Martín:
        El cuerpo y el ábside semicircular son románicos. El pórtico, la portada y la torre corresponden a otras etapas constructivas de los siglos XVI y XVII. La capilla de Nuestra Señora del Rosario es del siglo XVI, al igual que la imagen del Cristo que guarda. Además de la iglesia destacan en el casco urbano dos edificios civiles: el palacio de los Pagos y la casa del Hospital.

    • RUESTA:
      Las aguas del río Aragón, río Esca y río Regal fueron represadas definitivamente en 1959 al inaugurarse el embalse de Yesa. Esta obra hidráulica anegó 2.400 hectáreas, gran parte de ellas de explotación agrícola. Los habitantes de tres localidades zaragozanas, entre ellos los de Ruesta, tuvieron que abandonar su pueblo debido a la pérdida de sus tierras y en definitiva al único medio de vida posible que les ofrecía su tierra natal. Visitar Ruesta es comparable a una clase de historia. El paisaje de viviendas abandonadas y conquistadas por la hiedra evocan tiempos pasados de una Ruesta integrada en el Reino de Aragón, de una Ruesta fronteriza poblada por judíos y cristianos y dedicada al comercio y cobro de impuestos por el tráfico de mercancías que entraban y salían del Reino.

      En el año 1988 Ruesta comienza a resurgir. La Confederación Hidrográfica del Ebro cedió el uso del pueblo a la Confederación General de Trabajo de Aragón con el fin de que se encargara de la recuperación de este núcleo, un hito más en la historia de las peregrinaciones.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 3 por Somport: Etapa de Arrés a Ruesta del Albergues

    Etapa 4: Etapa de Pamplona/Iruña a Puente la Reina/Gares

    Los albergues

    Información sobre la etapa 4: Etapa de Pamplona/Iruña a Puente la Reina/Gares

    Traspasada la ciudad, junto al pequeño río Sadar, el itinerario atraviesa la Cendea de Cizur entre terrenos cerealistas y alcanza las alturas de la sierra del Perdón, una barrera natural entre la Cuenca de Pamplona y Valdizarbe.
    En el descenso, Uterga y Muruzábal ceden el paso a Obanos, donde ya se unen muchos peregrinos venidos desde el Somport y que actúa como trampolín de Puente la Reina, población indisoluble del peregrinaje a Santiago.

    El itinerario

  • Km 0. Pamplona (Todos los Servicios)

  • Dos docenas de kilómetros separan Pamplona de Puente la Reina. Descendiendo la calle de Curia hasta Mercaderes, la de la famosa curva de los encierros de San Fermín, llegamos hasta la plaza Consistorial. La fachada del Ayuntamiento, mezcla barroca y neoclásica, fue construida en 1752. Continuamos por San Saturnino y recorremos de punta a punta la calle Mayor. Tras un paso peatonal avanzamos hasta la avenida del Ejército y entramos en la Vuelta del Castillo, hermoso parque crecido en torno al baluarte defensivo de la Ciudadela.

    Más adelante, la señalización obliga a dejar la zona verde para acceder a la calle Fuente del Hierro, que cruza la avenida Sancho el Fuerte y baja hasta la Universidad de Navarra. Se abandona la institución privada por el puente de Acella sobre el río Sadar (Km 3). Por un andadero, tras dos kilómetros, se llega en ligera pendiente hasta Cizur Menor, población de la Cendea de Cizur. Cendea es un término utilizado en Navarra para designar al conjunto de varios pueblos que componen un sólo ayuntamiento.

  • Km 5. Cizur Menor (Albergues. Bares. Tienda)

  • A la entrada, a mano izquierda, se encuentra la iglesia de San Miguel y a la derecha, más alejada, la parroquial de San Emeterio y San Celedonio. Dejamos Cizur entre adosados y unifamiliares, fruto del colapso urbanístico de las ciudades y las ansias de huida a lugares más tranquilos. Drásticamente, los campos de cereal y las pistas de concentración se apoderan del paisaje y comenzamos a ganar altura con sosiego. Llegaremos hasta una pequeña balsa de agua en el lugar de Guenduláin, antiguo señorío despoblado – a la derecha del Camino – formado por el palacio y la iglesia (Km 9). Un par de kilómetros más arriba está Zariquiegui, última población de la Cendea de Cizur en el Camino de Santiago.

  • Km 11. Zariquiegui (Albergues. Tienda)

  • A la entrada nos recibe el porte geométrico y grandioso de San Andrés, templo que aún conserva una sobria portada románica. Entre algún destello de casas blasonadas acometemos la última parte de la subida. Dejamos las pistas y tomamos un sendero más interesante que se abre paso entre boj y espinos. Llegaremos hasta la fuente de Gambellacos, conocida comúnmente con el nombre de la Reniega.
    La leyenda cuenta que en este lugar, el diablo ofreció agua a un peregrino sediento a cambio de que renegara de Dios, la Virgen y Santiago. El peregrino, medio moribundo, despreció la bebida y rezó hasta que el demonio se fue y apareció la fuente que le sació. Saciados también nosotros, dedicamos el último esfuerzo hasta el alto de la Sierra del Perdón, barrera natural entre la Cuenca de Pamplona y Valdizarbe.

  • Km 13,4. Alto del Perdón (Bar ambulante de 8:00 a 16:00. Del 1 de abril al 31 de octubre)

  • Es un buen lugar para soltar la mochila, comer algo y hacerse unas fotos junto a la original obra realizada en chapa por el artista Vicente Galbete, que muestra una caravana de peregrinos de distintas épocas representando la evolución del Camino a lo largo de su historia. Bajo el zumbido de los aerogeneradores, después de un merecido descanso, comienza el descenso sobre incómodas piedras sueltas y entre coscojas y encinas. Uterga, primera de Valdizarbe, es la siguiente localidad de nuestro rutómetro.

  • Km 16,8. Uterga (Albergue. Hostal. Bar)

  • Dos kilómetros y setecientos metros más adelante llegamos a Muruzábal.

  • Km 19,5. Muruzábal (Albergues)

  • Atravesamos la calle Esteban Pérez de Tafalla, donde se encuentra la parroquial de San Esteban. En Muruzábal también se puede admirar el palacio barroco del mismo nombre, hoy reconvertido en bodega. Desde Muruzábal es posible desviarse hasta la ermita de Eunate (ver observaciones). Reanudamos la marcha hacia Obanos, que se conquista tras un repecho.

  • Km 21,3. Obanos (Albergue. Bares. Tienda. Consultorio. Farmacia. Cajero)

  • La plaza del Ayuntamiento, junto a la iglesia de San Juan Bautista, ejerce de unión entre los peregrinos que vienen desde Somport y los de Roncesvalles. Pasamos bajo el arco apuntado de la puerta de Obanos y bajamos hasta la carretera, que cruzamos para continuar a la vega del río Robo hasta la entrada de Puente la Reina. Junto a la iglesia de Santiago se cumplen las dos docenas de kilómetros.

  • Km 24. Puente la Reina (Todos los Servicios)

  • Las dificultades

    • Subida al Perdón:
      Desde las afueras de Cizur Menor el perfil es claramente ascendente hasta coronar el alto del Perdón. Tiene repechos duros pero en general se trata de una subida sosegada y cómoda.

    Observaciones

    • En el alto del Perdón hay un bar ambulante que funciona en temporada, desde el 1 de abril al 31 de octubre. Está abierto de 8 a 16 horas. Sirven bocadillos, sándwich calientes y fríos, hamburguesas (también veganas), tostadas, bebidas, helados, etc. Teléfono: 600 358 810.

    • En Muruzábal existe la posibilidad de desviarse hasta la ermita románica de Eunate. Para dirigirse hasta ella, una vez en la calle Esteban Pérez de Tafalla, hay que girar a mano izquierda por la calle Mayor o por la calle Jardín. Se pasa junto al palacio de Muruzábal y se continúa de frente por una pista señalizada. Desde la ermita se sigue por el itinerario del Camino Aragonés hasta el mismo Obanos.

    Qué ver, qué hacer

    • CIZUR MENOR:
      Perteneciente a la Céndea, Cizur es una localidad residencial a las afueras de Pamplona distinguida por sus buenos asadores.

      • Iglesia de San Miguel:
        Bello ejemplo de edificio románico. Esta iglesia formaba parte de un complejo mayor de la Orden Sanjuanista. Restaurada en 1989 es de nave única y conserva su portada románica. Fue cedida a la Orden de Malta en 1998.

    • VALDIZARBE:
      Zona geográfica limítrofe con la Comarca de Pamplona y compuesta por una docena de poblaciones. Cruza este valle tanto la ruta que viene de Roncesvalles como la de Somport. El itinerario del Camino Francés entra en Valdizarbe por Uterga y continúa por Muruzábal y Obanos (donde se juntan el Camino Francés y el Aragonés) para finalizar en Puente la Reina.

    • UTERGA:

      • Iglesia de la Asunción:
        Rodeada de olivos y con atrio porticado a la entrada, la iglesia es gótica y muestra en los capiteles de su portada escenas de la infancia de Jesús.

    • MURUZÁBAL:

      • Iglesia parroquial de San Esteban:
        De transición entre el gótico y el barroco, alberga el retablo de los Santos Juanes, de finales del XV o principios del XVI.

      • Palacio de Muruzábal:
        Palacio barroco de principios del XVIII que fue casa solariega de la familia Pérez de Rada. En la actualidad alberga las bodegas Palacio de Muruzábal que embotella sus propios vinos.

    • OBANOS:
      En el centro de la plaza de los Fueros de Obanos, junto a la iglesia de San Juan Bautista, se juntan los peregrinos que provienen de Roncesvalles con los de Somport. Se ha especulado mucho acerca de si es Obanos o Puente la Reina el punto donde confluían las dos rutas de peregrinación. La señalización oficial sube a Obanos, aunque hay peregrinos que en lugar de acceder a esta población, giran a la izquierda al llegar a la carretera NA-6064 y se dirigen por ella directamente a Puente la Reina.

      Obanos se caracteriza por la belleza de sus calles y de sus casas. Podemos observar una variada arquitectura civil, con elementos góticos en cantería y ladrillo. Destacan así las casas Muzquiz, Zabalegui, Tximonco y Don Fidel.

      • Iglesia de San Juan Bautista:
        Construida en 1912 y restaurada en 2007, esta iglesia reemplazó a una antigua construcción gótica. Del templo gótico mantiene, entre otros elementos, las portadas del siglo XIV, la torre, la pila bautismal y esculturas del retablo del siglo XVII. En la sacristía hay una talla románica de la Virgen de Arnotegui.

    • PUENTE LA REINA:
      Su puente románico sobre el río Arga, mandado construir para el paso de los peregrinos por la reina Doña Mayor, dio nombre al pueblo.

      • Iglesia del Crucifijo:
        Tras el albergue de los padres Reparadores, la ruta jacobea pasa bajo el porche que une esta iglesia con el convento. Santa María de los Huertos, como se la conocía en sus orígenes, fue edificada a finales del siglo XII. A la nave románica principal se le añadió en el siglo XIV otra gótica, que guarda una talla germana de Jesucristo crucificado. La portada está ricamente decorada con diversos motivos.

      • Iglesia de Santiago:
        Al recorrer la calle Mayor es imposible no prestar atención en su torre, que parece tocar el cielo. Se construyó a finales del XII pero su aspecto lo fraguó con la remodelación del siglo XVI. Conviene detenerse ante la portada polilobulada que da a la calle Mayor y frente a la talla gótica de Santiago Beltza.

    Los monumentos

    Puente románico de Puente la Reina

    Construido en el siglo XI.
    Compuesto por siete arcos de medio punto.
    La reina doña Mayor lo mandó construir para facilitar el paso de los peregrinos por el río Arga.

    Perfil de la etapa 4: Etapa de Pamplona/Iruña a Puente la Reina/Gares del Albergues

    Etapa 4 por Somport: Etapa de Ruesta a Sangüesa

    Los albergues

    Información sobre la etapa 4 por Somport: Etapa de Ruesta a Sangüesa

    A la salida, una súbita bajada lleva a cruzar el río Regal para tomar una pista forestal que sube por el monte Fenerol. El esfuerzo es recompensado con unas magníficas vistas del pantano de Yesa, el despoblado de Tiermas y la sierra de Leyre. Una vez arriba, el Camino se deja caer cómodamente hasta Undués de Lerda. Después, sendas y aburridas pistas de concentración se abren paso hasta Sangüesa, último reencuentro con el río Aragón.

    El itinerario

  • Km 0. Ruesta (Albergue. Bar)

  • Sobre el abultado empedrado viario de Ruesta y echando la vista atrás para contemplar la última panorámica de un pueblo del pasado reciente, colonizado por la masa arbórea y que se niega a sucumbir a la ruina y al despoblamiento total, descendemos hasta una pasarela apoyada en pilares de piedra que permite salvar el río Regal. Pasado el camping o, más bien lo que fue de él, ya cerrado, llegamos junto a la ermita de Santiago, templo románico abandonado a su suerte. Al paso por la ermita le toma el testigo una pista forestal, que se encargará de guiar nuestros pasos en la subida al monte Fenerol. No hay pérdida. Sólo hay que prestar atención a un desvío de noventa grados hacia la izquierda que puede pasar desapercibido (Km 2,7).

    Tomado el desvío, la subida contenida se endurece sobremanera. Según vamos ganando altura el bosque queda a nuestros pies y podemos deleitarnos con una bonita panorámica del pantano de Yesa, el despoblado de Tiermas – que al igual que Ruesta fue abandonado forzosamente por sus vecinos cuando construyeron el embalse – y la barrera rocosa de la sierra de Leyre. Alcanzado el alto (Km 6,4) cruzamos una pista asfaltada y seguimos por ella 100 metros a la izquierda. Tomamos entonces el camino ancho que surge a la derecha. La cima navarra de Arangoiti (1.356 mt), al fondo a la derecha y coronada por sus repetidores, domina Leyre. Comenzamos a descender por un terreno abierto donde se entremezcla la vegetación rasa de media montaña con las siembras de cereal. Undúes de Lerda aún dista cinco kilómetros. Cuando por fin se observa su estampa medieval de tonos terrizos se aviva sin querer el paso. En un punto dejamos la pista y encaramos el descenso a la vaguada por una trocha (los ciclistas deberían continuar por la pista). Tras un tramo de calzada romana se nos exige un peaje para entrar en Undués: un esforzado repecho. El camino hacia el bar y el albergue, hasta la fecha de los mejor preparados del Camino Aragonés, está señalizado.

  • Km 11,3. Undués de Lerda (Albergue. Bar-Tienda)

  • El segundo tramo de la etapa presenta un terreno más favorable. Nos alejamos de Undués por un sendero que se abre paso entre el matorral y que desciende por la cresta de la montaña. Tras cruzar la carretera que se dirige a Undués enlazamos seguidamente con otro camino (propenso a embarrarse) hasta alcanzar el panel informativo nos da la bienvenida a Navarra. Aragón llega a su fin y, según los datos del GPS, ya hemos avanzado 98,8 kilómetros desde Somport (Km 14,6).

    Al frente, al fondo, se sitúa la sierra de Peña con su parque eólico. Más adelante entramos en una pista de concentración que nos acompaña durante cerca de una hora y que, con muchas ganas, abandonamos por la izquierda. Tras un leve cambio de dirección salimos a una pista asfaltada que atraviesa una zona conocida como Llano del Real, salpicada de fincas rústicas. Pasado el puente de la variante entramos en Sangüesa. , agazapada hasta el último momento. Dejamos a mano izquierda la plaza de toros y de frente, por la calle Magdalena, llegamos a la rotonda donde está expuesto el portal de Carajeas, una de las puertas de la muralla del siglo XIII. Seguimos de frente para entrar en la calle Enrique de Labrit, donde se encuentra el albergue.

  • Km 21,8. Sangüesa (Todos los Servicios)

  • Las dificultades

    • Subida al monte Fenerol:
      Realmente son cinco kilómetros por el piso homogéneo de una pista forestal.
      El que empiece a buen ritmo terminará pidiendo la hora antes de alcanzar el alto.

    Observaciones

    • Al llegar a la muga entre Aragón y Navarra, la señalización cambia. Los postes de madera que salpican el trazado en Aragón, los GR 65.3 del Camino de Santiago, son sustituidos en Navarra por unos mojones de piedra remarcados por una concha y una flecha amarilla.

    Qué ver, qué hacer

    • UNDÚES DE LERDA:
      Un camino empedrado con claros visos de calzada romana o simple camino de piedra para facilitar el paso del ganado, como sostiene el ingeniero de Obras Públicas Isaac Moreno, lleva hasta las puertas de Undués de Lerda, última población aragonesa del Camino de Santiago. Pertenece a la comarca de las Cinco Villas y se asienta sobre la sierra de Sarda, en la depresión prepirenaica de la Val d’Onsella. El núcleo más antiguo se arremolina en torno a la iglesia de San Martín del siglo XVI. Destacan también el edificio del Ayuntamiento del siglo XV y dos casas palacio del siglo XVIII. El antiguo albergue de peregrinos es un antiguo palacio de finales del XV completamente rehabilitado en 1994.

    • SANGÜESA:
      Después de Jaca, Sangüesa es la segunda localidad en número de habitantes (más de 5.000), del Camino Aragonés. Pertenece al partido judicial de Aoiz desde el siglo XIX pero fue capital de una de las cinco merindades históricas que conformaban Navarra. El primer burgo de Sangüesa hay que buscarlo donde hoy se encuentra Rocaforte, localidad también de paso hacia Santiago y situada al otro lado del río Aragón. En el año 1090, Sancho Ramírez, rey de Aragón y Pamplona, otorgó a ese primer burgo el fuero de Jaca para favorecer la repoblación. Treinta y dos años más tarde, en el año 1122, el también rey de Aragón y Pamplona, Alfonso I el Batallador, extendió ese fuero al burgo nuevo de Sangüesa, que comenzaba a crecer a orillas del río. Como tantas otras localidades del Camino, creció y se constituyó al paso de los peregrinos que atravesaban, como ahora, la rúa Mayor. El viajero moderno encontrará en Sangüesa todos los servicios que hubiera podido echar en falta desde Jaca.

      • Iglesia de Santa María la Real:
        Situada en la calle Mayor, junto al puente sobre el río Aragón, Santa María la Real es la niña bonita de Sangüesa y su portada un destacado referente del románico español. El cuerpo está formado por tres naves de tres tramos cada una y por una cabecera de tres ábsides. La torre octogonal es de estilo gótico y fue reformada en el siglo XX. La popular portada está completamente cubierta de esculturas realizadas por los maestros Leodegarius y San Juan de la Peña. Entre las muchas escenas representadas se dan cita el Génesis, la vida y Resurrección de Jesucristo y el Juicio Final, que ocupa el tímpano.

      • Iglesia de San Salvador:
        Fue construida a finales del siglo XIII en estilo gótico. La portada es posterior, del siglo XVI, y representa el Juicio Final. Los muros interiores fueron cubiertos con cal blanca a finales del siglo XVIII y esconden pinturas góticas que esperan ser recuperadas.

      • Iglesia de Santiago:
        Declarada Monumento Histórico Artístico en 1977, se trata de una construcción con elementos románicos y góticos de los siglos XII y XIII. En el tímpano de la portada, del siglo XVII, está representado Santiago flanqueado por dos peregrinos. A su vez, el interior guarda una imagen de Santiago peregrino del siglo XIV.

    Los monumentos

    Monasterio de San Salvador de Leire

    Su estructura corresponde a la primera mitad del siglo XI.
    Habitado por monjes benedictinos.

    Perfil de la etapa 4 por Somport: Etapa de Ruesta a Sangüesa del Albergues

    Etapa 5: Etapa de Puente la Reina/Gares a Estella/Lizarra

    Los albergues

    Información sobre la etapa 5: Etapa de Puente la Reina/Gares a Estella/Lizarra

    Un amanecer rojizo sobre la calle empedrada, el puente románico que sobrevive a los envites del río, paisajes de cereal y viñedos, una senda cargada de peregrinos que avanza hacia un pueblo medieval, una calzada romana, un río de agua salada y un santo benefactor. Todas ellas postales que brinda el Camino a quién despierta y duerme junto a él.

    El itinerario

  • Km 0. Puente la Reina (Todos los Servicios)

  • La gran mayoría habrá pernoctado en los albergues situados a la entrada de Puente la Reina, así que despertamos del sueño por la calle del Crucifijo, pasando bajo el arco que une la iglesia con el convento sanjuanista, y cruzamos la nacional para entrar en la calle Mayor. A la derecha se alza la iglesia de Santiago con su rica portada de principios del siglo XIII. Al final de la calle, el monumental puente románico sobre el Arga que da nombre a esta localidad. Es seguro que fue construido para el paso de los peregrinos, aunque no lo es tanto que fuera ordenado levantar por la reina doña Mayor. Alimentamos a la Historia cruzándolo y giramos a mano izquierda para pasar la nacional y despedir Puente la Reina por Zubiurrutia, el barrio de las monjas donde existe un convento de las Comendadoras del Espíritu Santo. Seguimos durante un par de kilómetros el curso del río Arga por su margen derecha y nos vamos alejando de su cauce para virar provisionalmente hacia el noroeste. El cambio de dirección conlleva afrontar una dura cuesta bajo una mancha de pinar repoblado que muere junto a la A-12, la autovía del Camino. Entramos en la comarca de Val de Mañeru y llegamos al pueblo que da nombre al valle.

  • Km 5,2. Mañeru (Albergues. Casa Rural. Bar. Tienda. Consultorio. Farmacia)

  • Pueblo de vino, Mañeru se atraviesa por su parte más sureña (calle de la Esperanza y plaza de los Fueros) y se abandona por la calle Forzosa. A la salida vemos aparecer en el horizonte una de las postales del Camino. Lo tiene todo: una senda rodeada de cereal y viñedos, transitada por peregrinos, que avanza hacia un pueblo de traza medieval situado sobre una colina. La localidad en cuestión es Cirauqui y para llegar hasta el centro hay que sudar de lo lindo por su entramado de calles empinadas. Por una de las puertas de la antigua muralla se accede a las calles Santa Catalina y Portal y al Ayuntamiento. A un lado de la ruta, tras unas escaleras a mano derecha, está San Román, iglesia de característica portada románica y reminiscencias árabes.

  • Km 7,8. Cirauqui (Albergue. Bar. Tienda. Consultorio. Farmacia. Cajero)

  • Penetramos en el Ayuntamiento por uno de sus arcos, donde suelen dejar un sello para marcar la credencial, y descendemos hasta las afueras del pueblo para pisar un retazo del pasado. Se trata de un tramo de calzada romana y un puente de la misma época, transformado en el siglo XVIII, que cruza las aguas de la regata de Iguste. Tras un merendero viene otro puente carente de comentarios históricos que permite el paso seguro sobre la autovía A-12. La jornada continúa por pista o sobre restos intermitentes de calzada y un puente de un solo arco sobre la regata Dorrondoa (Km 9,4).

    Dos kilómetros más adelante nos presentamos en una carretera local, pasamos bajo el viaducto del canal de Alloz, construido en 1939, y acabamos en la orilla del río Salado. El Codex Calixtinus del siglo XII se despacha con saña: “por el lugar llamado Lorca, por la zona oriental, discurre el río llamado Salado: ¡cuidado con beber en él, ni tú ni tu caballo, pues es un río mortífero!” (Km 12,1). Se salvan las aguas, sí ricas en sales pero no letales, por el puente medieval de arcos ojivales y dejamos el río y la poesía para afrontar un exigente kilómetro hasta Lorca, localidad del valle de Yerri.

  • Km 13,3. Lorca (Albergue. Bar. Tienda)

  • A la entrada nos recibe el prominente ábside de la iglesia de San Salvador. La calle Mayor nos guía de punta a punta y a las afueras nuestro itinerario coincide un trecho con el de un sendero local que se dirige a la cruz de Maurien. Siempre por pistas de concentración llegamos hasta un paso subterráneo bajo la autovía y desembocamos en Villatuerta. Son las urbanizaciones de nueva construcción las que dibujan la dirección a seguir hasta el puente románico del río Iranzu, que divide esta parte más nueva con el núcleo más histórico.

  • Km 17,8. Villatuerta (Albergue. Bares. Tiendas. Consultorio. Farmacia. Cajero)

  • Por la rúa Nueva, junto a la casa consistorial, subimos hasta la plaza donde se encuentra la iglesia gótica de la Anunciación, con porte de catedral. En el patio de entrada hay una imagen de San Veremundo, patrón de Villatuerta y gran benefactor del Camino de Santiago como sus coetáneos Santo Domingo de la Calzada y San Juan de Ortega. Por la calle Camino de Estella proseguimos la andada hacia la silueta de la ermita de San Miguel.

    Ésta se deja a mano izquierda y se desciende hasta un merendero al pie de la NA-132. Trágicamente, en este lugar falleció la peregrina canadiense Mary Catherine. Un hito de piedra coronado por una virgen y una placa la recordarán siempre. Descanse en paz. Salvamos la carretera por un paso subterráneo y bajamos por una senda hasta un puente moderno y abombado sobre el Ega (Km 19,5). El curso de este río nos llevará hasta las puertas y el origen de Estella, la rúa Curtidores, donde se encuentra el servicio de orientación al peregrino Ordoiz, que cede el testigo a la Rúa, donde se localiza el hospital de peregrinos.

  • Km 22. Estella (Todos los Servicios)

  • Las dificultades

    • Toboganes:
      El trazado cuenta con numerosos toboganes pero no tiene un desnivel acusado, ya que oscila entre los 340 metros a orillas del Arga y los 495 a la salida de Lorca. Como repechos importantes se pueden destacar los que acceden a Mañeru, Cirauqui y Lorca.

    Observaciones

    • En Villatuerta, en la plaza Rebote 3, justo después del albergue y junto al ayuntamiento y el frontón, está la Casa Rural 643 km. Tiene una habitación individual, tres habitaciones dobles y una habitación triple. El alojamiento cuenta con lavandería y plancha (5 euros por habitación), cocina de uso gratuito, dos baños separados hombre/mujer, salón de 30 m2, comedor, terraza de 21 m2 y garaje para bicis. El precio por persona son 15 euros. Teléfono: 615 003 690.

    • Servicio de Orientación al Peregrino Ordoiz:
      La fundación Mejorando cada día, en colaboración con el Centro Ordoiz, puso en marcha en abril de 2016 un Servicio de Orientación al Peregrino, que sirve de apoyo al Punto de Orientación Oficial de Estella. El Centro Ordoiz es un centro de rehabilitación psicosocial en el que se atiende a personas con problemas de salud mental. Las personas usuarias del centro, con el fin de desarrollar sus capacidades laborales, así como para sensibilizar a la sociedad sobre sus capacidades y recursos, proporcionan información y asesoramiento sobre albergues y otros recursos de interés para los peregrinos. El centro se encuentra en la calle Curtidores, 33. Abre de abril a septiembre (cierra el mes de agosto) en horario de 9:00 a 17:00 de lunes a viernes.

    Qué ver, qué hacer

    • MAÑERU:

      • Iglesia parroquial de San Pedro:

        Templo neoclásico de finales del siglo XVIII. Su esbelta torre tiene dos partes diferenciadas: la inferior es del XVI y la superior, donde se alojan las campanas, es barroca del XVIII.

    • CIRAUQUI:

      • Iglesia de San Román:
        Es gótica pero aún conserva su elemento más característico: la portada románica del siglo XIII. Es polilobulada y con ausencia de tímpano.

    • VILLATUERTA:

      • Iglesia parroquial de la Anunciación:
        A la salida del pueblo destaca esta construcción gótica que guarda la talla de San Veremundo, patrón de Villatuerta que se saca en procesión cada mes de marzo.

    • ESTELLA:
      En el año 1090 una decisión política del rey Sancho Ramírez (1076-1094) convierte a Estella en una ciudad del Camino de Santiago. A pesar de que la ruta Jacobea no se detenía a orillas del Ega, Sancho Ramírez logra que así sea al otorgar a la nueva Estella (un poblado conocido anteriormente por Lizarra) el fuero, unas normas legales ventajosas sobre todo para los pobladores francos, principales motores del crecimiento económico de las ciudades. Los francos, libres y generalmente dedicados al comercio y la artesanía, fueron expandiéndose por Estella formando nuevos burgos o barrios, como el de San Miguel. En el siglo XII, el auge del Camino y las influencias artísticas europeas que bajaban por él propician una buena etapa constructiva, con ejemplos como el de:

      !Aviso!: San Pedro de la Rúa se encuentra cerrada por obras de restauración. Se prevé que finalicen en Semana Santa de 2012. Más información en el apartado monumentos de la etapa.

      • San Pedro de la Rúa:
        Una escalinata moderna, entre las calles Rúa y San Nicolás, conduce hasta esta iglesia románica del siglo XII. Su portada principal, la septentrional, presenta diez arcos lobulados de influencia árabe y rica ornamentación. El claustro aún conserva dos alas construidas hacia el año 1170. Por desgracia, las otras dos se vinieron abajo con la demolición del castillo de Zalatambor, ordenada por Felipe II en 1572.

      • Palacio de los reyes de Navarra:
        Situado frente a la iglesia de San Pedro. El peregrino pasa junto a este palacio, que tiene una fachada compuesta por una galería de arcos de medio punto y cuatro ventanas de arquillos. En una de las columnas está el famoso capitel del combate entre Roldán y el gigante Ferragut. De residencia de la corona de Navarra ha pasado a albergar el Museo Gustavo de Maeztu, que reúne la obra de este pintor y organiza exposiciones temporales.

      A la entrada del Camino por Estella, en la calle de Curtidores, se puede ver la iglesia del Santo Sepulcro, del románico tardío y el gótico y parroquia hasta el año 1881.

    Los monumentos

    San Pedro de la Rúa de Estella

    Románica del siglo XII.
    Consta de tres naves con ábsides semicirculares.

    Perfil de la etapa 5: Etapa de Puente la Reina/Gares a Estella/Lizarra del Albergues

    Etapa 5 por Somport: Etapa de Sangüesa a Monreal

    Los albergues

    Información sobre la etapa 5 por Somport: Etapa de Sangüesa a Monreal

    Junto a la iglesia de Santa María, testigo mudo del paso de millones de peregrinos a lo largo de la historia, se cruza por última vez el río Aragón para subir a Rocaforte. Entonces, pistas y sendas dibujadas entre las sierras de Aibar y Salajones toman la iniciativa para coronar el primer alto. Tras un breve respiro, se acomete la segunda subida y se desciende hasta el valle de Ibargoiti, cortado por pistas agrícolas que enlazan las poblaciones de Izco, Abínzano y Salinas de Ibargoiti, prólogo de Monreal.

    El itinerario

  • Aviso Importante: El albergue de Izco permanecerá CERRADO durante 2017.

  • Km 0. Sangüesa (Todos los Servicios)

  • Avanzando en línea recta por las calles Enrique de Labrit y Alfonso el Batallador giramos a mano izquierda para tomar la calle Mayor. Tras pasar la portada de Santa María la Real tenemos el último encuentro con el Aragón, río que cruzamos por un puente de finales del XIX que acabó con la estructura del puente románico del siglo XI. A la salida seguimos por la derecha y recorremos unos seiscientos metros por la carretera. Justo hasta el desvío a que se dirige a Rocaforte (ver observaciones en caso de decantarse por la variante de la Foz de Lumbier). Tomamos el desvío para coger en breve un camino que nace junto al arcén derecho y que afronta la colina donde se sitúaRocaforte.

  • Km 2,5. Rocaforte

  • A la entrada de la localidad, una placa jacobea señala las opciones hacia Rocaforte y hacia el Alto de Aibar. Escogemos esta última y continuamos por la derecha para coger una pista que pasa junto a la fuente de San Francisco, donde también se ha habilitado una zona de recreo con merendero y varias barbacoas (Km 3). La pista se abre paso por un terreno abierto, sembrado de campos de cereal, vides y olivos dispersos y bajo el parque eólico de la sierra de Salajones. Sin fuertes repechos, pero en continuo ascenso, se avanza durante seis kilómetros hasta el alto de Aibar, que coronamos tras un túnel (Km 9).

    Una senda trazada sobre la carretera y con vistas al pueblo de Lumbier nos lleva a bajar rápidamente por la ladera de la montaña. Continúa guiándonos entre un pequeño pinar, a cuya salida abrimos un portillo para entrar en una pista. Más adelante, pasado un paso canadiense en la zona del barranco Basobar, la pista curvea y ¡ojo!, porque hay que abandonarla por un portillo de madera que se encuentra a la izquierda (Km 12).

    Por otra pista forestal, con la referencia cercana de una línea de aerogeneradores en la cresta de la sierra, vamos superando el desnivel.
    Un kilómetro después de una nave ganadera alcanzamos los 770 metros de altitud en un alto de la sierra de Izco, la cota más alta de la etapa (Km 15,9).

    Por un pequeño bosque de coníferas bajamos hasta una pista agrícola que conduce a Izco, entrando así en el valle de Ibargoiti. A las puertas de Izco nos recibe un crucero moderno y un panel informativo del valle y sus poblaciones. La señalización lleva hasta la plaza, donde se encuentra el frontón y el albergue de peregrinos (Km 17,8).

  • Km 17,8. Izco (Albergue-Bar-Tienda)

  • A la salida del pueblo proseguimos por otra pista parcelaria, recta y con varias ondulaciones, que llega hasta Abínzano, segundo núcleo habitado del valle.

  • Km 19,8. Abínzano

  • Tras Abínzano, más de lo mismo. Se avanza por la pista durante otra hora más hasta las afueras de Salinas de Ibargoiti. Sin entrar en esta población, cruzamos un puente sobre el río Elorz.

  • Km 24,3. Salinas de Ibargoiti

  • Giramos a la izquierda para continuar brevemente junto al río. Por un reconfortante y último tramo bajo un robledal tupido de arbustos de boj nos presentamos en Monreal. Cruzamos el puente medieval sobre el Elorz y progresamos de frente por la calle Santa Bárbara para girar a la izquierda y subir las escaleras que terminan junto a la puerta del albergue.

  • Km 27,2. Monreal (Albergue. Bar. Tienda. Farmacia. Cajero)

  • Las dificultades

    • Dos altos y ausencia de localidades durante quince kilómetros:
      Desde Rocaforte, el trazado pica ligeramente hacia arriba pero es bastante llevadero. Hay que reseñar que no hay localidades intermedias entre Rocaforte e Izco y que en este tramo sólo encontraremos un par de fuentes, la de San Francisco y otra un kilómetro y medio antes de coronar el alto de Aibar, donde se desvía una ruta de BTT.

    Observaciones

    • La jornada de hoy presenta la alternativa de la Foz de Lumbier.
      Es ligeramente más larga, unos tres kilómetros, aunque algo más suave y permite contemplar el entorno natural de la Foz. En lugar de coger el desvío a Rocaforte, se continúa recto por la carretera en dirección a Liédena. Son 5,8 kilómetros. De Liédena se sigue por la vía verde del antiguo ferrocarril del Irati que serpentea sobre la Foz de Lumbier. Desde el pueblo de Lumbier, la ruta avanza hasta Nardués y Aldunate y tras cruzar la N-240 sube a reencontrarse, antes del pueblo de Izco, con la variante oficial que desciende de la sierra.

    Qué ver, qué hacer

    • ROCAFORTE:
      Situado sobre una colina y a los pies de una gran roca, Rocaforte fue el núcleo primitivo de Sangüesa. A finales del siglo XI Sancho Ramírez le concedió el fuero de Jaca, privilegio que extendió Alfonso I el Batallador en el año 1122 al burgo nuevo (la actual Sangüesa).

      • Fuente de San Francisco:
        A medio kilómetro de Rocaforte, una histórica fuente reformada recuerda la figura de San Francisco de Asís (1181-1226), fundador de la orden Franciscana y que, según la tradición, pasó por este mismo lugar en peregrinación en el año 1213, donde fundó el primer convento de la orden en España. Junto a la fuente se ha construido un merendero y varios fogones.

      • Oratorio de San Bartolomé:
        A la derecha del camino, como a 300 metros de distancia, se encuentra este monasterio de mediados del siglo XIII. Fue habitado por monjes franciscanos que lo abandonaron definitivamente en el siglo XIX.

    • VALLE DE IBARGOITI:
      Este valle surge entre las sierras de Izco e Izaga. El peregrino lo surca a través de las pistas agrícolas que enlazan los pueblos de Izco, Abínzano y Salinas de Ibargoiti. Ésta última población celebra desde hace más de una década el día de la trilla, una exhibición de cómo antaño se trillaba el trigo y se empaquetaba en gavillas.

    • IZCO:
      Pequeño pueblo que, gracias a sus vecinos, adecentó en su tiempo un acogedor albergue para peregrinos. En su término se halló un útil pulimentado de la Edad de Bronce. Durante la Edad Media aparece inscrito en el valle de Aibar predominando la población hidalga. La parroquia de San Martín responde a la sencilla tipología rural de nave única y torre a los pies. De la antigua ermita de Nuestra Señora del Sagrario, utilizada desde 1847 como dependencia del cementerio, procede una talla románica de la Virgen, muy retocada en rostro y manos.

    • MONREAL:
      Escrita en la Edad Media, El Codex Calixtinus, primera guía del Camino de Santiago de la que se tiene constancia, ya nombraba a Monreal como final de etapa en la ruta procedente de Somport. Bajo la sombra de la Higa (1288 metros de altitud) y atravesado de lado a lado por la N-240, Monreal, de Monte Real, ha visto como se han ido apagando algunos de sus servicios debido a la construcción y puesta en marcha de la autovía del Pirineo (A-21).

    • FOZ DE LUMBIER:
      Los peregrinos que elijan la variante alternativa disfrutarán de un recorrido de seis kilómetros por el desfiladero creado por el río Irati y conocido como Foz de Lumbier. Se trata de un trayecto ferroviario recuperado como vía verde y que fue recorrido por el antiguo ferrocarril del Irati. La infraestructura fue creada para el transporte de madera y otras mercancías pero también fueron muchos los pasajeros que se beneficiaron de este trayecto.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 5 por Somport: Etapa de Sangüesa a Monreal del Albergues

    Etapa 6: Etapa de Estella/Lizarra a Torres del Río

    Los albergues

    Información sobre la etapa 6: Etapa de Estella/Lizarra a Torres del Río

    Ante los muros del monasterio de Irache una fuente de agua y vino ofrece el mejor antídoto contra el sinuoso tramo que conduce a Villamayor de Monjardín. A partir de aquí, hasta Los Arcos, los viñedos y olivares son los únicos aliados que evitan caer en los soliloquios producidos por las pistas de concentración y la ausencia de poblaciones intermedias. Desde Los Arcos, población con todos los servicios, existe la alternativa de continuar hasta Torres del Río, depositaria de la iglesia románica del Santo Sepulcro

    El itinerario

  • Km 0. Estella (Todos los Servicios)

  • De frente, por las calles la Rúa, San Nicolás y Camino de Logroño, partimos por los rincones que dieron vida a Estella, poblada por francos gracias al Fuero otorgado por el rey Sancho Ramírez en el 1090. Entre la Rúa y San Nicolás, encontramos a un lado el Palacio de los Reyes de Navarra, del siglo XII y fachada porticada, y al otro la moderna escalinata que conduce a San Pedro de la Rúa, iglesia de bella portada y mejor claustro que parece vencer las leyes de la gravedad. Se sale a la calle de Zalatambor y seguimos de frente tras la rotonda. Después de la gasolinera nos desviamos ligeramente a la derecha y continuamos hasta Ayegui, antiguo señorío eclesiástico que posee su propio ayuntamiento y que se encuentra físicamente ensamblado con Estella.

  • Km 2. Ayegui (Albergue. Bares. Tienda. Farmacia. Cajero)

  • La ruta tradicional desciende hasta la fuente del Vino y el Monasterio de Irache. La pila mana agua y también vino desde 1991 y permite refrescarse antes de llegar al cenobio de Irache, situado bajo Montejurra. Es del siglo XI y reúne todos los estilos posibles aunque hoy se encuentra deshabitado. Al dejarlo atrás llegamos a un punto donde se presentan dos opciones para seguir: la primera, más boscosa y de frente, va por las laderas de Montejurra y pasa por Luquin; la segunda, a la derecha, es la tradicional y visita Azqueta y Villamayor de Monjardín. Ambas variantes se juntan antes de Los Arcos.

    Elegimos la tradicional, que nos lleva a cruzar la N-111 y transitar por un vial de servicio entre el Camping Iratxe y la urbanización del mismo nombre (Km 4). Un túnel da acceso a un camino rodeado por terrenos de labor que más adelante penetra entre masas apretadas de carrascas. La senda se aborta fugazmente para cruzar la carretera de Igúzquiza pero nos acoplamos de nuevo a ella y seguimos hasta Ázqueta, localidad donde vive Pablo Sanz Zudaire, apodado Pablito el de las Varas. Mítico en el Camino, Pablito construye y ofrece desde 1986 varas de avellano a los peregrinos que se acercan hasta su casa.

  • Km 7,4. Ázqueta (Bar. Hospedería)

  • Quién sabe si con un bordón nuevo dejamos Ázqueta y, pasadas unas naves, giramos a la izquierda para ganar la partida al desnivel entre viñedos. Al borde del camino hay un aljibe medieval conocido por la fuente de los Moros, pensado para saciar a los peregrinos medievales. Más adelante se encuentra ya Villamayor de Monjardín.

  • Km 9,2. Villamayor de Monjardín (Albergues. Tienda. Bar)

  • Arriba, en la cumbre del Monjardín, se hallan los restos del castillo de San Esteban de Deyo. En el pueblo destaca la iglesia de San Andrés, románica del siglo XII y con torre barroca del XVIII. Fue restaurada entre 1973 y 1984 y su mayor tesoro es una antigua cruz procesional de plata que ya tiene réplica en la catedral de la localidad polaca de Torun. Villamayor también es famosa por su bodega y son sus propios viñedos los que se encargan de guiarnos por el valle que un día fue conocido como San Esteban de la Solana. Dos kilómetros después llegamos al cruce de la carretera de Urbiola, con fuente para hidratarnos bien y sobrellevar los próximos diez kilómetros sin poblaciones intermedias, a través de largas y monótonas pistas de concentración (Km 11,3). Sin embargo, a un par de kilómetros encontraremos en temporada el bar-remolque de Eduardo. Funciona desde abril de 2014, abre en temporada (telf: 606 851 231) y sirve bebidas frías, bocatas calientes y platos combinados. Unos textos de R. Ábrego animan este tramo solitario. En un panel, uno de ellos nos informa de que en un lugar cercano, en 1873, el general liberal Domingo Moriones y su ejército fueron derrotados por los carlistas (Km 13,3).

    Hora y media después entramos en Los Arcos por el paraje de San Vicente y la calle Mayor. El pueblo conserva gran parte de su legado histórico y los antiguos hospitales de peregrinos de Santa María, Santa Brígida y San Lázaro han pasado el testigo a un buen número de albergues más modernos. Se llega hasta la plaza porticada de Santa María donde se ubica la iglesia del mismo nombre, un monumental edificio en el que se dan cita desde el románico tardío hasta el barroco. La plaza invita al descanso, merecido y necesario para afrontar el tramo final de etapa.

  • Km 21,2. Los Arcos (Todos los Servicios)

  • Traspasamos el portal de Castilla e inmediatamente cruzamos la carretera y el río Odrón. Pasadas las últimas casas de Los Arcos retornamos a otra pista agrícola que avanza en línea recta, paralela a la N-111, durante tres kilómetros. Llegados a este punto, difícil de describir pero señalizado, nos desviamos a mano derecha por una senda (Km 24,8). Proseguimos por ella hasta la regata de San Pedro y la carretera de Sansol, que nos lleva a esta localidad.

  • Km 28. Sansol (Albergue. Casa Rural. Bar. Farmacia)

  • Dejamos Sansol junto a un chalé, ya a la vista de Torres del Río. Un rápido descenso nos sitúa a las puertas de esta población. Cuesta subir por sus empinadas calles y dar con la iglesia del Santo Sepulcro, templo octogonal del siglo XII que mantiene una torre adosada que pudo utilizarse como faro para guiar a los peregrinos que nos precedieron.

  • Km 29. Torres del Río (Albergues. Bar. Tienda. Cajero)

  • Las dificultades

    • Sube y baja hasta Villamayor de Monjardín:
      Es la parte más accidentada. A partir de Villamayor la orografía es muy favorable.

    Observaciones

    • Entre Estella y Logroño hay 49 kilómetros que habitualmente se recorren en dos jornadas. Tenemos la opción de finalizar en Los Arcos, población con todos los servicios y donde en verano, ante la gran afluencia, habilitan el polideportivo para alojar a más peregrinos o continuar la etapa hasta Torres del Río. También una buena alternativa que reflejamos para acortar el trayecto de la etapa que finaliza en Logroño. Torres del Río tiene tres albergues.

    • Fuera de temporada, cuando no funcione el bar-remolque, no hay que confiarse y conviene recoger agua en la fuente que hay dos kilómetros después de Villamayor de Monjardín. Es la última hasta Los Arcos.

    • En Ázqueta Helena Murugarren regenta la Hospedería La Perla Negra. El alojamiento en cama individual son 12 euros. Ofrece cena y desayuno. Teléfono: 627 114 797.

    • En Sansol abrió en 2013 la Casa Rural El Olivo. Está situada en la calle Taconera, 9 y oferta 12 plazas. La habitación individual cuesta 30 euros, la doble 45 euros y la doble con baño 50 euros. Tiene derecho a cocina. Teléfonos: 649 750 815 y 948 64 83 45.

    Qué ver, qué hacer

    • VILLAMAYOR DE MONJARDÍN:

      • Castillo de San Esteban de Deyo:
        Sancho Garcés, un busto suyo lo recuerda en la plaza de Villamayor, ocupó en el año 905 el trono del Reino de Pamplona. Este rey reconquistó tierras cercanas a Pamplona aún en manos de la dinastía musulmana de los Banu Qasi. Una de las plazas ganadas fue Monjardín y su castillo de San Esteban de Deyo. Se cree que en esta fortaleza situada sobre el monte Monjardín está enterrado junto a su único hijo García Sánchez. El castillo comenzó su declive tras la anexión de Navarra por Castilla en el 1512 pero aún conserva la ermita, el aljibe y otras dependencias. Hasta principios del siglo XX también albergó la valiosa cruz procesional de plata que hoy puede verse en la iglesia del pueblo.

      • Iglesia de San Andrés:
        Restaurada entre 1973 y 1984, es románica del siglo XII y su torre es barroca del XVIII. Destaca la portada románica y la puerta de herrajes medievales pero su mayor tesoro es una cruz de plata que ya tiene réplica en la catedral de la localidad polaca de Torun. Gracias al capricho de un obispo de esta ciudad que quedó impactado al verla en una visita a Navarra.

    • LOS ARCOS:
      Los Arcos fue romanizado y su término, se cree, estaba enclavado en la circunscripción militar de la ciudad de Curnonium, citada por Ptolomeo en su Geografía Ibérica. Conquistada por los musulmanes y reconquistada a su vez por el rey Sancho Garcés en el siglo X, Los Arcos recibió el fuero de manos del rey navarro Sancho VI el Sabio en el año 1175. Por aquellas fechas al área dominante de Los Arcos pertenecían los núcleos de Torres del Río, Sansol, Armañanzas, Eregortes y Villanueva. El fuero y la peregrinación a Santiago propició en Los Arcos una época de bonanza: el comienzo de las obras de la iglesia de Santa María, la construcción de hospitales, las ferias y mercados, etc. Durante casi tres siglos, entre 1463 y 1753, Los Arcos fue una población perteneciente al Reino de Castilla.

      • Iglesia de Santa María:
        Tras pasar la plaza de la fruta se gira hacia la plaza de Santa María donde se encuentra esta monumental iglesia. Comenzó a construirse a finales del XII y no paró de reformarse y ampliarse hasta el siglo XIX, circunstancia por la que atesora desde el románico hasta el neoclásico, pasando por el gótico, plateresco y barroco. Merece la portada plateresca, el retablo mayor barroco, el claustro en gótico flamígero y la torre de cuatro cuerpos del XVI. En el camarín del retablo mayor se encuentra la talla de Santa María de los Arcos, Virgen negra de ojos azules.

      • Puerta de Castilla:
        Antigua puerta principal de la muralla medieval. Fue reformada por última vez en el 2007.

    • SANSOL:

      • Iglesia de San Zoilo:
        Algo a desmano para el peregrino ya que la iglesia se encuentra en lo alto del pueblo. Es barroca del XVIII y conserva una talla gótica del XIV. Junto a la torre hay un excelente mirador sobre Torres del Río.

    • TORRES DEL RÍO:

      • Iglesia del Santo Sepulcro:
        La calle Carrera desemboca de bruces con una de las joyas arquitectónicas del Camino: la iglesia del Santo Sepulcro. Su presencia nubla los atributos de la población y de la parroquia de San Andrés del XVI. Monumento Histórico Artístico desde el año 1931, el Santo sepulcro es una construcción románica del siglo XII que destaca por su planta octogonal y bóveda califal de ocho arcos. El altar lo preside una talla románica de madera de Cristo crucificado. La importancia clave de esta iglesia pasó desapercibida hasta principios del siglo XX y fue la autora y viajera americana Goddard King quién reparó en ella durante su peregrinación a Santiago.

      Se puede visitar llamando a Mari Carmen al 626 325 691 entre las 9 y 13 horas y por la tarde entre las 16:30 y las 19:00. La entrada cuesta un euro.

    Los monumentos

    Santa María de los Arcos

    Presenta varios estilos, desde el románico tardío hasta el Barroco.
    Planta de cruz latina de una sola nave.

    Perfil de la etapa 6: Etapa de Estella/Lizarra a Torres del Río del Albergues

    Etapa 6 por Somport: Etapa de Monreal a Puente la Reina-Gares

    Los albergues

    Información sobre la etapa 6 por Somport: Etapa de Monreal a Puente la Reina-Gares

    Larga y dura etapa que, bajo la silueta cónica de la Higa de Monreal, inicia su recorrido por el valle del río Elorz. Una a una, las poblaciones de Yárnoz, Otano, Ezperun y Guerendiáin, van aguardando el paso de los peregrinos que avanzan por las onduladas sendas de la sierra de Alaiz. Después, Tiebas, y Muruarte de Reta ofrecen un merecido descanso antes de llegar a Valdizarbe, comarca que se presenta en Olcoz y baja hasta Enériz y la simbólica ermita de Eunate.
    En la plaza de Obanos, el Camino Aragonés finaliza y se funde con el Camino Francés para continuar juntos el periplo hasta Santiago de Compostela. Aunque hoy parada y fonda en Puente la Reina, faltaría más.

    El itinerario

    Aviso: Ya NO HAY ALBEGUE de peregrinos junto a la ermita de Santa María de Eunate.

  • Km 0. Monreal (Albergue. Bar. Tienda. Farmacia. Cajero)

  • Desde el albergue de Monreal, salimos de frente por el callejón y, pasada la iglesia, giramos a la izquierda por la calle del Burgo para salir de la población. Una vez en campo abierto avanzamos recto. La autovía A-21 queda a nuestra derecha y los campos de cereal, el bosque galería del río Elorz y la Higa, oteándonos desde sus 1288 metros, a nuestra izquierda. El camino va buscando la fértil ribera del río y, tras acompañar su cauce durante un kilómetro, lo cruza y se desvía hacia la izquierda por una pista (Km 2,2). Pronto,la pista se convierte en un camino que se agarra a las laderas de la sierra de Alaiz. La senda conduce junto a Yárnoz.

  • Km 4,3. Yárnoz

  • El último kilómetro recorrido es un anticipo de lo que viene a continuación. La senda se acopla como puede a la cambiante orografía de la sierra. También, tan pronto se abre al valle como penetra en el bosque mediterráneo. De esta guisa pasamos junto a Otano.

  • Km 5,8. Otano

  • Media hora más tarde arribamos al despoblado de Ezperun (Km 7,5), donde lo único visible es la explotación de una cantera y el canal de Navarra, una infraestructura hidráulica que distribuye por la provincia el agua regulada del embalse de Itoiz. En fuerte repecho, seguimos por una pista asfaltada que pasa bajo la cantera y descendemos por un bonito camino resguardado que nos lleva hasta la entrada de Guerendiáin.

  • Km 9,4. Guerendiáin

  • Al dejar esta localidad, de monumentales casas engalanadas con geranios y decorada con múltiples referencias jacobeas, decimos adiós al valle de Elorz. Un largo tramo ‘rompe piernas’ y técnico nos conduce hasta Tiebas y su castillo derruido del siglo XIII.

  • Km 13,2. Tiebas (Albergues. Bar. Panadería)

  • Atravesamos la localidad, dejando a un lado la iglesia de Santa Eufemia. Pasado el campo de fútbol cogemos un camino que circula paralelo a la valla que delimita la autopista AP-15. Al llegar a una rotonda de enlace cruzamos un túnel bajo la autopista para sortear después la carretera N-121. Más adelante, por otro pequeño túnel, esta vez bajo las vías del tren, llegamos a Muruarte de Reta.

  • Km 17,3. Muruarte de Reta

  • Atentos a la señalización, porque antes de llegar a las primeras casas hay que desviarse hacia la izquierda por la pista asfaltada. Siguiendo esta carretera local llegamos a Olcoz y con ello a la comarca de Valdizarbe. Como interés, un vecino de Olcoz ofrece visitas guiadas a la torre de linaje, rehabilitada en 2012. Es de cuatro plantas y data de los siglos XIV y XV. En su interior se encuentra la exposición permanente ‘Eunate-Olcoz: Claves del Camino de Santiago. El tesoro navarro del primer Renacimiento del siglo XII’.

  • Km 18,6. Olcoz (Bar)

  • A la entrada de la población continuamos por la derecha para, en breve, tomar un camino que desciende por una loma y desde el que se obtienen unas buenas vistas de la comarca y el canal de Navarra. Por un pequeño tramo asfaltado y una pista posterior nos presentamos en Enériz, buen sitio también para complacer a una garganta reseca y un estómago vacío.

  • Km 23,2. Enériz (Bar. Tienda. Farmacia)

  • Se continúa por pista hasta que un mojón nos obliga a desviarnos a mano derecha entre los arbustos. Una buena estratagema para avivar el suspense, ya que tras la galería se descubre la silueta de Santa María de Eunate. Ermita románica, de planta octogonal y rodeada por una arquería, cuya originalidad le ha valido buena fama en el Camino de Santiago. El albergue anexo a la ermita dejó su función hospitalaria en otoño de 2012 y desde 2013 la casa acoge actividades del grupo parroquial de Muruzábal (Km 26).

    A un kilómetro de Eunate cruzamos la carretera para subir hasta Obanos. En la plaza de los Fueros de esta localidad, junto a la iglesia de San Juan Bautista, nuestro itinerario se funde con el de los peregrinos que salieron, en su gran mayoría, de San Jean Pied de Port o Roncesvalles.

  • Km 28,3. Obanos (Albergue. Bar. Tienda. Farmacia. Cajero)

  • Tras una hilera de peregrinos bastante más numerosa que de costumbre, salimos de Obanos y bajamos hasta la carretera, que cruzamos para tomar un camino paralelo al río Robo.. En breve llegamos hasta el arcén de la N-111 y a la entrada de Puente la Reina. En el centro de la localidad se cubren los 31,1 km de esta dura etapa.

  • Km 31,1. Puente la Reina (Todos los Servicios)

  • Las dificultades

    • Duro tramo entre Monreal y Tiebas:
      Los primeros 13 kilómetros de la etapa son un continuo sube y baja por las laderas de la sierra de Alaiz. Durante este primer tramo encontraremos fuentes en Yárnoz, Otano y Guerendiáin y bar-restaurante y un par de albergues en Tiebas.

    Observaciones

    Qué ver, qué hacer

    • VALLE DE ELORZ:
      La última etapa recorre los dominios del valle de Elorz, bañado por el río del mismo nombre y acunado al sur por la sierra de Alaiz. El ayuntamiento reside en Noáin pero el Camino de Santiago pasa por otras localidades del valle, como son Yárnoz, Otano, Ezperun y Guerendiáin.

    • YÁRNOZ:

      • Torre medieval: A la derecha del Camino, es el único vestigio de un probable palacio medieval de los siglos XIV o XV. Su propietario fue Martín de Yárnoz, escudero del rey de Navarra Carlos III el Noble (1387-1425).

    • OTANO:
      Al igual que ocurre con Yárnoz, la ruta deja la población de Otano a mano derecha.

      • Iglesia de la Asunción:
        Ampliada en el siglo XVI, aún conserva elementos originales de siglos anteriores, como una ventana abocinada en el presbiterio, una pila bautismal y una talla de la Virgen del siglo XIV.

    • GUERENDIÁIN:
      Situado a 590 metros, es la localidad más alta del valle de Elorz. Pueblo cuidado y decorado con múltiples referencias jacobeas.

      • Iglesia de San Juan Bautista:
        De nave única dividida en tres tramos y bóveda de cañón. Tiene un retablo barroco del siglo XVIII.

    • TIEBAS-MURUARTE DE RETA:
      Aunque perteneció al valle de Elorz, hoy es un municipio de la Comarca de Pamplona. Tiene dos concejos, uno formado por las poblaciones de Tiebas y Campanas y otro por Muruarte de Reta, siguiente población de paso en el Camino de Santiago.

      • Castillo de Tiebas:
        A la entrada de Tiebas se pueden contemplar las ruinas de esta fortaleza del siglo XIII, una de las residencias de los reyes navarros Teobaldo II (1253-1270), Enrique I (1270-1274) y Carlos II (1350-1387). Destruido en 1378, fue abandonado hasta mediados del siglo XV, cuando fue restaurado por la familia Beaumont. A pesar de quedar en manos de esta familia y de su sucesora, la casa de Alba, hasta el siglo XIX, se encuentra en desuso desde la primera mitad del XVII.

      • Iglesia de Santa Eufemia:
        Aunque su construcción se proyectó en el siglo XIII durante el reinado de Teobaldo II de Champaña, no se terminó la obra definitiva hasta el siglo XVI. De estilo gótico, tanto para el exterior como para el interior se aprovecharon elementos del castillo derruido. La talla de Santa Eufemia es del siglo XVII.

    • VALDIZARBE:
      Zona geográfica limítrofe con la Comarca de Pamplona y compuesta por una docena de poblaciones. Cruza este valle tanto la ruta que viene de Roncesvalles como la de Somport. El itinerario del Camino Aragonés entra en Valdizarbe por Olcoz y continúa por Enériz y Obanos (donde se juntan el Camino Francés y el Aragonés) para finalizar en Puente la Reina.

    • OLCOZ:

      • Iglesia de San Miguel: Lo más destacado es su portada, orientada al norte es una réplica, pero vista en espejo, de la que se encuentra en la ermita de Eunate.

    • ENÉRIZ:

      • Iglesia de Santa María Magdalena: Expone en su interior un monumental retablo de estilo romanista de finales del XVI o XVII.

    • EUNATE:
      Uno de los símbolos de la ruta jacobea. Fotogénica, solitaria junto a los campos de Valdizarbe y de original arquitectura románica: única, de planta octogonal y provista de un patio interior rodeado por una galería de 33 arcos de medio punto, son algunos de los argumentos que le han llevado a ser imagen principal de muchos póster turísticos y portada de numerosas guías y libros relacionados con el Camino de Santiago. Levantada en 1170, su finalidad constructiva es todavía incierta. Algunos estudios aseguran que es obra de la orden del Temple y otros que se alzó como capilla funeraria.

    • OBANOS:
      En el centro de la plaza de los Fueros de Obanos, junto a la iglesia de San Juan Bautista, se juntan los peregrinos que provienen de Roncesvalles con los de Somport. Se ha especulado mucho acerca de si es Obanos o Puente la Reina el punto donde confluían las dos rutas de peregrinación. La señalización oficial sube a Obanos, aunque hay peregrinos que en lugar de acceder a esta población, giran a la izquierda al llegar a la carretera NA-6064 y se dirigen por ella directamente a Puente la Reina.

      Obanos se caracteriza por la belleza de sus calles y de sus casas. Podemos observar una variada arquitectura civil, con elementos góticos y en cantería y ladrillo. Destacan así las casas Muzquiz, Zabalegui, Tximonco y Don Fidel.

      • Iglesia de San Juan Bautista:
        Construida en 1912 y restaurada en 2007, esta iglesia reemplazó a una antigua construcción gótica. Del templo gótico mantiene, entre otros elementos, las portadas del siglo XIV, la torre, la pila bautismal y esculturas del retablo del siglo XVII. En la sacristía hay una talla románica de la Virgen de Arnotegui.

    • PUENTE LA REINA-GARES
      En esta localidad Navarra se unen los caminos que parten de Roncesvalles y de Somport. El puente que da nombre a la villa data del siglo XI. Cruza sobre el río Arga y fue mandado construir para el paso de los peregrinos por la reina Doña Mayor, esposa de Sancho III. La calle Mayor ofrece un hermoso paseo recuperado desde que fue abierta la autovía del Camino que une Pamplona con Logroño. A la localidad ha regresado la tranquilidad y la atmósfera ajena a coches y ruidos de motor.

      • Iglesia del Crucifijo:
        Tras el albergue de los padres Reparadores, la ruta jacobea pasa bajo el porche que une esta iglesia con el convento. Santa María de los Huertos, como se la conocía en sus orígenes, fue edificada a finales del siglo XII. A la nave románica principal se le añadió en el siglo XIV otra gótica, que guarda una talla germana de Jesucristo crucificado. La portada está ricamente decorada con diversos motivos.

      • Iglesia de Santiago:
        Al recorrer la calle Mayor es imposible no prestar atención en su torre, que parece tocar el cielo. Se construyó a finales del XII pero su aspecto lo fraguó con la remodelación del siglo XVI. Conviene detenerse ante la portada polilobulada que da a la calle Mayor y frente a la talla gótica de Santiago Beltza.

    Los monumentos

    Santa María de Eunate

    Peculiar iglesia románica de segunda mitad del siglo XII.
    Es de planta octogonal y está rodeada por un patio surcado de arcos.
    Su origen es incierto aunque los historiadores la relacionan con la orden templaria.

    Perfil de la etapa 6 por Somport: Etapa de Monreal a Puente la Reina-Gares del Albergues

    Etapa 7: Etapa de Torres del Río a Logroño

    Los albergues

    Información sobre la etapa 7: Etapa de Torres del Río a Logroño

    Logroño está cerca, casi al alcance del bordón, pero antes el Camino embauca al peregrino a desplazarse entre barrancos hasta Viana. Se despide Navarra, recorrida de norte a sur y de este a oeste durante 142 kilómetros, y se presenta La Rioja.

    El itinerario

  • Km 0. Torres del Río (Albergues. Bar. Tienda. Cajero)

  • Abandonamos Torres del Río por la parte alta y sus últimas calles dan paso a una pista que a su vez cede ante un camino posterior. Éste termina por endurecerse y emula el trazado de la NA-1110 (antigua N-111), carretera que cruzamos en plena subida para alcanzar la ermita de la Virgen del Poyo (Km 2,7). El santuario, en sillarejo y muy sobrio, fue construido en el XVI y reformado durante el barroco y el siglo XIX.

  • Km 2,7. Virgen del Poyo

  • Bajamos de nuevo a la NA-1110 y la seguimos hasta salir de la curva, donde tomamos un camino que sube hasta una carretera secundaria que va hacia Bargota (Km 3,6). Seguimos de frente por la carretera y la dejamos cien metros después para coger una pista. Gracias a ella podemos descender más cómodos el barranco de Cornava, un desnivel de más de 125 metros fruto de la erosión del agua. No todo es arcilla, aquí crecen pinos de repoblación y algunos frutales, y al fondo del barranco hay parcelas geométricas de viñedos y olivares nutridos por la tierra semiárida.

  • Barranco de Cornava (Bar de Semana Santa a octubre de 8 a 15 horas). Teléfono: 652 183 765.

  • Llegados al fondo de la hoya continuamos entre toboganes y prestando atención a los cruces. Nuestro trazado es calcado al de la NA-1110 y por eso no es de extrañar que terminemos caminando por ella (Km 7,5). Tras un kilómetro de asfalto salimos por la izquierda y proseguimos en paralelo a la vía hasta la entrada de Viana. Avanzamos hasta el centro de la población por las calles El Cristo, La Pila, el portal de la Trinidad, la plaza del Coso, donde está el Balcón de Toros y, finalmente, la calle Mayor, que conduce hasta la plaza de los Fueros. Aquí se dan cita, frente a frente, el Ayuntamiento y la iglesia de Santa María, gótica de soberbias dimensiones y orgullosa de su original portada renacentista.

  • Km 10,5. Viana (Todos los Servicios)

  • Dejamos Viana junto al colegio Ricardo Campano y por una pista entre huertas vamos a cruzar la NA-7220. Más adelante haremos lo propio con la NA-1110 y seguiremos también por pista hasta la ermita de la Virgen de Cuevas (Km 13,3). Si alguien necesita un descanso debe saber que detrás de la ermita hay una agradable zona arbolada con mesas y una fuente. El día pasa entre campos de cultivo y, al llegar a la altura de una señal que indica Observatorio El Bordón, Laguna de las Cañas (Km 14,6), giramos a la derecha para internarnos brevemente en un pinar.

    Después cruzamos la carretera, ojo, y seguimos por el talud junto a otra masa de pinos hasta acercarnos a la papelera del Ebro, donde se encuentra el límite provincial. Navarra, que nos ha acompañado durante 142 kilómetros, cede el turno a La Rioja. Un mojón de piedra con la vieja inscripción -provincia de Logroño- lo confirma (Km 15,9).

    A partir de aquí será un andadero el que nos guíe hasta la capital riojana. Entramos en Logroño por el puente de piedra sobre el Ebro, de 1884 pero construido sobre reformas del primitivo que se levantó en el siglo XI por Santo Domingo de la Calzada y San Juan de Ortega. Tras el vado se pasa la rotonda y se gira a la derecha por la calle Rúa Vieja, donde se encuentra el albergue municipal.

  • Km 20. Logroño (Todos los Servicios)

  • Las dificultades

    • Inicio rompepiernas:
      Los primeros tres kilómetros y medio, hasta cruzar la carretera de Bargota, son un continuo sube y baja bastante molesto, más a comienzo de etapa. El descenso por el barranco de Cornava también carga mucho las piernas.

    • NA-1110:
      Ojo a los cruces de la carretera NA-1110 (antigua N-111). Aunque la densidad de tráfico ha disminuido gracias a la construcción de la autovía, aún es frecuentada por los vecinos de la zona.

    Observaciones

    Qué ver, qué hacer

    • VIANA:
      Viana es el último pueblo de Navarra en el Camino de Santiago. Fundado por Sancho el Fuerte en 1219 mediante la agrupación de pequeñas aldeas con el fin de defender Navarra de Castilla.

      • Ayuntamiento:
        La casa consistorial está situada en la plaza de los Fueros. Se terminó de edificar en 1692 y su fachada responde a los cánones clásicos del barroco francés. En sus portales se encuentra la oficina de turismo. Este punto de información abre, desde Semana Santa hasta el 12 de octubre, de 9 a 14 y de 17 a 19 y cierra los domingos por la tarde. El resto del año abre de 9 a 14 de lunes a sábado.

      • Iglesia de Santa María:
        De soberbias dimensiones, Santa María es gótica. Fue construida entre 1250 y 1312 y ampliada entre el siglo XVI y XVIII. La portada de la epístola, la de la calle Mayor y junto a la que yace la sepultura de César Borgia, es renacentista y sembró precedente de futuras construcciones.

    • LOGROÑO:
      Es la segunda gran ciudad del Camino Francés, a la que debe su desarrollo y crecimiento urbano. Reconquistado el territorio, Sancho el Mayor traza a principios del siglo XI el nuevo itinerario del Camino, que a partir de entonces cruza el Ebro por Logroño. A finales del XI (1095), Alfonso VI de León le concede el Fuero. Logroño es fundamentalmente una ciudad de servicios con una afamada red comercial. Su casco antiguo está repleto de bares (calle Laurel, Mayor, Mercado) y tiendas (Portales) con un buen ambiente hospitalario. El lugar emblemático de Logroño es el Espolón con sus bellos jardines repletos de gente charlando, sin prisa, todos ellos bajo la majestuosa estatua del general Espartero.

      • Puente sobre el Ebro:
        Para entrar en Logroño hay que cruzar el Ebro, el río más caudaloso de la Península Ibérica. Para ello se construyó en el siglo XI un puente, atribuido a Santo Domingo de la Calzada y San Juan de Ortega, en un vado natural del río. En el año 1884 se terminaron las obras que lo reformaron totalmente.

      • Catedral de Santa María la Redonda:
        El día 15 de agosto de 1959 la hasta entonces Iglesia Colegial de “Santa María de la Redonda”, por especial concesión del Papa Juan XXIII, recibió el título de Catedral. La portada es rococó y sus torres gemelas de estilo riojano llevan los nombres de San Pedro y San Pablo.

    Los monumentos

    Catedral de Santa María de la Redonda de Logroño

    Iglesia del siglo XV, ampliada en el XVIII.
    En 1959 recibío el título de catedral.

    Perfil de la etapa 7: Etapa de Torres del Río a Logroño del Albergues

    Etapa 8: Etapa de Logroño a Nájera

    Los albergues

    Información sobre la etapa 8: Etapa de Logroño a Nájera

    El parque de San Miguel y el entorno natural del embalse de la Grajera sellan la estancia en Logroño y abren las puertas al suave paisaje riojano, empapado de vid y árboles frutales. Navarrete, de tradición alfarera, y más adelante Ventosa y el alto de San Antón ceden el testigo al valle del río Najerilla. Aquí se asienta Nájera, plaza codiciada durante la reconquista y dominada por los cerros del Castillo y Malpica.

    El itinerario

    • Km 0. Logroño (Todos los Servicios)

    Como pez fuera del agua, así se siente el peregrino en las grandes urbes del Camino. La capital riojana no es, ni mucho menos, de las peores. La calle Ruavieja enlaza con Barriocepo y ésta nos dirige a la plaza de Santiago, donde se alza la iglesia homónima (con albergue y donde sellan y facilitan la credencial). Más adelante, pasando bajo el arco conocido como Puerta del Camino, llegamos hasta la fuente circular donde nace la calle Marqués de Murrieta. Más de un kilómetro de acera, comercios y peatones nos llevan hasta las vías del tren y trescientos metros más
    adelante, junto a un concesionario de Nissan, giramos a la izquierda para continuar hasta el parque de San Miguel. Entre jardines llegamos hasta el túnel de la circunvalación e inmediatamente al
    paseo – llamado aquí vía verde – que conduce al parque de la Grajera (Km 3,5).

    Un tramo del paseo se encuentra flanqueado por cipreses y recuerda a las imágenes de la Vía Appia, famosa calzada que partía desde el mismísimo foro de la antigua Roma. Tras un área de juegos infantiles y un área deportiva se encuentra el dique del embalse de la Grajera, construido en 1883 sobre una laguna con el fin de acumular el agua del río Iregua y regar las huertas situadas al sur de la capital. Hoy es un entorno recreativo envidiable donde pescar, pasear, merendar o, simplemente,
    descansar (Km 5,8).

    Tras la presa se llega en breve al aula didáctica medioambiental y se traspasan los límites del parque por una pista asfaltada que avanza entre suaves
    lomas pobladas de vid. Dejando a un lado el desvío al campo de golf (Km 8) iniciamos un exigente repecho que nos obsequia con unas magníficas vistas. En primer plano las vides, una masa arbórea rodeando al embalse en segundo término y al fondo Logroño. Con esta formidable vista alcanzamos el alto (Km 9,2) y descendemos hacia
    Navarrete junto a una valla metálica cosida por las cruces que van dejando los peregrinos. La silueta de un toro de Osborne también nos acompaña en la bajada y, ya en el llano, cruzamos finalmente sobre la AP-68 para llegar a las ruinas del hospital de peregrinos de San Juan de Acre, fundado hacia 1185 por Doña María Ramírez. Una recta nos separa de Navarrete, pueblo de alfareros emplazado sobre el cerro Tedeón. La calle La Cruz rodea el casco urbano y sube hasta la iglesia de la Asunción. Navarrete dispone de suficientes establecimientos donde saciar el apetito, que ya aflora tras tres
    horas de marcha.

    • Km 12,7. Navarrete (Todos los Servicios)

    Entramos al pueblo por calle de la Cruz (límite de la antigua muralla) tras cruzar la carretera y tomamos la calle Mayor Baja a la derecha con subida hasta la iglesia. Después tomamos la salida de la población por la calle Arrabal y proseguir de frente por la calle San Roque. Pasado el cementerio, que luce la portada y los ventanales del hospital de San Juan de Acre, tomamos un camino que se arrima a las vides, los olivares y los árboles frutales que pueblan las huertas privadas. El camino muere junto a la Cooperativa Vitivinícola de Sotés, donde cruzamos la carretera que se dirige a Sotés. En esta población se encuentra el albergue San Martín, inaugurado en mayo de 2013.

    • Km 16,1. Desvío a Sotés (Albergue. Bar. Farmacia)

    Tomamos una pista asfaltada que llega al borde de la autovía. Paralelos a la A-12 avanzamos hasta el desvío que lleva a Ventosa (Km 18,1). Aquí tenemos la posibilidad de dirigirnos hacia esta localidad- con albergue y varios bares – o continuar de frente. Escogemos la visita a Ventosa y recorremos el 1,3 kilómetros de pista arcillosa que nos separa de ella.

    • Km 19,4. Ventosa (Albergue. Bares)

    Llegamos así a la LR-341 y el Camino continúa por el arcén sin acceder, paradójicamente, al casco urbano de Ventosa, sobre el que sobresale la iglesia de San Saturnino. En breve, junto a las bodegas Alvia, un camino pedregoso nos guía hacia el alto de San Antón en corta y fácil subida. Desde esta atalaya la vista se despeja y nos muestra el valle del Najerilla, terreno arcilloso cubierto, como no, de sarmientos retorcidos dispuestos en terrazas separadas de monte bajo. La panorámica también descubre Nájera, aparentemente cercana pero realmente distante (Km 21,2).

    Bajamos hasta el paso que salva la N-120 y continuamos hacia un repetidor de telefonía, situado en el Poyo de Roldán, enclave donde tuvo lugar el legendario combate entre Roldán y el gigante Ferragut. También nos sale al paso un guardaviñas, construcción circular que servía de refugio a los agricultores y utilizado por los guardas de campo para custodiar las cosechas (Km 25).

    Nájera sigue sin presentarse y tras una fábrica de áridos cruzamos el río Yalde por un pequeño puente de madera y hormigón (Km 26). Nos alejamos de su cauce y tras kilómetro y medio finalmente, ahora sí, cruzamos la N-120 (mucha precaución) para entrar en Nájera. Sin embargo aún nos quedan dos kilómetros
    de travesía urbana. Pasamos junto al polideportivo y continuamos por las avenidas de Logroño y San Fernando hasta el puente sobre el río Najerilla. Tras cruzarlo hay que torcer a la izquierda y avanzar por el paseo paralelo al río hasta el albergue.

    • Km 29,6. Nájera (Todos los Servicios)

    Las dificultades

    • Alto kilometraje:
      El trayecto de esta etapa es el más largo desde Saint Jean Pied de Port aunque no debe presentar ninguna dificultad a estas alturas del Camino. Los dos altos de la jornada, el posterior al embalse de la Grajera y el de San Antón, son meras tachuelas. Se hace más duro el tramo de suave descenso entre San Antón y el final de etapa, ya que se ve
      Nájera durante dos interminables horas.

    Observaciones

    • Si alguien decide comenzar el Camino de Santiago en Logroño puede conseguir la credencial en el albergue municipal, gestionado por la Asociación de Amigos del Camino de La Rioja y situado en la calle Ruavieja, 32. También puede obtenerse la credencial en la iglesia de Santiago, punto de paso del Camino por la ciudad.
    • El que no vaya a pasar por Ventosa debe rellenar la cantimplora en Navarrete, no hay fuentes entre esta localidad y Nájera.

    Qué ver, qué hacer

    • EMBALSE Y PARQUE DE LA GRAJERA:
      Una vía verde permite al peregrino enlazar cómodamente desde el parque de San Miguel hasta el de la Grajera, acondicionado en torno al embalse construido en 1883, pasatiempo
      de los pescadores deportivos y hábitat de varias especies de anátidas y rapaces propias de las zonas húmedas. El parque se inauguró en 1992 y, además de las zonas de acogida,
      restringida y del propio pantano, tiene un campo de golf.
    • NAVARRETE:
      Pueblo con aspecto de plaza fuerte, de entramado medieval y casas blasonadas asentado sobre el cerro Tedeón. Escenario de múltiples batallas entre castellanos y navarros,
      Alfonso VIII, rey de Castilla, le concedió el Fuero en 1185. Es famoso por sus talleres de cerámica. No en vano, el oficio de alfarero se remonta por estas tierras a la
      prehistoria y, a pesar de haberse convertido en una industria, aún subsisten los pequeños talleres de producción más artesanal. Antes de entrar en Navarrete se encuentra,
      casi a modo de exposición, la planta de lo que fue la iglesia-hospital de peregrinos San Juan de Acre. El hospital fue fundado hacia 1185 por
      Doña María Ramírez y la iglesia de transición entre el románico y el gótico se construyó posteriormente. La portada gótica del hospital se trasladó al cementerio de
      Navarrete y decora hoy la entrada al campo santo. Junto a él está la ermita de la Virgen del Niño Jesús, rehabilitada por la Asociación de Amigos del Camino de La Rioja. En los meses de verano se puede ver en el interior una exposición de fotografía, pintura y cerámica.
    • VENTOSA:
      Pueblo situado entre las vegas de los ríos Iregua y Najerilla.Iglesia de San Saturnino:
      Su torre cuadrada del siglo XVII ofrece la mejor atalaya para recrearse con los rojos campos arcillosos cubiertos de vid que rodean Ventosa. La construcción original data del siglo XVI y de esta época conserva su portada gótica.
    • NÁJERA:
      Situada cerca de un castro romano, su nombre Naxara proviene del árabe y significa “entre las peñas”, Sancho el Mayor la convierte en capital del Reino de Navarra y hace pasar
      por ella el Camino de Santiago. La ciudad gira alrededor del monasterio y la iglesia de Santa María la Real fundada en 1052 por Don García que lo convirtió en panteón familiar.
      Este esbelto templo de tres naves es obra gótica del siglo XV y posee un precioso coro del XVI y distintas tumbas de reyes de Navarra, Castilla y León además de la de Don
      Diego López de Haro, fundador de Bilbao. El claustro de los Caballeros es de estilo plateresco y está dotado de unas preciosas celosías en piedra. En julio se celebran en este
      conjunto monumental las espectaculares Crónicas Najerienses. Nájera es cabecera de su comarca por lo que dispone de amplios servicios y comercios para el peregrino, la comarca
      tiene famosos pelotaris e innumerables fábricas de muebles.

    Los monumentos

    Monasterio de Santa María la Real de Nájera

    Iglesia gótica reconstruida en el siglo XV.
    Compuesta por tres naves con bóveda estrellada y un crucero con bóveda de crucería.

    Perfil de la etapa 8: Etapa de Logroño a Nájera del Albergues

    Etapa 9: Etapa de Nájera a Sto. Domingo de la Calzada

    Los albergues

    Información sobre la etapa 9: Etapa de Nájera a Sto. Domingo de la Calzada

    Hoy, como meta, aguarda la legendaria Santo Domingo de la Calzada, población de La Rioja Alta donde se obró el milagro de la gallina que cantó después de asada. La ruta atraviesa un par de poblaciones: la acogedora Azofra y Cirueña, afeada por una urbanización y un campo de golf que desentonan en el paisaje circundante de cereal, que ya en las proximidades de Castilla roba todas la hectáreas a la vid.

    El itinerario

  • Km 0. Nájera (Todos los Servicios)

  • La situación del albergue municipal, en el extremo occidental de la ciudad, y la caminata urbana del día anterior permiten salir de Nájera con rapidez. La calle del Mercado desemboca junto al monasterio de Santa María la Real, insignia artística de la antigua capital del Reino de Navarra. Fundado en el año 1052, fue reconstruido en el siglo XV en estilo gótico. Del conjunto sobresale el plateresco claustro de los Caballeros. Por el lateral del monumento tomamos la calle Costanilla y abandonamos Nájera por una pista arcillosa. En breve dejamos a un lado una nave agrícola y cruzamos sobre el arroyo de Pozuelos o Valdecañas (Km 1,8).

    Sobre brea y, de nuevo, tierra, llegamos definitivamente a una pista asfaltada (Km 3,8) que conduce directamente hasta Azofra, villa agrícola asentada en la fértil vega del río Tuerto. La mejor prueba de su pasado jacobeo es la fundación, ya en el año 1168, de un hospital y un cementerio para peregrinos.

  • Km 5,7. Azofra (Albergue. Tienda. Bares. Farmacia)

  • El Camino atraviesa Azofra por su calle Mayor, donde se encuentran los servicios. Conviene saber que hasta Cirueña, la próxima localidad con
    algún servicio, restan 9,3 kilómetros. Nos despedimos del pueblo junto a la Real Casona de las Amas, antigua residencia de familia ilustre que ha sido rehabilitada para el turismo. A la salida tomamos un corto tramo de la LR-206 y, al llegar junto a la fuente de los Romeros, nos desviamos a mano izquierda para retomar la jornada por pistas. Pasado más de un kilómetro nos topamos con una picota de mediados del XVI, símbolo de justicia (Km 7,2).

    En los próximos kilómetros el trazado de la etapa se acerca durante algún tramo al de la N-120 y cruza la carretera de Alesanco (Km 8,9). En cuanto al paisaje, los campos de cereal van arañando progresivamente el terreno a la vid, señal de que Castilla está cerca, aunque hasta mañana no daremos el adiós definitivo a La Rioja. Tras un repecho tendido de un kilómetro llegamos junto a un merendero (Km 13), buen lugar para dar cuenta del almuerzo. A escasos diez minutos nos encontramos con un club de golf y un complejo residencial que han construido a las afueras de Cirueña, población a la que llegamos posteriormente.

  • Km 15. Cirueña (Albergues. Bar)

  • El Camino pasa Cirueña de refilón por la calle Barrio Bajero. A la salida nos encontramos con un breve tramo de carretera que lleva hasta otra pista agraria. Tras una suave ondulación se descubre Santo Domingo de la Calzada, donde como un faro vigía despunta la torre barroca de la catedral. El prólogo a Santo Domingo son varios almacenes y naves (Km 19,5). Después seguimos junto a la carretera de acceso que conduce hasta las calles 12 de mayo y Mayor, donde está el ambicioso albergue de peregrinos.

  • Km 21. Santo Domingo de la Calzada (Todos los Servicios)

  • Las dificultades

    • Carente de dificultades:
      Ni el kilometraje ni la orografía de la etapa presentan dificultad alguna. Los casi 9,5 kilómetros que separan Azofra de Cirueña sólo presentan un desnivel positivo de 190 metros, lo que da idea de la suavidad de la jornada.

    Observaciones

    Qué ver, qué hacer

    • AZOFRA:
      Pequeña población, muy hospitalaria con los peregrinos, situada en el valle del Río Tuerto. Sus casas con empaque de hidalguía y escudos nobiliarios se alinean a lo largo de su
      calle Mayor. En la iglesia parroquial de los siglos XVII y XVIII, dedicada a Nuestra Señora de los Ángeles, puede contemplarse una talla de Santiago Peregrino. A pocos kilómetros
      de Azofra se encuentran los monasterios de Suso y Yuso de San Millán de la Cogolla (un desvío a la salida de Azofra permite visitarlos, sobre todo a los ciclistas, dando un buen
      rodeo). Son Patrimonio de la Humanidad y cuna de la lengua castellana con sus Glosas Emilianenses, anotaciones manuscritas escritas en latín, romance y euskera.

    • SANTO DOMINGO DE LA CALZADA:
      Esta ciudad es hija genuina del Camino de Santiago. Fundada por Santo Domingo en 1044, que construyó un puente sobre el río Oja para facilitar el paso a los
      peregrinos, además de una calzada entre Nájera y Redecilla y una hospedería. Sobre el sepulcro del Santo se erigió la catedral, el edificio más emblemático de la villa. La planta
      es románica pero su estilo es gótico y renacentista. En el interior, enfrente del sepulcro del Santo, se encuentra la hornacina donde conviven un gallo y una gallina en recuerdo
      de la leyenda de la gallina que cantó después de asada. A la torre – campanario exento se puede subir tras pagar la correspondiente entrada, pero es una buena opción ya que la
      vista desde arriba merece la pena. Enfrente, el Parador de Turismo conserva en su interior varios elementos del antiguo Hospital de peregrinos. Santo Domingo de la Calzada es
      capital de comarca y tiene numerosas tiendas, bares y restaurantes.

    Los monumentos

    Catedral de Santo Domingo de la Calzada

    Claro ejemplo de transición del románico al gótico.
    Tiene carácter de catedral debido a que en 1232 la ciudad fue nombrada sede episcopal.

    Perfil de la etapa 9: Etapa de Nájera a Sto. Domingo de la Calzada del Albergues

    Etapa 10: Etapa de Sto. Domingo de la Calzada a Belorado

    Los albergues

    Información sobre la etapa 10: Etapa de Sto. Domingo de la Calzada a Belorado

    Pasado Grañón, ya a la vista de Redecilla del Camino, un espigado cartel informativo da la bienvenida a Burgos y Castilla. De ahora en adelante la ruta francesa transitará durante un par de semanas por los dilatados paisajes de la meseta castellana. El objetivo más próximo es Belorado, situado a la sombra de un picacho donde aún permanecen antiguas cuevas de ermitaños y la ruinas de un mítico castillo.

    El itinerario

  • Km 0. Santo Domingo de la Calzada (Todos los Servicios)

  • Un buen zumo, un café y la variada repostería de Santo Domingo de la Calzada, con sus famosos ahorcaditos, permiten afrontar con garantías los últimos kilómetros del Camino en La Rioja y los primeros de Castilla. Las calles Mayor y río Palomarejos llevan junto a la ermita de principios del siglo XX que da acceso al puente sobre el río Oja, de casi 150 metros de longitud y sustentado por 16 arcos. Del primitivo vado que construyó Santo Domingo hoy sólo queda el enclave, ya que su estructura actual es de mediados
    del XVIII y del XX. Tras cruzarlo nos desviamos por pista para cruzar la LR-201. Seiscientos metros después hacemos lo propio con un ramal de la N-120
    (Km 1,7).

    Continuamos paralelos a la carretera Nacional durante varios kilómetros hasta girar a mano izquierda y dirigirnos a Grañón, último pueblo riojano. ¡Si vamos al albergue situado junto a la ermita de Carrasquedo tendremos que tomar un desvío antes de llegar a Grañón!. Tiendas y
    bares se encuentran arremolinadas en torno a la calle Mayor. Aquí, en el número 16, Ernesto Díaz acoge peregrinos en su casa (ver apartado observaciones). El albergue parroquial está en la iglesia de San Juan Bautista

  • Km 6,8. Grañón (Albergue. Bares. Tienda. Farmacia. Consultorio. Cajero. Albergue también junto a la ermita de Carrasquedo.)

  • A la salida de Grañón nos reencontramos de nuevo con las pistas de concentración parcelaria que surcan el cereal, aliviadas en su planificada monotonía por las hileras de chopos que crecen a la vera de ríos y arroyos. Dos kilómetros más adelante, un panel informativo espigado da la bienvenida a Castilla y León, Comunidad que nos acompañará durante las próximas dos semanas
    (Km 8,8). Ya estamos en la provincia de Burgos y, antes de poner pie en Galicia, aún atravesaremos Palencia y León. Desde el panel ya se divisa Redecilla del Camino, primer pueblo castellano al que llegamos tras superar una larga recta y cruzar la N-120.

  • Km 10,7. Redecilla del Camino (Albergue. Bar. Tienda)

  • A la entrada de la localidad hay un rollo jurisdiccional y una oficina de turismo donde ofrecen amplia información del Camino de Santiago a su paso por Castilla y León. En la calle Mayor, la iglesia parroquial de la Virgen de la Calle cobija una interesante pila bautismal del siglo XII. A la salida de Redecilla cruzamos de nuevo la N-120 y después sobre el río Reláchigo, camino de la siguiente localidad:

  • Km 12,4. Castildelgado (Albergue. Hostal. Bar. Tienda)

  • La abordamos por la calle El Cristo y la calle Mayor hasta la plaza Mayor, donde están la iglesia de San Pedro y la ermita barroca de Santa María del Campo). Dejamos Castildelgado por la calle Camino de la Cuesta y por pista paralela a la Nacional y asfalto llegamos hasta Vitoria de Rioja, donde hacia el año 1020
    nació Santo Domingo de la Calzada.

  • Km 14,3. Viloria de Rioja (Albergues)

  • Ponemos tierra de por medio hasta enlazar con la incombustible pista pegada a la carretera Nacional (Km 15,5). Por ella seguimos hasta Villamayor del Río. A la entrada hay un pequeño parque y una zona de descanso donde reponer calorías para el tramo final de la etapa.

  • Km 17,8. Villamayor del Río (Albergue. Bar)

  • Salimos por la calle Real y tomamos de nuevo la pista para avanzar de un tirón hasta el centro de Belorado.

  • Km 22,7. Belorado (Todos los Servicios)

  • Las dificultades

    • Varios cruces de la N-120:
      A la salida de Santo Domingo de la Calzada, en Redecilla del Camino y a la entrada de Belorado el trazado de la etapa cruza la N-120. En Belorado el cruce se encuentra a la salida de una curva y es especialmente peligroso.

    Observaciones

    Qué ver, qué hacer

    • GRAÑÓN:
      Grañón es el último pueblo de La Rioja antes de entrar en Burgos, lugar fronterizo en sus tiempos del Reino de Navarra y del Condado de Castilla. Se encuentra asentado al noroeste
      del cerro de Mirabel y se formó alrededor de un castillo cuyas primeras menciones se remontan al año 885. En el siglo XIX dos vecinos de Grañón y Santo Domingo de la Calzada
      resolvieron las disputas por la era de la Dehesa en un combate a muerte que finalmente ganó Martín García de Grañón. En el lugar se levantó una cruz que aún se conserva y lleva
      por nombre “de los Valientes”. El pueblo mantiene todavía el sistema viario cuadricular de las villas de peregrinación. El monumental templo parroquial del siglo XIV está
      consagrado a San Juan Bautista y en él destaca su valioso retablo. La ermita de Nuestra Señora de Carrasquedo, y su entorno de robledales, es otro de los lugares dignos de
      visitar en Grañón. El pueblo dispone de tiendas, bares, un albergue parroquial y otro juvenil.

    • REDECILLA DEL CAMINO:
      Primer pueblo burgalés del Camino. Posee un gran sabor medieval a lo largo de su calle-camino donde encontraremos casas blasonadas con aleros salientes. La pila bautismal, románica
      del siglo XII, situada en la iglesia parroquial de la Virgen de la Calle, es otra joya arquitectónica del Camino. Se trata de una gran copa asentada sobre un haz de ocho columnas.

    • VILORIA DE RIOJA:
      Santo Domingo de la Calzada nació en este pueblo burgalés allá por el mes de mayo del año 1019. Incluso aún se conserva el solar donde creció. En la iglesia de la Asunción hay un retablo del XVII en madera de nogal con la imagen del Santo.

    • BELORADO:
      Importante villa medieval a la sombra de un picacho y bañada por el río Tirón. En lo alto del farallón se encuentran los restos de un castillo del siglo X. La Iglesia de Santa
      María, construida en el siglo XVI, es de estilo renacentista y posee un gran retablo barroco. La de San Pedro, en la plaza, fue renovada en el XVII y destaca por su torre
      campanario. Fuera del casco urbano se encuentra la ermita de Nuestra Señora de Belén, construida de nuevo en el XVIII tras ser asolada por un incendio. Belorado es famosa por
      sus tiendas y factorías de pieles, tiene un servicio comercial amplio y buenas cafeterías y restaurantes en la Plaza Mayor. Además, es una de las localidades del Camino Francés
      con más albergues para peregrinos.

    Los monumentos

    Pila Bautismal de Redecilla del Camino

    De estilo románico.
    El pedestal está formado por ocho semicolumnas y el conjunto mide más de un metro.
    La copa muestra murallas y torres medievales esculpidas que representan la Jerusalén Celeste.

    Perfil de la etapa 10: Etapa de Sto. Domingo de la Calzada a Belorado del Albergues

    Etapa 11: Etapa de Belorado a Agés

    Los albergues

    Información sobre la etapa 11: Etapa de Belorado a Agés

    La undécima etapa consta de dos partes bien diferenciadas. La primera sirve de calentamiento y viaja por Tosantos, Villambistia Espinosa del Camino y Villafranca, población donde da comienzo un largo y solitario segundo tramo por los antaño temidos Montes de Oca. Pistas forestales cercadas de robles, pinos y brezos conducen así a San Juan de Ortega, que aparece como un oasis en el desierto, y finalmente a Agés.

    El itinerario

  • Km 0. Belorado (Todos los Servicios)

  • Para salir de Belorado hay que atravesar la calle Hipólito López Bernal y la avenida Camino de Santiago para cruzar posteriormente la N-120 y el río Tirón el por un puente peatonal de madera (Km 1,1). Paralelo a éste se encuentra el puente de piedra conocido como El Canto. Por una pista separada de la N-120 por el cauce del Retorto, afluente del Tirón, avanzamos cómodamente hasta el Tosantos. Justo antes de llegar hay un área de descanso con varias mesas y barbacoas.

  • Km 4,7. Tosantos (Albergue. Bar)

  • Al cruzar la población se puede apreciar, al otro lado de la N-120, la ermita de la Virgen de la Peña, enclavada en un escarpe rocoso. Desde Tosantos un corto tramo nos acerca hasta la siguiente población: Villambistia

  • Km 6,6. Villambistia (Albergue. Bar)

  • Nos recibe la parroquial de San Esteban, del siglo XVII. Una leyenda atribuye poderes al agua que mana de la fuente de cuatro caños. Asegura que para recuperar la vitalidad y acabar con el cansancio no hay nada mejor que remojar la cabeza en ella. Pasado Villambistia, sin nada más que reseñar, nos dirigimos hacia Espinosa del Camino, a la que llegamos tras sortear la N-120.

  • Km 8,2. Espinosa del Camino (Albergue. Bar)

  • A la salida el perfil de la pista se recrudece un poco y llega hasta las ruinas del monasterio mozárabe de San Félix, donde la tradición sitúa los restos mortales del Conde Diego Rodríguez Porcelos, fundador de Burgos (Km 10). Pasadas la ruinas, el itinerario gira hacia la izquierda en busca del arcén de la Nacional, que nos conduce hasta Villafranca Montes de Oca.

  • Km 11,7. Villafranca Montes de Oca (Albergues. Hotel. Bar. Tienda)

  • Desde esta población hasta San Juan de Ortega median 12 kilómetros o casi tres horas de caminata, así que es recomendable detenerse a almorzar o hacer acopio de comida para la travesía de los Montes de Oca. Antaño constituyeron un lugar arriesgado donde los peligros aguardaban tras cada matorral, en cambio, hoy, a pesar de tratarse de un tramo muy solitario, ofrecen naturaleza y paz. Dejamos la N-120, subimos junto a la iglesia de Santiago – guarda una talla barroca del Apóstol – y pasamos junto al que fue el hospital de la Reina o de San Antonio Abad. El inicio es empinado y conviene tomárselo con calma. El calvario continúa hasta llegar a un mirador sobre las sierras de la Demanda y San Millán y a la fuente de Mojapán, donde la subida comienza a suavizarse (Km 13).

    Rodeada de robles, enebros y brezos, la pista continúa su ascenso, primero hasta un repetidor y después hacia un monumento a los caídos durante la Guerra Civil (Km 15,2). Acto seguido la pista desciende como un tobogán hasta el cauce de un río para afrontar un duro, aunque corto, repecho. La pista de gravilla suelta se convierte a partir de ahora en una amplia pista forestal cercada de pinares repoblados por la que solventamos los restantes siete kilómetros y medio hasta llegar al monasterio de San Juan de Ortega.

  • Km 23,7. San Juan de Ortega (Albergue. Centro de Turismo Rural. Bar)

  • El conjunto de edificios son Bien de Interés Cultural desde 1931 y pertenecen al municipio de Barrios de Colina. El santo burgalés Juan de Ortega (1080-1163) fue discípulo de Santo Domingo de la Calzada y colaboró con él en la construcción de puentes y calzadas antes de viajar a Tierra Santa. A la vuelta edificó en el mismo lugar que nos encontramos una iglesia bajo la advocación de San Nicolás de Bari. Según relata José María Lacarra en el segundo tomo de Las peregrinaciones a Santiago de Compostela: “en su testamento, redactado en 1152 y que se conserva en Ortega como preciosa reliquia, recuerda la edificación de la iglesia de San Nicolás, cómo allí habitaban ladrones y cómo instituyó una comunidad de canónigos regulares de San Agustín”. En el interior de la iglesia hay un capitel románico que recibe la luz que se cuela por una ventana ojival únicamente los días de equinoccio: el 20 de marzo y el 22 de septiembre. En San Juan de Ortega hay bar y albergue parroquial y para los más sibaritas un centro de turismo rural con todas las comodidades.

    Dejamos el conjunto monástico y llegamos a una carretera autonómica donde se alza una cruz de madera. Hay una variante histórica pero apenas transitada que continúa hacia la izquierda por Santovenia de Oca, Zalduendo e Ibeas de Juarros. Seguimos de frente y cogemos el camino que se interna por un pinar silvestre, ya sin pérdida alguna, en dirección a Agés.

  • Km 27,4. Agés (Albergues. Tienda. Bar)

  • Las dificultades

    • Duro, aunque breve, ascenso a la salida de Villafranca de Montes de Oca:

      A la salida de esta población burgalesa comienza la travesía por los Montes de Oca. Al abandonar Villafranca se presentan los mayores desniveles pero comienza a remitir la dureza al llegar a la altura de la fuente de Mojapán.

    • N-120:

      Atención al salir de Belorado y antes de entrar en Espinosa del Camino, ya que hay que cruzar la N-120. Para entrar en Villafranca también hay que circular unos 800 metros por el arcén de la nacional.

    Observaciones

    • Agés tiene varios albergues, bar y en verano de 2010 abrió una tienda de alimentación que da desayunos a partir de las 6 de la mañana.

    • Desde Agés existe, o al menos existía, la posibilidad de acceder en bus a los yacimientos de Atapuerca. Para más seguridad preguntar en el albergue municipal o en el privado. También se puede reservar y solicitar información en el teléfono 902 024 246 de martes a domingo y en los meses de enero y febrero, de lunes a viernes.

    Qué ver, qué hacer

    • TOSANTOS:
      Al otro lado Tosantos y de la N-120 se encuentra la ermita encajada en la roca de Nuestra Señora de la Peña. La iglesia parroquial de este pequeño pueblo cercano a Belorado está
      dedicada a San Esteban.

    • VILLAFRANCA MONTES DE OCA:
      Sus antiguos pobladores fueron de origen franco, de ahí su nombre. Heredera de la romana Auca Austrigona, fue antigua sede episcopal hasta el año 1075. Fue parada importante en el pasado y así
      consta en crónicas medievales. En la iglesia neoclásica de Santiago Apóstol (s. XVIII) se encuentra una pila de agua bendita realizada con la concha más grande del Camino traída desde el
      archipiélago de Filipinas. El hospital de peregrinos San Antonio Abad, hoy restaurado, fue fundado en 1380. Domenico Laffi en su Viaje a Poniente relata las bondades de este lugar. Villafranca es un buen sitio para almorzar antes de iniciar la subida a los Montes de Oca.

    • SAN JUAN DE ORTEGA:
      El santuario está emplazado en plenos Montes de Oca, que antaño eran un lugar propicio para los bandidos que acechaban el Camino. San Juan de Ortega (1080 – 1163) fue el fundador de la iglesia
      y del hospital. Cuando regresó de Jerusalén se convirtió en el más fiel colaborador de Santo Domingo y juntos construyeron hospitales, puentes, calzadas e iglesias al servicio de los peregrinos.
      El sepulcro del Santo es de estilo gótico y la capilla de San Nicolás de Bari (S. XII) es un bello ejemplo románico y tiene planta de cruz griega. El día 21 de marzo y el 22 de septiembre,
      sobre las cinco de la tarde, hora solar, un rayo de luz se filtra por una pequeña ventana y va iluminando durante diez minutos el capitel de la Anunciación. En San Juan de Ortega hay un
      albergue, una taberna y un Centro de Turismo Rural para los más golosos.

    • AGÉS:
      La procedencia del término Agés es confusa. Puede derivar del propio término de origen prerromano que alude a los bienes comunales; del latín Fagege (hayedo o monte de hayas); del vocablo
      árabe Fageg (el que peregrina) o de la palabra en euskera Agista (frontera). Situado en el valle del Vena, su origen poblacional se remonta al año 900, fecha en que pudo repoblarse. Estuvo
      vinculado durante la Edad Media al monasterio de Nájera, el cual se beneficiaba de un tercio de los diezmos. A la salida del pueblo, a la izquierda de la carretera local que conduce a
      Atapuerca, hay un puente románico sobre el río Vena atribuido a San Juan de Ortega. Agés es una localidad tranquila y una buena alternativa a San Juan de Ortega, con bar restaurante y
      varios albergues.

    Los monumentos

    Monasterio de San Juan de Ortega

    De estilo románico y gótico.

    Perfil de la etapa 11: Etapa de Belorado a Agés del Albergues

    Etapa 12: Etapa de Agés a Burgos

    Los albergues

    Información sobre la etapa 12: Etapa de Agés a Burgos

    Desde un alto calizo y pelado, pasado Atapuerca, ya se distingue la primera capital castellana: Burgos. Lanzado hacia ella, el Camino deja atrás el valle del río Pico y se detiene en una bifurcación que
    lleva hasta Villafría o Castañares. Accediendo a esta última se puede esquivar uno de los los pesados accesos a la ciudad tomando el paseo fluvial del río Arlanzón hasta el puente de San Pablo, situado cerca de la catedral.

    El itinerario

  • Km 0. Agés (Albergues. Tienda. Bar)

  • Despedimos Agés dando un último vistazo a su arquitectura tradicional y comenzamos la jornada por el arcén de la carretera que lleva hasta Atapuerca, una isla en el océano del tiempo, como la definen los investigadores que trabajan en los cercanos yacimientos arqueológicos.

  • Km 2,6. Atapuerca (Albergues. Bares. Tienda en temporada)

  • La carretera divide la población en dos y actúa como calle principal. Antes de abandonar el pueblo dejamos el asfalto y nos desviamos a la izquierda por una pista pedregosa. Ésta avanza entre monte bajo y tras dejar atrás
    una explotación agrícola sube sin dificultades – no así para los ciclistas – hasta una gran cruz de madera (Km 4,8).

    Una flecha amarilla en la base del poste nos anima a seguir paralelos a la desvencijada alambrada. Un vértice geodésico – a una altitud de 1077 metros – marca el comienzo del descenso hacia el valle del río Pico. En el fondo más próximo se descubre una cantera y más al fondo la ciudad de Burgos. En la bajada tomamos, a la izquierda, el cruce que se dirige
    hastaVillalval.

  • Km 7. Villalval

  • Con la escena de la iglesia derrumbada salimos del pueblo por una carretera comarcal que nos conduce en breve a Cardeñuela Riopico, que en primavera de 2014 ya contaba con tres albergues de peregrinos.

  • Km 8,6. Cardeñuela Ríopico (Albergues. Bares)

  • Dos kilómetros más adelante llegamos a Orbaneja. En 2013 la localidad estrenó un centro de recepción de peregrinos.

  • Km 10,6. Orbaneja Riopico (Albergue. Bar)

  • Continuamos por la carretera y pasamos sobre la AP-1. En breve, como a doscientos metros y junto a unos unifamiliares, encontramos una doble
    señalización
    . La que índica de frente avanza hacia Villafría y la que se desvía a la izquierda (marcada con pintura con la opción Río) se dirige hasta Castañares (Km 11,6).

    Toca elegir cuál seguir. La de Villafría es más pesada, ya que llegados a esta localidad restan muchos kilómetros hasta la capital al pie de la N-1 y atravesando un paisaje industrial y sumamente urbano. La de Castañares es mejor alternativa. Por ésta giramos a mano izquierda por la pista de tierra y caminamos entre restos de escombreras hasta toparnos con la
    valla del aeropuerto, que establece su perímetro de seguridad (Km 13,2). Pegados a la valla, continuamos hasta el
    mismo Castañares, al pie de la N-120.

  • Km 15,3. Castañares (Bar. Tienda. Información turística en el bar-restaurante Peregrina-T)

  • Desde Castañares, la lógica y la señalización imponen seguir hasta Burgos por el andadero de la N-120, que pasa antes por Villayuda. Sin embargo existe una alternativa mucho más apetitosa que evita la tediosa entrada a la capital. Se trata de tomar el paseo fluvial del río Arlanzón que lleva tranquilamente hasta el mismo centro de Burgos. No es histórica y los puristas del Camino no la apoyan pero va ganando adeptos. Se inicia en un puente peatonal sobre el río burgalés. Si nos asaltan las dudas lo mejor es preguntar a algún vecino de Castañares. Caminando a la vera del río durante más de tres kilómetros llegaremos junto a la playa Fuente del Prior (Km 18,7).

    El mismo paseo nos llevará en unos cuarenta minutos más hasta el puente de San Pablo o puente del Cid, reconocible por las soberbias esculturas medievales que adornan sus pilares (Km 22). Cruzando el puente accedemos a la plaza de El Cid, donde se encuentra la escultura ecuestre de esta figura notable de la Reconquista. Pasada la estatua tomamos el paseo del Espolón para acceder a la
    plaza de la Catedral. Detrás de este monumento cumbre del gótico, en el número 28 de la calle Fernán González, se encuentra el albergue municipal.

  • Km 23. Burgos (Todos los Servicios)

  • Las dificultades

    • Jornada cómoda:
      Los 23 kilómetros son llevaderos y una vez alcanzado el alto, tras Atapuerca, el terreno es favorable.

    Observaciones

    • En la calle Mayor, 23 de Castañares se encuentra el bar-restaurante Peregrina-T. Abrió en octubre de 2014 e informan de las dos variantes para llegar a Burgos desde esta localidad. Dan un plano gratuito que incluye los albergues burgaleses y los puntos de interés turístico de la ciudad del Arlanzón, así como una lista de restaurantes del centro histórico. ¡Cierran los lunes!

    Qué ver, qué hacer

    • ATAPUERCA:
      Este pueblo ha saltado a la fama mundial por ser el escenario de los yacimientos paleolíticos importantes del mundo. Se pueden visitar de forma guiada para contemplar el
      lugar donde vivió el
      Homo antecesor
      hace ya más de un millón de años. En las inmediaciones de Atapuerca tuvo lugar en 1054 la batalla entre el rey de León y Castilla, Fernando I, y el de
      Navarra, Don García
      , que se saldó con la muerte de este último. De esta manera Fernando I recuperó los territorios de la Bureba y Oca que él mismo había entregado a su hermano. Un monolito conmemora el hecho. Hay una buena oferta de restaurantes.

    • BURGOS:
      Fundada en el año 884 por Diego Rodríguez Porcelos, Burgos es una ciudad que debe parte de su importancia al Camino de Santiago. En ella se asentaron mercaderes y artesanos y se construyeron hospitales (llegaron a existir más de 30) y durante siglos se convirtió en una de las urbes más importantes de España. Su catedral es una de las más famosas del mundo. Se comenzó a construir en 1221 (Fernando III el Santo puso la primera piedra) y se necesitaron tres siglos para terminarla. El templo tiene cuatro puertas principales, a cada cual más bella, y de la fachada principal sobresale la decoración flamígera. En el interior está el sepulcro del Cid y sobre el triforio se encuentra el famoso Papamoscas, autómata que canta las horas abriendo la boca y empuñando el badajo de una campana.

      Los monumentos de Burgos dignos de visitarse son innumerables: la iglesia de San Nicolás, la de Santa Gadea, la Puerta de San Esteban y en extramuros la Cartuja de Miraflores. A la salida de Burgos se encuentra el magnífico Hospital del Rey, el más importante de la ciudad y el monasterio cisterciense de Las Huelgas con un conjunto de edificaciones que van desde el románico al gótico.

    Los monumentos

    Catedral de Burgos

    De estilo gótico.

    Perfil de la etapa 12: Etapa de Agés a Burgos del Albergues

    Etapa 13: Etapa de Burgos a Hontanas

    Los albergues

    Información sobre la etapa 13: Etapa de Burgos a Hontanas

    Dejar atrás la viva ciudad de la catedral en pos de la despoblada meseta es un ejercicio arriesgado, pero no hay marcha atrás. Como viajando en una máquina del tiempo, el peregrino del siglo XXI se interna en la sobria Castilla en compañía de su sombra y su esfuerzo, descubriendo paisajes y pueblos casi medievales que otorgan al Camino esa leyenda que ha fraguado desde su origen.

    El itinerario

  • Km 0. Burgos (Todos los Servicios)

  • Los últimos pasos por la capital burgalesa nacen detrás de la catedral, en la calle Fernán González. Avanzamos hasta el arco o puerta de San Martín, de herradura en estilo mudéjar y muy restaurado en el siglo XX. Pasado el arco, doblamos a la izquierda para descender por unas escaleras a la calle Emperador. Algo más adelante continuamos, a la izquierda, por la calle Villalón, que desemboca en el paseo de la Isla, al pie del río. Cruzamos el Arlanzón y giramos a la derecha siguiendo su margen. Siempre
    de frente, al pie de la N-120 por las avenidas de Palencia, José María Villacián Rebollo -junto al parque el Parral- y la calle de Villadiego, llegaremos hasta el desvío marcado como “Los Guindales. Vivero Forestal” (Km 3).

    Lo tomamos, desviándonos a la derecha, y seguimos de frente por la calle Benito Pérez Galdós. Junto a la puerta del vivero forestal termina la ciudad y el asfalto se torna en pista. El Camino no entra en Villalbilla sino que tuerce a la derecha para salvar el arroyo Molinar (Km 5,9). Reanudamos la marcha para cruzar el puente sobre la circunvalación y vamos en busca del viaducto Arlanzón, obra de ingeniería de la autovía A-231 que pasamos por debajo (Km 8,6). Cruzamos el río y dejamos la carretera por un andadero paralelo que lleva a Tardajos.

  • Km 10,8. Tardajos (Albergue. Pensión. Bar. Tienda. Farmacia. Cajero)

  • En tiempos de Roma, Tardajos fue, o pudo ser, una mansio de la calzada romana que unió Clunia (la burgalesa Coruña del Conde) con Juliobriga (la actual Reinosa). Superamos el pueblo por la calle del Mediodía, la plaza Leandro Mayoral y la calle Real Poniente. Nos dirigimos por carretera a la cercana Rabé. En el corto trayecto pasamos el río Urbel. Este cauce, que recorre más de 50 kilómetros por la provincia de Burgos, tiene poco caudal pero es muy amigo de desbordarse y encharcar sus
    riberas. Tanto que antiguamente Tardajos y Rabé estaban separadas por un tramo de fango que dio pie a cantar: “De Rabé a Tardajos no te faltarán trabajos. De Tardajos a Rabé, liberanos Domine”. Melódica estrofa que podemos canturrear hasta alcanzar Rabé de las Calzadas.

  • Km 12,6. Rabé de las Calzadas (Albergues. Bar)

  • Por la calle Santa Marina sobrepasamos la fuente – decorada con veneras – hasta la plaza Francisco Riberas y salimos por Baldomero Pampliega. Lo que nos espera de ahora en adelante es, simplemente, la meseta castellana. Sin trampa ni cartón, con sus pros y sus contras. Largas rectas a más de ochocientos metros de altura sin más compañía que nuestra propia sombra y grandes extensiones de cereal sin horizonte aparente pero con multitud, eso sí, de perdices, alondras, cogujadas y demás aves con querencia a los cultivos. Saltarse la meseta implica romper la unidad del Camino y restar su sentido. Casi a tres kilómetros de Rabé, a mano derecha, se encuentra la fuente de Praotorre, donde se han habilitado unas mesas para el descanso (Km 15,4).

    La pista continúa con su llevadero ascenso hasta alcanzar una zona más plana que da acceso al valle donde se asienta Hornillos (Km 17,9). La pendiente, la propia inercia y el peso de la mochila obligan a bajar con
    cuidado la pedregosa cuesta, apodada Matamulos. Después de cruzar una carretera y el cauce del río Hormazuela entramos en Hornillos del Camino, población amoldada al Camino con una calle principal de paso orientada de este a oeste.

  • Km 20,6. Hornillos del Camino (Albergues. Bar. Tienda)

  • En el verano de 1990, por iniciativa propia, Lourdes Lluch (que sigue acogiendo peregrinos durante el invierno en su albergue de Frómista) alquiló
    aquí una casa para acoger a los peregrinos, experiencia que instauró la función de los hospitaleros voluntarios que, año tras año, desde entonces, colaboran desinteresadamente en los albergues de donativo.

    A la salida de Hornillos, el panorama es similar al precedente: una interminable pista de parcelaria que asciende por la meseta cerealista. La única distracción
    se encuentra a los bordes del camino, decorados por montones de piedra que sacan los agricultores de sus cultivos. Cinco kilómetros después de Hornillos nos encontramos con una cruz de Santiago (Km 25,5) y setecientos metros más adelante con el cruce hacia el albergue San Bol, situado a la vera del río del mismo nombre.

  • Km 26,2. Arroyo San Bol (Albergue)

  • Tras una hora más de caminata llegamos, por fin, a Hontanas, agazapado y oculto hasta el último momento. El nombre de la población procede del término latino fontana, fuente en castellano. El sacerdote boloñés y asiduo peregrino (viajó a Compostela tres veces durante los años 1666 y 1673), Domenico Laffi, relató que en Hontanas los pastores rodeaban sus cabañas con un muro para defenderse de los lobos. Hoy, varios albergues, hostal y casa rural ofrecen comodidad y descanso al caminante del siglo XXI.

  • Km 31,1. Hontanas (Albergues. Hostal. Casas Rurales. Bar. Tienda en temporada)

  • Las dificultades

    • Más de 30 kilómetros sin sombra donde cobijarse:
      Si en cualquier etapa es recomendable madrugar para evitar las altas temperaturas de las horas centrales, sobre todo en verano, en esta es casi obligatorio. Gorro o visera y protección solar nunca deben faltar en el equipo.

    Observaciones

    • Hornillos del Camino, a 20,6 kilómetros de Burgos, es otro buen fin de etapa para aquellos/as que no quieran alargar tanto la jornada. Cuenta con dos albergues de peregrinos y la Casa del Abuelo de Hornillos, una casa rural con cuatro habitaciones dobles. Cuesta 20 euros por persona, con desayuno incluido, en habitación doble y 30 euros si se coge individualmente.

    Qué ver, qué hacer

    • TARDAJOS:
      Situado en la comarca de Alfoz de Burgos, Tardajos es una localidad histórica del Camino construida sobre asentamientos romanos y junto a la calzada romana que unía Clunia con Juliobriga. Fue repoblado, junto a otros núcleos de la vera del Arlanzón, a partir del año 882. De la división en dos barrios queda el legado de sus dos iglesias, la de Santa María y la de la
      Magdalena.

    • RABÉ DE LAS CALZADAS:
      Pequeño pueblo burgalés donde destacan la iglesia parroquial dedicada a Santa Marina y la ermita, que guarda la imagen de Nuestra Señora del Monasterio, muy venerada por los vecinos. A la entrada de Rabé de las Calzadas desde Tardajos está situado el palacio del Conde de Villariezo, de principios del XVII.

    • HORNILLOS DEL CAMINO:
      Hornillos es uno de los ejemplos más singulares de pueblo-camino. Su calle Real, flanqueada por recias casas de piedra de dos alturas, es la propia sirga de peregrinaje. El pueblo fue donado en 1156 por Fernando VII, apodado el Emperador, al parisino monasterio de San Dionisio. De Burgos le separan veinte kilómetros y medio, así que se convierte en una alternativa muy
      cómoda para finalizar la etapa.

    • ARROYO SAN BOL:
      En una vaguada entre Hornillos y Hontanas se encuentra arroyo San Bol, un paraje en plena meseta castellana, perteneciente al pueblo de Iglesias, donde estuvo emplazado el monasterio
      antoniano de San Boal o San Baudilio
      . Aunque no lo crean hasta que no lo vean aquí hay un albergue.

    • HONTANAS:
      Domenico Laffi relataba en su Viaje a Poniente (Editorial Sildavia) lo siguiente: “Pasado, con la ayuda de Dios, este arenal totalmente desierto, llegamos a
      la villa que se llama Fontana y pasamos allí la tarde. Está escondida al fondo de un riachuelo que apenas se ve, hasta que te encuentras en ella. Además es pequeña, desafortunada y pobre. Sólo tiene diez o doce casas, quiero decir cabañas cubiertas de paja, para protegerlas de la nieve, en donde no habitan más que pastores” Mucho ha cambiado el escenario, salvo que no
      ves Hontanas hasta que no estás pegado a ella. Ahora ni es pobre ni mucho menos desafortunada. Ya a la misma entrada, junto a la gran iglesia gótica y neoclásica de la Inmaculada, conviven frente a
      frente un albergue – restaurante y un hostal y bajando por la calle principal se encuentra el resto de oferta, incluido el albergue municipal.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 13: Etapa de Burgos a Hontanas del Albergues

    Etapa 14: Etapa de Hontanas a Boadilla del Camino

    Los albergues

    Información sobre la etapa 14: Etapa de Hontanas a Boadilla del Camino

    Esta jornada, sin arbolado donde guarecerse de los rigores de la meteorología – ya sea del temido sol estival, del penetrante frío de invierno o del incómodo viento -se queda grabada en la memoria por el paso bajo los arcos de San Antón, la visita a Castrojeriz y la posterior subida al Teso de Mostelares. Desde esta colina se abre al peregrino la brutal Tierra de Campos, comarca orgullosa de su cereal, de sus palomares y de su valioso arte. Ya en Puente Fitero, Burgos se funde a orillas del Pisuerga para recibir a Palencia.

    El itinerario

  • Km 0. Hontanas (Albergues. Hostal. Casas Rurales. Bar. Tienda en temporada)

  • La calle Real de Hontanas desemboca en la carretera BU-P-4013, que dejamos de inmediato para tomar un camino que parte a la derecha. Pasando junto a las ruinas de una torre (Km 2,1), finalizamos al pie de la carretera (Km 4).

    La vía carece de arcén y en su lugar se alza una hilera de portentosos fresnos cuya sombra hace mucho más llevadero el tránsito. Pronto, al fondo, ya distinguimos las ruinas del convento de San Antón, cuyos arcos se elevan sobre la carretera (albergue y bar en temporada). Fue fundado en 1146 por Alfonso VII y, en él, los monjes antonianos trataban a los enfermos de una gangrena infecciosa conocida vulgarmente como ‘fuego de San Antón’. El causante de este mal, hoy bien conocido, era un hongo que alteraba el grano del centeno (Km 5,6).

    Después de traspasar el arco de triunfo que semeja el esqueleto del convento, abordamos la recta de más de dos kilómetros que nos planta en Castrojeriz, última villa burgalesa en el Camino de Santiago. Se esparce en forma de media luna a las faldas de un cerro que domina un primitivo castillo. Lo primero que nos sale al paso es la ex colegiata gótica
    de la Virgen del Manzano. Más adelante se gira para tomar la calle Real de Oriente y descubrir un casco de casas blasonadas y arquitectura tradicional. Pronto pasamos, a mano derecha, la iglesia de Santo Domingo, gótica y con una elegante portada plateresca del XVI. Como curiosidad, en el lateral que asoma a la calle hay un par de calaveras
    esculpidas. El desnivel culmina en la plaza Mayor, dotada de soportales donde tomar un respiro.

  • Km 9,2. Castrojeriz (Todos los Servicios)

  • La visita artística de Castrojeriz la rematan la que fue iglesia de San Esteban, reconvertida en centro cultural y albergue de peregrinos, y la iglesia de San Juan, diseñada por el arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón en estilo gótico alemán. Por la misma calle, ahora denominada Real de Poniente, salimos de Castrojeriz para afrontar
    la subida al Teso de Mostelares, hito geográfico y recuerdo imborrable de la peregrinación a Compostela. El acusado repecho comienza metros después de franquear el río Odrilla por un puente de madera. En un kilómetro y trescientos metros superamos un desnivel de 140 metros, desde los 777 subimos hasta los 917 metros, lo que conlleva un 11% de pendiente media. En el alto nos recibe un geométrico humilladero (Km 12,8).

    Aún con la respiración entrecortada, atravesamos la planicie de
    Mostelares para descubrir paulatinamente el inabarcable paisaje de Tierra de Campos, conocida también por el sobrenombre de granero de España. Comarca de palomares, rica en caza y rebosante de arte o como relató Aymeric Picaud -tierra llena de tesoros, de oro, plata, rica en paños y vigorosos caballos, abundante en pan, vino, carne, pescado, leche y miel pero carente de arbolado-. Durante cuatro kilómetros, el camino, una línea blanca y deslumbrante al sol, nos conduce por un terreno favorable
    hasta el merendero situado junto a la fuente del piojo (Km 16,9).

    A continuación tomamos durante novecientos metros la carretera que se dirige a Itero del Castillo, con albergue, y la abandonamos por la izquierda para llegar junto a la antigua parroquia de San Nicolás – hoy albergue de peregrinos de temporada gestionado por voluntarios de la Confraternidad italiana de San Giacomo – y acto seguido al puente Fitero o de la Mula sobre el río Pisuerga. Aquí se acaba Burgos y empieza Palencia. La obra original se construyó durante el reinado de Alfonso VI el Bravo (1072 – 1109), pero de esta fábrica ya no queda nada y lo
    que vemos hoy son añadidos y reconstrucciones del puente levantado en el siglo XVI.

  • Km 18,5. Puente Fitero (Albergue)

  • Un camino rural a orillas del Pisuerga nos acerca hasta Itero de la Vega, primera localidad palentina del Camino (Km 20,3). La ermita de Nuestra Señora de la Piedad, del siglo XIII es el primer monumento en salir al paso. Ya en el pueblo se encuentran la iglesia de San Pedro y un rollo jurisdiccional.

  • Km 20,3. Itero de la Vega (Albergues. Hostal. Bar. Tienda)

  • Cruzamos Itero por la calle Santa Ana y, tras cruzar una carretera, continuamos un par de kilómetros por pista hasta el canal de riego del Pisuerga (Km 22,5). Casi dos kilómetros más adelante, tras salvar una ondulación del terreno, se muestra al fondo Boadilla del Camino(Km 24,3).

    Una explanada brutal de verdes, dorados y ocres nos separan aún de nuestro destino, al que conseguimos llegar tras una tirada final de cuatro kilómetros. A pesar de ser una localidad pequeña, Boadilla cuenta con varios albergues donde pernoctar. Junto a la iglesia de la Asunción destaca un
    ornamentado rollo jurisdiccional gótico de gran porte. Es de visita obligada.

  • Km 28,5. Boadilla del Camino (Albergues. Bar)

  • Las dificultades

    • Ausencia de arbolado:

      Como en días anteriores, el peregrino se encuentra a merced de los rigores del tiempo. En verano es muy recomendable madrugar y evitar caminar en las horas centrales. La comarca de Tierra de Campos, concretamente en Palencia, es seca y calurosa en verano pero los inviernos son más húmedos de lo que pueda parecer.

    • Subida a Mostelares:
      Subida pedregosa al 11% de pendiente media. Hito de la ruta jacobea, quizás no tanto por su dureza sino por el espectacular panorama al que da paso.

    Observaciones

    • Frómista, cinco kilómetros más allá de Boadilla del Camino, es otro buen fin de etapa. Cuenta también con tres albergues y con todos los servicios que pueda necesitar el peregrino. La distancia desde Hontanas hasta el centro de Frómista es de 34,2 kilómetros.

    • Castrojeriz cuenta con todos los servicios y merece una detenida visita. Ya en Palencia, tanto en Itero de la Vega como en Boadilla del Camino, hay bar y tienda.

    Qué ver, qué hacer

    • CASTROJERIZ:
      De origen romano (dicen que fue fundada por Julio César) o visigodo, Castrojeriz es una antigua fortaleza emplazada a lo largo de un cerro que tuvo un importante papel en la historia de Castilla. Tras la conquista árabe fue repoblada por el capitán Nuro Núñez en el año 882 y en el 974 le fue otorgado el primero de los fueros castellanos. El casco viejo lo rodea una de las
      calles peatonales más llamativas del Camino (un kilómetro de longitud) en torno a la cual se levantaban iglesias, hospitales, mesones y comercios. Varias iglesias, como la Colegiata de Santa María del Manzano, la iglesia de Santo Domingo y la iglesia de San Juan y hasta cuatro albergues sitúan a Castrojeriz como una de las poblaciones más dotadas del Camino de Santiago en Castilla. A la entrada sorprenden las dimensiones de la Colegiata de Santa María del Manzano, templo que comenzó a construirse en 1214 en transición del románico al gótico. En su interior se encuentra la talla policromada de la Virgen del Manzano. No faltan tiendas, mesones y panaderías, y son típicas las vieiras de Castrojeriz: tortas de anís con forma de concha. En los
      soportales de la plaza Mayor, Amancio Yagüez regenta el Bazar del Peregrino.

    • ITERO DEL CASTILLO:
      Itero del Castillo es el último pueblo burgalés antes de cruzar el Puente Fitero sobre el río Pisuerga y entrar en Palencia. A pesar de contar con albergue municipal el Camino no pasa por esta localidad, que se queda a mano derecha. Itero del Castillo es un pequeño pueblo que antiguamente estaba fortificado para defender la frontera del Condado de Castilla. Tiene un castillo del siglo XIV.

      La ermita de San Nicolás, pegada al Camino, es el vestigio de una parroquia del siglo XIII que la Confraternitá di San Giacomo di Peruggia ha recuperado como albergue.

    • ITERO DE LA VEGA:
      Se abandona el antiguo Condado de Castilla, cruzamos el Pisuerga y entramos en el primer núcleo de Tierra de Campos. Este pueblo, Itero de la Vega, es el primero de Palencia en el Camino de Santiago. Poco antes de entrar se levanta la ermita de la Piedad (s. XIII) que conserva una hermosa talla de Santiago Peregrino. Junto al albergue municipal se
      encuentra la iglesia parroquial de San Pedro, de los siglos XVI y XVII. También hay palomares construidos en piedra, adobe y teja.

    • BOADILLA DEL CAMINO:
      Este pueblo de casas de adobe blanqueadas con cal y de tejado árabe con bastante inclinación tiene tan solo 113 habitantes (INE 2012). Junto a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
      (s. XVI-XVII), con pila bautismal románica y retablo renacentista, se alza uno de los mejores rollos de justicia de Castilla, una columna tallada en el siglo XV en estilo gótico tardío. El rollo simbolizaba el poder jurídico en la comarca y en él, parece ser, eran encadenados los reos antes de ser juzgados por el corregidor.

    Los monumentos

    Colegiata de Nuestra Sra del Manzano de Castrojeriz

    Fundada en el 1214 presenta un estilo de transición del románico al gótico

    Perfil de la etapa 14: Etapa de Hontanas a Boadilla del Camino del Albergues

    Etapa 15: Etapa de Boadilla del Camino a Carrion de los Condes

    Los albergues

    Información sobre la etapa 15: Etapa de Boadilla del Camino a Carrion de los Condes

    Boadilla del Camino sitúa al peregrino a las puertas del Canal de Castilla y de Frómista, población eclipsada por la belleza de la iglesia románica de San Martín. Después, la llanura y la monotonía de un andadero, sólo rota por
    el paso fugaz de coches y ‘bicigrinos’, se adueñan del caminante a su paso por los núcleos de Campos, como Población, Revenga y Villarmentero. En el tramo final, antes de llegar a Carrión, Villalcázar de Sirga recaba su atención con Santa María la Blanca, iglesia – fortaleza atribuida a los Templarios.

    El itinerario

  • Km 0. Boadilla del Camino (Albergues. Bar)

  • Tras un último repaso a las filigranas decorativas del rollo jurisdiccional y al templo de Nuestra Señora de la Asunción, que exhibe, por cierto, una
    interesante pila bautismal, salimos de Boadilla del Camino por la calle Mayor para tomar un camino que, en breve y tras las últimas naves de la localidad, gira a la izquierda y avanza al encuentro del Canal de Castilla. Esta obra de ingeniería fue concebida por el Marqués de la Ensenada (1702 – 1781), estadista y político ilustrado. La finalidad de la red fluvial de canales, construida entre 1753 y 1849, era la de transportar el cereal castellano hasta el Cantábrico por medio de barcazas tiradas por bestias de tiro. Funcionó hasta que la implantación y la regularidad del ferrocarril lo dejó en desuso en 1959. Desde entonces conduce el riego y abastece a las poblaciones ribereñas (Km 1,8).

    Nuestro camino sigue en paralelo al Canal durante más de tres kilómetros y llega hasta un conjunto de esclusas que en este punto permitían a las barcas salvar un desnivel de más de catorce metros (Km 5). Cruzamos al otro lado del Canal y entramos en el casco urbano de Frómista. En el centro se encuentra un punto de información turística y la valiosa iglesia románica de San Martín que merece una visita y, como no, unas fotos. Parece una maqueta, tal es la perfección de su escala y sus formas. Se construyó en el siglo XI gracias al patrocinio de Doña Mayor de Castilla y está formada por tres naves, 46 capiteles, una cúpula octogonal y dos torres cilíndricas que miran hacia occidente.

  • Km 5,7. Frómista (Todos los Servicios)

  • Después de esta licencia artística retomamos el itinerario anterior y nos dirigimos hacia la P-980 en dirección a Carrión de los Condes. Hay que sortear un par de rotondas, colocadas entre el puente sobre la autovía A-67, para tomar un nada reconfortante andadero que circula en paralelo a la carretera. Mojones jacobeos, alineados matemáticamente de dos en dos; el rápido rodar de los coches y de nuestros compañeros “bicigrinos” y la planicie sembrada que parece no tener fin son los únicos elementos de distracción en todo el tramo. La primera localidad en salir a nuestro encuentro es Población de Campos.

  • Km 9,2. Población de Campos (Albergue. Centro de Turismo Rural. Bar. Tienda)

  • A la salida, antes de cruzar el río Ucieza, los que quieran pueden tomar la variante alternativa que discurre por Villovieco y que termina enlazando con el camino oficial. Los demás, tras pasar el río, retoman el monótono andadero hasta la siguiente localidad de Campos.

  • Km 12,6. Revenga de Campos (Bar)

  • Cruzamos Revenga por la carretera, que coincide con la calle General Amor, y pasamos junto a la iglesia de San Lorenzo, que asoma su torre conquistada por los nidos de cigüeña. A la salida aguarda e nuevo el andadero, que nos acerca hasta la cercana Villarmentero de Campos.

  • Km 14,7. Villarmentero de Campos (Albergue. Centro de Turismo Rural. Bar)

  • Pequeña población con un bar a la entrada y un área de descanso a la salida y a la sombra de unos pinos piñoneros. A modo de tiralíneas continuamos hasta Villalcázar de Sirga, localidad que se cruza por un lateral pero que merece una detenida visita (Km 18,8).

  • Km 18,8. Villalcázar de Sirga (Albergue. Hostal. Bar. Tienda. Centro de Interpretación de los Palomares)

  • En la plaza se alza la gran iglesia templaria de Santa María la Blanca, construida a finales del XII en transición del románico al gótico. No hay que irse sin echar un vistazo a la portada sur, que presenta un Pantocrátor rodeado de los Evangelistas y Apóstoles sobre un arco apuntado de ricas arquivoltas. El que pernocte en Villalcázar (quien haya partido de San Nicolás de Puente Fitero o Itero de la Vega ya habrá realizado 27 kilómetros) podrá apreciar como las últimas luces del día tiñen la iglesia de color oro.

    Abandonamos Villalcázar de Sirga para retomar nuestro querido andadero. En este tramo final rompe la horizontal con alguna que otra cuesta sin importancia. No hay sorpresas hasta Carrión de los Condes, final de etapa. A orillas del río Carrión, en tiempos fue ciudad
    amurallada y estructurada en dos barrios divididos. Como en el siglo XII, diversos albergues, tiendas de todo tipo e iglesias, como la de Santa María del Camino y la de Santiago – cuya
    figura del Pantócrator ya se ha convertido en icono – acompañan el paso del peregrino por Carrión.

  • Km 24,6. Carrión de los Condes (Todos los Servicios)

  • Las dificultades

    • Sin dificultad:
      La distancia es asequible y el desnivel insignificante. Entre el punto más bajo (777 metros de altitud a la salida de Población de Campos) y el más alto (850 metros entre Villalcázar y Carrión) sólo hay 73 metros de diferencia.

    Observaciones

    • En todas las localidades de la etapa podemos encontrar, al menos, un bar donde reponer fuerzas. Frómista, con cerca de 900 habitantes y Carrión de los Condes, con más de 2000, disponen de todos los servicios. En Carrión han abierto en 2013 un vending 24 horas con snacks dulces y salados, bebidas frías, comida caliente, fruta, parafarmacia, etc. Se encuentra junto al Camino en la calle Santa María, 8.

    • En Villalcázar de Sirga hay un interesante Centro de Interpretación de los Palomares de Castilla, con cafetería (menús con precios para todos los bolsillos). Se encuentra justo al llegar a la población, a la izquierda del Camino de Santiago alternativo que conduce desde Población de Campos hasta Villalcázar junto al río Ucieza. Abren todos los días desde Semana Santa hasta el 1 de noviembre, a partir de las 9:00. Teléfono: 652 137 051. http://www.palomardelcamino.com/

    Qué ver, qué hacer

    • FRÓMISTA:
      Destaca sobre todos los monumentos la preciosa iglesia románica de San Martín, del siglo XI y encargada por Doña Mayor de Castilla. Llegando al centro de la localidad lo primero que se aprecia son sus tres ábsides y el original cimborrio octogonal. Al otro lado merecen las dos torres cilíndricas, raras de observar en el arte románico. En la plaza de Tuy se encuentra la
      iglesia parroquial, dedicada a San Pedro, gótica y de portada renacentista diseñada por Juan de Escalante. Además de parroquia alberga un museo con esculturas, piezas de orfebrería y las 29 tablas del retablo mayor de la iglesia de Santa María del Castillo. Algunas de ellas fueron robadas, más tarde recuperadas, por el conocido ladrón de arte Erik el Belga. Junto a la iglesia también hay un museo etnográfico que muestra un recorrido de las diferentes profesiones y oficios. En la iglesia de Santa María del Castillo hay un recorrido multimedia en 3D que dura 35 minutos, llamado Vestigia, que pasea por la historia de Frómista y del Camino de Santiago. Se puede encontrar amplia información sobre el proyecto y esta localidad palentina en www.vestigia.es. www.fromista.com.

    • POBLACIÓN DE CAMPOS:
      Población de Campos fue la más importante encomienda que la Orden del Hospital de San Juan tuvo en Tierra de Campos aunque actualmente no quedan vestigios. A la sombra de una alameda, a la entrada de la localidad, se encuentra la pequeña ermita de San Miguel (románica del siglo XIII). Merecen mención la iglesia parroquial de la Magdalena, del siglo XVI y tres naves y la ermita del Socorro del siglo XIII y en estilo románico de transición que guarda una talla policromada de la Virgen.

    • VILLALCÁZAR DE SIRGA:
      Popularmente conocida como Villasirga fue sede de una importante encomienda de Templarios. Acapara toda la atención la iglesia de Santa María de la Blanca (s. XIII), iglesia-fortaleza templaria que pertenece al románico de transición. Tiene tres naves y el imponente pórtico muestra una gran riqueza escultórica. En su interior
      se encuentra la imagen de Santa María a la que Alfonso X el Sabio dedicó varias de sus cantigas.

    • CARRIÓN DE LOS CONDES:
      Su nombre hace referencia a los Condes que mandaban en los dos barrios de la ciudad cuando surgieron los reinos cristianos. Carrión de los Condes fue asiento feudal de la poderosa familia Beni-Gómez, rivales históricos del Cid. Fue morada de reyes, desempeñó un papel fundamental en la fundación de Castilla y fue una próspera ciudad medieval que llegó a contar con 12.000 habitantes (2.231 en la actualidad), 12 iglesias y 12 hospitales. La iglesia de Santa María del Camino tiene un sobrio pórtico románico en el que está escenificado el tributo de las cien doncellas. La iglesia de Santiago tiene una magnífica portada donde 22 figuras – en sus arquivoltas – muestran diferentes oficios y
      sobre ellas – en el friso – están representados los doce apóstoles presididos por una extraordinaria imagen del Pantocrator que sobrecoge a los peregrinos. El monasterio de San Zoilo, convertido ahora en hospedería de lujo conserva un magnífico claustro renacentista.

    Los monumentos

    San Martín de Fromista

    Iglesia de estilo románico del siglo XI.
    Compuesta por tres naves con bóveda de cañón y crucero.

    Pantocrator de Carrión de los Condes

    El pórtico de Santiago es el único elemento de la antigua iglesia del siglo XII que todavía se conserva.

    Perfil de la etapa 15: Etapa de Boadilla del Camino a Carrion de los Condes del Albergues

    Etapa 16: Etapa de Carrión de los Condes a Terradillos de los Templarios

    Los albergues

    Información sobre la etapa 16: Etapa de Carrión de los Condes a Terradillos de los Templarios

    Entre Carrión y Calzadilla de la Cueza median 17 kilómetros sin población alguna, gran parte de ellos por la desprotegida recta de la Vía Aquitana. De Calzadilla a Terradillos de los Templarios, nombre que evoca a los caballeros medievales cristianos, un socorrido andadero evita el asfalto de la N-120, venida a menos por la autovía del Camino de Santiago A-231.

    El itinerario

  • Km 0. Carrión de los Condes (Todos los Servicios)

  • Por la calle de José Antonio, donde asoma el bello friso de la iglesia de Santiago, y las calles Esteban Collantes y Piña Blasco, llegamos al río Carrión y al monasterio benedictino de San Zoilo, hotel y Centro de Estudios y Documentación del Camino de Santiago con una especializada y completa biblioteca jacobea abierta al público. Avanzando por el vial de salida nos encontramos con la N-120, que cruzamos para tomar la carretera de Villotilla (Km 2).

    Las hierbas han invadido el escaso arcén de esta vía local pero afortunadamente presenta poco tráfico. A los tres kilómetros de su inicio dejamos a mano derecha la propiedad de lo que fue la abadía de Benevivere (Km 4,8), y ochocientos metros más adelante decimos adiós a la carretera para pisar la Vía Aquitana, calzada romana que unió Burdeos con Astorga y que más de dos mil años después aún conserva parte de su trazado original (Km 5,6). En este tramo las sombras no escasean, simplemente no existen. Afortunadamente ya no presenta el piso de cantos rodados, que fue cubierto de zahorra hace ya algunos años. También, justo antes de cruzar la carretera de Bustillo y en temporada alta, es posible encontrar en medio de estas soledades un bar improvisado (Km 10).

    Casi dos kilómetros y medio después del cruce de la carretera llegamos junto a un indicador en piedra que nos informa del paso de la Cañada Real Leonesa, uno de los itinerarios españoles de largo recorrido utilizado por los pastores trashumantes para conducir al ganado desde los pastos de verano (León) a los de invierno (Extremadura) y viceversa .

  • Km 12,4. Cañada Real Leonesa (Food truck de mayo a octubre de 7:00 a 15:00 h)

  • Más de cuatro kilómetros y medio después nos acercamos finalmente a Calzadilla de la Cueza, pueblo salvador que al primer vistazo semeja el decorado de un western. Hostal, albergue y restaurante, todo en uno, permiten cualquier posibilidad: desde el mero descanso y refrigerio hasta la parada definitiva para aquellos que hayan terminado desquiciados de la calzada milenaria. Cualquier opción es válida.

  • Km 17. Calzadilla de la Cueza (Albergue. Hostal. Bar. Tienda)

  • Dado que el bar se encuentra en un extremo, para proseguir la marcha hay que rodear el pueblo e incorporarse a la calle Mayor que desemboca en la N-120. Por la carretera nacional pasamos el río Cueza y la cruzamos para avanzar por un andadero que marcha en paralelo. Al desvío a Santa María de las Tiendas, antiguo hospital conocido también como del Gran Caballero (Km 18,8), le sigue un tramo de unos tres kilómetros que salva un desnivel insignificante de 50 metros. Después, en suave bajada, cruzamos de nuevo la N-120 para entrar en el pequeño núcleo de Ledigos.

  • Km 23,4. Ledigos (Albergue. Bar)

  • Salimos de Ledigos en paralelo a la carretera nacional, que volvemos a cruzar para retomar por última vez el socorrido andadero que lleva hasta el mismo Terradillos de los Templarios, pueblo que toma su nombre de los Caballeros Templarios, orden militar cristiana fundada en el siglo XII que vigilaba en este mismo lugar el ya desaparecido hospital de San Juan.

  • Km 26,6. Terradillos de los Templarios (Albergue. Bar. Pequeña tienda de alimentación en uno de los albergues)

  • Las dificultades

    • De Carrión a Calzadilla de la Cueza, una nueva Food Truck:
      Hay que remontarse a la primera etapa entre Saint Jean Pied de Port y Roncesvalles para encontrar una distancia tan abultada entre localidades. A unos 13 kilómetros de Carrión de los Condes, Alberto Rodríguez ha puesto una furgoneta donde sirve desayunos, fruta, refrescos, bocadillos y sandwiches. Teléfono: 675 824 801.

    • Varios cruces de la N-120 a partir de Calzadilla de la Cueza:
      A la salida de Calzadilla de la Cueza el itinerario entra y sale de la N-120 para acceder al andadero que avanza por la izquierda. Unos carteles informativos advierten tomar con precaución estos cruces.

    Observaciones

    • Entre Carrión de los Condes y Sahagún hay una ruta alternativa que discurre por Calzada de los Molinos, Cervatos de la Cueza, San Román de la Cuba, Pozo de Urama, Villada, Grajal de Campos, San Pedro de las Dueñas y finalmente Sahagún de Campos. Es un trazado promovido por la Asociación Antiguo Camino tradicional de Santiago de Villada. Más información en los teléfonos 979 84 42 52 y 610 216 222 y en la web de la Asociación

    Qué ver, qué hacer

    • CALZADILLA DE LA CUEZA:
      Cincuenta y dos habitantes (según el INE en 2012) viven en esta localidad bañada por el río Cueza. En Calzadilla han aparecido vestigios romanos, en concreto la Vía Aquitana, recuerdo imborrable para el peregrino, pasaba por aquí mucho antes que la ruta jacobea. En la iglesia parroquial de San Martín se conserva un hermoso retablo renacentista del siglo XVI procedente del antiguo monasterio de Santa María de la Tiendas, gran abadía y hospital de los Caballeros de la Orden de Santiago. El nombre se debe a las carpas de tela que se usaban para acoger a los peregrinos.

    • LEDIGOS:
      Pueblo pequeño de unos 70 habitantes y de tapias de adobe. La iglesia parroquial está consagrada a Santiago y en ella se encuentran tres diferentes imágenes de Santiago: matamoros, peregrino y apóstol. En las proximidades, como en tantas otras localidades de Tierra de Campos, veremos los famosos palomares: circulares o cuadrangulares, construidos en adobe y en los que se crían innumerables palomas cuyos pichones son degustados en toda la comarca.

    • TERRADILLOS DE LOS TEMPLARIOS:
      Su nombre evoca la presencia de los frailes guerreros. Fue posesión de los Caballeros Templarios dependientes de Villalcázar de Sirga. La orden militar cristiana del Temple se fundó en el siglo XII, tras la primera cruzada. El último maestre de la orden fue Jacques de Molay, nombre que lleva un albergue de la localidad. La iglesia parroquial de San Pedro guarda un interesante crucifijo del siglo XIV.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 16: Etapa de Carrión de los Condes a Terradillos de los Templarios del Albergues

    Etapa 17: Etapa de Terradillos de los Templarios a El Burgo Ranero

    Los albergues

    Información sobre la etapa 17: Etapa de Terradillos de los Templarios a El Burgo Ranero

    Moratinos y San Nicolás del Real Camino son los últimos pueblos del trazado francés a su paso por Palencia y ceden el testigo a León, la provincia con más kilómetros de itinerario jacobeo: nada menos que 214,4. Primero se presenta Sahagún, con su mudéjar, y posteriormente una bifurcación al pie de la N-120 que da la opción de continuar hacia Bercianos del Real Camino y El Burgo Ranero o hacia Calzada del Coto y Calzadilla de los Hermanillos. La primera alternativa discurre por un carril construido ex profeso para los peregrinos y sombreado por una fila de árboles sin fin. La segunda, solitaria y por la Vía Trajana, avanza por áreas de monte bajo, matorral y pequeños bosques.

    El itinerario

  • Km 0. Terradillos de los Templarios (Albergue. Bar. Pequeña tienda de alimentación en uno de los albergues)

  • Abandonamos la antigua encomienda templaria de Terradillos por una pista de parcelaria que muere en la P-905, también marcada como P-973 (Km 1,4). Un breve tramo de carretera da paso a una pista que avanza entre el cereal y las hileras de chopos, dispuestas junto a los arroyos de San Juan y de la Huelga. Este paisaje nos acompaña hasta Moratinos, penúltimo pueblo del Camino de Santiago a su paso por Palencia que luce bodegas excavadas y casas de adobe: masa de barro mezclada a veces con paja y utilizada para levantar paredes y muros.

  • Km 3,3. Moratinos (Albergue. Hostal. Bar en el propio albergue)

  • A la altura de la iglesia de Santo Tomás de Aquino giramos a la derecha y salimos de la localidad. Dos kilómetros y medio nos separan de San Nicolás del Real Camino, último pueblo palentino.

  • Km 5,8. San Nicolás del Real Camino (Albergue. Bar en el propio albergue)

  • A la salida de San Nicolás salvamos el río Sequillo y giramos a la derecha para tomar la senda de peregrinos que avanza a la vera de la N-120. Ciento cincuenta metros al norte de ésta discurre la A-231, la autovía del Camino de Santiago. Por la senda traspasamos el límite entre Palencia y León, última provincia castellana que ostenta el récord de kilómetros del Camino. Un total de 214,4 que ya esperan a ser descubiertos (Km 7,7). Progresamos en paralelo a la N-120 y después de cruzarla pasamos el río Valderabuey por un puente de piedra. Accedemos así a una explanada arbolada donde se encuentra la ermita de la Virgen del Puente, de estilo románico mudéjar (Km 10,3).

    Superado un tercio de la etapa, el Camino nos dirige hasta Sahagún. Evitando la N-120 por debajo (Km 11,6) accedemos al casco urbano de esta localidad leonesa. Tras la calle Ronda de Estación cruzamos el puente sobre las vías, pasamos junto al albergue municipal y continuamos por las calles La Herrería y Antonio Nicolás.

  • Km 13. Sahagún (Todos los Servicios)

  • Sahagún exhibe el arte mudéjar en las iglesias de San Lorenzo y San Tirso, levantadas por alarifes que prescindieron de la piedra y armaron sus obras con ladrillo. También, al final de la calle Antonio Nicolás, podemos ver el arco barroco de San Benito. Más adelante, salvamos el río Cea – afluente del Esla – por el puente Canto, que despide a Sahagún (Km 13,7).

    La jornada prosigue por un paseo arbolado y paralelo a la carretera de acceso a la N-120. Al pie de la carretera nacional, antes de pasar el desvío a Mayorga, desaparecen los árboles y el paseo se convierte en un andadero. Rozando la vegetación que nos separa de la carretera salvamos un arroyo y medio kilómetro después cruzamos la N-120. En breve, junto a una marquesina, un cartel de piedra advierte, mal, de la doble alternativa que se presenta: de frente se continúa por el Real Camino Francés hacia Bercianos y el Burgo Ranero. Hacia la derecha, salvando la autovía A-231 por un puente, se accede inmediatamente a Calzada del Coto y desde esta población a Calzadilla de los Hermanillos. También cabe la opción de entrar en Calzada del Coto y regresar al Real Camino Francés por otro puente situado al final del pueblo (de hecho en este punto siempre ha persistido la bifurcación original para tomar un itinerario u otro). Ambas rutas se juntan de nuevo en la siguiente jornada (Km 17,4).

    Continuamos de frente por el Real Camino Francés (la alternativa por Calzada del Coto y Calzadilla se describe brevemente en el apartado observaciones). Un carril de tierra, construido ex profeso para los peregrinos y sombreado por una fila sin fin de falsos plátanos (Acer pseudoplatanus), nos acompañará durante los próximos 32,2 kilómetros. Al lado fluye una pista asfaltada utilizada por los peregrinos en bici. El tránsito hacia Bercianos del Real Camino es bastante monótono y, tras una hora de marcha, a mano izquierda, vemos en una explanada la ermita de Nuestra Señora de Perales (Km 21,5). Más adelante, tras cruzar un arroyo y dejar a un lado la cruz en recuerdo del peregrino alemán Manfred Kress, entramos en Bercianos del Real Camino.

  • Km 23. Bercianos del Real Camino (Albergues. Bar. Tienda)

  • A la entrada de Bercianos nos saluda una fuente decorada con una vieira. Atravesamos la localidad por su calle Mayor en compañía del adobe, material básico de la arquitectura tradicional de estos primeros pueblos leoneses. En Bercianos, un par de ultramarinos y un bar permiten reponer fuerzas para afrontar la última parte de la etapa. Dejamos el pueblo para retomar la pista de los falsos plátanos, contemplando a su vez las pequeñas parcelas de vid que salpican los campos. Tras dos kilómetros llegamos junto a un área de descanso situada junto al arroyo del Olmo (Km 25,1).

    Después, la pista arbolada avanza hasta un viaducto de la autovía A-231 (Km 28,7) y posteriormente hasta El Burgo Ranero. Cruzamos una carretera para entrar en esta localidad a la altura de un crucero en memoria de los niños. Es posible continuar de frente por la calle Real o bordear el pueblo por la carretera hasta los albergues de peregrinos.

  • Km 30,6. El Burgo Ranero (Albergues. Bares. Tienda. Farmacia)

  • Las dificultades

    • Etapa llana:
      Aunque de elevado kilometraje, la jornada oscila sólo entre los 800 y los 880 metros de altitud. Es llana salvo pequeñas ondulaciones y se puede recorrer, a una media de 4,5 kilómetros por hora e incluyendo las paradas, en ocho horas.

    Observaciones

    Itinerario por Calzada del Coto y Calzadilla de los Hermanillos:

    Aquellos peregrinos que decidan continuar hacia Calzada del Coto y Calzadilla de los Hermanillos deberán girar a la derecha en la bifurcación (Km 17,4) y cruzar el puente sobre la A-231. El itinerario entra seguidamente en Calzada del Coto. Ta

    Km 18,1. Calzada del Coto (Albergue. Bar. Tienda)

    Esta población estrenó albergue de peregrinos en Semana Santa de 2014. A la salida de la población también es posible regresar al itinerario del Camino Real Francés. En pos de Calzadilla de los Hermanillos se toma una pista que lleva a cruzar las vías del tren (Km 20,2) y después de un tramo solitario por áreas de monte bajo, matorral y pequeños bosques se llega junto a la granja y monte de Valdelocajos (Km 23,2). Cerca de tres kilómetros y medio después aparece la población.

    Km 26,5. Calzadilla de los Hermanillos (Albergues. Bar. Tienda)

    Tanto Calzada del Coto como Calzadilla, donde hay varios bares, un Centro de Turismo Rural con habitaciones y servicio de restaurante y una tienda, tienen albergue. Los que pernocten en Calzadilla de los Hermanillos continuarán al día siguiente hasta Mansilla de las Mulas, donde se une esta vía con el Real Camino Francés.

    • En Moratinos, además del albergue de peregrinos, hay un bar restaurante y un hostal con cuatro habitaciones dobles y una individual. Una de las habitaciones es apta para peregrinos con perro.

    • El ayuntamiento de Sahagún habilita en invierno (salvo del 23/12/2013 al 10/01/2014), más o menos hasta Semana Santa, un albergue con 16 plazas. Se encuentra en la calle Antonio Nicolás, 55 y está abierto de 11:00 a 21:00. Dispone de cocina y el precio por alojamiento es también de 5 euros. El teléfono es el 987 78 00 01.

    Qué ver, qué hacer

    • MORATINOS:
      La iglesia de Santo Tomás de Aquino fue construida en ladrillo entre los siglos XVI y XVII. En el interior hay una talla de la Virgen con el Niño Jesús del siglo XVI.

    • SAN NICOLÁS DEL REAL CAMINO:
      Esta pequeña pedanía del municipio de Moratinos es el último pueblo palentino del Camino de Santiago Francés. Como recoge José María Lacarra en el segundo tomo de Las Peregrinaciones a Santiago de Compostela, “en San Nicolás del Real Camino había en el siglo XII un hospital de leprosos regido por canónigos de San Agustín”.

    • SAHAGÚN:
      Sahagún es una pequeña capital de 2.811 habitantes (según el INE 2012) que ofrece todo tipo de servicios. Estamos ya en la provincia de León, sobre la ribera del río Cea, donde por cierto están sus orígenes, concretamente en una antigua ermita consagrada a los mártires Facundo y Primitivo. Tuvo un pasado esplendoroso y fue llamado el Cluny español, ya que creció al abrigo del monasterio benedictino de San Benito. Los artistas trajeron de la España musulmana el arte mudéjar (utilización del ladrillo en vez de piedra) que dio lugar a los célebres monumentos de Sahagún.

      • Iglesia de San Lorenzo: Fue construida en el siglo XIII y lleva el sello de los alarifes mudéjares. Torre de cuatro cuerpos, planta basilical (sin transepto que divida las tres naves del presbiterio), tres abombados ábsides decorados en arquería ciega y ladrillo, mucho ladrillo, definen esta iglesia. Ante su claro deterioro, que lleva a temer por su derrumbe, la Junta ha licitado por fin el expediente de contratación de obras para su restauración.

      • Iglesia de San Tirso:

        De la misma tipología que San Lorenzo, aunque más antigua, San Tirso comenzó a construirse con sillares de piedra, al más puro estilo románico, a principios del XII. Sin embargo continuó edificándose en ladrillo.

      • Santuario de la Peregrina:

        Dominando Sahagún sobre una colina a las afueras de la ciudad, la iglesia de la Peregrina, también en románico mudéjar, fue construida a finales del siglo XIII y habitada por una Comunidad de Franciscanos. La talla que albergaba de la Virgen Peregrina, del siglo XVII de Luisa Roldán, se encuentra en las Madres Benedictinas de Sahagún. Las obras de restauración de 2010 y 2011 la han convertido en un Centro de Documentación del Camino de Santiago. A los peregrinos que la visitan les sellan la credencial y les entregan ‘La Carta Peregrina’, un documento que acredita haber pasado por el Centro Geográfico del Camino de Santiago, en Sahagún.

      • Arco de San Benito:

        Se puede ver a la salida de Sahagún. Es barroco del siglo XVII y sustituyó a una puerta románica del ruinoso y desaparecido monasterio de San Benito. Este monasterio de la orden benedictina adoptó la reforma cluniacense en el 1080.

    • BERCIANOS DEL REAL CAMINO:
      Debe su nombre a la repoblación con gentes procedentes de la comarca del Bierzo. Antes de Bercianos, a mano izquierda del andadero y en una explanada dotada de varias mesas de piedra, se encuentra la ermita de Nuestra Señora de Perales, conocida popularmente como La Perala. Una inscripción rememora que quién rezase una salve a la Virgen de Perales obtendría 40 días de indulgencia. Un nuevo templo ha sustituido a su esbelta iglesia parroquial del Salvador, que se desplomó y ha quedado en ruinas. En el interior se guardaba una talla renacentista de San Juan Bautista y el sepulcro de Doña Leonor de Quiñones, Señora de Bercianos. A kilómetro y medio del pueblo, en el Valle del Olmo, está la Fuente del Romero.

    • EL BURGO RANERO:
      Por su trazado y por su nombre remite a la peregrinación, su calle principal se llamó Camino Francés y ahora es la calle Real. Su iglesia, dedicada a San Pedro, guardaba una hermosa talla románica de la Virgen, hoy en el Museo Catedralicio de León. Perdido en la llanura, El Burgo Ranero ofrece calidez, varios albergues y restaurantes, además de tiendas y farmacia. Numerosos peregrinos fotografían las espectaculares puestas de sol desde la laguna de la Manzana.

    • CALZADA DEL COTO:

      Esta localidad aparece ya en la documentación más antigua del monasterio de Sahagún (s. X). Es desde el siglo IX una clara referencia viaria del Camino en Castilla. La iglesia parroquial está dedicada a San Esteban. La nueva calzada arbolada es una maravilla para el peregrino en pleno páramo leonés. Otra vía para llegar a Mansilla de las Mulas es seguir la antigua Vía Trajana, calzada romana de la que aún quedan vestigios.

    Los monumentos

    San Lorenzo de Sahagún

    De estilo románico mudejar está construida en ladrillo.
    Posee tres naves y tres ábsides, crucero y bóveda del siglo XIII.

    Perfil de la etapa 17: Etapa de Terradillos de los Templarios a El Burgo Ranero del Albergues

    Etapa 18: Etapa de El Burgo Ranero a León

    Los albergues

    Información sobre la etapa 18: Etapa de El Burgo Ranero a León

    Etapa de gran tirada que puede dividirse en dos pernoctando en Mansilla de las Mulas. La pista arbolada continúa durante diecinueve planos kilómetros hacia Reliegos y Mansilla, donde dice adiós. Desde el río Esla hasta el Porma se avanza por caminos paralelos a la N-601 y a partir de Puente Villarente el Camino se distancia ligeramente de la nacional para llegar a Arcahueja. Finalmente, el barrio de Puente Castro, a orillas del Torío, supone la entrada definitiva en León.

    El itinerario

  • Km 0. El Burgo Ranero (Albergues. Bares. Tienda. Farmacia)

  • A la salida de El Burgo nos encontramos con la laguna de la Manzana. Son relativamente abundantes en estos confines de Tierra de Campos y fueron utilizadas hasta hace bien poco como abrevadero para los animales. Hoy constituyen el hábitat de determinadas especies de anfibios, rapaces y anátidas. Retomamos la pista arbolada del Real Camino Francés por un paisaje calcado al de ayer: impresionantes llanuras cultivadas, de escasas ondulaciones y casi deforestadas. A dos kilómetros y medio de El Burgo Ranero pasamos un área de descanso situado a la vera del arroyo del Valle de la Granja (Km 2,5) y dos kilómetros más adelante, en una ligera vaguada, fluye otro arroyo: el de Valdasneros (Km 4,5).

    En media hora larga de monotonía dejamos a mano izquierda una pista y escuela de ultraligeros (Km 7) y un kilómetro más adelante el desvío a Villamarco (Km 8). La ley de la línea recta nos ofrece un respiro cuando la pista dibuja una curva y salva por debajo las vías del tren (Km 10,6). En la vaguada posterior pasamos el arroyo de Valdearcos y tras superar un leve repecho nos dejamos caer hasta la población de Reliegos, agazapada hasta el último momento. En la misma entrada hay unas bodegas tradicionales en ladrillo y adobe, usadas para conservar el vino pero fundamentalmente como lugar de encuentro. Atravesamos Reliegos de punta a punta, olfateando la pista arbolada por la calle Real, donde impactó un meteorito en 1947.

  • Km 13. Reliegos (Albergues. Bares)

  • Dejamos el frontón a un lado para sumergirnos junto a los falsos plátanos en las llanuras de cereal, decoradas por estructuras gigantes de riego por aspersión. El refrán “de Reliegos a Mansilla, la legua bien medida”, establece la distancia de una legua (entre 5.573 y 5.914 metros) entre ambas localidades. Casi cuatro kilómetros después de Reliegos, tras pasar bajo las torres de línea eléctrica, hay un área de descanso al borde de la pista arbolada (Km 16,7). Damos el adiós definitivo a la pista artificial, salvamos la N-601 (carretera Adanero – León) por un viaducto y sorteamos un canal de riego para entrar en Mansilla de las Mulas. Descubrimos la antigua ciudad amurallada al traspasar la puerta del Castillo, en cal y canto rodado. En la calle Santa María asoma la torre de la iglesia.

  • Km 19. Mansilla de las Mulas (Todos los Servicios)

  • El Camino atraviesa Mansilla y conduce hasta el puente sobre el Esla, el latino Astura. Nada más cruzar el puente hay que tomar un camino que nace a la izquierda y que avanza paralelo a la N-601, junto a las acequias, los campos de maíz y alguna que otra acacia. Así, llegamos en una hora a Villamoros de Mansilla.

  • Km 23,5. Villamoros de Mansilla (Tienda)

  • A la entrada dejamos la protección del camino para tomar el arcén de la N-601. Pasamos Villamoros por la carretera y de nuevo por la senda paralela llegamos hasta Puente Villarente, donde cruzamos el río Porma junto al puente de origen medieval. Atravesamos Puente Villarente siguiendo el trazado de la N-601, que parte en dos esta localidad con multitud de servicios.

  • Km 25,3. Puente Villarente (Todos los Servicios)

  • Si transitamos por la acera de la izquierda, al llegar a una oficina de Caja España, cruzamos por el paso de peatones y continuamos por la acera derecha. A la altura del Restaurante Avellaneda nos distanciamos un poco de la N-601 para tomar una pista que nace a nuestra derecha (Km 26,3). Por ella salvamos el canal de Arriola, cruzamos más adelante la carretera que se dirige a Sanfelismo y continuamos de frente. Tras un repecho, a cuyo comienzo han habilitado un área de descanso cubierta, alcanzamos Arcahueja.

  • Km 29,5. Arcahueja (Albergue. Bar)

  • Después de esta población el tramo se recrudece con varios toboganes. Dejamos a un lado el desvío a Valdelafuente (Km 30,9), coronamos una pequeña tachuela y seguimos hacia un polígono situado al pie de la N-601. Por una pasarela peatonal, habilitada a comienzos de 2010, salvamos el nudo viario de la N-601 y vamos en dirección a Puente Castro, barrio de León separado de la urbe por el río Torío. Entramos en Puente Castro por la calle Simón Arias, cruzamos la avenida de Madrid (Km 35) y seguimos a la derecha por Victoriano Martínez y plaza Tomás Mallo para llegar hasta una pasarela y cruzar el río Torío. A la derecha de ésta se encuentra el puente de piedra del XVIII.

    Superado el cauce – ya en León – tomamos de frente la calle del Alcalde Miguel Castaño y continuamos por ella durante 600 metros hasta la avenida de doble carril de Fernández Ladreda. A partir de este cruce el itinerario urbano se bifurcaba. Ahora hay que seguir de frente, ya que el albergue municipal cerró, y la señalización dirige ahora de frente hacia el albergue del Monasterio de las Benedictinas y el de la Residencia de la Fundación Ademar.

  • Km 37,1. León (Todos los Servicios)

  • Las dificultades

    • Excesiva distancia:
      Lo más común es dividir el trayecto en dos cómodas etapas: de El Burgo Ranero a Mansilla de las Mulas (19 km) y de Mansilla de las Mulas a León (18,1 km). En el Camino Francés las opciones son infinitas, ya que Puente Villarente y Arcahueja también tienen albergues.

    Observaciones

    • En Mansilla de las Mulas hay una lavandería de autoservicio para los peregrinos y con ofertas para los mismos. La tarifa es de 4 euros. Está en la plaza del Arrabal, 17.

    • En febrero de 2010 se abrió la pasarela peatonal que salva el nudo viario de la N-601. Antes había un recorrido alternativo que subía hasta unos repetidores y descendía con brusquedad por una senda hasta la entrada de Puente Castro (el perfil de etapa recoge este desvío).

    • En enero de 2011 se inauguró en Puente Castro el Centro de Interpretación y Recepción de Peregrinos.Está en la antigua iglesia de San Pedro y en él se puede recoger información sobre la ciudad de León, alojamientos, etc. Cuenta con una pequeña sala de lectura con libros del Camino y de la capital y tiene una exposición permanente.

    • Ante el cierre del albergue municipal de León, la Residencia de la Fundación Ademar también se ha convertido en albergue para peregrinos, así como la Residencia Unamuno. Ésta última durante la temporada de verano.

    Qué ver, qué hacer

    • RELIEGOS:
      El origen de Reliegos de las Matas, perteneciente al Ayuntamiento de Santas Martas, pudo ser el asentamiento romano de Pallantia, donde confluían varias calzadas o vías romanas. Reliegos también es conocido por el meteorito, del tipo L5 y de casi 9 kilos de peso, que impactó el 28 de diciembre de 1947 en la calle Real y que hoy se encuentra expuesto en el Museo Nacional de Ciencias. Las cuevas de la entrada fueron antiguas bodegas, que nadie usaba pero que en las últimas décadas han sido recuperadas, conservando su función de guardar vino pero ante todo sirviendo como lugar de reunión. Este sentido lúdico al espacio ha logrado que se sucedan ejemplos de bodegas coquetas, en las que ya no se degusta el vino híbrido de calidad justa, pero sí la variedad más moderna de prieto picudo. La iglesia parroquial está dedicada conjuntamente al Papa San Cornelio y al Obispo de Cartago San Cipriano, ambos preclaros personajes de la iglesia Cristiana del siglo III que fueron martirizados en los años 253 y 258. Un albergue, un bar restaurante con menús para el peregrino y una tienda ofrecen también lo necesario para constituir un final de etapa, sobre todo para los peregrinos que hayan partido de Sahagún.

    • MANSILLA DE LAS MULAS:
      Ciudad amurallada (s. XII) sobre el río Esla. Perteneció al condado de Benavente hasta 1594. De sus siete iglesias, dos conventos y tres hospitales cuando era un importante centro comercial y ganadero (de ahí el apelativo de las Mulas), sólo quedan dos templos en uso: la iglesia parroquial de Santa María, única templo de Mansilla hasta 1220 pero reconstruido en el XVIII, y la ermita de Nuestra Señora de Gracia.

      • La Puerta del Castillo, por la que acceden los peregrinos del Real Camino Francés, fue la puerta principal de la muralla y está construida en cal y canto rodado. Por el Arco de Santa María, la única de la muralla que se conserva completa, entran los caminantes que partieron de Calzadilla de los Hermanillos por la Vía Trajana. A la salida de Mansilla se cruza el río Esla, conocido en la antigüedad por el nombre latino de Astura. El Esla tiene 286 kilómetros de longitud y es el afluente más caudaloso del río Duero.

      A más de una decena de kilómetros de Mansilla hay dos joyas del arte leonés: el monasterio mozárabe -levantado por monjes cordobeses- de San Miguel de Escalada (s. X) y el de Santa María de Gradefes, construido por monjas cistercienses, a finales del siglo XII.

    • PUENTE VILLARENTE:
      Puente Villarente de Villaturiel, atravesada de lado a lado por la N-601, ofrece casi todos los servicios. El puente sobre el río Porma es de origen medieval (ya se menciona en el Codex Calixtinus del siglo XII) y ha sufrido reparaciones y reconstrucciones a lo largo de los siglos. Los arcos centrales son los que mejor conservan la estructura original.

    • LEÓN:
      Tuvo su origen en el asentamiento definitivo de la legión romana VII Gemina hacia el año 74 de nuestra era. Fue una importante ciudad romana que en el año 712 fue conquistada por los árabes y permaneció bajo el dominio musulmán hasta el 853, año en que Ordoño I la recuperó, repobló e incorporó al Reino de Asturias. Bajo el reinado de Ordoño II, León se proclamó capital de su propio reino y con los años llegó a aglutinar lo que hoy es Galicia, parte de Portugal, Asturias, Cantabria y gran parte de Castilla y León.

      • Sus joyas arquitectónicas son innumerables: la catedral de Santa María (s. XII-XIII), conocida también por el sobrenombre latino de Pulchra Leonina, es de estilo gótico y comenzó a construirse hacia el año 1205. Está inspirada en la catedral francesa de Reims y su interior es grandioso, lleno de armonía gótica y sus vidrieras cubren una superficie de 1.800 metros cuadrados. La fachada principal, la que mira a occidente, obsequia al visitante con triple portada, rosetón y dos torres: la de las Campanas y la del Reloj. Más información en la web oficial http://www.catedraldeleon.org/

      • También destacan la Real Basílica de San Isidoro, uno de los grandes tesoros del románico español que se compone de la propia iglesia, el Panteón Real y un museo. El Panteón fue construido en 1063 y la iglesia, que sustituyó a la anterior mozárabe, se consagró en 1149. http://www.sanisidorodeleon.com//. El Hostal de San Marcos es un edificio plateresco bellísimo. Su origen como hospital de peregrinos se remonta al siglo XII pero el edificio actual se construyó entre los siglos XVI y XVIII. De fachada plateresca (estilo muy ornamental propio del Renacimiento español), el hostal de San Marcos es hoy Parador de Turismo y alberga el Museo de León.

      • De épocas mucho más posteriores encontramos la Casa Botines de Gaudí. Junto al edificio modernista hay una escultura del arquitecto catalán contemplando su obra. Los amantes del arte contemporáneo encontrarán su espacio en el MUSAC, en la Avenida de los Reyes Leoneses, 24. En la actualidad alberga más de 1.650 obras de casi 400 artistas castellano y leoneses, nacionales e internacionales.

      • Abandonar la capital sin visitar y degustar los caldos y tapas del Barrio Húmedo no tiene perdón. Está comprendido entre las calles Ancha (que enlaza el centro con la catedral), de la Rúa, Badillo y Las Cercas, con enclaves tan pintorescos como el de la plaza de San Martín. Surcado de bares y tabernas, cada uno de ellos especializado en una o varias tapas que sirven gratis con cada consumición.

      • Web Oficial de Turismo de León

    Los monumentos

    Catedral de León

    De estilo gótico, presenta planta de cruz latina, tres naves laterales y nave transversal.
    Su construcción comenzó a principios del siglo XIII y se terminó en el XIV, aunque tiene añadidos posteriores.

    Perfil de la etapa 18: Etapa de El Burgo Ranero a León del Albergues

    Etapa 19: Etapa de León a San Martín del Camino

    Los albergues

    Información sobre la etapa 19: Etapa de León a San Martín del Camino

    Amplias avenidas conducen desde los albergues al Hostal de San Marcos, a orillas del río Bernesga. Otros cinco kilómetros urbanos, incluido un polígono, acercan hasta la Virgen del Camino, a cuya salida se decide si continuar por la variante de Villar de Mazarife o por el Camino Francés más histórico. Este último progresa por el páramo, siempre a la vera de la N-120, y atraviesa Valverde de la Virgen, San Miguel del Camino y Villadangos del Páramo para concluir en San Martín del Camino.

    El itinerario

  • Km 0. León (Todos los Servicios)

  • Desde la plaza de Santa María del Camino, donde se encuentra el albergue de las Benedictinas, inauguramos la jornada por las calles de la Rúa y Ruiz de Salazar. Pasamos entre la modernista Casa Botines de Gaudí y el Palacio renacentista de los Guzmanes. Poco después despunta a la derecha la Real Colegiata de San Isidoro, preciado monumento de origen románico que surgió como monasterio consagrado a San Pelayo. De la calle Ramón y Cajal giramos a la izquierda por la calle de Renueva y siempre de frente enlazamos con la avenida de Suero de Quiñones hasta alcanzar el Hostal de San Marcos, hospital de peregrinos en la Edad Media y hoy Parador de Turismo y Museo. Merece la pena detenerse y disfrutar de la rica ornamentación plateresca de su fachada (Km 2,3).

    Cruzamos el río Bernesga, afluente del Esla, junto al Hostal y continuamos rectos por la avenida de Quevedo. Ésta avenida, siempre de frente, nos lleva a coger la avenida del Párroco Pablo Díez, que luce llamativas farolas rojas. Sin pérdida alguna llegamos hasta una pasarela peatonal sobre las vías, que cruzamos para entrar en Trobajo del Camino.

  • Km 3,9. Trobajo del Camino (Todos los Servicios)

  • Continuamos la marcha por la misma avenida del Párroco Pablo Díez y en la acera de la derecha se puede ver la sobria ermita en ladrillo y canto de Santiago Apóstol del XVIII. A la altura de una floristería (Km 4,7) doblamos a la izquierda, pasamos por la plaza Sira San Pedro y giramos levemente a la derecha por la calle del mismo nombre. Salimos a una avenida, que cruzamos, y seguimos subiendo por la calle Camino de la Cruz junto a unas bodegas. Entramos de inmediato en un polígono industrial (Km 5,7) que termina junto a una gasolinera y al borde de la N-120. Con cuidado, por el arcén y junto al denso tráfico de esta carretera nacional entramos en Virgen del Camino

  • Km 7,6. Virgen del Camino (Todos los Servicios)

  • Se trata de una localidad satélite de León partida en dos por la N-120. Ofrece casi todos los servicios y es un buen lugar para proponer la primera parada. En Virgen del Camino es común ver sobrevolar a los aviones del ejército, ya que se encuentra al lado una base aérea militar. Al llegar junto al Santuario, de 1957 y cuya fachada está adornada por trece esculturas del barcelonés Joseph María Subirachs, cruzamos la N-120 (si vamos por la acera derecha) y bajamos por la calle de la Paz. Dejamos a un lado la fuente El Cañín y observamos en la pista asfaltada una serie de pintadas, in crescendo cada año que indican hacia la izquierda la bifurcación hacia Villar de Mazarife (ver apartado observaciones), una alternativa más al itinerario histórico del Camino Francés (Km 8,5).

    Continuamos de frente, pasando al lado del cementerio y por una vía de servicio junto a las últimas naves. Un camino en paralelo a la N-120 conduce hasta un túnel bajo la A-66, tras el cual giramos a la derecha para subir hasta una antena rodeada de arbolado disperso. De aquí bajamos suavemente hasta unas naves industriales y enlazamos con el andadero paralelo a la N-120, que no abandonaremos hasta el final de etapa. Nos encontramos en tierras del páramo, terreno raso y desabrigado. Inmediatamente entramos en Valverde de la Virgen

    .

  • Km 12,2. Valverde de la Virgen (Albergue. Bares)

  • Atravesamos Valverde a la vera de la N-120 y a la salida retomamos el andadero hasta la siguiente población, también partida por la nacional: San Miguel del Camino. Desde San Miguel hasta la siguiente localidad hay 7,7 kilómetros, así que conviene plantear una parada a estas alturas de la etapa.

  • Km 13,6. San Miguel del Camino (Bares)

  • Después de atravesar San Miguel del Camino volvemos al monótono andadero, surcando el páramo entre la N-120 y la cercana AP-71 que progresa a nuestra izquierda. Una hora y tres cuartos después entramos en Villadangos del Páramo, cuyas primeras casas se hayan en una pequeña vaguada. Entramos pegados al colegio Santiago Apóstol y pasamos junto al albergue de peregrinos.

  • Km 21,3. Villadangos del Páramo (Albergue. Bares. Tiendas. Farmacia. Cajero)

  • Cruzamos la N-120 para coger la calle Real, donde se encuentra la panadería y una tienda. Los bares se apilan al borde de la carretera nacional. Por la misma calle Real bajamos hasta cruzar un canal de riego y continuamos entre chopos durante no más de 400 metros para volver a la compañía de la sonora N-120. A partir de este punto se puede continuar por la derecha de la nacional o por su izquierda, ya que hay andadero a ambos lados. Una recta de 3,8 kilómetros nos lleva hasta el centro de San Martín del Camino, que destaca a lo lejos por su peculiar depósito de agua.

  • Km 25,9. San Martín del Camino (Albergues. Bares. Tienda)

  • Las dificultades

    • Salida de León:
      Es muy incómoda y hasta Valverde de la Virgen (Km 12,2) hay que pasar un pequeño calvario por calles, largas avenidas, un polígono y el arcén de la N-120 a la entrada de Virgen del Camino. También, el tramo entre San Miguel del Camino y Villadangos del Páramo se hace muy pesado ya que son 7,7 kilómetros de andadero sin poblaciones intermedias.

    Observaciones

    • A la salida de Virgen del Camino, tras pasar junto a la fuente El Cañín, hay una gran cantidad de pintadas sobre el asfalto que indican, hacia la izquierda, la bifurcación a Villar de Mazarife. Es una variante del Camino Francés que lleva hasta este pueblo leonés que cuenta en la actualidad con 3 albergues. Este itinerario evita la compañía de la N-120 y por pistas de tierra y asfalto pasa por las poblaciones de Fresno del Camino, Oncina de la Valdoncina, Chozas de Abajo y Villar de Mazarife, donde se pernocta. La distancia entre León y Villar es de aproximadamente 22 kilómetros y este itinerario y el Francés se juntan en la siguiente etapa en Puente Órbigo.

    Qué ver, qué hacer

    • VIRGEN DEL CAMINO:
      A la salida de esta población se encuentra el Santuario de la Virgen del Camino, cuya primera piedra se colocó en 1957. Su autor es el arquitecto dominico Don Francisco Coelho de Portugal. La fachada principal está adornada por trece esculturas del artista barcelonés Josep María Subirachs que representan a la Virgen y a los doce apóstoles y cada figura pesa unos 700 kilos. Esta localidad satélite de León tiene suficientes tiendas y bares para plantear la primera parada del día.

    • VALVERDE DE LA VIRGEN Y SAN MIGUEL DEL CAMINO:

      Dos localidades atravesadas por la N-120, con algún bar y panadería.

    • VILLADANGOS DEL PÁRAMO:

      Villadangos está situado en pleno páramo leonés. Fue una localidad repoblada durante la fase inicial de la Reconquista y escenario en el año 1111 de una sangrienta batalla entre las huestes de la reina doña Urraca y su ex marido el rey Aragonés Alfonso I “el Batallador” acompañado de su hijo Alfonso VII. La iglesia parroquial está dedicada a Santiago, que preside el retablo del altar mayor, espada en mano y tocado a la usanza militar. En las puertas del templo hay tallados dos graciosos relieves policromados que representan la mítica victoria del rey leonés Ramiro I sobre Abderramán II en la batalla de Clavijo (La Rioja), gracias a la ayuda del Apóstol Santiago.

    • SAN MARTÍN DEL CAMINO:

      Pertenece al municipio de Santa Marina del Rey y está tradicionalmente unido al Camino de Santiago, ya que San Martín era un obispo francés que acogía a los peregrinos bajo su capa. Lógicamente tiene una iglesia dedicada al obispo de Tours. En septiembre de 2009, Juan López, obispo de León, bendijo el nuevo altar de este templo y el conjunto formado por el retablo, ambón, mesa y silla costó unos 45.000 euros. La investigación de Juan Uría establece que hubo en San Martín del Camino un hospital que era “para hospedar peregrinos pobres, contando con cuatro camas para hombres, una para mujeres y otra para sacerdotes”.

      Desde septiembre de 2011 cuenta con un Museo Etnográfico y del Camino de Santiago que está situado detrás del albergue municipal. Exhibe una muestra permanente y exposiciones temporales. Se pueden encontrar fotografías, pinturas, artesanía, documentos, trajes regionales, etc.

      Desde lejos destaca el depósito de agua, que parece un platillo volante que planea sobre la localidad. Visto de cerca, aún sabiendo que sirve para recoger el preciado líquido, sigue pareciendo un OVNI o una seta gigante.

    Los monumentos

    San Isidoro de León

    Iglesia románica.
    La planta es de cruz latina y la forman tres naves con su correspondientes ábsides.
    En su origen consagrada a San Juan Bautista fue arrasada por Almanzor en el 988. Tras reedificarse fue ampliada y volvió a consagrarse en el 1149.

    Perfil de la etapa 19: Etapa de León a San Martín del Camino del Albergues

    Etapa 20: Etapa de San Martín del Camino a Astorga

    Los albergues

    Información sobre la etapa 20: Etapa de San Martín del Camino a Astorga

    En el mismo tono que ayer, al ritmo machacón que marca el camino paralelo a la N-120, se llega hasta Puente Órbigo para salvar el afluente del Esla por el mítico puente del Passo Honroso. Ya en Hospital de Órbigo se puede escoger entre continuar por el monótono andadero o disfrutar de un paisaje agrícola, bañado por infinidad de acequias, que visita Villares de Órbigo y Santibáñez de Valdeiglesias. Ambas opciones se funden en el crucero de Santo Toribio, excelente mirador sobre San Justo de la Vega, la ciudad de Astorga y el monte Teleno.

    El itinerario

  • Km 0. San Martín del Camino (Albergues. Bares. Tienda)

  • Atravesamos San Martín del Camino junto a la N-120 y, pasado el canal del Páramo y el cartel de fin de población, giramos a la derecha e inmediatamente a la izquierda para tomar el andadero de gravilla fina que avanza paralelo a la carretera nacional. Cultivos de maíz y pequeñas extensiones de vegetales inundan los campos a nuestra derecha, regados gracias a una buena red de canales y acequias. A los tres kilómetros pasamos de largo el desvío a Santa Marina del Rey y Villavante (Km 3). Más adelante el Camino se encuentra con el canal de la presa Cerrajera, un cauce de riego del Órbigo que parte de éste río en Villanueva de Carrizo para confluir de nuevo en Cebrones del río. Sus primeras noticias se remontan al siglo XIV (Km 4,2).

    Un par de kilómetros después nos alejamos de la N-120 por la derecha y pasamos junto a un bonito depósito de agua en ladrillo. Pronto cruzamos la carretera provincial en Puente de Órbigo (Km 6,9) junto a la iglesia de Santa María, cuya espadaña suele soportar más de un nido de cigüeña.

  • Km 6,9. Puente de Órbigo (Bar)

  • De inmediato se interpone ante nosotros el río Órbigo,, que fluye bajo el prolongado puente del Passo Honroso, donde Suero de Quiñones retó en 1434 a todo caballero que pretendiera cruzarlo. Unos siglos después, en primavera de 2012, se inauguró su sistema de iluminación LED que se puede ver a última hora del día. Una tecnología que inunda de color la piedra y que no dejará indiferente a nadie. Cruzamos el Passo, sin temor a caballos desbocados ni a lanzas perdidas, para acceder a Hospital de Órbigo, donde nos recibe la iglesia de San Juan Bautista, del siglo XVIII.

  • Km 7,7. Hospital de Órbigo (Todos los Servicios)

  • Desde el centro de Hospital de Órbigo progresamos por la misma calle principal hasta la salida, donde una señal clavada en un poste muestra las dos posibilidades para acometer el resto de la etapa (Km 8). De frente continúa la traza histórica por un andadero paralelo a la N-120; a la derecha, opción muy valorada por los peregrinos, el Camino se encamina hacia Villares de Órbigo y Santibáñez de Valdeiglesias por un paisaje agrario y de monte bajo. Ambas opciones se juntan en el crucero de Santo Toribio.

    Cuestión de gustos. Nosotros relatamos la segunda opción. Giramos a la derecha por una pista rodeada de un paisaje sumamente agrícola. Infinidad de acequias bañan los cultivos de hortalizas, que son degustadas en todo León e incluso en provincias limítrofes. Así llegamos hasta Villares de Órbigo.

  • Km 10. Villares de Órbigo (Albergue. Bar. Tienda. Farmacia)

  • A las afueras de Villares de Órbigo cruzamos una carretera local y tomamos un camino junto a una nave de ladrillo visto. Pasamos junto a un merendero y subimos ligeramente por monte bajo. Si miramos hacia la izquierda nos encontramos con un plano general de la fértil vega del río Órbigo, con sus choperas, canales y cultivos. Recreados en esta vista llegamos hasta una carretera local (Km 11,5) que conduce hasta la cercana población de Santibáñez de Valdeiglesias.

  • Km 12,6. Santibáñez de Valdeiglesias (Albergues. Bar-Cafetería)

  • Entramos por la calle Camino de Villares, continuamos por la calle Real y torcemos a la derecha por Carromonte Bajo, donde se encuentra el albergue parroquial. Termina la calle y salimos de Santibáñez por una pista ancha, bastante pedregosa también, junto a unas naves ganaderas. Por ella, entre pequeñas parcelas de vid que salpican el resto de cultivos, ganamos treinta metros de altura hasta llegar a una cruz labrada escoltada por una serie de figuras, entre ellas un espantapájaros (Km 13,8).

    Bajamos durante unos setecientos metros, dejando a la izquierda un pequeño barranco creado por la erosión, y luego ascendemos por una zona más refugiada entre quejigos y chaparros. Después vienen varios toboganes por la incómoda pista pedregosa: a una rápida bajada le sucede una corta subida y otra bajada, algo más larga, es respondida por una subida de las mismas características que termina por dejarnos las piernas doloridas. Llegamos así a un altiplano y dejamos a mano derecha una nave. Es la Casa de los Dioses, regentada por David Vidal situada en el lugar conocido como Majada de Ventura (Km 17,5).

    Pronto cruzamos una carretera y una larga recta nos lleva hasta el crucero de Santo Toribio, donde unas mesas invitan a un tentempié en este excelente mirador sobre San Justo de la Vega, la ciudad de Astorga y el monte Teleno, que con sus 2.188 metros es la cumbre más alta de los montes de León. En este mismo lugar, en el siglo V, el obispo de Astorga, tras ser expulsado de su sede, profirió: “De Astorga, ni el polvo” (Km 19,1). Descendemos del crucero para entrar a San Justo de la Vega.

  • Km 20,3. San Justo de la Vega (Albergue. Bares. Tienda. Farmacia)

  • A las afueras salvamos el río Tuerto por una pasarela metálica paralela al puente de piedra. Unos metros más adelante dejamos el paseo y tomamos una pista que avanza junto a una nave. La pista desemboca en el río Jerga, que lo sorteamos por un pequeño puente. Giramos a la izquierda y nos acercamos hasta la pasarela metálica que salva las vías de la línea Palencia – La Coruña (Km 23).

    El puente es un mareante laberinto de rectas y alturas. Pasamos la desmantelada vía Plasencia – Astorga y tras la rotonda decorada con el nombre romano de Astorga: Asturica Augusta, subimos hasta la calle Perpetua Socorro, donde giramos a la izquierda. A continuación, una dura cuesta nos acerca al albergue de los Amigos del Camino y al conjunto formado por la capilla de la Vera Cruz y la iglesia de los Padres Redentoristas. Desde este punto sólo restan trescientos metros para llegar al Ayuntamiento.

  • Km 24,2. Astorga (Todos los Servicios)

  • Las dificultades

    • Distancia moderada:

      El trazado desde San Martín del Camino hasta Hospital de Órbigo es plano. El tramo de 6,5 kilómetros comprendido entre Santibáñez de Valdeiglesias y el crucero de Santo Toribio puede hacerse pesado por el piso pedregoso y los toboganes del final.

    Observaciones

    • Los que hayan pernoctado en Villar de Mazarife reanudan el Camino por carretera local hasta La Milla del Páramo, que se deja a la derecha. A partir de este punto avanzan por pista de tierra hasta Villavante (con albergue). A ochocientos metros de Villavante se cruzan las vías del ferrocarril y un kilómetro y doscientos metros después la autopista AP-71 (León – Astorga). Un kilómetro de carretera local sitúa al peregrino en Puente de Órbigo, donde se une al Camino Francés procedente de San Martín del Camino.

    • Los peregrinos que no tomen en Hospital de Órbigo la variante por Villares de Órbigo y Santibáñez de Valdeiglesias, avanzarán en paralelo a la N-120 hasta el crucero de Santo Toribio, donde se unen los dos itinerarios. Ésta opción es más aburrida pero un par de kilómetros más corta que la de Santibáñez.

    Qué ver, qué hacer

    • PUENTE ÓRBIGO Y HOSPITAL DE ÓRBIGO:
      El inacabable puente sobre el río Órbigo, que estrenó su colorista iluminación LED en 2012, une las dos poblaciones. Fue construido en el siglo XIV aunque remodelado en siglos posteriores y es famoso por el siguiente suceso histórico: En 1434, el caballero leonés don Suero de Quiñones, organizó un torneo de armas retando a todo caballero que quisiera traspasar el puente, a romper tres lanzas contra él y sus nueve acompañantes. Todo para conquistar a su dama Leonor Tovar. Se corrieron 727 carreras y se rompieron 166 lanzas durante un mes, con la excepción del día 25 de julio, festividad de Santiago Apóstol. Cumplido el torneo -sólo murió un caballero- peregrinaron a Santiago de Compostela donde Suero de Quiñones entregó al apóstol una cinta azul que pertenecía a su dama. Don Suero, 24 años después, moriría en otro torneo contra uno de los caballeros que había vencido en el Passo Honroso del Órbigo.

      El río Órbigo nace de la confluencia de los ríos Luna y Omaña y desemboca en el Esla. Sus aguas albergan una buena población de Trucha Común o Trucha Fario (Salmo trutta fario), ingrediente principal de las afamadas sopas que se preparan en Hospital de Órbigo. Esta localidad, al otro lado del puente, se levantó junto al hospital de los Caballeros de San Juan. La iglesia de San Juan Bautista, que recogió el legado del hospital, es del siglo XVIII y conserva un retablo plateresco. Hospital de Órbigo es hoy un gran centro de servicios y hay varias tiendas, panadería, cajero automático, unos cuantos mesones y restaurantes de carretera.

    • VILLARES DE ÓRBIGO Y SANTIBÁÑEZ DE VALDEIGLESIAS:
      En Villares de Órbigo está situado el Ayuntamiento, cuyo municipio engloba al propio Villares de Órbigo, a Moral de Órbigo, San Feliz de Órbigo, Santibáñez de Valdeiglesias y Valdeiglesias. Durante la Edad Media fueron un señorío propiedad de la familia Quiñones y arciprestazgo de Astorga. El municipio se asienta en la fértil ribera del Órbigo y está surcado por infinidad de acequias que bañan los cultivos de hortalizas, degustadas en todo León e incluso en provincias limítrofes.

      • La iglesia de Santiago de Villares de Órbigo guarda una talla de madera de la Virgen del Carmen y una valiosa cajonera en madera de castaño y roble. La parroquial de Santibáñez de Valdeiglesias es del XIX.

    • ASTORGA:
      Emplazada en un cerro situado entre los ríos Jerga y Tuerto, Astorga, la Asturica Augusta de los romanos, fue en su origen un campamento militar construido durante la campaña de las guerras cántabras en los años 29 a 19 a.C. Debido a la presencia de minas de oro en la misma provincia, llamada Conventus Asturum, la ciudad fue creciendo impulsada por la excelente ubicación que le permitía un gran control sobre la explotación de las minas.

      • Catedral de Santa María: Comenzó a construirse en el último tercio del siglo XV y no fue rematada hasta la segunda mitad del XVII. La fachada occidental es de estilo plateresco y las capillas y la puerta de la sacristía se atribuyen A Gil de Hontañón.

      • Ayuntamiento de Astorga: Fue construido en 1675 en base al diseño de Manuel de la Lastra y fue remodelado a finales del XIX y en 1995. El reloj de la fachada es obra de Bartolomé Fernández y tiene como peculiaridad que dos autómatas maragatos – Juan Zancuda y Colasa – repican la campana para dar las horas.

      • Palacio episcopal: Hoy alberga el Museo de los Caminos, donde puede visitarse una amplia colección de arte sacro. El edificio, trabajada muestra que combina los estilos medieval y modernista, es obra de Antonio Gaudí.

      • Murallas: El recinto amurallado original fue construido en época romana, entre finales del siglo III y comienzos del siglo IV pero ha sido muy modificada, sobre todo en el siglo IX y en distintas épocas posteriores.

      Astorga es una ciudad de casi 12.000 habitantes donde existen todo tipo de servicios. Se puede degustar el cocido maragato, peculiar porque primero se sirve la carne, luego las verduras y finalmente la sopa. Tampoco hay que dejar de probar las famosas mantecadas y los hojaldres de la capital maragata.

    Los monumentos

    Palacio de Gaudí de Astorga

    Palacio encargado a Antonio Gaudí en 1887 y terminado definitivamente en 1961.
    De inconfundible estilo modernista, partiendo de elementos medievales y árabes, el exterior está revestido con granito grisáceo de Montearenas y el conjunto consta de cuatro plantas.

    Perfil de la etapa 20: Etapa de San Martín del Camino a Astorga del Albergues

    Etapa 21: Etapa de Astorga a Foncebadón

    Los albergues

    Información sobre la etapa 21: Etapa de Astorga a Foncebadón

    Con el punto de mira en los Montes de León, el Camino Francés se interna por la maragatería. Comarca habitada en su día por arrieros y que aún conserva sus recias casas en sillarejo y provistas de portalón, sus danzas al son de la flauta y el tambor y sus guisos pantagruélicos. Rabanal del Camino, fin de la novena etapa del Codex Calixtinus, y Foncebadón, en las laderas del Irago, se presentan como posibles finales de etapa.

    El itinerario

  • Km 0. Astorga (Todos los Servicios)

  • Debido a la gran cantidad de confiterías que hay en Astorga, que nos engatusan con sus anuncios de mantecadas y hojaldrados, es muy difícil o, más bien imposible, abandonar la antigua ciudad romana sin haber probado un solo dulce. Ya desayunados, dando la espalda a la fachada del Ayuntamiento de Astorga, atravesamos la plaza Mayor para colarnos por la calle Pío Gullón, situada a la izquierda de la plaza. Tras cruzar García Prieto continuamos de frente por la calle de Postas y la calle Santiago. Dejando a un lado el Palacio Episcopal pasamos junto a la catedral y tomamos la calle Portería – donde se encuentra el albergue privado. Tras Portería doblamos a la derecha y avanzamos rectos cerca de 400 metros por la calle San Pedro. Cruzamos la calle por un paso peatonal y tiramos en dirección a Castrillo de Polvazares y Santa Colomba de Somoza por la calle de los Mártires. Por un paseo paralelo a la LE-142 bajamos suavemente hasta la altura de Valdeviejas, donde se encuentra la ermita del Ecce Homo, construcción del siglo XVIII que fue restaurada completamente en 2007. El ermitaño madruga, sella y además facilita credenciales. A unos 150 metros a la derecha de la ermita, en la carretera que conduce a Valdeviejas, hay un albergue de peregrinos inaugurado en 2010.

  • Km 2,6. Desvío a Valdeviejas (Albergue. Bar)

  • Dejamos atrás la ermita y salvamos la autovía A-6 (autovía del Noroeste que enlaza Madrid con la coruñesa Arteixo) por un paso elevado. Un andadero al pie de la LE-142 nos espera para conducirnos hasta Murias de Rechivaldo, población maragata a la que entramos tras salvar el cauce del río Jerga. La parroquial de San Esteban, del XVIII, queda a mano derecha y atravesamos Murias por una calle lateral, donde está el mesón y el albergue privado.

  • Km 4,7. Murias de Rechivaldo (Albergues. Bares)

  • Abandonamos Murias de Rechivaldo por medio de una pista de grava escoltada de matorral y escobas. Una larga recta de más de dos kilómetros nos lleva a cruzar la LE-142 (Km 7,3), carretera que dejamos por un andadero pegado a la LE-CV-192. Cerca de media hora después arribamos, ascendiendo de forma muy tendida, al centro de Santa Catalina de Somoza. También antiguo pueblo de arrieros maragatos, de recias casas con portalones de doble hoja siempre pintados de algún color primario. Varios albergues dotados de bar también permiten un pequeño descanso tras dos horas de caminata.

  • Km 9,3. Santa Catalina de Somoza (Albergues. Bares)

  • Atravesamos la población por la calle Real y a la salida recuperamos el andadero de la LE-CV-192 que, de nuevo en un ascenso casi imperceptible, nos acerca hasta la población de El Ganso. Entre medias, una cruz de madera colocada en verano de 2012 sustituyó a la cruz antigua, bastante deteriorada. En El Ganso, tras un par de bares giramos a la izquierda para pasar junto a una fuente y la iglesia de Santiago.

  • Km 13,4. El Ganso (Albergue. Bares. Tienda)

  • Tras El Ganso nos aguarda el mismo guión: la monotonía del andadero, que en algunos tramos que están por llegar se estrecha y obliga a caminar sobre el asfalto, aunque también se ensancha junto a un pinar. Entre El Ganso y Rabanal del Camino, en el puente de Pañote sobre el arroyo de las Reguerinas y junto a las minas romanas de la Fucarona, se encuentra la carpa de la Asociación Gaudisse. Son una asociación sin ánimo de lucro que lucha contra el cáncer infantil y recaudan fondos con los donativos que dejan los peregrinos al hacerse hacerse una foto con un águila de la familia Acceppiter. Ponen el sello de la Asociación y aportan información sobre la propia etapa. Enfrente también han habilitado en un área de sombra dos grandes bancos donde descansar. Dejaremos a mano derecha el cruce a Rabanal Viejo y Maluenga (Km 17,5) y, tras el río de Rabanal Viejo, abandonamos la carretera para tomar una senda que sube entre un rebollar. Avanzamos pegados a una valla rematada de cruces hechas con palos, donde algunos peregrinos se detienen a colocar la suya. A mano izquierda se encontraba el monumental roble del peregrino, conocido por el sobrenombre de carballo de Fonso Pedredo. Un mito de la ruta jacobea que fue derribado por el viento en noviembre de 2013 (Km 19).

    También a mano izquierda dejamos la ermita del Cristo de la Vera Cruz, propiedad de la Junta Vecinal (Km 19,7). Dejamos la compañía de la LE-CV-192, que se funde aquí con la LE-142, para entrar en Rabanal del Camino. La novena etapa del Codex Calixtinus partía de León y finalizaba en Rabanal del Camino. Desde Astorga median tan sólo 20,3 kilómetros y algunos peregrinos alargan la jornada cinco kilómetros y medio más hasta Foncebadón (Asegurarse antes, sobre todo en invierno, de que los albergues de Foncebadón estén abiertos). Tanto los que hagan noche (hasta cuatro albergues donde elegir) como los que prosigan encontrarán en Rabanal varias posadas que ofrecen comida tradicional y buenos pucheros (Km 20,3).

  • Km 20,3. Rabanal del Camino (Albergues. Bares. Tienda)

  • Superamos la calle principal de Rabanal del Camino para llegar junto a un lavadero, donde tomamos una pista entre los piornos – los ciclistas tienen la opción de seguir por la carretera LE-142. Hay algunos tramos donde hay que empujar la bici. Un kilómetro más adelante cruzamos la carretera y seguimos por el camino de la izquierda. Llegamos junto a una fuente abrevadero (Km 22,3).

    Subimos un breve tramo hasta la carretera LE-142, buena atalaya para otear la silueta de Astorga y las tierras de la maragatería. Un camino que progresa por encima de la carretera nos deja 3,5 kilómetros más adelante en el centro de Foncebadón, pueblo arruinado y asentado sobre el monte Irago. Resucitado gracias al Camino, cuenta con una taberna, un restaurante, el bar- tienda-ultramarinos El Trasgu que tiene un par de habitaciones y varios albergues.

  • Km 25,9. Foncebadón (Albergues. Pensión. Bares. Tienda)

  • Las dificultades

    • Subida imperceptible entre Astorga y Rabanal del Camino y más exigente hasta Foncebadón:
      Se ascienden 283 metros de altitud entre Astorga y Rabanal, una subida muy tendida y casi imperceptible. Desde Rabanal a Foncebadón son cerca de 280 metros en 5,6 kilómetros, ascenso más exigente.

    Observaciones

    • Los que quieran desviarse del Camino para visitar la cercana localidad de Castrillo de los Polvazares (Conjunto Histórico Artístico y típico pueblo maragato de calles empedradas y casas de arrieros), en lugar de entrar en Murias de Rechivaldo continúan por el arcén de la LE-142 durante un par de kilómetros. Después de visitar el pueblo deben tomar una pista, señalizada, que desemboca en el Camino Francés justo antes de entrar en Santa Catalina de Somoza.

    • El Trasgu de Foncebadón (tienda de ultramarinos-Bar-pensión) dispone de dos habitaciones con baño compartido al precio de 20 euros para una persona y 30 euros para dos personas. Ambas habitaciones pueden ser simples o dobles.

    Qué ver, qué hacer

    • MURIAS DE RECHIVALDO:
      Es la típica población maragata. Fue un pueblo de arrieros, ocupación secular de los maragatos. Destaca la iglesia parroquial de San Esteban con su característica espadaña, del siglo XVIII. Lo más importante de ella, por su relación jacobea, es un relieve de la Virgen del Pilar cobijado en una hornacina sobre el dintel de la puerta. También hay una estatua de San Roque Peregrino. Hay varios locales donde sirven bocadillos y comidas. A dos kilómetros de Murias de Rechivaldo se encuentra Castrillo de los Polvazares, el núcleo más representativo de la maragatería. El pueblo está en excelente estado de conservación, sobre todo su calzada. Es típico y pantagruélico el cocido maragato.

    • SANTA CATALINA DE SOMOZA:
      La hospitalidad es una constante en la historia de Santa Catalina de Somoza. Del antiguo hospital de la Virgen de las Candelas ya no quedan restos. En la iglesia parroquial de Santa María se conserva una reliquia de San Blas, patrono del pueblo, uno de los santos más presentes en el Camino por su vertiente asistencial y sanitaria. Como en muchos otros pueblos la calle Real es la sirga peregrinal. La localidad tiene varios albergues y bares.

    • EL GANSO:

      En El Ganso, que resucita cada verano por el paso de los peregrinos, aún pueden verse casas teitadas cubiertas de pajas de centeno. Este tipo de cubierta que se remonta a la prehistoria ha perdurado durante siglos y se ha considerado como el indicio del substrato celta de toda esta extensa zona. La iglesia parroquial esta dedicada a Santiago y en su interior se puede contemplar una bonita talla (siglo XVI) del Santo vestido de peregrino. En el atrio de la iglesia hay una capilla conocida como del Cristo de los peregrinos. Como recoge el tomo dos de las Peregrinaciones a Santiago de Compostela, en El Ganso hubo un hospital que fue donado a los canónigos de Astorga en 1142 y un monasterio que pertenecía al de Aguilar de Campoo.

    • RABANAL DEL CAMINO:
      Esta localidad de casonas macizas de piedra sirvió de avanzadilla a los Templarios de Ponferrada para proteger a los peregrinos hasta su llegada al Bierzo. Rabanal sirvió también de posada (casa de las Cuatro Esquinas) a Felipe II en su peregrinación a Santiago. Desde esta villa, según la leyenda, Carlomagno y su fiel caballero bretón Anseïs contemplaban Astorga y Sahagún. Durante la Edad Media existieron varios hospitales e iglesias. Los peregrinos paraban aquí a recobrar fuerzas y se agrupaban para sortear las cumbres del peligroso monte Irago, donde acechaban los animales salvajes y los bandidos. Antes de entrar en el pueblo se encuentra la ermita de la Vera Cruz, construida en sillarejo y techada por teja árabe en el siglo XVII o XVIII. Ya en la calle Real se puede contemplar la capilla de San José y el Hospital de San Gregorio. En la parte alta del pueblo se halla la iglesia parroquial de la Asunción, uno de los pocos ejemplos románicos que se pueden encontrar en esta zona. Rabanal del Camino, localidad perteneciente al municipio de Santa Colomba de Somoza, tiene cuatro albergues, una tienda y varias posadas donde se puede comer.

    • FONCEBADÓN:
      Una cruz de madera da la bienvenida a Foncebadón, pueblo arruinado y asentado sobre el monte Irago. En el siglo X, Ramiro II de León convocó aquí un concilio y en el XI, un ermitaño del Bierzo llamado Gaucelmo construyó una alberguería. El navarro Pascual Madoz relata en su diccionario estadístico de mediados del XIX que Foncebadón tenía iglesia parroquial de Santa María Magdalena servida por un cura de ingreso y libre provisión. En este enclave de pastizales y casas derruidas, una taberna, un restaurante, varios albergues y el paso incesante de los peregrinos se encargan de mantener vivo el recuerdo de lo que fue un día Foncebadón.

    Los monumentos

    Castrillo de Polvazares

    Es la población más representativa de la comarca maragata declarada Conjunto Histórico - Artístico gracias a su buen estado de conservación.
    Castrillo era un pueblo arriero que alcanzó su esplendor en el siglo XVIII.

    Perfil de la etapa 21: Etapa de Astorga a Foncebadón del Albergues

    Etapa 22: Etapa de Foncebadón a Ponferrada

    Los albergues

    Información sobre la etapa 22: Etapa de Foncebadón a Ponferrada

    El Camino Francés llega a su techo junto a la Cruz de Ferro, clavada sobre un montículo de piedras a 1.500 metros de altitud. Cerca, entre tañidos de campana y señales de humo, se sitúa el refugio templario de Manjarín, en pie desde 1993 gracias a Tomás Martínez. La maragatería sucumbe a El Bierzo, que se presenta en un crudo descenso entre pastos y piornos. El Acebo, Riego de Ambrós, Molinaseca, a orillas del río Meruelo, y Campo vertebran la etapa y la dotan de la infraestructura necesaria para llegar con éxito a Ponferrada, capital de la comarca.

    El itinerario

  • Km 0. Foncebadón (Albergues. Bares. Tienda)

  • Despedimos Foncebadón calle arriba, entre muros caídos y la iglesia, cuya espadaña recibe siempre las primeras luces del día. A la salida tomamos el camino de la izquierda, que en suave pendiente nos acerca hasta la carretera LE-142, nuestra guía en la etapa de hoy (Km 1,5). Por una senda paralela a la carretera, que avanza junto a algún bosquete de repoblación, llegamos hasta la Cruz de Ferro. Situada a unos exactos 1500 metros de altitud (el techo del Camino Francés en España), no es más que una pequeña cruz de hierro aupada por un desproporcionado mástil de madera. De espaldas a la cruz es tradición arrojar una piedra al montón ya levantado. Un gesto calcado al que hacían los segadores gallegos cuando se desplazaban a Castilla para trabajar en los campos de cereal y también los arrieros y los pastores trashumantes (Km 2,2).

    Junto a la cruz se erigió en 1982 una capilla consagrada a Santiago Apóstol. Desde este punto retomamos la marcha por la senda paralela a la LE-142. Serbales de Cazadores (Sorbus aucuparia), árbol caducifolio distinguible fácilmente por sus gruesos racimos de bayas rojas, arropan nuestros pasos. Dos kilómetros y trescientos metros después de la Cruz de Ferro nos plantamos en el refugio de Manjarín, el albergue más peculiar del Camino gestionado por Tomás Martínez, el hospitalero templario. El tañido de una campana y las señales de humo nos guían hacia su interior. El ambiente de puertas adentro es mejor descubrirlo por uno mismo.

  • Km 4,5. Manjarín (Albergue. En temporada Bar móvil entre Manjarín y El Acebo)

  • Algo más de 7 kilómetros separan el refugio de Manjarín de El Acebo. Salvo alguna curva que se ataja, el itinerario discurre siempre paralelo a la carretera. Durante los primeros 3,5 kilómetros se llanea e incluso se sube levemente, dejando a un lado la Base militar de Transmisiones, situada bajo Peña Llabaya y abandonada en 1990. Un kilómetro más adelante de la Base comienza realmente el descenso con vistas a Ponferrada (desde la distancia se distingue en ella una mancha negra que corresponde a la torre de la Rosaleda de más de 100 metros). ¡En este tramo hay se encuentra el bar móvil La Parada, que suele abrir de abril a finales de octubre! La senda es pedregosa y en fuerte pendiente (se recomienda a los ciclistas que desciendan por la carretera). Tras esos siete kilómetros, el Camino se presenta en El Acebo, la primera localidad de El Bierzo.

  • Km 11,6. El Acebo (Albergues. Hotel. Bar. Tienda)

  • Documenta Juan Uría que los vecinos de esta localidad estuvieron libres de impuestos a cambio de colocar ochocientas estacas para indicar el camino a los viajeros. En este núcleo berciano rodeado de piornos y pastos, un hotel, una tienda donde comprar bocadillos y un mesón permiten un paréntesis en la etapa que ya hemos completado en más de un 40%. Saliendo de El Acebo nos topamos con una gráfica escultura realizada por Eulogio Pisabarros en memoria de Heinrich Krausse, peregrino alemán que falleció realizando el Camino. Descanse en paz.

    Anteriormente se seguía por carretera durante casi dos kilómetros hasta Riego de Ambrós. ¡Se sigue continuando por asfalto pero se ha habilitado una senda que se toma 1,3 km después del cruce a Compludo y que evita un tramo de carretera. Finalmente, como en el pasado, se retoma la senda paralela para llegar a la población. Atravesamos Riego de Ambrós de punta a punta (esta población del municipio de Molinaseca tiene unos 600 metros de largo), pasando junto a la plaza San Sebastián, donde se encuentra el albergue de peregrinos y la fuente.

  • Km 15. Riego de Ambrós (Albergue. Bar. Tienda)

  • Tejados de pizarra y balconadas de madera dan paso a una senda, que desciende bajo la sombra de los castaños y el frescor del arroyo de Prado. Ya en campo abierto llegamos de nuevo junto a la carretera (Km 16,4), que volvemos a dejar para iniciar un descenso tortuoso que dejará su impronta en nuestros músculos. A la vera de algunos chopos, alimentados por el arroyo de la Pretadura, desembocamos en la LE-142 (Km 19,2).

    Al pie de la carretera está el Santuario de la Virgen de las Angustias, de finales del XVII y que cede el paso al puente medieval sobre el río Meruelo, por el que entramos en Molinaseca. Esta localidad, capital del municipio que también engloba a El Acebo y Riego de Ambrós, cuenta con una buena red de bares y restaurantes, farmacia, panadería, etc.

  • Km 19,7. Molinaseca (Albergues. Hostales. Bares. Tiendas. Farmacia. Cajero)

  • Cruzamos la localidad por la calle Real que desemboca en la avenida de Fraga Iribarne, junto a la LE-142. Pasamos los albergues y dejamos la compañía de la carretera tras una pista de tenis. Giramos a la derecha y tomamos un camino que progresa cerca del río Meruelo. Ojo, porque al llegar a la carretera (Km 22,5) no hay que seguir por el paseo paralelo a ésta que pasa junto a la urbanización Patricia. Un mojón algo escondido bajo el arcén izquierdo de la carretera nos señala la dirección correcta. Una pista con algún tobogán, molesto a estas alturas de etapa, conduce hasta Campo.

  • Km 24. Campo (Bar)

  • Poblado ya en la Edad Media, Campo cuenta con una fuente romana, la ermita del Santo Cristo, la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Encina y las casas solariegas de los Lunas. Dejamos Campo junto a la vega del río Boeza, que fluye a la derecha. Varias barriadas nos escoltan hasta cruzar el río (Km 26,4) y cuatrocientos metros después salvamos las vías para finiquitar en breve la vigésimo segunda etapa. Ponferrada y el albergue parroquial de San Nicolás de Flüe nos reciben.

  • Km 27,3. Ponferrada (Todos los Servicios)

  • Las dificultades

    • Descenso exigente:

      Los kilómetros extra de ayer desde Rabanal del Camino a Foncebadón se agradecen hoy, ya que el descenso castiga mucho a nivel muscular. Los peregrinos que vengan de Rabanal o desde más atrás también tienen la posibilidad de pernoctar en El Acebo, Riego de Ambrós o Molinaseca.

    Observaciones

    • Es recomendable que los ciclistas menos técnicos realicen el descenso hasta Molinaseca por la carretera LE-142. Desde esta localidad pueden tomar la señalización oficial hasta Ponferrada.

    Qué ver, qué hacer

    • MANJARÍN:
      Desde 1993, el hospitalero templario Tomás Martínez y los suyos se encargan de tañer una campana para guiar a los peregrinos hacia su refugio. A la entrada, unos tablones decorados informan sobre las distancias desde Manjarín a diferentes puntos como Santiago de Compostela, Jerusalén, Roma, etc. En el interior de la cabaña se despliega un pequeño bazar donde comprar algún recuerdo que mantenga vivo Manjarín. Mientras algunos curiosean los objetos o se sirven café del termo, Tomás se encarga de sellar credenciales bajo una atmósfera cargada del humo de la hoguera. También, una pizarra en el interior de la cabaña muestra los diferentes trabajos que se llevan a cabo desde su apertura hasta el cierre y silencio: oración, limpieza, recogida de leña, etc.

    • EL ACEBO:
      El Acebo es un estético pueblo cuya arquitectura popular de tejados de pizarra y el acento de sus habitantes indican que ya estamos plenamente en El Bierzo. La Calle Real es de las más pintorescas de León. En El Acebo quedaron exentos de pagar tributos al rey a cambio de colocar 800 estacas que indicasen el Camino a los peregrinos. La iglesia parroquial de San Miguel guarda una escultura en piedra policromada con una túnica con flores que no se sabe bien si representa a Santiago, al Salvador o a San Juan Evangelista. A la salida del pueblo un monumento recuerda al peregrino alemán Heinrich Krausse, que falleció cuando viajaba en bicicleta.

    • RIEGO DE AMBRÓS:
      Situado a 930 metros de altitud, Riego de Ambrós es otro pueblo típico de El Bierzo, con sus tejados de pizarra y sus balconadas de madera. A su alrededor se alternan los verdes prados con los productos hortofrutícolas y la tradicional ganadería. Destacan la iglesia parroquial, con un retablo barroco de 1706 obra de Pedro Santín, y la ermita de San Sebastián.

    • MOLINASECA:
      A la entrada de Molinaseca se encuentra el Santuario de la Virgen de las Angustias, hermoso edificio barroco adosado al monte, cuyas puertas fueron forradas de hierro por la costumbre de los peregrinos de llevarse una astilla como recuerdo. Su origen está relacionado con el de una pequeña ermita del siglo XI y gran parte del edificio actual es de finales del XVII. El día 15 de agosto acuden en procesión los vecinos de este pueblo del Bierzo. El puente románico sobre el río Meruelo, ya documentado en el siglo XII y restaurado por última vez en 1980, encauza a los peregrinos hacia la calle Real donde se asentaba el hospital. El puente tiene siete arcos y su anchura varía entre los 2,6 y los 4 metros. Algunas casas son nobles y están blasonadas con escudos nobiliarios. Destaca también el soberbio templo de San Nicolás de Bari de estilo neoclásico (el que la visite puede detenerse en el retablo barroco con columnas salomónicas y en la talla gótico del Cristo Crucificado). Hay tienda de comestibles, panadería, farmacia, cajero y una gran cantidad de bares y mesones donde comer. Tienen buena fama los chorizos y embutidos.

    • CAMPO:
      Pueblo situado en las inmediaciones de Ponferrada y de origen medieval, aunque hay vestigios que datan de épocas anteriores, como la fuente romana construida en bóveda y con depósito de almacenamiento de agua situada en pleno Camino de Santiago Francés. En el casco urbano destacan las casas solariegas de los Lunas con escudo de armas y las dos casas de Los Villaboa, una de ellas con torre. En la plaza de Campo está situada la ermita del Santo Cristo del siglo XVIII. Por otro lado se encuentra la iglesia Parroquial de Nuestra Señora de La Encina de Campo, construida en el siglo XVII y levantada sobre los cimientos de la antigua iglesia medieval. Consta de tres naves separadas por cuatro columnas de granito y arcos de medio punto. Entre sus retablos destaca el del altar mayor, de estilo barroco-churrigueresco y que da cobijo a la valiosísima talla de la Virgen de la Encina del siglo XVI. También destacan las dos campanas del XVI y XVII y la encina centenaria que continúa creciendo junto al templo.

    • PONFERRADA:
      La última gran ciudad -casi 69.000 habitantes en 2009- antes de llegar a Santiago. La capital del Bierzo está emplazada en un antiguo castro y sufrió diferentes invasiones y destrucciones. Durante la ocupación romana fueron famosas sus minas de oro. En 1082, el puente de madera sobre el río Sil es reforzado con hierro, material muy abundante, dando el nombre de Pons Ferrata a la ciudad. El Castillo de los Templarios es un testimonio soberbio de lo que significó esta controvertida orden de monjes guerreros en Ponferrada. Es uno de los ejemplos más bellos de la arquitectura militar en España. Se ha convertido en la meca de los amantes de los templarios y de sus ritos de iniciación. La Basílica de Nuestra Señora de la Encina, patrona del Bierzo, es de transición gótico renacentista, tiene una elevada torre y el interior consta de una sola nave. Otros valiosos monumentos son el Convento de los Concepcionistas y el Ayuntamiento, al que se llega cruzando el arco del Reloj. En las proximidades de Ponferrada se puede visitar la iglesia mozárabe de Santiago de Peñalba, joya del prerrománico español. Ofrece todos los servicios, incluidas varias tiendas y talleres de bicicletas que tanto escasean a lo largo del Camino.

      • La Fábrica de Luz. Museo de la Energía:
        Considerado una de las joyas del patrimonio industrial, el Museo está ubicado en la antigua central térmica de la Minero Siderúrgica de Ponferrada (MSP) la cual estuvo en funcionamiento entre 1920 y 1971. Durante el recorrido el visitante podrá descubrir cómo se producía la electricidad a principios del siglo pasado, cómo era la vida en la central contada de la mano de los propios trabajadores y cómo el uso de un recurso natural como el carbón fue el motor de cambio de un territorio y de sus habitantes. La restauración de esta instalación, que conserva los elementos originales de la central, ha sido reconocida por la Unión Europea con el premio Europa Nostra 2012 por su cuidada rehabilitación, única y singular y ha sido nominado también al mejor museo europeo del año 2015 en los premios EMYA (European Museum of the Year Award). Más información sobre el museo y horarios y tarifas para la visita en http://www.lafabricadeluz.org

    Los monumentos

    Castillo Templario de Ponferrada

    En principio castro y más tarde ciudadela romana.
    La Orden del Temple lo amplía y mejora desde el siglo XI al XIII.
    El aspecto actual se debe a una gran cantidad de ampliaciones y reformas llevadas a cabo desde el siglo XV hasta nuestros días.
    En 1924 fue declarado Monumento Nacional Histórico Artístico.

    Perfil de la etapa 22: Etapa de Foncebadón a Ponferrada del Albergues

    Etapa 23: Etapa de Ponferrada a Villafranca del Bierzo

    Los albergues

    Información sobre la etapa 23: Etapa de Ponferrada a Villafranca del Bierzo

    La hoya del Bierzo, una llanura resguardada por montañas que impiden el paso del clima atlántico, se ofrece hoy como escenario al Camino de Santiago. Aquí, vides retorcidas de uva Mencía y poblaciones colmadas de servicios reciben a diario el repique de los bordones y el vaivén de las mochilas. El paso cómodo por Compostilla, Columbrianos, Fuentes Nuevas, Camponaraya y Cacabelos se torna pesado tras cruzar el río Cúa en dirección a Pieros y Villafranca del Bierzo.

    El itinerario

  • Km 0. Ponferrada (Todos los Servicios)

  • Dejamos el albergue por la calle La Loma y continuamos por las calles Pregoneros y El Temple, que desemboca en la avenida del Castillo. La iglesia de San Andrés da paso al castillo de los Templarios, que lo bordeamos por la calle Gil y Carrasco. En un punto, los peregrinos en bici continúan por la izquierda y los caminantes por la derecha hasta la inmediata plaza de la Virgen de la Encina. Ya en la plaza torcemos a la izquierda y bajamos por las escaleras de la calle el Rañadero. Llegamos a la avenida de la Puebla, donde cruzamos el río Sil (Km 1,2).

    Posteriormente giramos a la derecha por la calle río Urdiales y tras ella volvemos a girar de nuevo a la derecha por la inagotable avenida de las Huertas del Sacramento, donde se encuentra la Fuente de las Pimenteras. Más adelante, al llegar a la glorieta donde se alza el monumento a los Donantes de Sangre, se dobla a la derecha por la avenida de la Libertad. En el número 46 se encuentra el Museo Nacional de la Energía, un espacio de divulgación científica (más información en qué ver y qué hacer de la etapa anterior).

    La salida de Ponferrada es un largo rodeo ya que en lugar de avanzar hacia el oeste lo hacemos hacia el norte, donde se encuentra Compostilla. Nos da la bienvenida el local de la Cruz Roja y posteriormente un pasadizo por el que llegamos a la plaza del Ayuntamiento.

  • Km 3,7. Compostilla

  • Junto a la capilla neorrománica seguimos de frente por la IV Avenida, después viramos a la izquierda y de inmediato a la derecha por la Tercera Transversal, donde pasamos unas pistas de tenis y el campo de fútbol. Abandonamos definitivamente Compostilla por una pista asfaltada y salvamos la N-VI por un túnel (Km 4,7). Cultivos de vid jalonan la iglesia de San Esteban y las primeras casas de Columbrianos. La comarca de El Bierzo reúne unas excelentes condiciones para el cultivo de la uva, ya que se haya enclavada en una llanura rodeada de montañas que impiden el paso del clima atlántico. Los tintos se elaboran con la variedad Mencía. Pasada la iglesia de San Esteban descendemos suavemente para cruzar la CL-631 y entrar así en el núcleo poblacional.

  • Km 5,5. Columbrianos (Bar. Tiendas. Farmacia)

  • Junto a la capilla de San Blas y San Roque dejamos Columbrianos por la pista asfaltada que brota a mano izquierda. El Camino continúa entre unifamiliares y pequeñas parcelas donde se afanan los vecinos. A la entrada de Fuentes Nuevas, un crucero con las figuras de Santiago Peregrino y Cristo Crucificado da la bienvenida a los caminantes.

  • Km 8. Fuentes Nuevas (Todos los Servicios salvo albergue)

  • Entramos por la calle Valiña, donde está situada la ermita del Divino Cristo y a su vera un bar muy frecuentado por los peregrinos. Dejamos Fuentes Nuevas y, de nuevo, por pista asfaltada progresamos hasta la localidad de Camponaraya. Atravesar Camponaraya (cerca de 1,5 kilómetros de longitud) nos cuesta unos veinte minutos, cruzando de por medio el río Reguera del Naraya.

  • Km 10,5. Camponaraya (Todos los Servicios)

  • Ponemos fin a esta población de servicios de 4.200 habitantes junto a una cooperativa de vino y un área de descanso. Por una pista de gravilla alcanzamos la autovía A-6, que sorteamos por un paso elevado (Km 11,9). El tramo que comienza es el más relajante de la jornada. La hoya del Bierzo luce su mejor paisaje, siempre salpicado de viñedos y chopos. Dos kilómetros y cuatrocientos metros más adelante (Km 14,3) se cruza con cuidado una carretera y se avanza por el arcén de otra hasta el solar del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo (Km 14,9). El Camino desciende y entra en Cacabelos por la calle Cimadevilla. Pasada la iglesia de Santa María -conserva el ábside románico- progresamos hasta el río Cúa, afluente del Sil.

  • Km 16,6. Cacabelos (Todos los Servicios)

  • Tras cruzar el río Cúa nos encontramos con el Santuario de la Quinta Angustia, en cuyo perímetro se encuentra el albergue de peregrinos. Hasta Pieros hay que sudar un exigente repecho por el arcén de la carretera LE-713 o antigua N-VI (tiene ambas denominaciones).

  • Km 18,5. Pieros (Albergue. Bar a la salida de la población, al pie de la carretera)

  • Continuamos a la vera de la carretera. Más adelante, en el cruce a San Clemente, hay una señal que nos anima a tomar la variante de la derecha que se acerca a Valtuille de Arriba. Discurre por caminos aunque no es la oficial y es algo más larga. El recorrido oficial continúa por el arcén de la carretera, que después de un tramo ondulado se abandona por la derecha atendiendo a un mojón jacobeo (Km 20,8).

    Por un camino de gravilla, apodado de La Virgen, pasamos junto al estudio de escultura A. Nogueira y afrontamos una fuerte subida que da paso a varios toboganes hasta las primeras casas de Villafranca del Bierzo. Ya en descenso pasamos el albergue municipal (a la derecha), luego la románica iglesia de Santiago, que exhibe ante nosotros la Puerta del Perdón, y de inmediato el refugio Ave Fénix. Llegamos junto al castillo y, a mano derecha, bajamos unas escaleras y proseguimos por las calle Salinas y Rinconada Salinas a la calle del Agua-Ribadeo.

  • Km 24,1. Villafranca del Bierzo (Todos los Servicios)

  • Las dificultades

  • Rodeo para salir de Ponferrada:
    rumbo norte hasta Compostilla, da un largo rodeo y parece una inocentada pero es el más histórico. Los últimos 7,5 kilómetros de la etapa, desde el río Cúa en Cacabelos hasta Villafranca del Bierzo, son los más duros.

  • Observaciones

  • En Villafranca se puede conseguir la credencial en la Oficina de Turismo (Avenida Díaz Ovelar, 10. Teléfono: 987 540 028) y en el albergue Ave Fénix.

  • Qué ver, qué hacer

    • COMPOSTILLA:
      Compostilla es un barrio de Ponferrada creado para dotar de viviendas, muchas de ellas unifamiliares, a los trabajadores de la Central Térmica de Endesa. La iglesia neorrománica ocupa desde 1940 el lugar de una ermita medieval destruida en la Guerra de la Independencia. La antigua talla de madera policromada de Nuestra Señora del Refugio, del siglo XII, se encuentra en el Museo Arqueológico de Ourense.

    • COLUMBRIANOS:
      Dependiente de Ponferrada desde 1837, el lugar de Conimbrianos o Columbrianos ya aparece en documentos del siglo X. La iglesia de San Esteban, situada a la entrada y un tanto separada del centro de la población, es de 1778.

    • FUENTES NUEVAS:
      A la entrada se encuentra la ermita del Divino Cristo. La antigua ermita, apodada de la Vera Cruz, era de 1662 y costó 300 reales. La actual, que conserva la campana original, es de la década del 2000 y habitualmente descansan en ella una hilera de mochilas, ya que a su vera se encuentra un bar muy frecuentado por los peregrinos.

    • CAMPONARAYA:
      El municipio comprende a la propia Camponaraya y a las poblaciones de Narayola, Magaz de Abajo, Hervededo y la Malgoma. Hoy Camponaraya cuenta con más de 4.000 habitantes y contó en la antigüedad con dos hospederías: de la Soledad y San Juan de Jaberos. En el núcleo podemos encontrar la iglesia parroquial de San Ildefonso y la capilla de la Virgen de la Soledad. La población tiene renombre en la organización de grandes ferias y exposiciones que suelen tener lugar en el recinto ferial. Ofrece todos los servicios.

    • CACABELOS:
      Villa a orillas del río Cúa de más de 5.500 habitantes. La iglesia de Santa María, junto al Camino, conserva el ábside románico y fue reedificada de nuevo en el XVI. En el año 1904 concluyó la construcción de la torre, el coro y el atrio a expensas de Don José y Don Jorge Rodríguez. En el pórtico hay una Virgen románica del siglo XIII. En el Santuario de la Quinta Angustia hay una imagen del Niño Jesús jugando a las cartas con San Antonio de Padua. Es del siglo XVIII, tiene siete retablos y alberga el órgano del monasterio de Carracedo. Rodeando el perímetro interior se encuentra el albergue, un diseño del arquitecto Don José María Aparicio que está formado por camarotes de dos plazas.

      Merece la pena visitar el Museo Arqueológico, situado en la Casa de la Cultura, donde se recogen abundantes muestras del rico pasado prerromano y romano de la comarca (a 2 kilómetros se encuentra el Castrum Bergidum, capital de los astures que acabo dando nombre a la comarca). El río Cúa tiene una longitud de 62 kilómetros, nace cerca del puerto de Cienfuegos y desemboca en el Sil. El puente de piedra que lo cruza es de los siglos XVI y XVIII. En Cacabelos se pueden encontrar todos los servicios, incluidas tiendas de bicicletas donde se puede acudir a comprar repuestos o reparar averías.

    • PIEROS:
      La iglesia románica de San Martín, según reza la inscripción, fue consagrada el 19 de noviembre de 1086 por el obispo astorgano Osmundo, el mismo que hizo construir en el 1082 la iglesia y el puente reforzado de hierro (Pons Ferrata) en Ponferrada.

    • VILLAFRANCA DEL BIERZO:
      El origen de Villafranca del Bierzo se remonta a las comunidades de francos, comerciantes extranjeros que se establecieron con Alfonso VI y, sobre todo, a la fundación de una comunidad de monjes cluniacenses en el año 1070. En el siglo XII la mitad de la población era extranjera. Nada más entrar en Villafranca se encuentra la iglesia de Santiago, templo románico lombardo de una sola nave y con la magnífica portada del Perdón. El Papa español Calixto III concedía a los peregrinos enfermos o impedidos que pasaban por esta puerta las mismas indulgencias que si hubieran llegado a Santiago. La calle del Agua atraviesa la ciudad de una a otra parte y en ella están situados varios palacios, de estilo italiano, y el convento de San José.El castillo de los Marqueses de Villafranca (s. XVI) es privado y tuvo mucha relación con la historia del pueblo. El convento de la Anunciada de 1606 se erigió sobre el antiguo Hospital de San Roque y la tradición dice que San Francisco de Asís se hospedó en él. Villafranca también tiene una bonita Plaza Mayor, una Alameda de estilo francés y un paseo fluvial a orillas del río Burbia, que recibe las aguas del Valcarce. La capital histórica del Bierzo ofrece todos los servicios.

    Los monumentos

    Iglesia de Santiago de Villafranca del Bierzo

    Templo románico del año 1186, de una sola nave y con la magnífica portada del Perdón

    Perfil de la etapa 23: Etapa de Ponferrada a Villafranca del Bierzo del Albergues

    Etapa 24: Etapa de Villafranca del Bierzo a O Cebreiro

    Los albergues

    Información sobre la etapa 24: Etapa de Villafranca del Bierzo a O Cebreiro

    La montaña llega al Camino de Santiago. Hoy es el día de la etapa reina, seguramente la más recordada a la vuelta de la peregrinación. En ella se abandona León y Castilla para entrar en Galicia, en concreto por la parroquia de O Cebreiro: antigua aldea de pallozas hoy restaurada en aras del turismo. El guía hacia la cima es el valle del encajonado río Valcarce, partido por la N-VI y la A-6 y bien poblado. El ascenso se hace esperar y no es patente hasta el kilómetro 21 de la etapa, sobrepasado el barrio de Hospital.

    El itinerario

  • Km 0. Villafranca del Bierzo (Todos los Servicios)

  • Tras atravesar la calle del Agua-Ribadeo de Villafranca del Bierzo, giramos noventa grados a la izquierda por la cuesta de Zamora (al llegar a la calle Santa Catalina), pasamos junto al monumento al peregrino, cruzamos el río Burbia (ver apartado observaciones para informarse sobre la ruta alternativa de la montaña) y continuamos por las calles de la Concepción y Espíritu Santo. Por esta última abandonamos Villafranca y seguimos durante un kilómetro por el arcén de la carretera, que acompaña el curso del río Valcarce. De esta manera llegamos a un carril peatonal, algo parecido a una pista de bobsleigh y protegido por un muro que no llega al metro de altura, que avanza encajonado entre la autovía A-6 y la N-VI(Km 1,8).

    Por este de redil de peregrinos pasamos bajo varios viaductos de la A-6 (Km 4,1) antes de tomar el desvío a Pereje, a la altura del p.k 410 de la N-VI. Cruzamos con precaución la nacional y por la carretera de acceso, escoltados por los chopos de la ribera del Valcarce y por castaños de gran porte, llegamos a la primera localidad del día: Pereje

  • Km 5,2. Pereje (Albergue. Bar)

  • Atravesamos la localidad – a la salida a mano izquierda se encuentra el albergue – para retomar el carril peatonal. Un kilómetro y seiscientos metros más adelante se encuentra el área de descanso de Trabadelo (Km 6,9) y un kilómetro más arriba cruzamos de nuevo la N-VI para tomar el desvío a esta población. Flanqueados de nuevo por el bosque de ribera del Valcarce, con soberbios castaños, avanzamos hasta Trabadelo, con infraestructura necesaria para hacer un alto en el Camino.

  • Km 9,7. Trabadelo (Albergues. Bar. Tienda. Farmacia)

  • Dejamos la población, dejando a la derecha el desvío a Pradela y Sotelo, y esta vez no retornamos inmediatamente a nuestra pista de bobsleigh, sino que caminamos cerca de kilómetro y medio por una pista asfaltada, por encima de la nacional. Superado un arroyo que alimenta al río Valcarce (Km 10,5) volvemos al reencuentro del carril peatonal, al borde de la N-VI. Un kilómetro y setecientos metros más de tedioso carril nos sitúan en La Portela de Valcarce, también con algún servicio.

  • Km 13,7. La Portela de Valcarce (Albergue. Bares. Tienda básica. Cajero automático)

  • Tras La Portela, apenas transitados 300 metros en compañía de la N-VI, tomamos el desvío hacia Ambasmestas y Vega de Valcarce. Primero llegamos a Ambasmestas, confluencia de los ríos Balboa y Valcarce.

  • Km 14,9. Ambasmestas (Albergue. Bares. Tienda)

  • A principios de 2017, Yaneth Gómez abrió a la salida de Ambasmestas el Colmado El Barullo, una cafetería con un pequeño supermercado. Posteriormente entramos en Vega de Valcarce, población de servicios del valle con su iglesia de la Magdalena.

  • Km 16,5. Vega de Valcarce (Todos los Servicios)

  • Nos dirigimos ahora hasta Ruitelán. A estas alturas de etapa tan sólo hemos ganado 171 metros de altitud. La base del puerto está cerca.

  • Km 18,6. Ruitelán (Albergue. Bares)

  • A la salida de Ruitelán la pendiente se recrudece un poco, tan sólo un pequeño aperitivo de lo que vendrá después. Algo más arriba, a la izquierda, tomamos el desvío que baja hasta Las Herrerías. Antes de llegar a este pequeño núcleo cruzamos el río Valcarce por un puente de piedra.

  • Km 20,1. Las Herrerías (Albergues. Tienda. Bares)

  • Cruzamos la aldea hasta el barrio de Hospital (Km 20,8), una continuación del núcleo anterior que toma su nombre del antiguo hospital para peregrinos ingleses. Al abandonar este conjunto de casas comienza la verdadera ascensión a O Cebreiro.

    Un duro repecho por asfalto, como salido de la nada, de casi un kilómetro nos invita a plantear la estrategia, que consistirá en bajar el ritmo, acortar los pasos y acompasar la respiración. En estas circunstancias es donde el peso de la mochila juega un papel determinante. En plena subida, los caminantes deberán tomar la senda que nace a la izquierda de la pista asfaltada. Los ciclistas deben continuar de frente por asfalto (Km 22).

    Ya en la senda, la pendiente nos da un breve respiro hasta cruzar el arroyo de Refoxo y nos atiza de nuevo por una calzada sombría que asciende duramente bajo el dosel de las hojas caducas de castaños y robles. Este escenario nos acerca hasta La Faba -a la entrada existe un desvío hacia el albergue. En el pueblo hay bar y una tienda con todo lo necesario para recuperar las fuerzas perdidas.

  • Km 23,5. La Faba (Albergues. Bar. Tienda)

  • Tras La Faba abandonamos progresivamente la umbría para salir a un terreno abierto de pastizales con vistas a los bosques atlánticos. Las amplias panorámicas influyen en la percepción de la pendiente, que se torna ligeramente más suave hasta alcanzar el último pueblo de León en el Camino de Santiago Francés: Laguna de Castilla.

  • Km 25,9. Laguna de Castilla (Albergue y Bar)

  • Unos 700 metros más arriba aparece el primer mojón jacobeo con señalización de distancias. Es el 152,5 y lleva la inscripción Os Santos (del Teso dos Santos). Cuatrocientos metros después el Camino se despide de León, la provincia con más kilómetros de recorrido del Camino Francés: nada menos que 214,4. Por fin pisamos Galicia y, en concreto, Lugo. La etapa reina está a punto de concluir (Km 27). Fatigados, solventamos el último kilómetro hasta la iglesia prerrománica de Santa María la Real, que da la bienvenida a O Cebreiro. El albergue de peregrinos, el primero de la Xunta de Galicia, se encuentra al otro extremo de esta parroquia lucense.

  • Km 28,4. O Cebreiro (Albergue. Casas Rurales y Pensiones. Bares. Tienda)

  • Las dificultades

    • Tramo más exigente entre Hospital y La Faba:
      En los primeros 21 kilómetros tan sólo se ascienden 190 metros de altitud. Es a partir del barrio de Hospital, pasado Las Herrerías, cuando empieza de verdad la subida. En tan sólo 7,5 kilómetros hasta O Cebreiro se superan 610 metros. El tramo más duro se encuentra entre el propio Hospital y La Faba, aunque la pendiente continúa siendo muy respetable hasta Laguna de Castilla.

    Observaciones

    • Ruta alternativa ‘de la montaña’ de Villafranca a Trabadelo:
      Además del itinerario tradicional existe una ruta alternativa y señalizada que cubre el primer tramo de 10 kilómetros desde Villafranca del Bierzo a Trabadelo, en medio de la cual se sitúa el albergue Lamas. La descripción es como sigue: tras pasar el monumento del peregrino, cruzamos el puente del río Burbia y continuamos a mano derecha por la calle Pradela. Ascendemos durante 8 kilómetros por la ladera de la montaña, con unas vistas impresionantes de El Bierzo. Atravesando pinares y sotos de castaños centenarios llegaremos al pueblo de Pradela. Tras la iglesia nos encontramos con el albergue Lamas. Giramos a la izquierda y dejamos el pueblo en dirección a Trabadelo, que se emplaza tres kilómetros más adelante. En esta población nos reuniremos con el Camino oficial.

    • El 100% de las localidades de la etapa ofrecen, al menos, un albergue de peregrinos, así que se puede dividir la jornada a nuestro antojo. Todas cuentan con bar y la población con más servicios es Vega de Valcarce.

    Qué ver, qué hacer

    • COMARCA DE OS ANCARES
      La comarca de Os Ancares está enclavada entre León y Galicia y es paso obligado de la vigésimo cuarta etapa del Camino de Santiago Francés. Es una reserva natural con su paisaje montañoso, de fuertes pendientes, en el que habita una población de más costumbres gallegas que castellanas. Las pallozas – viviendas tradicionales de planta elíptica con techo de colmo – han sido herederas de las tribus prerromanas que habitaron estas tierras y que dejaron importantes vestigios.

    • PEREJE:
      Pequeño pueblo de la comarca de Os Ancares, perteneciente al municipio de Trabadelo, que se encuentra rodeado de viejos castaños. Fue objeto de un sonoro litigio que enfrentó a los cluniacenses de Santa María de Cruñego, de Villafranca, y a los monjes de Aurillac que regentaban el Cebreiro. En él se vieron involucrados Alfonso IX de León, la reina doña Urraca y el Papa Urbano II. La causa fue que el abad de O Cebreiro levantó una iglesia y un hospital de peregrinos en Pereje, localidad que estaba dentro de la administración cluniacense de Villafranca del Bierzo.

    • TRABADELO:
      A la entrada de Trabadelo ya pueden apreciarse los densos sotos de castaños. Durante el otoño la recogida de castañas supone una de las mayores y más fructíferas actividades de los vecinos. El municipio lo conforman el propio Trabadelo, Pereje, Moral de Valcarce, Parada de Soto, Pradela, San Fiz do Seo, Sotelo, Sotoparada y Villar de Corrales. Tiene albergues, varias casas rurales y bares.

    • LA PORTELA DE VALCARCE:
      El nombre alude al portazgo que debían pagar a los señores feudales los viajeros que atravesaban el valle. En el año 1702, Alfonso VI intentó suprimirlo pero no despareció hasta años posteriores. La iglesia de San Juan Bautista pertenece al estilo barroco popular y data de los siglos XVII y XVIII. Es de planta rectangular, tiene una sola nave y espadaña. En la población, a orillas del río Valcarce, aún se conserva una herrería del XIX.

    • AMBASMESTAS:
      La iglesia de Nuestra Señora del Carmen es de planta rectangular y una sola nave y alberga un retablo barroco. Se conserva un pajar del siglo XIX, en dos alturas y cubierto por losas.

    • VEGA DE VALCARCE:
      Vega de Valcarce es el pueblo más grande del valle. El municipio comprende a 23 localidades, entre las que se encuentran las también jacobeas Portela de Valcarce, Ambasmestas, Ruitelán, Herrerías, La Faba y Laguna de Castilla. Sobre un cerro se alza el castillo de Sarracín que está en ruinas y data de los siglos XV y XVI. Atribuido a los caballeros templarios es posible que fuera precedido por otra construcción defensiva del siglo X. La iglesia de la Magdalena, tan presente en el Camino, como patrona de pecadores y penitentes, atestigua la característica peregrina de la villa. En el edificio se dan cita construcciones y reformas de los siglos XVII, XIX y XX. Es de una sola nave, de planta rectangular y torre campanario.

      Vega de Valcarce ofrece servicios completos para el peregrino: panadería, tiendas de comestibles, cajeros y bares donde sirven comidas.

    • RUITELÁN:
      La iglesia parroquial está consagrada a San Juan Bautista (siglos XIII a XVII). En la falda del monte, a las afueras de Ruitelán, se sitúa la capilla de San Froilán, donde se dice que vivió retirado este eremita lucense (833-905), que domesticó un lobo cuando éste le atacó y posteriormente llegó a ser obispo de León. Actualmente es patrón de Lugo.

    • LAS HERRERÍAS:
      Este pequeño núcleo debe su nombre a las cuatro herrerías donde trabajaban el hierro y otros metales. También en A Casa do Ferreiro puede verse una antigua fragua restaurada. Como una continuación de Herrerías, el barrio de Hospital toma su nombre de un antiguo hospital creado en el 1178 para los peregrinos ingleses. La iglesia de San Julián es barroca del XVIII.

    • LA FABA:
      La iglesia de San Andrés, a su vez renacentista y barroca, es de una sola nave en dos tramos y posee un retablo barroco.

    • LAGUNA DE CASTILLA:
      En el último pueblo de Castilla y León podemos ver tres hórreos del XIX aunque no muy bien conservados. Su planta es cuadrada, de tipo asturiano. En el Teso de los Santos (mojón 152,5), pasada La Laguna, hubo una ermita que marcaba el límite entre León y Lugo.

    • O CEBREIRO:
      O Cebreiro es una parroquia del Concello de Pedrafita do Cebreiro. ¿Alguien recuerda el nombre del puerto lucense de Pedrafita, aquel que se cubre de nieve todos los inviernos y que hace necesaria las cadenas? Es el mismo puerto que ascienden los peregrinos por caminos. O Cebreiro es un poblado de piedra, probablemente de origen prerrromano, y portal de Galicia por la provincia de Lugo. Es otro de los lugares míticos del Camino y corona, a 1.300 metros de altura el macizo galaico-leonés. Todo en este paraje es mágico y misterioso: las pallozas, el viento, la niebla. Es uno de los primeros enclaves que acogió a los peregrinos en su ruta a Santiago. Destaca el simple y primitivo templo prerrománico de Santa María la Real, de los siglos IX y X. A la derecha del altar mayor se encuentra la capilla del Santo Milagro, donde está la imagen de la Virgen de los Remedios (Santa María la Real). En el altar yace el sepulcro de don Elías Valiña, párroco de O Cebreiro desde 1959 hasta su fallecimiento en 1989, incansable impulsor del Camino y creador de la flecha amarilla. El pueblo comenzó a restaurarse a mediados de los 60 y también las pallozas: antiguas viviendas prerromanas de planta circular u ovalada formadas por paredes de piedra y techo de tallos de centeno. Una de las pallozas alberga un museo etnográfico. Casas rurales, hospederías, bares, mesones y tiendas de recuerdos han convertido a O Cebreiro en un parque temático de los pueblos de altura.

    Los monumentos

    Iglesia de Santa María la Real de O Cebreiro

    Iglesia prerrománica del siglo IX, fundada por monjes benedictinos.
    Planta basilical con tres naves y torre.

    Perfil de la etapa 24: Etapa de Villafranca del Bierzo a O Cebreiro del Albergues

    Etapa 25: Etapa de O Cebreiro a Triacastela

    Los albergues

    Información sobre la etapa 25: Etapa de O Cebreiro a Triacastela

    La dura jornada vivida ayer necesita de un recorrido corto pero activo para renovar fuerzas antes de los sinuosos trazados futuros. El Camino alcanza su máxima cota gallega en las laderas del monte Area y aún despliega latigazos en el repecho del alto do Poio. En O Biduedo, el Concello de Pedrafita do Cebreiro pasa el testigo al de Triacastela, cuyo núcleo principal descansa en el fondo del valle bajo la sombra del monte Oribio.

    El itinerario

  • Km 28,4. O Cebreiro (Albergue. Casas Rurales y Pensiones. Bares. Tienda)

  • Si la niebla no lo impide ocultando el valle, ver amanecer desde O Cebreiro, junto al templo de Santa María la Real, es un privilegio que nos brinda el Camino que no podemos rechazar. Hoy, por fin, nos sumergimos en la tierra de Santiago, la de la niebla y el orballo; la de los castros celtas y de las minas ansiadas por los romanos; de infinidad de lomas, fragas de robles y soutos de castaños. La señalización oficial marca 151 kilómetros hasta Santiago, la nuestra 154,7. Iniciamos la vigésimo quinta etapa por encima del albergue de peregrinos. Abrigados por la vegetación de la montaña, ascendemos desde los 1296 metros hasta los 1370 (el punto más elevado del Camino Francés en Galicia) en las inmediaciones del Teso da Cruz y el monte Area. Desde ese punto bajamos al encuentro de una amplia pista forestal (Km 1,5).

    Conduce a la primera parroquia del día. En Galicia los municipios se denominan concellos, a los cuales pertenecen distintas parroquias que engloban a su vez a distintos lugares o aldeas. Hacia el sur, a mano izquierda de la pista forestal, la vista se recrea en un sinfín de lomas tupidas de helechos, robles, castaños y pastizales que forman, entre otras, la sierra de O Courel. La pista forestal desemboca al pie de la LU-633, donde se encuentra la parroquia de Santo Estevo de Liñares, con iglesia prerrománica de una sola nave.

  • Km 3,2. Liñares (Albergue. Bar que no sirve comidas. Tienda)

  • Tras el templo cruzamos la LU-633, fiel acompañante durante la etapa de hoy, y tomamos una senda muy cercana a la carretera que nos arropa con sus hayas, acebos y demás catálogo de especies atlánticas. El primer alto, el de San Roque, no tarda en llegar. Al otro lado de la LU-633, a 1270 metros y ante una amplia panorámica, se alza la plástica escultura de un peregrino medieval que avanza contra el viento. Fue inmortalizado en bronce por el artista José María Acuña (Km 4,1).

    La senda sigue el itinerario de la LU-633 y desciende ligeramente hasta los 1.205 metros. Posteriormente, un falso llano nos aproxima hasta Hospital da Condesa el segundo núcleo habitado de la jornada. El mojón jacobeo marca los 145,5. En este pueblo tendremos, probablemente, uno de los primeros contactos con las “rubias gallegas”, las vacas de color canela apreciadas por su carne.

  • Km 5,7. Hospital da Condesa (Albergue. Bar)

  • Abandonamos este pueblo de vaqueros y continuamos por un surco arrimado al guardarrail de la LU-633. Más adelante cogemos el desvío a Sabugos y Temple pero despedimos de inmediato el tramo asfaltado por un camino que nos acerca a Padornelo. Es el reino de la piedra y las losas de pizarra.

  • Km 8,1. Padornelo

  • A la salida de esta pequeña parroquia afrontamos una durísima aunque breve cuesta por la que alcanzamos el alto do Poio. Un bar – albergue y un mesón reciben estratégicamente a los caminantes, ansiosos por estabilizar su ritmo cardiaco tras semejante acelerón.

  • Km 8,5. Alto do Poio (Albergue. Bares)

  • Más de tres kilómetros de senda pegada a la LU-633 nos separan de la siguiente población. En todo este tramo prácticamente llaneamos porque tan sólo descendemos 45 metros de altitud. Así llegamos a Fonfría, núcleo también de Pedrafita do Cebreiro, con bares y albergue. Si pasamos relativamente temprano y aún no han abierto los bares, es probable que alguna lugareña nos reciba con una suculenta torre de tortas de leche frita.

  • Km 11,9. Fonfría (Albergue. Bar)

  • Atravesamos Fonfría y de nuevo, junto a la inseparable LU-633, regresamos a la senda que nos lleva por idéntico paisaje hasta O Biduedo, a 2,4 kilómetros de distancia. En todo este tramo descendemos exactamente cien metros (Km 14,3).

  • Km 14,3. O Biduedo (Bar)

  • Tras O Biduedo, ya del Concello de Triacastela, el descenso comienza a hacerse patente. Nos separan tan sólo 6,8 kilómetros del final de etapa y aún debemos bajar unos 530 metros de altitud. En la bajada, el camino procura desprenderse de la LU-633 y atajar las vueltas y revueltas de la carretera. Una curva pronunciada nos permite ver de frente el monte Oribio, de 1443 metros de altitud. A la derecha, en el fondo del valle, se encuentra Triacastela. La aldea posterior a O Biduedo es Fillobal. En esta aldea hay un albergue y un bar-restaurante, el Aira do Camiño, con un punto de acceso a internet y una pequeña tienda.

  • Km 17,3. Fillobal (Albergue. Bar-Tienda)

  • Tras Filloval cruzamos la carretera y seguimos descendiendo entre arbolado para volverla a cruzar un kilómetro más adelante, junto a un pequeño merendero. Así entramos en Pasantes (Km 18,8), estirada aldea con capilla que atravesamos bajo el reclamo de la venta particular de frambuesas. La jornada continúa hasta la aldea de Ramil (Km 20,1), con castaño centenario al borde del camino, y casi pegada a Triacastela. El albergue público se encuentra en la misma entrada, en un descampado a mano izquierda y el resto, un gran surtido de albergues privados, en el centro de la población.

  • Km 21,1. Triacastela (Todos los Servicios)

  • Las dificultades

    • Alto do Poio:
      Corta etapa pero necesaria para renovar fuerzas tras la dura jornada de O Cebreiro. El fuerte repecho para alcanzar el alto do Poio es el único punto destacable de la jornada. Hay que prestar atención al tráfico de la LU-633, que se cruza en varias ocasiones.

    Observaciones

    • Los que se encuentren con fuerzas pueden continuar hasta el albergue de Lusío (En la variante de Samos y 5 kilómetros después de Triacastela con tienda y bar en las cercanías), o hasta el monasterio benedictino de Samos, a unos 10 kilómetros de Triacastela. En este caso la etapa pasaría a ser de 31,1 km. Por el itinerario de San Xil el primer albergue se encuentra en Calvor, 13,1 kilómetros después de Triacastela.

    Qué ver, qué hacer

    • SANTO ESTEVO DE LIÑARES:
      El Codex Calixtinus se refiere a esta población como Linar de Rege. Es una parroquia perteneciente al Concello de Pedrafita do Cebreiro. La Iglesia de San Esteban de Liñares es medieval de estilo prerrománico y fue restaurada en 1963. Es de una sola nave y custodia un retablo barroco. Un bar aguanta el tipo a 1225 metros de altitud.

    • HOSPITAL DA CONDESA:
      El origen de la localidad se remonta al de un antiguo hospital allí fundado en el siglo IX por la condesa doña Egilo. La iglesia de San Xoán es parecida a la de O Cebreiro (torre de tres pisos y pórtico de tres entradas) Antes de llegar a Hospital da Condesa, en el alto de San Roque y en un desvío de 300 metros a mano izquierda, se accede a un mirador natural sobre el valle de Veigas da Forcas, donde se divide la vertiente cantábrica y la atlántica. Cuenta con bar y albergue de peregrinos, de la Xunta y rehabilitado para el Año Santo de 2010.

    • PADORNELO:
      El Camino pasa arrimado a la iglesia de San Xoán, en la parroquia de Padornelo. El templo es del siglo XV, construido en mampostería y techado por losas.

    • FONFRÍA:
      Parroquia del Concello de Pedrafita do Cebreiro. La iglesia parroquial, consagrada a San Xoán, es del siglo XVI y fue ampliamente reformada en el año 64. Como el resto de esta zona de montaña fue construida en piedra y cubierta por losas de pizarra. Cuenta con varios bares y albergue.

    • O BIDUEDO:

      O Biduedo es una aldea de la parroquia de Lamas do Biduedo y ya pertenece al Concello de Triacastela. El camino pasa junto a la capilla de San Pedro. Si está abierta podemos sellar la credencial. Hay un mesón que ofrece bocadillos, platos ligeros y menú.

    • FILLOVAL, PASANTES Y RAMIL:

      Pequeñas aldeas sin servicios del Concello de Triacastela. En Ramil, el Camino pasa junto a un castaño centenario.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 25: Etapa de O Cebreiro a Triacastela del Albergues

    Etapa 26: Etapa de Triacastela a Sarria

    Los albergues