Imprimir Al pinchar en el icono de la impresora se abrirá el controlador de impresión de tu navegador, donde podrás seleccionar si lanzarlo a tu impresora o guardarlo como PDF

Camino del Norte

Etapa 1: Etapa de Irun a San Sebastián-Donostia

Los albergues

Información sobre la etapa 1: Etapa de Irun a San Sebastián-Donostia

La aventura del Camino del Norte comienza en la localidad guipuzcoana y fronteriza de Irun, concretamente en el puente internacional de Santiago sobre el estuario del río Bidasoa. Al frente aguardan más de 800 kilómetros en compañía del mar Cantábrico por los paisajes costeros del País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia, justo donde la ruta jacobea del septentrión abandona la costa y se interna por los paisajes boscosos y abiertos de Lugo y A Coruña.

El itinerario

¡Aviso importante!: Desde el verano de 2016, el albergue de peregrinos de San Sebastián se ubica en la avenida de Navarra, 1, a la entrada de San Sebastián en el mismo Camino del Norte, justo al descender del Monte Ulía junto a la iglesia del Corazón de María. Abre del 1 de julio al 30 de agosto. Está gestionado por hospitaleros voluntarios de la Asociación de Amigos del Camino de Guipúzcoa.

  • Km 0. Irun (Todos los servicios)

  • Salimos del albergue, hacia la izquierda en el mismo portal, y avanzamos toda la calle Lucas de Berroa hasta una plazuela. Desde aquí vamos a la derecha para coger la amplia calle de Fuenterrabía. La seguimos de frente y, tras pasar una rotonda y bajo un puente de la GI-636, torcemos a mano izquierda por una vía vecinal asfaltada que conduce hasta el ¡cruce con la N-638! Pasamos con cuidado esta intersección peligrosa y continuamos por una pista asfaltada hacia el entorno de las Marismas de Txingudi, un humedal que sirve de refugio a multitud de aves migratorias. Junto a la caseta del Centro de Interpretación giramos noventa grados a la derecha para seguir por una senda peatonal con varios puentes. A la salida de ésta torcemos a la izquierda en subida hasta una pista vecinal, y aquí de nuevo a la izquierda junto a caseríos diseminados del barrio Arkolla de Hondarribia. En esta vecindad visitamos la ermita de Santiagotxo, del siglo XV, que probablemente encontremos cerrada.

  • Km 3. Ermita de Santiagotxo (Albergue a 650 mt)

  • En la encrucijada de la ermita seguimos a mano izquierda y como a medio kilómetro tomamos el camino que asciende hasta el Santuario de Guadalupe. Son 155 metros de desnivel y poco más de un kilómetro. Hay que dosificarse al máximo porque la etapa es larga y rompepiernas. En las últimas rampas ya puede verse la torre picuda de este santuario que guarda la talla policromada de la patrona de Hondarribia. Se cree que procede del mascarón de proa de algún navío vasco. Junto al templo hay una fuente (reza no apta para consumo) y detrás un bar-restaurante. También detrás, a poca distancia del santuario y fuera del itinerario, hay un fuerte del año 1900 (Km 4,7).

  • Km 4,7. Santuario de Guadalupe (Bar-Restaurante)

  • La panorámica es asombrosa, con una inmejorable vista de la bahía de Txingudi. En la otra orilla vemos Hendaya y en la nuestra Hondarribia e Irun. Junto al Santuario tomamos una pista al lado de la Casa Forestal de Jaizkibel, nombre de la montaña que bordearemos a partir de ahora. En breve, tras unas escaleras, el camino se divide en un par de opciones: una para ‘alpinistas’, más espectacular que va por el alto y sigue el GR-11 (enlaza a unos 3 km con el itinerario oficial) y la de los peregrinos de toda la vida. Reanudamos la marcha por ésta última. La pista es cómoda, espaciosa y rodeada de coníferas y bastantes castaños. Pasamos junto a una fuente camuflada con la inscripción Año 1940 (Km 6,9) y pronto la pista desciende.

    En este tramo puede que veamos algunas pottokas, un poni originario del País Vasco. Si ha llovido la bajada puede estar resbaladiza y los ‘bicigrinos’ tendrán que gestionar con cuidado las sucesivas curvas. Al rato cruzamos un paso canadiense y giramos a la derecha en dirección a Pasaia (Km 9,8). El perfil es un tanto rompepiernas durante un par de kilómetros en los que sortearemos otro paso canadiense. Después, la pista desciende durante otros tantos kilómetros por un bello bosque mixto, supera la indicación de Pasaia Donibane 3,4 km y alcanza la GI-3440 (Km 14,2).

    La tomamos de frente, en ascenso, y 150 metros después del punto kilométrico 4 la abandonamos por la izquierda. En este punto la etapa nos obsequia con una vista sesgada en V del faro y la ensenada de Pasaia. El fuerte descenso posterior hace mella, la mochila empuja hacia adelante más de lo que debería y conviene dejarse llevar y no retener la inercia con los cuádriceps, que acabarán doloridos. Entramos en Pasai Donibane por el barrio de Larrabide y en el tramo de escaleras encontramos el desvío a la izquierda hacia el albergue Santa Ana, para los que deseen pernoctar aquí. El resto continúa bajando por la derecha hasta las casas y el embarcadero. Pasaia se divide en cuatro distritos: Pasai Donibane, Pasai San Pedro, Pasai Antxo y Trintxerpe.

  • Km 16,7. Pasai Donibane/Pasajes de San Juan (Albergue. Bares. Tiendas. Ambulatorio. Farmacia. Cajero)

  • Aquí tomamos una pequeña motora por un precio módico y salvamos los escasos metros que nos separan de Pasai San Pedro. Tras desembarcar nos dirigimos a la derecha, por la calle Torreatze, y vamos bordeando la ría hacia el mar y pasando junto a un Centro Cultural Marítimo. Nos topamos con un peleón tramo de escaleras que se nos hará interminable si lo iniciamos con demasiada alegría. Sale a la carretera del Faro de la Plata y 150 metros antes de llegar al edificio nos desviamos a la izquierda por una senda costera en dirección a San Sebastián.

  • Km 18,9. Faro de la Plata

  • Este bello recorrido junto al mar es bastante ondulado. Nos salen al paso las ruinas de una antigua conducción de agua y en un recodo sombrío dejamos un pequeño merendero de piedra. La senda desemboca en el vecinal del Paseo de Ulía (Km 20,5).

    Pasamos junto al número 375, donde hay una comunidad que da acogida al peregrino y más adelante llegamos a un aparcamiento. Aquí se encuentra el desvío al albergue juvenil Ulía, que se encuentra a 150 metros. No dan cenas y se encuentra bastante apartado de la ciudad. El Camino desciende por un entorno envidiable hasta un espectacular mirador sobre San Sebastián. En primer término la playa de la Zurriola y el Kursaal y pasada la desembocadura del Urumea se aprecia la playa de la Concha y el Monte Igeldo. Aún nos queda un largo y bonito paseo hasta el albergue. Después de la panorámica giramos a la derecha y descendemos bruscamente hasta la calle Zemoria de San Sebastián (Km 23,4).

    Ojo a la señalización en la ciudad, es fácil despistarse. Continuamos más abajo hacia la derecha por la avenida de Navarra y salimos al paseo paralelo a la playa de la Zurriola. Hay poca pérdida. Pasamos por delante del Kursaal, cruzamos el río Urumea y hacemos lo propio con la Alameda del Boulevard (aquí se encuentra la Oficina de Turismo). En breve nos plantamos junto al Ayuntamiento. Recordad que a mano derecha se encuentra el casco viejo de San Sebastián, donde todo el mundo debería regalarse una buena ronda de pintxos.

  • Km 24,8. San Sebastián (Ayuntamiento) (Todos los servicios)

  • Proseguimos de frente bordeando la famosa e interminable playa de la Concha. Después del túnel bajo el Palacio de Miramar veremos en el paso de peatones de la izquierda unas flechas amarillas (en pegatina). Éstas orientan hacia el albergue de peregrinos de la Ikastola Jakintza, gestionado por la Asociación de Amigos del Camino de Guipúzcoa y que abre durante los meses de julio y agosto. Las señales llevan junto a una oficina del Banco Popular y continúan de frente por la calle Matia hasta el cruce con la calle Escolta Real.

    El resto de meses, si nuestra intención es dormir en el albergue juvenil La Sirena, debemos seguir de frente tras el túnel y atravesar por el paseo un tramo de la playa de Ondarreta. Después se gira a mano izquierda para continuar en paralelo por la avenida de Satrústegui y pasado el hotel Ezeiza se gira a la izquierda para coger el paseo de Igeldo. En el número 25 se encuentra el albergue juvenil.

  • Km 27,6. San Sebastián (Albergue Juvenil) (Todos los servicios)

  • Las dificultades

    • Subida a Guadalupe:
      Son 155 metros de desnivel y el ascenso de verdad comienza quinientos metros después de la ermita de Santiagotxo. Esto es sólo un aperitivo, a lo largo de este mes el Camino del Norte nos hará probar platos más fuertes. Aunque es corta, sólo 1,7 kilómetros, hay que dosificar el esfuerzo ya que se encuentra al comienzo de una etapa dura.

    • Avituallamiento: Entre Irun y Pasaia Donibane (km 16,7) solo hay un punto de avituallamiento junto al Camino. Un bar-restaurante que se encuentra detrás de la ermita de Guadalupe (no se ve desde el itinerario). Cierra los miércoles y entre semana abre a partir de las 10:30-11:00. Los fines de semana abre algo más temprano El teléfono es el 943 641 211. Como a esas horas es muy probable haber pasado ya por la ermita, es conveniente llevar agua y comida para las cerca de cuatro horas que tardaremos en llegar a Pasaia.

    • Escaleras hacia el Faro de la Plata:
      Después de cruzar en barca desde Pasaia Donibane a Pasai San Pedro y bordear la ría, sobreviene un duro tramo de escaleras que enlaza más adelante con la carretera del faro, que harán acordarse a más de uno del nutrido tentempié que se tomó en Pasaia.

    Observaciones

    • La credencial se puede conseguir en el albergue de peregrinos de Irun (generalmente abierto de abril a finales de septiembre de 16 a 22 horas) y en la parroquia de Pasionistas, en la calle Estación, de 9:00 a 12:30 excepto los lunes.

    • Itinerario desde el puente de Santiago:
      Este tramo cercano a los dos kilómetros se puede realizar la tarde anterior a la partida, ya que es habitual comenzar temprano desde el albergue de peregrinos de la calle Lucas de Berroa. Unas placas blancas, ya desgastadas y con la sempiterna concha que nos acompañará hasta Compostela, marcan el primer paso. La tradición exige iniciar los pasos sobre el fronterizo puente de Santiago que salva el estuario del río Bidasoa. En la primera rotonda hay que girar a la izquierda e ir hacia el paseo del Real Unión que avanza a orillas del río, en un paisaje casi marítimo poblado de gaviotas, pequeñas embarcaciones – algunas de ellas reducidas a su esqueleto – y madrugadores navegantes. Dejamos esta agradable compañía para acceder al barrio de Santiago, zona cubierta por las aguas hasta el siglo XIX que nos lleva hasta la iglesia de Nuestra Señora del Juncal, gótica, de tres naves y portada barroca que guarda una preciada talla de la Virgen. Rodeamos la iglesia y desde la plazoleta del Juncal subimos las escaleras de la calle Eskoleta, pasando junto a una figura de bronce que representa a una cantinera del alarde de San Marcial. Después torcemos a la izquierda para cruzar el paseo de Colón, junto al palacio de Arbelaiz, y nos dirigimos hacia el Ayuntamiento de Irun. Dejando su fachada a mano izquierda accedemos a la calle Mayor (karrika Nagusia en euskera), y en la primera bocacalle a la derecha encontramos el desvío hacia el Camino del Norte o de la Costa. De frente se dirige otro Camino, el del Interior.

    • El albergue de peregrinos de San Sebastián ya no se encuentra en la calle de la Escolta Real. Desde el verano de 2016 pasa a ubicarse en la avenida de Navarra, 1. A la entrada de San Sebastián, en el mismo Camino del Norte, justo al descender del Monte Ulía junto a la iglesia del Corazón de María. Abre durante los meses de julio y agosto. El resto del año los peregrinos suelen quedarse en el Albergue Juvenil La Sirena, situado junto al monte Igeldo. Es recomendable reservar con antelación o llamar el mismo día por la mañana.

    Qué ver, qué hacer

    • SAN SEBASTIÁN-DONOSTIA:

      Un documento fechado en el año 1014, sobre la donación del rey navarro Sancho El Mayor del monasterio de San Sebastián a Leire, constituyó el primer indicio claro que habla de la existencia de esta bella ciudad costera. Su fundación tuvo lugar en el año 1174. El entonces también rey de Navarra, Sancho El Sabio, interesado en poseer para su reino una salida al mar Cantábrico, promulgó un fuero otorgando a San Sebastián un conjunto de leyes. El comercio marítimo, su actividad pesquera y por qué no, su paso en la ruta del Camino de Santiago del Norte, impulsó su desarrollo.

      En un emplazamiento estratégico, fortificada en el XII, siempre sufrió el asedio de las tropas invasoras y cayó en manos de los franceses en varias ocasiones. En 1813, tras la liberación por parte de soldados anglo-portugueses, se incendió casi por completo y tuvo que ser reconstruida piedra a piedra. Quién iba a decir que sólo 32 años después, en 1845, San Sebastián se convirtiera en la niña bonita del veraneo español. Los problemas de piel de la reina Isabel II y sus baños de mar en la capital guipuzcoana pusieron de moda a una ciudad que fue ganando renombre. A principios del XX, siguiendo la iniciativa de Isabel II, la reina María Cristina la eligió de nuevo como destino vacacional y en los meses estivales desplazó su corte al Palacio de Miramar. Un hecho que llamó la atención de la clase alta europea y permitió la construcción de hoteles de lujo, casinos y teatros. Llegó así su expansión demográfica y urbanística ganando terreno a las marismas en la desembocadura del río Urumea. Hoy, la ciudad ha sabido aunar la tradición con la modernidad y cuenta con muchos recursos turísticos de primer nivel.

      • El Museo San Telmo, alojado en un convento dominico de mediados del siglo XVI. La estructura original fue obra del dominico Fray Martín de Santiago que diseñó un edificio característico de la arquitectura monástica del siglo XVI, similar al convento de San Esteban de Salamanca. Es un edificio de transición entre el arte gótico y el renacentista y su claustro y torreón fueron declarados Monumento Nacional en 1913. Está situado en el número 1 de la Plaza Zuloaga.

      • La iglesia del Buen Pastor, de 1897, que en 1953 adquirió la categoría de Catedral. Su elemento más destacado es la torre de 75 metros de altura visible desde cualquier punto de la ciudad.

      • El palacio de Miramar,proyectado en 1888 por el arquitecto inglés Selden Wornun, y llevado a cabo por Benito Olasagasti, fue residencia de verano de la Familia Real. Consta de sótano y tres plantas. Las dos primeras de uso privado y la última, abuhardillada, reservada para la servidumbre. Situado entre las playas de La Concha y Ondarreta es desde 1972 propiedad del Ayuntamiento de San Sebastián.

      • El Peine del Viento, de Eduardo Chillida, ubicado en un extremo de la playa de Ondarreta. Obra de arte emblemática donde tres grandes piezas de acero se agarran a la roca y desafían día tras día a las olas del Cantábrico.

      • El puerto pesquero, el Aquarium, los puentes sobre el Urumea; las playas de La Concha, La Zurriola y Ondarreta; la isla de María Cristina, el palacio de congresos Kursaal, las vistas desde los montes Igueldo, Ulía y Urgull y un largo etcétera.

    • Gastronomía. No será la historia y la cultura la que sacie el apetito del fatigado peregrino, sí lo harán, sin embargo, los afamados pintxos donostiarras, que pueden y deben degustarse, sobre todo, en su parte vieja. Situada junto al Ayuntamiento, a los pies del monte Urgull, la parte antigua rebosa de bares, cuyas barras lo hacen a su vez de pintxos. La gilda – con aceituna, guindilla y anchoa -, brick de bacalao o de puerros y gambas, de foie, de marisco…

    • Información completa sobre Turismo de San Sebastián en:

    • http://www.sansebastianturismo.com/

    Los monumentos

    Ermita de Guadalupe

    Esta ermita aparece citada en 1526 con motivo de la donación de seis ducados de oro a la ermita de Hondarribia por parte del navegante Juan Sebastián Elcano.

    Perfil de la etapa 1: Etapa de Irun a San Sebastián-Donostia del Monumentos

    Etapa 2: Etapa de San Sebastián-Donostia a Zarautz

    Los albergues

    Información sobre la etapa 2: Etapa de San Sebastián-Donostia a Zarautz

    El monte Igeldo enseña al inicio sus fauces, pero se amansa fácilmente y recompensa con una panorámica privilegiada de San Sebastián. La senda jacobea continúa atravesando Igeldo, entre zonas residenciales y caseríos y con el Cantábrico como telón de fondo. Un buen calentamiento para atravesar el cordal de Mendizorrotz, sinuoso y a su vez rico en barro y antiguas calzadas, y descender hasta la villa marinera de Orio, hito del Camino del Norte gracias a Rosa Arruti, excelente embajadora y pionera en la acogida de peregrinos por estas latitudes. Un último repecho al Talaimendi, con fragancia de txakoli incluida, ofrece otra gran estampa, esta vez de Zarautz y su interminable playa.

    El itinerario

  • Km 0. San Sebastián (Albergue Juvenil) (Todos los servicios)

  • La segunda jornada norteña, más liviana que la inicial, arranca en la calle Marbil, a los pies del monte Igeldo. Desde el albergue de peregrinos no hay pérdida, se cruza la avenida Zumalacarregui y se atraviesa después la calle Pamplona o la paralela de Brunet hasta el paseo Igeldo. Desde el albergue La Sirena es aún más fácil, se bajan 150 metros y la calle Marbil es la primera a mano izquierda. Vamos solventando el desnivel por medio de escaleras, pistas vecinales y una refrescante senda que muere junto al aparcamiento, que cruzamos hacia el Hotel Leku Eder.

  • Km 1,4. Monte Igeldo (Hotel. Pensiones)

  • Proseguimos por el arcén de la carretera mientras disfrutamos de unas inmejorables vistas del Cantábrico y el faro de Igeldo, de mediados del siglo XIX. En el desvío al parking Buenavista dejamos la carretera y entramos en la calle Amezti de Igeldo, municipio independiente desde diciembre de 2013. En el número 24 la parada es obligada. El peregrino José María Soroa comparte en la puerta de su casa un par de sillas, unas botellas de agua, un sello para la credencial e información práctica. ¡Chapó! Un par de cambios de dirección nos sitúan en la calle Camino de Marabieta (Km 2,7). Este ayuntamiento se expande en forma de pequeñas urbanizaciones y caseríos y reconforta la mezcla entre hortensias, frutales y vaquerías con el mar de fondo. El recorrido por Igeldo continúa por los caminos de Arritxulo (Km 4,3) y Buztintxuri.

  • Km 5,4. Igeldo-Camino Buztintxuri (Bar-Asador)

  • Pasamos junto a un Asador y más adelante penetramos en una senda abrigada propensa a embarrarse (Km 6,6) . Tras un tramo de calzada y algún arroyuelo se sale a un camino abierto que asciende por la ladera norte de Mendizorrotz. El itinerario jacobeo lo sigue durante 450 metros para luego desmarcarse y continuar de frente por una senda boscosa. Llegamos así junto a un caserío y retomamos fugazmente el asfalto (Km 9,1) para sortear una portilla y salir finalmente a la carretera.

    Pasado el caserío Munioetazar (Km 10,1), ecuador de la etapa, dejamos la carretera en una curva y descendemos de frente por otra senda (una señal indica 787 kilómetros hasta Santiago). Con cuidado de no resbalar si ha llovido, encontramos una fuente y bajamos sin cuartel hasta el túnel de la A-8 (Km 12,5).

    Un fuerte repecho incomoda la llegada a la ermita de San Martín de Tours, renovada en el siglo XVI, y la pared en ruinas de la casa de las seroras encargadas de su mantenimiento. Trescientos metros más abajo, a mano izquierda al pie del Camino, se encuentra el albergue de peregrinos de Rosa Arruti, gran hospitalera y una de las pioneras en la acogida de peregrinos en el Camino del Norte. Accedemos a la calle Mayor de Orio, con varias edificaciones interesantes del siglo XVI y un Centro de Interpretación del Camino, y pasamos bajo el balcón que comunica una vivienda con la robusta iglesia parroquial de San Nicolás de Bari. Descendemos así al centro de Orio.

  • Km 14. Orio (Todos los servicios)

  • Doblamos a la izquierda y cruzamos la ría por el puente en dirección a Zarautz. Bordeamos ésta al pie de la N-634, otra de las compañeras de nuestro viaje, y nos desviamos a la derecha hacia Txurruka y Puerto. Una carretera nos lleva bajo uno de los asombrosos viaductos de la A-8 y al Albergue Juvenil Txurruka (Km 16,1).

    Nada más pasar el albergue cogemos a mano izquierda la amplia pista pavimentada que sube entre viñedos de txakoli, un vino blanco típico de esta zona, hasta Talaimendi y el Gran Camping Zarautz. En las instalaciones han adaptado un espacio para los peregrinos, aunque se encuentra en la parte superior de un garaje y digamos que es mejor comprobarlo antes de quedarse. (Km 17,4)

    A estas alturas de la etapa este último ascenso ha hecho mella y nuestro gran consuelo es que de aquí al final sólo hay que dejarse llevar. Descendemos por la carretera con una excelente panorámica de Zarautz, el campo de golf y, al fondo, Getaria y su ratón. Posteriormente, un camino junto al arcén derecho nos deja a la entrada de la localidad. Aquí se encuentra el Zarautz Hostel. El albergue juvenil está en el otro extremo de Zarautz y el albergue de peregrinos, sólo abierto durante el verano, se encuentra en la calle Zumalacárregui, también cerca de la entrada. Para llegar a la calle Mayor, con algunas pensiones y hostales, hay que continuar por la avenida de Navarra durante un kilómetro y girar a la izquierda en cualquiera de las calles que dan a la parte antigua.

  • Km 20,3. Zarautz (Todos los servicios)

  • Las dificultades

    • Desde San Sebastián hasta el caserío Munioetazar:
      Del nivel del mar en la playa de Ondarreta se asciende hasta una cota que en algunos puntos sobrepasa los 300 metros. Es muy llevadero y el desnivel más acusado se solventa de inicio con la subida a Igeldo. En algunos tramos de senda de Igeldo y del cordal de Mendizorrotz es frecuente la presencia de barro.

    • N-634 para salir de Orio:
      Tras el acusado descenso por la calle empedrada del barrio de San Nicolás de Orio se llega al puente sobre la ría y se continúa junto a la N-634 durante un breve tramo.

    Observaciones

    • El primer albergue de peregrinos de la etapa se encuentra a la entrada de Orio, a sólo 14 kilómetros de San Sebastián. Lo regenta Rosa Arruti, una enamorada del Camino. Hay un albergue acondicionado en un garaje del Gran Camping Zarautz y Zarautz, aparte del albergue juvenil Igerain, cuenta
      en los meses de verano con un albergue de peregrinos y con un hostel privado inaugurado en 2014. Algunos caminantes optan por finalizar en Zarautz y regresar en el euskotren a Orio para pernoctar.

    Qué ver, qué hacer

    • ZARAUTZ:

      Zarautz está emplazada en un entorno privilegiado, una extensa llanura de la costa cantábrica respaldada por una importante masa forestal donde se ubican diseminados los caseríos. Además, cuenta con la playa más larga de toda la provincia, casi 3 kilómetros para delicia de bañistas y amantes del surf.

      La aldea de Elkano y su iglesia dedicada a San Pedro, citada en un documento del año 1025, hacen decantarse a los historiadores por el lugar donde se hallaba el núcleo de Zarautz. La villa aparece desde los inicios ligada a los señores de Zarautz. Fue uno de los linajes más importantes de la provincia y varios de los edificios más importantes, como el Palacio de Narros y la Torre Luzea, eran de su propiedad. En el escudo de armas del palacio reza la inscripción -Zarauz antes que Zarauz- refiriéndose a la importancia del linaje sobre la propia villa.

      La agricultura, los astilleros, la pesca de bajura con txalupas, -pequeñas embarcaciones con cubierta y dos mástiles- y la pesca de ballenas fueron las principales tareas de sus primeros habitantes. De hecho, una ballena junto a un castillo y un león son los elementos que forman el escudo de armas de la villa. La crisis pesquera y, sobre todo, las estancias veraniegas de la reina Isabel II en esta zona del Cantábrico convirtieron a Zarautz en lo que conocemos hoy: una excelente localidad turística y de servicios.

      • Palacio de Narros: Situado junto a la playa fue residencia veraniega de la reina Isabel II y del ilustre jesuita Padre Coloma. De 1536 y prototipo de palacio renacentista es un edificio de planta cuadrada rodeado de un jardín de estilo inglés.

      • Torre Luzea: Se trata del mejor exponente de palacio-torre gótica civil de Gipuzkoa. Tiene cuatro plantas y sobre la puerta de acceso superior tiene un escudo que según Yrizar pertenecía al linaje de los Zarauz.

      • Casa-Torre de los Zarauz: Abandonada en 1457 fue la primitiva casa de los Zarauz. Estas casas-torre se levantaron a lo largo de los siglos XIV y XV en una época de inestabilidad política y social donde los señores más poderosos luchaban entre sí por el control político y económico de la provincia.

      • Iglesia parroquial de Santa María La Real: Su aspecto actual quedó definido en el siglo XVIII. Del templo original conserva la planta de cruz latina. En el conjunto destaca el retablo de Andrés y Juan de Araoz. En una de las capillas laterales se encuentra el sepulcro de Lope Martínez de Zarauz, consejero del rey Enrique IV.

    • Información completa sobre Turismo de Zarautz en:

    • http://www.turismozarautz.com/castellano.asp

    Los monumentos

    Pórtico de San Nicolás de Bari

    La Iglesia de San Nicolás de Bari fue terminada a principios del siglo XVII y sustituyó a la antigua más pequeña. Aúna grandiosidad y espectacularidad, propios de su estilo barroco.

    Perfil de la etapa 2: Etapa de San Sebastián-Donostia a Zarautz del Monumentos

    Etapa 3: Etapa de Zarautz a Deba

    Los albergues

    Información sobre la etapa 3: Etapa de Zarautz a Deba

    Etapa pura del litoral guipuzcoano que obliga a superar incontables desniveles entre las bellas localidades marineras de Getaria -cuna de Juan Sebastián Elcano-, Zumaia y Deba, y los núcleos de Askizu, Elorriaga e Itziar, atalayas privilegiadas sobre las frondosas colinas cantábricas. Esta orografía, ya convertida en el leitmotiv de la peregrinación costera, prepara al peregrino para la etapa reina que vivirá mañana, cuando la sirga caminera se aleje del mar durante varios días para seguir el itinerario más recto posible.

    El itinerario

  • Km 0. Zarautz (Todos los servicios)

  • Para llegar hasta Getaria hay un par de posibilidades:

    . Podemos tomar junto a la iglesia de Santa María la carretera que se dirige a Meagas y tomar unos cientos de metros después el camino hacia la ermita de Santa Bárbara y Getaria. Se trata de una antigua calzada que sube en fuerte repecho entre viñedos de txakolí hasta las inmediaciones del templo, consagrado en 1709 gracias a las aportaciones de los lugareños. Desde la ermita se obtiene una panorámica privilegiada de Zarautz y su extensa playa. Luego el Camino oficial desciende a Getaria dando un rodeo.

    . La segunda opción circula por el paseo peatonal arrimado al mar que va paralelo a la N-634, un recorrido que tardó 8 años en construirse. El paseo es llano y muy frecuentado por los pescadores deportivos y zarautztarras. Vamos viendo el monte San Antón, conocido popularmente como el ‘ratón’, y a la entrada de Getaria, cuna de Juan Sebastián Elcano, podemos dejar unos instantes el Camino y visitar el magnífico puerto de esta villa marinera, al que se accede bajo el pasadizo de la iglesia de San Salvador.

  • Km 4.1. Getaria (Todos los servicios)

  • Dejamos Getaria por una calzada que parte de la calle Herrerieta. La calzada progresa hasta el barrio de San Prudencio, donde se encuentra el albergue Kanpaia, y lleva después hasta la carretera GI-3392. Unos 550 metros después dejamos el asfalto por la izquierda hacia el caserío Aziategi, entre viñedos y maizales. Un repecho final nos sitúa junto a la iglesia de San Martín de Tours, en el barrio guetarense de Askizu. Junto a la parroquia hay una fuente donde podemos tomarnos un descanso. También, a pocos metros, se encuentra el albergue Agote Aundi.

  • Km 6,1. Askizu (Albergue-Bar)

  • El itinerario abandona Askizu y avanza con inmejorables vistas del Cantábrico y de Zumaia. Descendemos a la villa guipuzcoana por la ladera del monte hasta la N-634. Junto a la carretera, a mano derecha, está la Casa Museo del pintor Ignacio Zuloaga y, adosada a ella, la ermita de Santiago, del siglo XV. Accedemos finalmente a Zumaia cruzando el río Urola y bajamos las escaleras para atravesar el paseo Ángeles Sorazu.

  • Km 9.1. Zumaia (Todos los servicios)

  • Despedimos la villa ascendiendo hasta el convento de San José de las Carmelitas Descalzas, que funciona como albergue municipal en julio y agosto, y por la ermita de Arritokieta. Volviendo la vista se obtiene una buena panorámica final de Zumaia y la desembocadura del Urola. La carretera rural desemboca en un camino que lleva hasta el área de descanso de Elorriaga (Km 12,4) , con fuente y varias mesas. Al barrio debarés de Elorriaga se puede llegar tanto por la izquierda, por pista, como por la derecha, por camino. A la entrada de este núcleo de montaña hay una taberna.

  • Km 13. Elorriaga (Bar)

  • En Elorriaga seguimos el itinerario del Camino de Santiago porque también existe el del GR-121, que marcha más pegado al litoral. El Camino baja hasta la Nacional y la cruza para ascender por una rampa brutal que nos interna en un camino arbolado. Este tramo ‘rompepiernas’ sortea varios portillos y baja de nuevo a la N-634, a la altura del barrio Mardari con bar-restaurante al pie de la carretera. Pasamos sobre la A-8 (Km 16,3) y seguimos con precaución por la Nacional. La dejamos en breve por la derecha y avanzamos por una senda que ataja un gran tramo de carretera, y que asciende de nuevo hasta la N-634 con un último repecho durísimo. Alcanzamos finalmente Itziar, donde bien merecemos otro descanso. El santuario de Santa María de Itziar ha sido un alto obligado en el Camino del Norte. La construcción es del siglo XVI y está levantado sobre un templo románico. En su interior, presidiendo el altar, se encuentra la talla de la Virgen de Itziar, una venerada imagen del siglo XIII. El himno a la virgen dice así: “Ave, de Itziar la Virgen Bella – Ave, Madre querida del mar estrella”.

  • Km 18,5. Itziar (Bares. Tienda)

  • Una pista, que desgraciadamente oculta la antigua calzada, asciende los últimos metros hasta el cementerio y baja hacia Deba, que presenta un fuerte desnivel en el último tramo. Junto a la pista se encuentra la ermita de San Roque, al que podemos ver en una colorida hornacina adornada con flores y un par de vieiras (Km 21) . Nada más entrar en la población pasamos junto al IES Mendata y continuamos por la calle Mogel para coger el ascensor. El nuevo albergue inaugurado en junio de 2014 se encuentra en el edificio de la estación de tren, al pie de la ría. Antes de acudir hay que pasar por la Oficina de Turismo para sellar e inscribirse (Teléfono 943 19 24 52). Si está cerrada se puede hacer en las dependencias de la Policía Municipal, que se encuentran bajo los soportales de la plaza.

  • Km 22. Deba (Todos los servicios)

  • Las dificultades

    • Hacia la ermita de Santa Bárbara:
      Si se ha pernoctado en el albergue juvenil Igerain, el que opte por la opción más dura para acercarse a Getaria tiene que descender todo recto hasta encontrar a mano izquierda el desvío hacia la ermita. Si se toma como referencia la iglesia de Santa María La Real de Zarautz hay que seguir a mano izquierda hasta encontrarse con la indicación a la derecha.

    • Duro entrenamiento de cara a la etapa reina de mañana:
      El recorrido entre Zarautz y Deba no da tregua alguna. Salvo el descansado primer tramo hasta Getaria, siempre que optemos por el paseo marítimo paralelo a la N-634, todo será subir y bajar. Un entrenamiento perfecto para la etapa entre las divisorias guipuzcoana y vizcaína que nos espera mañana.

    Observaciones

    • A desmano del itinerario se encuentra el albergue de Lastur pero su propietaria Maitane se ofrece a recoger en furgoneta a los peregrinos, ya sea en Zumaia, Elorriaga, Itziar o Deba. Al día siguiente los vuelve a dejar en la etapa. También oferta la posibilidad de llevar las mochilas hasta otro albergue.

    Qué ver, qué hacer

    • DEBA:

      Situada en la zona más occidental de la costa guipuzcoana sus orígenes se remontan a mediados del siglo XIV. Los vecinos de Monte Real de Itziar, a quienes Sancho IV había concedido en 1294 la Carta Puebla, quisieron acercarse al mar para poder dedicarse a la pesca fundando la población de Monreal de Deba. En el siglo XV Deba vive un periodo de esplendor gracias al transporte marítimo de lanas de Castilla y Aragón desde su puerto a otros países europeos. Como en muchas otras localidades de la costa vasca, el siglo XIX trae la decadencia del sector pesquero y de la actividad portuaria. Así, Deba transforma su actividad hacia fines turísticos.

      • Iglesia parroquial de Santa María: Una austera estructura exterior esconde en su interior una nave de gran altura apoyada en columnas cilíndricas y con bajorrelieves románicos del siglo XIII. La construcción del templo fue financiada por los habitantes de Deba gracias a los impuestos que procedían de la exportación de lanas a Flandes, Inglaterra y otros países europeos. El pórtico de la entrada es magnífico, probablemente también del siglo XIII, adornado por las esculturas de los doce apóstoles. El claustro, gótico, es del siglo XVII.

      • Deba cuenta con dos playas: la de Santiago y la de Lapari. También, gracias a los paseos marítimos de Cárdenas y Pablo Sorozabal, se puede admirar el perfil costero y obtener magníficas vistas del litoral cantábrico.

      • Entre Zumaia y Deba hay grandes formaciones de flysch, un fenómeno geológico producido por la acción erosiva del mar sobre rocas estratificadas.

      • Las fiestas patronales, en honor a San Roque, se celebran entre el 14 y 20 de agosto. El día 16 la imagen del Santo sale de la iglesia y se lleva en procesión hasta su ermita tras la popular “Jorrai Dantza”.

    • Información completa sobre Turismo de Deba en:

    • http://www.deba.net/es/turismo

    Los monumentos

    Talla del Santuario de Itziar

    Itziar es un templo antiquísimo reformado en el siglo XVI. El santuario se conforma con una sola nave, sin columnas intermedias de anchura singular, dividida en tres tramos rectangulares.

    Perfil de la etapa 3: Etapa de Zarautz a Deba del Monumentos

    Etapa 4: Etapa de Deba a Markina-Xemein

    Los albergues

    Información sobre la etapa 4: Etapa de Deba a Markina-Xemein

    Ante el peregrino, la etapa más interior, montañosa y con mayor desnivel de todas las del País Vasco, que ya es decir mucho. En la antigüedad, según recoge Juan Uria, el Camino cruzaba el Deba en la hospitalaria Sasiola y avanzaba a Astigarribia, con un monasterio dedicado a San Andrés ya en el siglo XI, para conectar vía Aparain con el itinerario actual. Desaconsejado para bicigrinos, que pueden hacerlo por carretera vía Mutriku y Ondarroa, el trazado comienza su ascenso decidido ya en Deba, escalando a la ermita del Calvario de Maia. A continuación se encuentra el albergue de Nerea y Gaizka y, de Camino a Olatz, a través de túneles de encinar cantábrico, el mar desaparecerá de la retina hasta la etapa 8. El curso del arroyo Anu hace de calentamiento para el tramo más costoso, el que asciende por pista y bosque la ladera del macizo de Arno, que divide Gipuzkoa y Bizkaia. Tras un breve descenso reparador, sobreviene un largo tramo de montaña rusa, junto a caseríos aislados y manchas de repobladas coníferas. Superando un fuerte repecho tras el caserío Amulategi, el desnivel se torna más favorable, tanto que cae en picado, con alto riesgo de resbalones en la última parte de la etapa.

    El itinerario

  • Km 0. Deba (Todos los servicios)

  • Cruzamos las vías y posteriormente la ría. Junto a ella tomamos la carretera GI-638 que se dirige a Mutriku y en 150 metros cogemos un desvío a mano izquierda que señala Buztiñaga. Aquí dan comienzo las primeras rampas. Un carril de cemento, primero, y una senda entre laureles, madroños y avellanos y toda suerte de especies caducifolias, después, conducen hasta el caserío Pikoaga. La visión del mar y el ambiente rural de prados y cabañas de ganado reconfortan hasta la ermita del Calvario de Maia. El lugar, con la vista parcial de Mutriku, bien merece un respiro. Además, hay una fuente algo escondida, detrás del muro y señalada como Iturria, fuente en euskera.

  • Km 4,4. Ermita del Calvario de Maia (Albergue-Bar-Tienda a corta distancia. Asador)

  • Retomamos la marcha por la pista asfaltada, jalonada por el vía crucis, pasamos el asador Azkenetxe y cruzamos la carretera GI-3330. A la vera del itinerario encontramos otra fuente. A finales de marzo de 2014, Nerea y Gaizka inauguraron un albergue que cuenta con bar y una pequeña tienda. Una excelente opción, sobre todo para aquellos que no hayan dormido en Deba. Enseguida nos sumergimos en una senda sombría donde tendremos que sortear varias portillas de madera. Una mancha de encinar cantábrico se expande aquí sobre la caliza y, ya saliendo a una zona abierta, presidida en el collado por una nave ganadera, admiramos levemente el mar, al que diremos adiós hasta la playa de la Arena en Pobeña, en la etapa 8. En breve, sorteamos un último portillo y cruzamos la GI-3562 para alcanzar por pista la cercana Olatz, perteneciente al municipio de Mutriku.

  • Km 8,3. Olatz (Bar)

  • En este barrio ganadero se encuentra el bar-restaurante Zelaieta, aunque suele abrir sólo los fines de semana y en agosto. Mejor llamar antes para confirmar. El teléfono es el 943 60 45 95. Dejando a un lado la ermita de San Isidro, la señalización oficial marca “Arnoate 5,5 km”, progresamos en compañía del arroyo Anu. En un giro a la izquierda nos despedimos de su cauce y seguimos ascendiendo por pista y más tarde por bosque hasta superar tímidamente la barrera de los 500 metros de altitud. En plena subida pondremos pie en Bizkaia (Km 11,2), aunque no se ve señalización alguna de la muga, y ya en descenso, por pista, llegamos al caserío Damukorta, donde es posible que podamos llenar la cantimplora, ya que hay un manantial cercano (Km 13,3). Continuamos la pista hasta el caserío y collado Arnoate, donde podemos realizar otra parada y refrescarnos en la fuente a cobijo del sol o la lluvia.

  • Km 14,2. Collado Arnoate (Fuente)

  • En este punto giramos la derecha para seguir por un sendero ‘rompepiernas’ que recorre esta vertiente y pasa junto al derruido caserío Sakoneta (Km 16,3). Finalmente llegamos a una pista que transita junto a los caseríos Atzorinzabal (Km 17,8) y Amulategi (Km 18,7). Nada más pasarlo nos desviamos a la izquierda y acometemos una rampa brutal, sobre todo por la sorpresa que provoca, que se merienda de un plumazo un desnivel de 60 metros. Una vez superada tenemos acceso al valle del Artibai y comenzamos a bajar por una pista hasta un rellano, donde salimos por la derecha para librar la parte más complicada de la bajada. Se hace larga y conviene medir los pasos e ir con precaución porque tiene un ¡fuerte desnivel! y si ha llovido puede complicarse mucho. Termina junto a un prado que conduce hasta el barrio de Arretxinaga, donde se localiza la torre Barroeta, una vivienda fortificada de los siglos XIV y XV, y la ermita de San Joaquín y Santa Ana (Km 23,2).

    A la vera del Camino también se sitúa la ermita de San Miguel de Arretxinaga, del XVIII y de planta hexagonal. Merece al menos una visita breve para ver su origen: las tres piedras que forman la capilla y guardan equilibrio entre sí. Tras pasar dos puentes sobre el río Urko vamos de frente por la avenida Arretxinaga y después giramos a la izquierda por la calle Artibai. En esta tomamos la primera a la derecha, la calle Osteko, que nos lleva hacia el albergue del convento de los Padres Carmelitas. María Luisa también acoge peregrinos (ver observaciones) y ,desde 2012, Markina-Xemein también cuenta con el albergue privado Intxauspe.

  • Km 24,3. Markina (Todos los servicios)

  • Las dificultades

    • Etapa de montaña: La casi ausencia de poblaciones y la dureza hacen que sea una de las etapas más respetadas de la ruta Norte. Es aconsejable hacerla en compañía.

    Observaciones

    • Los ciclistas deben ir desde Deba hasta Ondarroa por la carretera GI-638 y en Ondarroa continuar por la BI-633 hasta Markina-Xemein. Los fuertes desniveles, los portillos, los tramos intrincados de camino y, sobre todo, el descenso final hasta Markina-Xemein, hacen desaconsejable para los bicigrinos el trazado oficial.

    • A finales de marzo de 2014, Nerea y Gaizka inauguraron un albergue, pasada la ermita del Calvario<(strong>, que cuenta con bar y una pequeña tienda. Olatz es la segunda y última población con bar que encontraremos en todo el trayecto. El bar tiene horario incierto, normalmente abre los fines de semana y en agosto, así que es mejor asegurarse y llamar el día anterior. Sobre todo, llevar algo de agua y comida desde Deba, porque en la montaña siempre hay que ir prevenido.

    • Además de los albergues, María Luisa ofrece 12 plazas para peregrinos (cuatro habitaciones dobles y otra habitación con cuatro plazas en litera) en la Plaza del Carmen, 11, 3ºderecha. El precio son 12 euros en litera y 15 en cama. Tiene cocina equipada y calefacción. Su teléfono es el 657 727 824. Se puede preguntar por ella en el Bar-Restaurante Pitis.

    Qué ver, qué hacer

  • Información completa sobre Turismo de Markina-Xemein en:

  • http://www.markina-xemein.com/es-ES/Turismo/Paginas/default.aspx

    Los monumentos

    Cementerio y Santa Maria de Xemein

    El término municipal de Markina-Xemein engloba dos entidades de población: la villa de Markina y la anteiglesia de Xemein. En el año 1969 se incluyó en el mismo término municipal la anteiglesia de Zenarruza con su pueblo de Bolívar, pero el primer día de 2005 se separaron.

    Perfil de la etapa 4: Etapa de Deba a Markina-Xemein del Monumentos

    Etapa 5: Etapa de Markina Xemein a Gernika Lumo

    Los albergues

    Información sobre la etapa 5: Etapa de Markina Xemein a Gernika Lumo

    Hijos del mítico monte Oiz, la atalaya de Bizkaia, los ríos Lea y Artibai protagonizan la etapa de hoy, de un simbolismo especial por su visita a Iruzubieta y Bolibar, pueblo ancestral del libertador venezolano, y el posterior ascenso al monasterio de Zenarruza, un paraje idílico y callado donde unos pocos monjes cistercienses continúan, como desde antiguo, acogiendo peregrinos. Por sendas sombrías e intrincadas la ruta de la Costa desciende hasta Gerrikaitz y Munitibar, municipio, como tantos otros, heredero de las anteiglesias, y prosigue hacia los de Mendata y Arratzu. Aquí, en los verdes rincones de Urdaibai, emergen ermitas, torres, calzadas ocultas del medievo y robledales milenarios que hacen olvidar por momentos las densas repoblaciones de pino insigne. Remontando por Marmiz y la falda del Burgonana comienza el descenso hasta la portentosa iglesia neoclásica de Ajangiz y Gernika-Lumo, inmortalizada gracias a un Picasso.

    El itinerario

  • Km 0. Markina (Todos los servicios)

  • Junto al albergue se encuentra la cafetería Kai, donde giramos hasta cruzar el río Artibai, que junto al río Lea, que visitaremos durante la etapa, dan nombre a esta comarca vizcaína. Continuamos ligados a un parque para salir finalmente al arcén de la BI-633, que seguimos hasta la ermita de Nuestra Señora de Erdotza, probablemente del XVI. En este lugar nos despedimos de la carretera por la derecha y atravesamos uno de los barrios de Markina. Cogemos un bidegorri, el carril bici de color rojo, de ahí su nombre en euskera, que avanza entre un polígono y el río. Aquí tenemos una fuente. Seguidamente cruzamos el río por una pasarela junto al puente Kareaga, de un solo arco y semioculto por las hiedras. Tras el río giramos a mano izquierda, pasando una cancela, y nos internamos en un bonito sendero de ribera, con algunas piedras y raíces incrustadas, que llega hasta las cercanías de Iruzubieta.

  • Km 3,8. Iruzubieta (Bares)

  • En esta población hay un par de bares, aunque probablemente estén cerrados a primera hora. Dando un ligero rodeo salimos junto a la carretera BI-2224 y tomamos un camino junto al restaurante Armola. Sube hasta elbarrio de Altzaga. Junto al acceso a un caserío torcemos a la derecha y entre pinos y portillos llegamos pronto al barrio de Arta, correspondiente ya al municipio de Ziortza Bolibar. Nos dejamos caer hasta la BI-2224 y entramos en Bolibar, de donde procedió la familia del libertador venezolano Simón Bolívar. Pasamos junto al museo dedicado a su figura y llegamos hasta la plaza, donde se encuentra el ayuntamiento y un socorrido bar en sus soportales.

  • Km 6,2. Bolibar (Bar. Tienda. Hospedaje Baketxe Baserria a 1,9 km)

  • Junto a la iglesia de Santo Tomás, de marcado rostro defensivo con sus dos torres adosadas, salimos momentáneamente a la carretera para internarnos por una calle y seguir el vía crucis y la calzada medieval que asciende al monasterio cisterciense de Zenarruza. A pocos metros de llegar a este cenobio se encuentra el albergue Ziortza Beitia, reabierto en junio de 2014. Entramos en Zenarruza bajo un arco (junto a la ventana de arriba luce el escudo del águila con la calavera, cuya leyenda se explica en el panel informativo) y cruzamos el jardín. La antigua colegiata es gótica y también se puede visitar el claustro.

  • Km 7,5. Monasterio de Zenarruza (Albergue)

  • Una senda regada por varios arroyos conduce hasta el alto de Gontzagarigana (Km 9). La carretera principal se queda a la derecha y continuamos por la izquierda, bajando por pista asfaltada al barrio de Uriona (Km 9,8). Reanudamos el descenso a Munitibar y la cuenca del río Lea por una ladera y posteriormente por una senda oscura entre matorral, complicada por la pendiente y con riesgo de caídas, que finaliza junto a una preciosa casa rural. Una pista nos acerca a Gerrikaitz, la iglesia neoclásica de Santa María, restaurada en 1847, queda a la izquierda, y tras cruzar el río Lea entramos ya en Munitibar. Casi en el ecuador de la jornada, la plaza es otro buen lugar para tomarse un respiro, con albergue, bar y tienda.

  • Km 11,7. Munitibar (Albergue. Bar. Tienda)

  • La parroquia de San Vicente de Arbaztegi, que pudo ocupar el lugar de una ermita dedicada a San Miguel, y de nuevo el río Lea señalan el molesto repecho al barrio de Aldaka. Aquí arriba, a 50 metros del Camino, hay una ermita de Santiago del XVIII. Después la pista sigue hacia la derecha y nada más pasar la línea de alta tensión, sin salir a la BI-2224, tomamos la pista vecinal de la izquierda y bajamos junto al caserío Urnatei. En este punto tomamos una senda que marcha bajo miles de voltios y sobre una zona enfangada que se nutre de varios arroyos. Más adelante, además, si no lo han limpiado, hay un tramo donde apartaremos maleza para abrirnos paso. El recorrido desemboca junto al barrio de Berriondo, del municipio de Mendata. Como muchos otros, su origen fundacional fue una anteiglesia, en este caso la de San Miguel Arcángel en el siglo X, que no es más que una comunidad de vecinos dispersa que se reunía en asamblea alrededor de la iglesia parroquial.

  • Km 16,2. Berriondo (Desvío al albergue de Mendata algo más adelante. Restaurante cercano)

  • Una pista vecinal llega hasta la BI-3224, que seguimos hasta el barrio de Zarra (Olabe). A mano izquierda está el ¡desvío al albergue Idazte Etxea de Mendata! En este cruce de caminos, el nuestro se desvía a la derecha hacia el restaurante Zarrabenta. Ojo porque no seguimos por la carretera que sí es recomendable para las bicis. Atravesamos el barrio, visitando la ermita de San Pedro y San Cristóbal, reconstruida a finales del XVIII y rehabilitada en 1878. Dejamos el núcleo, donde se encuentra el desvío hacia la torre de Montalbán, de planta pentagonal, y tomamos la senda que baja y atraviesa el vetusto robledal compartido entre los municipios de Mendata y Arratzu, una de las joyas intactas de la Reserva de Urdaibai. Más adelante, un tramo bien recuperado de calzada pasa sobre el puente medieval de Artzubi, que sirve de frontera ente los dos ayuntamientos. Tras cruzar el río Gola entramos en el barrio de Elexalde. Aquí podemos ver la iglesia de Santo Tomás, que domina el paisaje de Arratzu. Este templo, donde pasaba la calzada medieval, destaca por su coro.

  • Km 19,1. Elexalde

  • Siguiendo el vía crucis descendemos hasta el río Gola, con una antigua ferrería ya en desuso desde el XIX, e iniciamos la fuerte escalada hasta el barrio de Marmiz (Km 20,3) . A la misma entrada, en lugar de tomar la BI-3224, doblamos a la derecha junto a una casa y reanudamos la subida, mucho más contenida. Dejaremos atrás la población para continuar por una senda que recorre la falda del Burgogana, entre pino insigne y eucalipto, dos especies de crecimiento rápido que se introdujeron en la península en detrimento de los bosques autóctonos. Este bonito trayecto cae hasta el municipio de Ajangiz , concretamente a su barrio de Mendieta. Es independiente de Gernika desde 1991. La impresionante iglesia neoclásica de la Ascensión es una obra de Juan Bautista de Belaunzaran que finalizó su hijo en 1860.

  • Km 23. Ajangiz

  • Desde Ajangiz no hay más que continuar por la carretera, atajando en una de las curvas, y dejándonos llevar hasta Gernika. A la entrada, junto al stop de la calle San Bartolomé, giramos a la derecha y tomamos Kortezubi bidea, la primera que sale a nuestra izquierda. El albergue juvenil se encuentra a 100 metros.

  • Km 25. Gernika (Todos los servicios) ¡En 2017, del 1 al 31 de agosto, abre el albergue municipal gestionado por la Asociación de Hospitaleros Voluntarios del Camino de Santiago para Bizkaia!

  • Las dificultades

    • Etapa ‘rompepiernas’: Sin ser como la precedente, a estas alturas a nadie le sorprenden los perfiles en hoja de sierra. Exceptuando los repechos a Aldaka y Marmiz, la segunda parte es más llevadera y también disfrutaremos de las bajadas.

    • Zona enfangada: Entre Aldaka y Berriondo hay un buen tramo donde fluyen varios arroyos y suelen encharcar el Camino. Sobre todo en primavera y en otoño, un par de polainas, al igual que en el Primitivo, no sobran en la mochila.

    Observaciones

    • A 1,9 kilómetros de Bolibar se encuentra el hospedaje Baketxe Baserria. Vienen a recoger al peregrino al mismo Bolibar o hasta Iruzubieta (precio a convenir). Tiene plazas en cama y litera desde 25 euros la noche, lavadora (3 euros), secadora (3 euros), taller y material para bicicletas, etc. Teléfonos: 607 902 464 y 630 593 956

    Qué ver, qué hacer

    • GERNIKA:

      El municipio de Gernika-Lumo, de casi 17.000 habitantes, resulta de la unión en 1882 entre la Villa y la anteiglesia de Lumo. Se encuentra bien situado en un importante cruce de caminos, formando parte de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, el humedal más importante de Euskadi formado por el estuario del río Oka. La villa de Gernika fue fundada en 1366 por el Conde Don Tello y desde entonces tiene el privilegio de organizar un mercado semanal. Se celebra los lunes y su antiguo carácter festivo dejó un dicho para la posteridad: “Lunes gernikés, golperik ez”. La villa está asociada a una de las obras más conocidas de Pablo Picasso, su Guernica, en el que plasmó el brutal bombardeo que la aviación alemana e italiana infligió a la localidad en abril de 1937.

      • Iglesia Parroquial de Santa María:
        Situada en la parte más alta de la villa, se empezó a construir en el año 1418, dentro del estilo gótico, y aunque siguieron sus trabajos hasta 1625, no se concluyó hasta el año 1715, época renacentista.

      • Convento de Santa Clara:
        La fundación como beaterio de este Convento data de tiempo inmemorial. Fue establecido por primera vez en el año 1422, tomando sus ocupantes el hábito de la Tercera Orden de San Francisco. En 1618 hicieron el voto de clausura y petición de una Abadesa de la Orden de Santa Clara como fundadora y reformadora. El acto oficial de Fundación se celebró el 16 de septiembre de 1619. El edificio que actualmente alberga la comunidad de monjas de Sta. Clara fue construido en 1880. Esta comunidad cuenta con gran arraigo y tradición en la villa de Gernika y en toda Vizcaya.

      • Antiguo Hospital del Señorío:
        Unido al Convento de Sta. Clara por un arco de medio punto. Fue mandado construir por el Corregidor D. Gonzalo Moro. En 1636, el Señorío lo cedió a las monjas de Sta. Clara para hospedería de su vicario, aunque conservando el patronato. Hoy día sólo se conserva el edificio muy reformado.

      • Palacio de Alegría:
        Fue reconstruido en su totalidad a mediados del s. XVIII, sobre el antiguo solar, del que sólo se conserva una saetera y una ventana. En él se desarrollan las características propias del estilo barroco en el medio urbano: fachada con piedra de sillería, balconadas enrejadas y el escudo de la familia Allende Salazar.

      • Palacio Udetxea
        Sede del Patronato de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

      • Antigua Casa de Juntas: Construida en el siglo XIX (1826-33) por D. Antonio de Echevarría en el más puro estilo neoclásico, el edificio cuenta como núcleo con la Iglesia de Sta. María la Antigua, actual Salón de Plenos de las Juntas Generales de Vizcaya.

      • Parque de los Pueblos de Europa:
        Alberga las esculturas de Chillida (“Gure Aitaren Etxea”), Henry Moore (“Gran figura en un Refugio”) y el busto de Humboldt.
        Este parque, inaugurado en octubre de 1991, alberga una interesante variedad de árboles y arbustos en sus cuatro sectores claramente diferenciados en cuanto a estructura y composición.

      • Monumento a la Paz. “Gure Aitaren Etxea” del escultor Eduardo Chillida:
        Se inauguró el 27 de abril de 1988, por encargo del Gobierno Vasco, para conmemorar el 50 Aniversario del Bombardeo de Gernika. El título de la obra significa “La Casa de Nuestro Padre”, es un monumento a la paz y está orientado hacia el Árbol, símbolo de la tradición y de nuestra historia.

      • Fundación Museo de la Paz de Gernika:
        Museo sobre la historia de Gernika. Las exposiciones que se exhiben nos dan una visión de lo que representa Gernika a través de su historia para todos los vascos (Democracia, Fueros, Libertad) y lo que hoy simboliza mundialmente (Derechos Humanos, Paz,…).

      • “Guernica” (P. Picasso).
        Es una reproducción artesanal que representa con fidelidad la composición realizada por Pablo Picasso tras conocer el bombardeo de Gernika del 26 de abril de 1937. A la obra picassiana se le ha añadido en el borde inferior la inscripción “Guernica Gernikara”. Su presencia tiene un valor testimonial de una popular petición social.

    • Gastronomía. Después del descanso y la visita cultural aún queda tiempo, faltaría más, para corresponder a un necesitado estómago. En la Oficina de Turismo venden bonos para degustar hasta 8 pintxos en los establecimientos que componen la Ruta del Pintxo. Los paladares más dulces pueden encontrar sosiego en una tarta de Gernika, con franchipán y hojaldre enrejillado o en los pastelitos de chocolate negro y chocolate blanco conocidos como Ori-Baltzak.

    • Información completa sobre Turismo de Gernika en:

    • http://www.gernika-lumo.net/es-ES/Turismo/

    Los monumentos

    El árbol de Gernika

    La Casa de Juntas de Gernika es un lugar emblemático y cargado de simbología para los vascos.
    Actualmente, se celebran las sesiones plenarias de Vizcaya, y juran su cargo junto al roble que se encuentra en el exterior del edificio, el lehendakari y el diputado general, tal como hacía el Señor de Vizcaya con los Fueros.

    Perfil de la etapa 5: Etapa de Markina Xemein a Gernika Lumo del Monumentos

    Etapa 6: Etapa de Gernika a Lezama

    Los albergues

    Información sobre la etapa 6: Etapa de Gernika a Lezama

    Esta etapa supone casi la despedida al paisaje rural, con sus sendas intrincadas de media montaña, caseríos y pastizales, que ha protagonizado la primera semana de la peregrinación. Por ello, el ascenso inicial al Bilikario, más que un temor, debe suponer un disfrute, al igual que la travesía por los núcleos campestres de los municipios de Muxika y Morga. Durante toda la jornada queda patente el recorrido de los antiguos reyes en pos del juramento foral y, tras Eskerika, el asfalto y el tráfico rodado se interponen en la ruta milenaria para descender hasta el valle de Asúa, donde se asienta Goikoelexalde y Larrabetzu. Ya en el denominado Gran Bilbao, otra vía conduce hasta Lezama, donde la agricultura y la ganadería aún colorean de verde el gris industrial que se aproxima.

    El itinerario

  • Km 0. Gernika (Todos los servicios)

  • Desde el albergue juvenil hay que dirigirse hasta el centro de Gernika por la calle San Bartolomé. Pasamos por ella el río y las vías y 150 metros después doblamos a la izquierda por la calle 8 de enero. Tomamos la segunda bocacalle de la derecha, la calle Artekale (de en medio), pasamos junto a la Oficina de Turismo y accedemos a la plaza de Foru, donde se encuentra el consistorio. Accedemos por unas escaleras a la solemne iglesia gótica de Santa María. Tras su portada continuamos a mano izquierda por la calle Allende Salazar y en breve a la derecha por Santa Klara para llegar hasta la Casa de Juntas, de estilo neoclásico y situada donde se encontraba la ermita de Santa María la Antigua y el célebre roble de Gernika, donde juraba su cargo el Señor de Bizkaia y actualmente también el Lehendakari. El árbol más antiguo fue plantado en el siglo XIV y ha sido reemplazado varias veces, la última en 2005. Rodeamos el conjunto y accedemos bajo un arco, pasando el colegio Allende Salazar (aquí la Asociación de Bizkaia habilita un albergue algunos veranos), y giramos a la izquierda para seguir de frente durante un buen trecho por las calles Zearreta y Mestikabaso. En esta zona tenemos varias fuentes para rellenar la cantimplora. Finalmente giramos a la derecha por la calle y llegamos a la ermita de Santa Lucía, sita en el barrio de Zallo. Formaba parte de las posesiones de la familia Mezeta-Allende Salazar junto al caserío, el molino y la ferrería.

  • Km 2,2. Ermita de Santa Lucía

  • Seguimos la pista asfaltada, pasando el arroyo Mikene, e iniciamos con paciencia el ascenso al monte Bilikario, bien rodeada de vegetación y con abundante piedra al inicio. La pista forestal salva un desnivel de 260 metros. Durante el esfuerzo sólo debemos atender a un desvío bien marcado, por el que seguimos a mano izquierda en pos de Gerekiz (Km 5,2). Más adelante salvamos un portillo y bajamos hacia unos caseríos del barrio rural de Pozueta, perteneciente al municipio de Muxika. Uno de ellos suele tener una fuente en el exterior para alivio de los caminantes.

  • Km 5,6. Pozueta (Alojamiento)

  • Un tramo de asfalto nos lleva a pasar junto a una finca donde pace un buen número de burros y el Camino pasa a la jurisdicción del municipio de Morga. Más abajo evitamos la BI-2121 por un paso subterráneo, justo el lugar donde tenemos el ¡desvío al albergue Meakaur!, que marca 2,3 kilómetros.

  • Desvío albergue Meakaur

  • Tras el paso salimos a la carretera que se dirige a Eskerika. A la entrada está la ermita de San Esteban de Gerekiz, justo en uno de los itinerarios que seguían los antiguos señores de Bizkaia para jurar y respetar los fueros (Km 7,9). Continuamos por esta carretera hasta la altura del caserío Landotz, con frontón, donde tomamos una pista forestal que sale a la derecha (se recomienda a los ciclistas que continúen por la carretera). Tras una bajada y posterior subida salimos de nuevo a la carretera, que tomamos por la derecha bajo unos eucaliptos, y rodeamos el caserío Pepiena. A 250 metros de aquí se encuentra el albergue Eskerika, donde podemos desviarnos para pernoctar o si necesitamos reponer fuerzas.

  • Km 10,3. Albergue Eskerika

  • Varias pistas conducen hasta el arcén de la BI-2713, carretera que deberemos seguir sin remedio alguno (Km 13). Descendemos por la izquierda, en dirección Goikoelexalde y Larrabetzu. La carretera soporta bastante tráfico pero al menos el arcén es copioso. En el barrio de Astoreka (Km 15) , perteneciente a Larrabetzu, dejamos la carretera (¡Ojo al desvío!) por la izquierda para introducirnos en una estrecha senda cubierta que confluye en una pista. Pasamos junto a Luciaren Etxea, una pequeña finca donde las gallinas de huevos ecológicos campan en libertad. A la vera del arroyo Zugasti cubrimos el último tramo hasta Goikoelexalde, donde nos recibe la iglesia de San Emeterio y San Celedonio, de robusta torre y rodeada por un pórtico. Este barrio de Larrabetzu es el primer núcleo con bar de la jornada (Km 17,1) .

  • Km 17,1. Goikoelexalde (Bar)

  • El bello crucero, de doble faz, nos sitúa de nuevo en la carretera BI-2713, que seguimos hasta Larrabetzu. En la localidad hay unos detallados paneles informativos donde se explica con todo detalle la Ruta Juradera. En 2017, desde el 9 de abril al 15 de octubre, la Agrupación de Hospitaleros Voluntarios del Camino de Santiago para Bizkaia gestiona en Larrabetzu el albergue de peregrinos que ocupa la parte superior del ambulatorio.

  • Km 18,5. Larrabetzu (Albergue. Bares. Tiendas. Farmacia. Cajero)

  • Ojo porque el itinerario no llega a la iglesia de Santa María, a caballo entre el barroco y el neoclásico, sino que se desvía a la derecha siguiendo la carretera que va a Lezama. En verano y con sol es otro tramo duro debido a la ausencia de sombras y a los kilómetros ya acumulados. El albergue de Lezama, que sólo abre en los meses de verano (ver ficha completa del albergue), se habilita en el Centro Cívico Uribarri, en la calle Garaiotza, 133 (Km 21,8).

  • Km 21,8. Lezama (Todos los servicios)

  • Las dificultades

    • Ascenso al Bilikario:
      A 2,5 kilómetros de la salida hay que superar la subida al Bilikario. Salva 260 metros de desnivel y los tramos más duros se encuentran en el primer kilómetro. Poniendo un ritmo pausado y constante desde el inicio se sube perfectamente.

    • Escasos lugares con servicios:
      Al pie del Camino sólo hay lugares intermedios donde avituallarse en el albergue Eskerika (Km 10,3) y ya en el tramo final en Goikoelexalde (Km 17,1) y en Larrabetzu (Km 18,5). Es recomendable llevar algo para picar durante las primeras horas.

    Observaciones

    • En Pozueta (km 5,6), se encuentra el Caserío Pozueta. Tienen dos salas con espacio para seis camas y admiten caballos y perros. Tienen un lugar para dejar las bicicletas y conexión Wi-Fi. Ofrecen el alojamiento por 14 euros y desayuno opcional por 4 euros.
      Abren todo el año.

    • El albergue de Lezama sólo está disponible, generalmente, de junio al 30 de septiembre. El resto de meses se puede reservar en el Hotel Rural Matsa, en un desvío a la salida de Lezama en la calle Aretxalde, 153. Teléfono: 944 55 60 86. También en Derio, después de Zamudio y desviado del Camino, se encuentra la residencia y albergue Mañarikua. Teléfono 944 03 68 88 (ver ficha del albergue en la siguiente etapa).

    Qué ver, qué hacer

    • LEZAMA:

      Si le suena Lezama y no es vecino de esos lares, seguramente será seguidor del Atlhetic, ya que en su municipio se encuentran las instalaciones de entrenamiento del Club. En Lezama hay censadas casi 2.500 personas y está situado en el valle del Txorierri o Asúa. La capital se encuentra a un paso, al otro lado de los montes Artxanda y Avril.

      • Torre de Lezama:Una vez más, como ejemplo de Señorío, Lezama se erigió en torno a la casa con torre, en esta ocasión de Pedro Ruiz, señor de Lezama.

      • Iglesia de Santa María:
        La casa solar de Oxangoiti erigió en el siglo XIII la iglesia parroquial de Santa María. El ejercicio de su patronato fue donado por los propios feligreses a Juan Alonso de Mújica y a su hijo Gómez González, dueños de la casa solar de Butrón, a finales del siglo XV, con la condición aprobada por el Papa Juan II, de conceder prioridad a los pilongos en la presentación de beneficiarios antes que a los extranjeros. Estaba regida por un fiel que ocupa el asiento 41 en las Juntas Generales de Gernika.

      • Humilladero del Santo Cristo:
        Situado en el barrio de Aretxalde, frente a la carretera Asua- Erletxes, constituye uno de los más bellos ejemplos de humilladero barroco. Abierto totalmente al camino, (el que fuera Camino Real Bilbao – Gernika), su fachada queda definida por un gran arco de acceso de medio punto protegido por reja de hierro. La precede un pórtico cubierto a tres aguas y sostenido por tres columnas toscanas sobre zócalo de piedra. El pórtico conserva el antiguo encanchado del suelo en el que se dibujan dos corazones. La noticia más antigua sobre la existencia del humilladero del Santo Cristo corresponde a mediados del siglo XVI.

    • Información completa sobre Turismo de Lezama en:

    • http://http://www.lezama.org/es-ES/Turismo/

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 6: Etapa de Gernika a Lezama del Monumentos

    Etapa 7: Etapa de Lezama a Bilbao

    Los albergues

    Información sobre la etapa 7: Etapa de Lezama a Bilbao

    El Monte Avril es el último obstáculo que debe superar el Camino para entrar en Bilbao, tumbado sobre una hoya o botxo, de ahí su sobrenombre, a lo largo de la ría del Nervión. Antes hay que visitar Zamudio, donde se sitúa el Parque Tecnológico y donde una torre, la de los marqueses de Malpica, aún lleva a ensoñar épocas bélicas de dominio regio. Tras superar un desnivel de más de 300 metros, se franquea el paso para descender con ligereza hasta la basílica de la Virgen de Begoña, patrona de Bizkaia. Finalmente, los numerosos peldaños de las calzadas de Mallona caen a las siete calles, el génesis de esta ciudad que recibió su carta foral en el año 1300.

    El itinerario

  • Km 0. Lezama (Todos los servicios)

  • Vamos dejando Lezama de la misma guisa que entramos, junto a la BI-637. Bajo los aviones del próximo aeropuerto de Loiu pasamos por los diferentes barrios de la localidad, como Aretxalde, donde está la iglesia de Santa María, gótica del siglo XVI que conserva en su interior la mesa de la anteiglesia donde se reunían las antiguas comunidades del municipio. Pasamos también el desvío a la torre señorial de Lezama y tras el humilladero barroco del Santo Cristo pasamos al barrio La Cruz. La presencia cercana de la gran urbe comienza a dibujar un paisaje donde se mezclan polígonos, gasolineras y marquesinas que nos acercan hasta Zamudio. A la altura de la iglesia de San Martín, en el barrio de Arteaga el itinerario gira 90 grados a la izquierda. Justo detrás de la iglesia se encuentra la torre de los marqueses de Malpica, donde podemos detenernos en la lectura de los paneles informativos, que entre otras cosas describen los alimentos que se consumían durante el medievo.

  • Km 3. Zamudio (Todos los servicios)

  • Después del giro nos acercamos hasta el polígono industrial Pinoa, que atravesamos en pendiente para tomar posteriormente un camino que nos lleva sobre el corredor del Txorierri, un vial de tres carriles por sentido sobre un tramo de la N-637 que rodea la parte norte y este del Gran Bilbao (Km 4,3) . Lo cruzamos por un puente y giramos a la derecha para tomar en breve un bello camino entre caducifolios que continúa el ascenso al monte. Después enlaza con una pista pavimentada que recorre el barrio disperso de San Antolín. Pasamos junto al restaurante Amairu Aretxeta donde un mirador permite ver tras los prados el Parque Tecnológico de Zamudio, Derio y Erandio. El Camino de Santiago llega seguidamente a la carretera BI-3732 (Km 6,7).

    Se sigue 60 metros por la izquierda y se cruza para coger un camino que cubre los últimos metros de ascenso sobre la calzada de los Zamudianos, un antiguo camino real procedente de Bermeo. Coronamos así el Monte Avril, también llamado Iturritxualde (la cima real queda ligeramente por encima del Camino, a 382 metros de altitud). Un parque y un área recreativa permiten un descanso visual y recuperar fuerzas antes de internarnos en la ciudad.

  • Km 7,3. Monte Avril (Área recreativa)

  • Tras la residencia del Sagrado Corazón de Jesús obtenemos otra panorámica de Bilbao y cruzamos un puente peatonal sobre la BI-631 (Km 8,8) . Recorremos el barrio de Begoña por las calles Camino de Atxeta, Grupo Arabella y Zabalbide antes de llegar a la basílica de la Virgen de Begoña, obra del siglo XVI sobre una antigua ermita que acoge a la patrona de Bizkaia. Una réplica de la imagen peregrinó por toda la provincia en 1949 y la talla original ha paseado por Bilbao con motivo de catástrofes, epidemias y actos litúrgicos (Km 10) .

    Bajamos de frente desde la entrada principal por la calle Andra Mari, señalizada con azulejos amarillos y azules y el dibujo de la vieira que encontraremos en el itinerario urbano, hasta las Travesía de Mallona, donde es mejor evitar las escaleras por la calzada. Frente al número 5 tiene la sede la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Bizkaia. Las calzadas de Mallona desembocan en la concurrida plaza Miguel de Unamuno. Salimos de frente por las calles de la Cruz y Tendería y a un lado se levanta la catedral gótica de Santiago. Sus obras comenzaron en el sigo XIV en el lugar de la vieja iglesia y se prologaron durante dos siglos más.

  • Km 11,2. Bilbao (Todos los servicios)

  • Las dificultades

    • Ascenso al Monte Avril o Iturritxualde: La etapa supera un desnivel de 320 metros desde Zamudio. No se hace excesivamente duro en comparación con las subidas de días anteriores aunque las etapas van pesando.

    Observaciones

    • El albergue de peregrinos de Bilbao está situado 4,4 kilómetros más adelante de la catedral de Bilbao, junto al Camino en dirección a Portugalete (ver itinerario y mapa de la etapa 8 entre Bilbao y Portugalete). Sólo abre durante el verano, de primeros de junio a finales de septiembre, y si aprovechamos el día para visitar Bilbao también es posible acercarse en la línea 58 del Bilbobus.

    • Si vamos a pernoctar en el Akelarre Hostel, apartado de la ruta, lo más sencillo es tomar el Metro en la Plaza Miguel de Unamuno (en el Casco Viejo, junto al Camino antes de llegar a la catedral) y tomarlo hasta Deusto, la parada más cercana a la calle Morgan. Si vamos al BBK Bilbao Good Hostel, podemos tomar también el Metro en Miguel de Unamuno e ir hasta la parada de Bolueta. De ahí al albergue hay tres minutos.

    Qué ver, qué hacer

    • BILBAO:

      Bilbao es una gran ciudad. Su oferta gastronómica, cultural y musical se deja notar por toda la urbe. Desde la zona antigua a la recuperada ribera de la Ría, donde vara el Museo Guggenheim, El Arenal, las 7 calles, la Gran Vía, el puente de Deusto… son numerosos los lugares que merecen ser visitados. Es además una ciudad muy accesible, con metro y tranvía, que bien merece una parada en el Camino. La Oficina de Turismo más cercana al Camino es la situada en la plaza Arriaga, en los bajos del Teatro. Además de información oferta visitas guiadas. Se puede contactar en el 944 79 57 60.

      • Basílica de Begoña:De estilo gótico, cuya Virgen, la “Amatxo”, goza de gran devoción entre los bilbaínos. La portada es de corte renacentista con un gran arco triunfal.

      • Iglesia de San Nicolás: templo erigido en honor del patrón de los navegantes, es un edificio que realza el entorno urbanístico de El Arenal. Realizada a mediados del siglo XVIII.

      • Museo de Bellas Artes de Bilbao: En este Museo se integran el primitivo Museo de Bellas Artes de Bilbao fundado en 1908 y el Museo de Arte Moderno, inaugurado en 1924. Caracterizada por su amplitud cronológica y por la diversidad de las manifestaciones artísticas que contiene la colección del Museo de Bellas Artes de Bilbao reúne en la actualidad, entre pinturas, esculturas, dibujos, grabados y artes decorativas, más de 6.000 obras, con una cronología que se expande desde el siglo XII hasta nuestros días.

      • Museo Guggenheim Bilbao. Se trata de un edificio escultural, de volúmenes fragmentados – en unos casos de formas regulares y en otros de insólitas siluetas curvas cubiertas por titanio – ordenados en torno a un espacio central, su atrio monumental de 50 metros de altura. Es obra del arquitecto Frank Gehry.

      • Parque de Doña Casilda:Con casi 100 años de historia (su construcción comenzó en 1907), el principal parque de la Villa es una obra de estilo romántico del arquitecto Ricardo Bastida y el ingeniero Juan de Eguiraun. Desde su apertura, ha ido evolucionando y renovándose, siempre conservando el encanto que le confiere su majestuoso estanque plagado de patos y flanqueado por barquilleros, una estampa imborrable en la memoria de todo bilbaíno.

  • Información completa sobre Turismo de Bilbao en:

  • http://www.bilbaoturismo.net/BilbaoTurismo/es/turistas

    Los monumentos

    Itsasmuseum-Museo marítimo Bilbao

    Basílica de Begoña

    Begoña es un templo basilical de tres naves, sin crucero, cubiertas con bóvedas de crucería. Su construcción se prolongó durante un siglo.

    Perfil de la etapa 7: Etapa de Lezama a Bilbao del Monumentos

    Etapa 8: Etapa de Bilbao a Portugalete

    Los albergues

    Información sobre la etapa 8: Etapa de Bilbao a Portugalete

    El rompecabezas que completa el Camino tiene fichas más apetitosas que otras. Quizás atravesar Bilbao a pie no sea una de ellas, pero aporta un gran sentido al conjunto y sería un error evitarla en transporte público. Desde el casco histórico, por largas avenidas, lleva más de una hora llegar al albergue de peregrinos, situado en la panorámica urbana que brinda el monte Kobetas. Tras descender al puente del Diablo sobre el Kadagua, el peregrino se encuentra con la calzada que conduce a Santa Águeda, antiguo Camino Real y ruta comercial con Castilla. En las antípodas se sitúa el Megapark de Barakaldo, un extenso parque comercial que hay que atravesar para llegar a la orilla del Galindo y a Sestao, pegada a Portugalete y su Puente Colgante, donde la ría del Nervión se abre al mar y al puerto comercial.

    El itinerario

  • Km 0. Bilbao (Todos los servicios)

  • La Tendería, que forma parte de las siete calles primitivas de Bilbao, desemboca en la calle de la Ribera, que seguimos a mano izquierda. Aquí se encuentra el gran mercado cubierto de La Ribera.A 120 metros dejamos la calle por la derecha para cruzar la ría del Nervión o Ibaizabal por el puente de San Antón. Ilustra el escudo municipal y sustituyó al puente medieval que durante muchos siglos fue el único vado sobre la ría. En la Wikipedia podemos leer que “en el siglo XV bajo este puente empozaban a los delincuentes”, que no era otra que atarles una piedra al cogote y arrojarla al agua. Tras el puente giramos a la derecha por la calle Bilbao la Vieja, que conecta de frente con la calle San Francisco. Salimos a la plaza Zabalburu y tomamos de frente la interminable calle Autonomía durante 1,3 kilómetros. Sin variar la dirección enlazaremos con la avenida Montevideo (Km 2,7) .

    Pasamos junto al Centro de Salud de Basurto y pronto giramos a la izquierda para subir un buen trecho por la calle Lezeaga. El itinerario aprovecha más adelante una senda peatonal que zigzaguea hasta llegar al Camino Kobetas, donde tenemos otra vista privilegiada de la ciudad. En este mirador natural del monte Kobetas, donde pende el barrio de Altamira, se encuentra el albergue de peregrinos.

  • Km 4,4. Albergue de peregrinos de Bilbao

  • Junto a la marquesina del Bilbobus giramos a mano izquierda para descender la otra vertiente por un camino pedregoso. Quizás nos alerte el humo de la fábrica Profusa, de producción de coque para fundición, que trae en jaque a los vecinos del barrio de las Delicias. Durante la bajada hay que prestar atención a un giro hacia la izquierda para tomar una curva. Más adelante pasamos un portillo y continuamos hasta la carretera, por la que descendemos. Tras un túnel llegamos a la Estrada Bizkorta, junto a la carretera Basurto-Castrexana. Retomamos la marcha hacia la izquierda y cogemos el cruce a Las Delicias, donde pasamos el río Kadagua por el puente del Diablo (Km 6,8) .

    Entramos en el barrio de las Delicias-Urgozo, del municipio de Barakaldo, y nada más cruzar las vías subimos por la pista asfaltada que se dirige a Santa Águeda. Tras varias curvas de gran inclinación dejamos la pista por la izquierda y nos internamos en la calzada medieval bajo el bosque mixto de Larrazabal. Por esta calzada, que fue Camino Real, los comerciantes bajaban a Castilla, vía Balmaseda por el valle de Mena hasta Burgos, los productos llegados desde Europa y subían el cereal y la lana para embarcarlos al continente. La calzada da paso otra vez a la pista, que exhibe ahora unas rampas que parecen trasladadas desde el Angliru y el Cuitu Nigru y que llegan hasta la ermita de Santa Águeda, donde hay una fuente y un espacio idóneo para hacer la primera parada (Km 7,9) . Retomamos la jornada por la pista asfaltada que termina descendiendo al barrio baracaldés de Cruces, donde sobresale su emblemático hospital.

  • Km 11. Cruces (Barakaldo) (Todos los servicios)

  • Atención, porque en la rotonda de entrada hay que desviarse a mano izquierda por la calle de La Paz, en dirección al campo de fútbol. Bordeamos éste y bajamos hasta el bidegorri (carril bici con senda pavimentada para peatones) que va a la vera del río Castaños). Tras un túnel giramos a la derecha para seguir por la calle Ametzaga de Retuerto , también barrio baracaldés. Salvamos la N-634 por un paso inferior.

  • Km 12,2. Retuerto (Barakaldo) (Todos los servicios)

  • Tras la parroquia del Sagrado Corazón seguimos por una calle estrecha. Al final de la calleja continuamos a la derecha por la calle Euskadi, bajo la autopista. En la rotonda seguimos a mano izquierda junto al restaurante Kokoxily y enfilamos la avenida de la Ribera en dirección al Megapark. A la entrada de este extenso parque comercial vamos por la derecha siguiendo un carril peatonal y para bicis. Lo seguimos durante un buen trecho hasta el final del complejo comercial y bajamos a mano izquierda por unas escaleras hasta el paseo del río Galindo, donde hay un poste del Camino indicando las distancias a Sestao y Portugalete. Sobre 1,3 kilómetros después cruzamos el río y entre un corredor metálico llegamos a una zona decadente con los edificios de la Sociedad Cooperativa Aurrerá. Un paisaje motivado por la despoblación sufrida en las últimas décadas. Pasamos a la cuesta de la Gran Vía de José Antonio de Agirre, en el barrio sestaoarra de Kueto. Por cierto, bastante molesta en este punto de la etapa. En el alto pasamos junto al Centro de Salud de Kueto y llegamos hasta el Ayuntamiento de Sestao. El topónimo del municipio puede provenir de Sexto, nombre latino con el que bautizó la legión romana al monte donde se asentaba.

  • Km 17,8. Sestao (Todos los servicios)

  • Junto a la Casa Consistorial tiramos a la derecha (ojo porque la placa metálica que señaliza pasa desapercibida), bajando por la calle de Aizpuru. La frontera entre Sestao y Portugalete es casi una línea imaginaria y pronto vamos paseando hacia la desembocadura del Nervión, donde una estructura funambulista cruza la ría sobre varias torres. Este puente colgante, con la función de transbordador entre Portugalete y Getxo, fue inaugurado en 1893 y es desde 2006 Patrimonio de la Humanidad. Cubre 160 metros de longitud y está apoyado por cuatro torres que se elevan a más de 60 metros de altura. Disponiendo de tiempo es recomendable sacar un billete para realizar la visita por la pasarela. Las vistas hacia el interior de ría y de la desembocadura con el puerto de Bilbao son grandiosas.

    A la altura de la iglesia de Santa María nos desviamos a la derecha para visitarla y tras rodearla continuamos por el Cantón de la Iglesia. Luego podemos girar a la derecha por la calle de Coscojales y después coger la calle Santa Clara, la primera de la izquierda. Desemboca en la calle Casilda Iturrizar. En el número 8 se encuentra el albergue, que se habilita en los meses de julio y agosto en la planta baja del edificio Ramón Real de Asúa.

  • Km 19,7. Portugalete (Todos los servicios)

  • Las dificultades

    • Itinerario ‘rompepiernas’ hasta Santa Águeda: La subida al monte Kobetas, en menor medida, y a la ermita, donde se superan 180 metros de desnivel en poco más de un kilómetro, convierten un paseo urbano en algo más.

    • La concentración también fatiga: Aunque el trayecto está muy bien señalizado, ir buscando postes, flechas y azulejos entre tanta señal urbana obliga a concentrarse más de lo debido.

    Observaciones

    Algunos peregrinos toman el metro y se saltan esta jornada pero recomendamos hacerla por este itinerario oficial, todo es Camino y todas las etapas tienen su atractivo. El albergue de Portugalete sólo abre en verano, así que el resto del año hay que regresar en metro a Bilbao para pernoctar o quedarse en alguna pensión de Portugalete:

    Pensión Buenavista

    C/ San Juan Bautista, 1

    Portugalete

    Teléfonos: 944 04 46 44, 667 62 12 74

    http://www.pensionbuenavista.16mb.com

    Habitación individual con baño fuera: 18 euros. Habitación doble con baño fuera: 25 euros. Habitación doble con baño:
    30 euros

    Pensión La Guía

    C/ Virgen de la Guía, 4

    Portugalete

    Teléfonos: 944 83 75 30

    http://pensionlaguia.es

    Habitación individual con baño fuera: 22 euros. Habitación individual con baño: 30 euros. Habitación doble con baño fuera: 32 euros. Habitación doble con baño:
    40 euros

    Qué ver, qué hacer

    • PORTUGALETE:

      Portugalete está situado en la desembocadura del Nervión, en la margen izquierda de la ría, lindando al norte con Santurtzi y la mar, al sur con Sestao, al este con Getxo y Leioa y al oeste con Ortuella y Trapagaran. Se asienta en una colina, una de cuyas laderas desciende hacia la Ría y la otra hacia el río Ballonti, sirviéndole de límites ambas vías de agua. Incluida en la comarca del Gran Bilbao, dista 13 Km. de dicha capital. La Oficina de Turismo se encuentra en el Paseo de la Canilla, s/n. Teléfono: 944 729 314.

      • Puente Colgante: El puente, inaugurado en 1893, fue construido por el ingeniero vizcaíno Alberto Palacio y Elissague, un discípulo del creador de la Torre Eiffel. Se trata de un elemento estructural puro, desprovisto de cualquier revestimiento decorativo, compuesto por dos pilas dobles, una en cada margen, que elevan unos cables hasta los 61 metros de altura que se anclan en ambos extremos, en macizos de cimentación situados a unos 110 metros de las citadas torres. Sobre el travesaño se desliza un carretón del que cuelga un sistema de cables cruzados que sujeta la barquilla que traslada a pasajeros y vehículos de una localidad a otra.

        Las torres, originales, se encuentran construidas en acero roblonado, mientras que el travesaño actual corresponde a la reconstrucción realizada en los años 1940 y 1941, tras una voladura realizada durante la Guerra Civil, y aunque difiere ligeramente del original, respeta el concepto estructural del diseño.

        La barquilla, que traslada a los pasajeros y automóviles en poco más de un minuto, es la que más ha evolucionado con el paso del tiempo, ya que frente a la primera plataforma, que era abierta y estaba cubierta por una simple tejavana, la actual ofrece una mayor comodidad a los pasajeros.

    • Información completa sobre Turismo de Portugalete en:

    • http://www.portugalete.com/

    Los monumentos

    Puente colgante de Portugalete

    El puente, inaugurado en 1893, fue construido por el ingeniero vizcaíno Alberto Palacio y Elissague, un discípulo del creador de la Torre Eiffel. Se trata de un elemento estructural puro, desprovisto de cualquier revestimiento decorativo.

    Perfil de la etapa 8: Etapa de Bilbao a Portugalete del Monumentos

    Etapa 9: Etapa de Portugalete a Pobeña

    Los albergues

    Información sobre la etapa 9: Etapa de Portugalete a Pobeña

    Etapa rápida, de transición, que tiene como obsequio el reencuentro con el mar después de casi una semana sin paisajes azules. Un cómodo, a la par que monótono, carril bici y peatonal, une ambas localidades bajo la sombra del Serantes y el Montaño. Ambos son excelentes miradores sobre el férrico paisaje horadado por multitud de galerías y minas a cielo abierto que produjeron en este rincón de Bizkaia. Ya sobre la arena, el puente sobre el Barbadun conecta la playa con Pobeña, sinónimo de hospitalidad.

    El itinerario

  • Km 0. Portugalete (Todos los servicios)

  • Portugalete pone fin al mundo urbano de las últimas jornadas. Situación que no hace más que incrementar las ganas por divisar de nuevo la costa, aunque aún tendremos que esperar 11 kilómetros para pisar de nuevo la playa. Desde el albergue de peregrinos salimos de frente por la calle Casilda Iturrizar. Continuamos de frente por la calle Carlos VII, donde se sitúa la boca de metro, y sin pérdida bajamos hasta el carril bici (bidegorri). Esta vía protagoniza casi en exclusiva esta novena etapa. Nada más salvar por encima un nudo viario y la A-8, unas flechas amarillas señalan un trazado alternativo que entra en Ortuella. En la guía seguimos el trazado que va por el carril bici, señalado por el poste oficial de madera con la indicación “La Arena 10 km” (Km 2). La travesía es plácida pero muy monótona. Pasamos un merendero y más adelante, después del kilómetro 8 del bidegorri, junto al barrio de Nocedal, perteneciente a Ortuella .

  • Km 4,3. Nocedal

  • Durante la marcha, el monte Serantes, topónimo que hace referencia a un lugar poblado de endrinos, a 450 metros de altura, hace de pantalla frente al mar y el puerto de Bilbao. En la cima, un fuerte abandonado de principios del XVIII y una torre de telecomunicaciones otean el antiguo paisaje minero, no en vano nos encontramos en lo que fue la zona de extracción de hierro más importante de Bizkaia. Un legado geológico y también humano. Después entraremos en Gallarta, el barrio que ostenta la capital del municipio de Abanto y Zierbena.

  • Km 5,5. Gallarta

  • En la zona de Campo Diego hay un museo dedicado a la minería. Saliendo de Gallarta el bidegorri depositará su vista en la cumbre piramidal del Montaño, con una altitud de 320 metros. El itinerario jacobeo pasa por debajo la A-8 y se desliga del carril bici durante un trecho. Vuelve a recuperarlo y en el kilómetro 3 del bidegorri pasamos un merendero (Km 8,1) . A la derecha se suceden unas huertas del núcleo de Kardeo. En suave descenso por este valle de Somorrostro llegamos hasta la playa de la Arena, entre la desembocadura del Barbadun y Peña Lucero.

  • Km 11,1. La Arena (Bares. Tienda. Cajero)

  • Atrás, casi en un pasado remoto, queda el recuerdo de la última vez que vimos el mar. La playa es compartida por los municipios de Zierbena y Muskiz. Para llegar hasta Pobeña hay que seguir a la izquierda, atravesando un merendero y un tramo de playa para llegar al puente sobre el río Barbadun. Dejamos a un lado la ermita de Nuestra Señora del Socorro, de especial devoción y patrona de Pobeña, lugar de Muskiz. En el aparcamiento, el Camino de Santiago continúa hacia las escaleras de la derecha. Para ir hacia el albergue hay que seguir de frente hacia la población. Es el último de la provincia, también gestionado por la Agrupación de Hospitaleros Voluntarios para Bizkaia. ¡Hacéis una gran labor!.

  • Km 12,3. Pobeña (Albergue en temporada. Apartamentos Rurales. Bar)

  • Las dificultades

    • Portugalete. La salida de Portugalete es relativamente sencilla. Desde el albergue, situado en la calle Casilda Iturrizar, alejándonos de la ría hay que avanzar hasta la avenida de Carlos VII. Ésta nos conduce ya hasta el carril bici.

    Observaciones

    • El albergue de Pobeña suele abrir desde primeros de mayo al 30 de septiembre. El resto de meses existe la opción de alojarse en estos apartamentos situados en el mismo Pobeña:

      Apartamentos Rurales Mugarri

      Plaza de Pobeña, s/n

      Pobeña

      Teléfono: 617 038 292
      Tarifas: 35 euros uso individual; 60 euros para dos personas; 80 euros para tres personas y 90 euros para cuatro.

      http://www.apartamentosmugarri.com/

    Qué ver, qué hacer

    • Pobeña pertenece al municipio de Muskiz. Su playa de La Arena es una bonita extensión abierta al mar. Se trata de una playa casi urbana, donde se multiplican los servicios, pero que fuera de temporada tiene un cierto aire decadente muy hermoso.

      • Iglesia de San Nicolás de Bari
        Situada en el barrio de Pobeña, data de 1750 y fue edificada por Don Pedro de la Quadra arzobispo de Burgos. El edificio, de corte barroco desornamentado, es de planta rectangular con torre frontal cuadrada, centrada en la fachada y rematada con una pequeña cubierta a cuatro aguas. Consta de una sola nave, con ábside rectangular. Su interior acoge tres retablos: el de San Nicolás, el de Nuestra Señora del Carmen y el de San José.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 9: Etapa de Portugalete a Pobeña del Monumentos

    Etapa 10: Etapa de Pobeña a Castro Urdiales

    Los albergues

    Información sobre la etapa 10: Etapa de Pobeña a Castro Urdiales

    A la salida de Pobeña, una lengua pavimentada, en equilibrio sobre el acantilado, se asienta sobre el trazado de un antiguo tren minero. Una bella estampa para despedir Euskadi y caer en los brazos de Cantabria. El municipio de Castro Urdiales es bien extenso y se accede a sus dominios por Ontón, donde los peregrinos más impacientes querrán solventar la etapa por la N-634. Otros, que buscan el disfrute en el propio Camino, subirán hacia Baltezana para coronar después el alto de La Helguera. Más abajo descubrirán, lustroso, el valle del río Mioño, con un sinfín de barrios pertenecientes a Otañes y Santullán, bajo la sombra de su cantera y el pico La Cruz. Al otro lado del río Suma se encuentra Sámano, que al parecer ya contaba con hospital de peregrinos en 1714. Al fin, la bucólica Castro Urdiales, Flaviobriga en tiempos del Imperio, luce de playa, puerto, casco histórico, monumentos y una rica gastronomía.

    El itinerario

    • Km 0. Pobeña (Albergue en temporada. Apartamentos Rurales. Bar)
    • La vía Verde de Itsaslur está cerrada por obras ( octubre 2019) Muy importante, los peregrinos deberán utilizar el trazado provisional acordado por los técnicos municipales 

    Retornamos hasta las escaleras que dejamos ayer a la entrada de Pobeña. Cerca de cien escalones, o más, suben hasta el recorrido del antiguo ferrocarril minero, hoy paseo de Itsaslur y Camino de Santiago, que conducía el hierro hasta el cargadero situado en La Arena y que posteriormente partía hacia Europa, principalmente a Gran Bretaña. Los días nebulosos aún pueden recrear la atmósfera de tal actividad y acercar de nuevo los ecos del esfuerzo y el chirriar de vagones. La cerca de madera nos protege del acantilado y, sobre nosotros, helechos, aliagas y eucaliptos dispersos tapizan La Barra. Una bifurcación temprana envía a los bicigrinos hacia la izquierda (debido a un tramo de escaleras posterior) y a los caminantes por la derecha. Al llegar a un merendero, la línea de costa se esparce y podemos atisbar ya la villa de Castro Urdiales. Después pasaremos junto a varios paneles informativos sobre la extracción de algas y la geología del lugar.
    Pasamos un aparcamiento y llegamos a una pista que seguimos a mano derecha hacia El Hoyo. Rodeado de saúco negro, el barrio queda a mano izquierda del Camino (Km 3,3) .

    Unos 650 metros después entramos ya en Cantabria, que nos acogerá durante la próxima semana. En esta provincia la señalización oficial es más escasa y deberemos atender sobre todo a las flechas, que en algunos puntos también brillan por su ausencia. Atravesamos pronto el apuntalado túnel del Piquillo y continuamos hasta el tremendo viaducto de la A-8. Tras él tomamos el camino que desciende a nuestra derecha. Nada más cruzar el río Sabiote giramos a la izquierda para entrar en Ontón, localidad del municipio de Castro Urdiales.

    • Km 6,1. Ontón (Bar-Tienda)

    Visitamos el núcleo principal, con ultramarinos de los de siempre, y finalmente subimos por unas escaleras hasta la N-634, a la altura del p.k 138. En este punto hay que escoger entre continuar por el arcén de la N-634 hasta Saltacaballo y Mioño, donde es posible coger una senda que nos acercará hasta Castro Urdiales, o tomar el Camino de Santiago oficial que se dirige por la CA-523 hacia Baltezana y Otañes. La opción por la N-634 es mucho más corta, 10 kilómetros hasta el albergue de Castro Urdiales frente a los 17,2 kilómetros del trazado oficial, que describimos en la guía.

    Subimos por la CA-523, que salva el río Sabiote, y a escasos metros dejamos el asfalto por la derecha para acercarnos hasta las primeras casas de Baltezana. El itinerario pasa junto a la urbanización El Manzanal y retoma la carretera tras una casa anaranjada.

    • Km 7,5. Baltezana (Bares)

    Disponemos de un par de bares, el segundo de ellos, tras la marquesina, cierra los lunes. Antes de abandonar la población volvemos a dejar la carretera por la derecha y bajamos hasta el río, donde una pista nos reconduce hasta la CA-523, que seguimos a la derecha, en ascenso. Solventada la primera curva nos internamos por un camino entre eucaliptos que nace en el arcén izquierdo. Ahorra un trecho de carretera a costa de castigarnos con una rampa considerable. ¡Se recomienda a los bicigrinos que continúen por la carretera!. Fatigados, regresamos a la carretera hasta coronar el puerto de La Helguera.

    • Km 10. Alto de La Helguera

    Desde el alto bajamos por la carretera, que sigue levemente a la derecha, hacia el valle de Otañes o del río Mioño. Territorio de los prerromanos Autrigones y que, como gran parte de toda esta cornisa cantábrica, pasó de mano en mano por los reinos de Asturias, Navarra y Castilla. Dejamos el asfalto dos kilómetros después para coger la Vía Verde de Castro-Traslaviña (Km 11,8). A nuestra izquierda, a la vera del río Mioño, se esparce Otañes en múltiples barrios. Integrado en el municipio de Castro Urdiales, aparte de su preciada torre de mediados del siglo XV, merece destacar que en este término se encontró un miliario romano del siglo I de la vía que enlazaba Castro Urdiales (Flaviobriga) con la palentina Herrera de Pisuerga (Pisoraca). Después de un área de descanso pasamos junto a la estación de Otañes y más adelante por el barrio de los Corrales.

    • Km 13,8. Barrio de Los Corrales

    La panorámica a nuestra izquierda se detiene en el pico La Cruz y la peña caliza de Santullán, desnuda y carcomida por la cantera. La Vía Verde continúa hasta la entrada de Santullán, donde giramos a mano izquierda para subir hasta la CA-250 y la iglesia de San Julián. Al pie de la carretera hay un par de bares y una panadería.

    • Km 15,4. Santullán (Bares. Panadería)

    Cruzamos la carretera y continuamos arrimados al templo por una calle paralela. Ésta sale brevemente a la CA-522 para enlazar con una pista pavimentada que circula a escasa distancia de la A-8. Hay que prestar atención porque en una de las bifurcaciones nos desviamos a la izquierda hasta cruzar el río Suma . El itinerario sube posteriormente a Sámano, lugar donde Las Peregrinaciones Jacobeas de Luciano Huidobro citan que ya hubo un importante hospital de peregrinos en 1714. Seguimos la carretera por la derecha hasta la iglesia de San Nicolás – aquí también hay un bar – y tras bordear el ábside continuamos a la derecha atendiendo a una señal oficial.

    • Km 17,5. Sámano (Bar)

    Posteriormente entramos en el barrio de Llantada y tras cruzar de nuevo el curso de agua giramos 90 grados a la izquierda atravesando el resto de la urbanización, que han ido cambiando la fisonomía de todas estas poblaciones. Llegamos a una carretera de más entidad, la CA-520, y la seguimos por la derecha hasta la entrada de Castro Urdiales. Después de pasar bajo la A-8 vienen varias rotondas y tomamos la calle Paraíso hasta una gasolinera, tras la cual giramos a la izquierda en dirección al Centro Urbano y la Playa. ¡Aquí escasea la señalización!. Hay que cruzar el río Brazomar y continuar recto por el paseo Ocharan Mazas, en ningún caso seguir el cauce.

    El paseo desemboca en otro paralelo a la playa, donde seguiremos las marcas de color naranja. Sin pérdida avanzamos de frente hasta el puerto deportivo y pesquero, junto a la postal marítima formada por la formidable iglesia de Santa María de la Asunción, con aires de catedral y el exponente gótico más importante de Cantabria; el castillo medieval donde se aloja el faro y la ermita de Santa Ana, cimentada sobre la roca y ligada al castillo por el puente Viejo, gótico de un solo arco.

    • Km 22. Castro Urdiales – Centro (Todos los servicios)

    El albergue se encuentra a unos veinte minutos. Desde el puerto hay que girar a la izquierda para coger la calle Santander y continuar de frente por Silvestre Ochoa, que nos llevará hasta la plaza de toros. En la calle Subida a Campijo, junto al coso, se encuentra el albergue de peregrinos (Km 23,5) .

    • Km 23,5. Castro Urdiales – Albergue

    Las dificultades

    • Puerto de la Helguera: En la variante oficial se salvan 240 metros de desnivel entre Ontón y el alto de la Helguera. El ascenso se hace en gran medida por la carretera y sólo un tramo por camino merece especial atención debido al fuerte desnivel.
    • Senda entre Mioño y Castro Urdiales: En los últimos años, aquellos que acortan la etapa por la N-634 toman una senda señalizada desde Mioño a la entrada de Castro Urdiales.

    Observaciones

    • El albergue de Castro Urdiales abre durante todo el año. En caso de encontrarse cerrado, hay que llamar al 670 042 276. En el recorrido oficial hay bares en Baltezana, Otañes (el camino no entra), Santullán y Sámano. En el itinerario de la N-634 hay un bar restaurante en Saltacaballo y bares y tiendas en Mioño.

    Qué ver, qué hacer

    • Castro Urdiales es un antiguo pueblo de pescadores que cuenta con espléndidos edificios y bellos paseos.
      • Iglesia de Santa María. Es el monumento gótico cuya construcción data del siglo XIII. Se trata de un edificio de planta basilical al que se accede por una escalinata flanqueada por dos torres. Consta de tres naves, de las cuales la central tiene una altura doble respecto a las laterales. El ábside está rodeado por una girola con tres capillas radiales de planta poligonal, separadas por tramos rectos. En uno de estos tramos se abrió en 1612 una capilla de planta cuadrada.
      • El castillo faro. Situado junto a la Iglesia de Santa María, es uno de los pocos castillos que se han conservado en Cantabria. Esta fortaleza constituía el principal lugar defensivo de la villa. Su estructura tiene forma pentagonal con fuertes cubos angulares. Es de mampostería y su construcción se cree similar a la de la Iglesia.
      • Puente Medieval y ermita de Santa Ana. Forman junto a la iglesia y el castillo el conjunto monumental de Castro Urdiales. Ambos son restos de un conjunto más amplio que tuvo que ser modificado debido a las obras de construcción del rompeolas. En el puente, en la cara externa del parapeto norte, se observa un sillar de arenisca en el que se pueden leer las letras …MC… y los números …617…, que pueden corresponder a alguna fecha de reconstrucción. La ermita es de planta rectangular y abierta al exterior a través de un pórtico adintelado sostenido por pilares de sección cuadrada. El tejado descansa sobre armadura de madera.
      • Ayuntamiento. Edificio del siglo XVI en el que se han efectuado posteriores modificaciones en los siglos XVII, XIX y XX. Es de sillería y destacan el balcón corrido y la torre del reloj del siglo XIX.

    Perfil de la etapa 10: Etapa de Pobeña a Castro Urdiales del Monumentos

    Etapa 11: Etapa de Castro Urdiales a Laredo

    Los albergues

    Información sobre la etapa 11: Etapa de Castro Urdiales a Laredo

    Santuarios y monasterios depositarios de reliquias jalonaron las primitivas sendas jacobeas. Visitaban más lugares de los que podamos imaginar y pocas veces siguiendo la línea más recta posible. Hoy, el municipio castreño sigue dilatándose hacia la sonora Allendelagua, custodiada por el Temple; Cerdigo, donde el influjo románico ya empieza a ser patente, e Islares, al que se llega por una desabrigada senda costera. Su albergue de peregrinos bien pudiera ser un reflejo del antiguo hospital de caminantes de la Vera Cruz. A partir de Islares, la N-634 sigue su periplo hasta el municipio de Guriezo, lugar donde las marismas del río Agüera o Mayor forman la ría de Oriñón. En el Pontarrón, también con albergue, se podía vadear por la barca de pasaje y ahora gracias a la Nacional, pero el Camino oficial se interna hasta La Magdalena para salvar el cauce. Por un bosque mudo de eucaliptos se sube hacia Lugarejos para descender al esmeralda valle de Liendo, otra opción para pernoctar gracias al cómodo albergue del barrio de Hazas. En el alto de La Maza, sólo queda atravesar Tarrueza para caer en picado, en amplia panorámica, sobre la villa de Laredo.

    El itinerario

    Aviso: El albergue de Islares se encuentra CERRADO hasta nuevo aviso.

  • Km 0. Castro Urdiales – Centro (Todos los servicios)

  • Dejamos el albergue y continuamos a mano derecha, terminando de ascender la subida a Campijo. En el alto vamos a la izquierda, en dirección al Camping, y pasamos bajo la autovía del Cantábrico. Al dejar el túnel seguimos a la derecha y visitamos varias viviendas del barrio castreño de Campijo. En la siguiente bifurcación el Camino continúa por la derecha, dejando el Camping al otro lado, y ya continúa por pista y un tramo de camino hasta Allendelagua, que cuenta con un Bien de Interés Cultural: las ruinas de un castillo medieval templario situado en la ladera del monte San Antón. A la entrada pasamos junto a la iglesia de San Marcos (Km 1,8) y atravesamos la población castreña para bajar junto a la A-8. El itinerario va en paralelo a la autovía, dejando a un lado el cruce al barrio Saltizones (Km 3) y pasa más adelante por debajo para subir hasta Cerdigo, otra pedanía de Castro representada por su iglesia de San Juan, que aún mantiene su ábside románico, fechado en torno al siglo XIII. El templo se encuentra nada más entrar. Bajamos hacia el centro.

  • Km 4,1. Cerdigo

  • Cruzamos la N-634 y pasamos posteriormente junto al cementerio. El Camino vira al Norte para aproximarse a la costa tras un portillo y un túnel de vegetación mediterránea. Incontables rodadas forman una gratificante senda costera, con múltiples portillos, que nos transporta hasta Islares. Luciano Huidobro expone que los caminantes tenían a su disposición cinco camas en el Hospital de la Vera Cruz. A la entrada el Camino pasa junto a la iglesia (el albergue de peregrinos se encuentra al lado) .

  • Km 7,3. Islares (Albergue. Bar. Tienda)

  • Continuamos por la calle Casal. Los servicios se encuentran al borde de la Nacional y luego se puede continuar por ésta hasta enlazar con el Camino. La señalización oficial conduce junto al Camping de Arenillas, donde hay un bar restaurante y una tienda. A partir de este punto nos encontramos con un tramo peligroso por el arcén de la N-634. Más adelante podemos utilizar unas rodadas que hay tras el arcén derecho. Vamos viendo la ría de Oriñón, desembocadura del río Agüera que cuenta con una zona de marismas. En esta etapa, surge de nuevo el dilema de si continuar por la N-634 hasta Laredo, así por las bravas, o seguir el Camino oficial. Aunque más largo es la opción que recomendamos. Junto al viaducto el Camino oficial deja la carretera y sube hasta Nocina uno de los más de veinte barrios que agrupa el municipio de Guriezo.

  • Km 11,6. Nocina (Albergue. Bar)

  • Si alguien quiere pernoctar en el albergue del Pontarrón de Guriezo debe continuar unos metros más por la N-634 hasta el bar El Pontarrón y recoger allí las llaves. El albergue se encuentra unos metros más adelante del bar, al pie de la CA-151. Desde Nocina bajamos hasta la CA-151, con carril peatonal, y nos acercamos al barrio de Rioseco. Sobre la espesa colina resalta la monumental San Vicente de la Maza, excelente ejemplo renacentista que tomó el testigo de un monasterio.

  • Km 13,4. Rioseco (Bar)

  • Ojo, porque justo a la entrada de Rioseco hay que girar 90º a la izquierda para llegar hasta barrio de Pomar. Hay una fuente y un lavadero y después de cruzar el arroyo de Rioseco seguimos por la derecha hasta una urbanización y la ermita de San Lorenzo. Más adelante pasamos junto a la de San Blas, del XVII y emplazada en un precioso paraje del barrio Revilla (Km 14,6). Tras una recta llegamos a la CA-520 y seguimos a la derecha hasta una rotonda, donde se encuentra el barrio El Puente. Aquí se encuentra el Ayuntamiento de Guriezo y gran parte de los servicios del valle.

  • El Puente (Bares. Tiendas. Centro de Salud. Farmacia. Cajero)

  • El Camino continúa de frente hacia el barrio de La Magdalena. Antes hay que cruzar el río Agüera. Parece ser que los antiguos peregrinos que no tomaban la barca en la ría, se adentraban hasta aquí para salvar a pie el cauce. Justo antes de la iglesia dejamos la carretera por la derecha (Km 16,3) y damos un rodeo hasta la casa La Riera, donde comienza la ascensión. Una pista da lugar a un silente bosque de eucaliptos. A la media hora dejamos a mano derecha la pista que va al barrio de Lugarejos (si alguien necesita agua puede desviarse) (Km 18,7) , y enseguida rematamos la ascensión.

    Tras un tramo llano salpicado de aliagas y brezo, con la peña de las Abejas al frente a mano derecha, comenzamos el descenso por un paisaje sugerente y aislado. Al rato pasamos junto a una casa llamada La Pavana (Km 21) y después bajo el viaducto de la A-8. Merece la pena detenerse y contemplar el verde esmeralda valle de Liendo, paso jacobeo hacia Laredo. Al abrigo del monte Candina se asientan entre pastizales y huertas más de una decena de barrios. Nada más pasar el viaducto, bajamos a la derecha hasta el barrio de Rocillo (Km 22,9). Después atravesamos el barrio Sopeña y llegamos en breve al barrio de Hazas, capital del valle y otro posible y cómodo fin de etapa. Concentra todos los servicios y cuenta con un buen albergue de peregrinos, que encontramos justo detrás de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Km 24,5).

  • Km 24,5. Hazas (Liendo) (Todos los servicios)

  • Proseguimos de frente por una carretera que sube hasta enlazar con la N-634, por la que continuamos el ascenso. En un momento dado la señalización nos saca de la Nacional por la izquierda para bajar hasta Tarrueza (Km 27,6), (aunque está reflejado en el mapa de la etapa nos parece un desvío un tanto absurdo, ya que baja en picado hasta Tarrueza para luego ascender todos esos metros y terminar saliendo de nuevo a la Nacional). Cuestión de gustos si tomar el desvío o seguir por la Nacional. Después del p.k 169 giramos a la derecha por el barrio La Arenosa hasta el bar mirador La Torre, con una excelente panorámica sobre la que fue una de las cuatro villas de la Costa de la Mar.

    Tras el bar bajamos a la izquierda por un carril, (una lástima que el muro nos prive de la panorámica) junto a un crucero, y nada más cruzar la carretera de acceso tomamos de frente unas escaleras. Bajan hasta la puerta de San Lorenzo o arco de La Calzada, que da acceso a la capilla del Espíritu Santo y Laredo. La calle San Francisco es justo la calle de la izquierda, que lleva en unos metros al convento homónimo, donde se encuentra el albergue Casa de la Trinidad (Km 30,6) . El albergue Buen Pastor se encuentra también frente al convento.

  • Km 30,6. Laredo (Todos los servicios)

  • Las dificultades

    • Ascenso desde La Magdalena: Al salir del barrio de la Magdalena se supera un desnivel de 200 metros en 2,5 kilómetros, un esfuerzo muy llevadero.

    Observaciones

    Qué ver, qué hacer

    • La villa de Laredo tiene ya constancia histórica a finales del siglo X como posesión del Conde Fernán González. Alfonso VII le otorgó el llamado “Privilegio Viejo de Laredo” y Alfonso X concedió a su Concejo “cartas de estimación y merced” por los muchos servicios que hicieron en la conquista de Sevilla. Fue Laredo puerto militar de Castilla y el único habilitado desde Avilés a Bilbao para las expediciones a América, hasta que Sevilla y Cádiz asumieron el destacado papel que en este aspecto les correspondió en aquella época.

      • Palacio Benito Zarauz
        Reconstruido en 1816, se encuentra situado al final de la Plazuela de Cachupín, lugar desde el cual partía el famoso camino de Castilla. De su arquitectura, destacan los cuatro arcos con piedra de sillería, en el soportal; el arranque de la Puerta Medieval de la Mar, en el interior; y la balconada corrida típica de esta región. Además, es reseñable el escudo nobiliario de barro con profusión de lambrequines, banderas, picas, cañones y otros atributos militares.

      • Casa Familiar de Mar
        La construcción de la casa palacio de la familia de la Mar data del siglo XVII. Posee una fachada de piedra de sillar y destacan las balconadas con basamento de piedra y balaustrada de hierro, adornada con bolas de bronce. Ostenta un soberbio escudo de armas: timbrado por un adorno, en los cantones superiores vemos dos sirenas y bajo ellas sendos leones hacen de soportes, pisando con sus patas dos bustos de mujer. Las armas del escudo pertenecen a los apellidos Mar, Libarona, Arce y Mantilla. Esta edificación nobiliaria se hallaba al lado del río Bario, navegable en época medieval y moderna, que hoy canalizado y abovedado discurre bajo la carretera. Si nos dirigimos a la plaza Cachupín, pasado el Palacio de Zarauz, está la casa torre del Hoyo, también conocida como la casa de Vélez Cachupín, el último destino del recorrido.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 11: Etapa de Castro Urdiales a Laredo del Monumentos

    Etapa 12: Etapa de Laredo a Güemes

    Los albergues

    Información sobre la etapa 12: Etapa de Laredo a Güemes

    El trayecto por Santoña que, aparte de ser algo más corto, incluye una fugaz travesía en barca desde el Puntal y un buen tramo marítimo, se ha ido imponiendo al antiguo de Colindres, Treto y Gama, otra opción muy válida y única alternativa durante el invierno. Desde la capital de la anchoa, los arenales de Berria y Trengandín, separados por el punzante promontorio de El Brusco, se extienden hasta la turística Noja. Entonces, la marcha exige una buena dosis de concentración y paciencia ante los vericuetos vecinales que presentan los municipios de Arnuero y Meruelo. Superado este laberinto, el vado sobre el río Campiazo da paso a Bareyo, en un alto y donde luce Santa María, una joya románica que refleja las aptitudes de los maestros canteros de la Trasmiera. Al final del día, la luz de un cálido hogar de Güemes, que irradia mucho más que hospitalidad, atrae por igual a todos los peregrinos.

    El itinerario

  • Km 0. Laredo (Todos los servicios)

  • A unos metros del convento de San Francisco se encuentra el Centro de Salud y el albergue El Buen Pastor. Al dejar esta calle giramos a la izquierda y llegamos a la plaza de la Constitución, donde está el Ayuntamiento. A falta de señalización hay que seguir de frente por la comercial calle López Seña. Desemboca en el paseo paralelo a la playa de Salvé, extenso arenal superior a cuatro kilómetros. Tenemos la opción de atravesarla por el anodino paseo o descalzarnos y hacerlo por la arena, ¡opción más interesante! Hay que avanzar al mismo extremo, hasta el Puntal de Santoña. De camino, nos llamarán la atención los humedales del Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel. Entre finales de diciembre y enero se produce la mayor concentración de aves en este enclave. A pie de playa embarcamos, por un precio cercano a los 2 euros, hasta la próxima Santoña. El historiador Juan Uría reseñó que el itinerario principal iba por Colindres y que Santoña “debió ser poco visitada por los peregrinos”. Recordad que el barco no está operativo entre el 6 de diciembre y el 1 de marzo (ver apartado observaciones).

  • Km 4,9. Santoña (Todos los servicios)

  • Esta población, distinguida por su industria de la anchoa se extiende a los pies del encinar del monte Buciero. Ingresamos así en la histórica comarca cántabra de Trasmiera, cuna de maestros canteros como Juan de Herrera y Rodrigo y Juan Gil de Hontañón. La travesía urbana tampoco está señalizada pero no presenta grandes problemas. Tras dejar la barca hay que avanzar siempre de frente, atravesando la plaza de la Concordia y continuando por la calle Santander. (Km 5,9).

    En línea recta seguimos por la calle Cervantes, cruzando la plaza San Antonio – donde se encuentra el albergue privado la Bilbaína – y tomando la calle del Manzanedo. Continuamos recto tras la rotonda con la escultura de las anchoas y en la siguiente proseguimos levemente a la derecha por la calle de La Alameda, con carril bici y peatonal y por fin con las primeras flechas amarillas de la localidad. Paralelos a las marismas, pasamos el Centro Penitenciario El Dueso y nos encaminamos hacia la playa deBerria, que toma su nombre del berro, una planta acuática que se prepara en ensalada.

    Es mejor dejar la avenida e internarse de nuevo por la playa para franquear la mole varada de El Brusco. Una trocha arenosa solventa la primera parte de la subida, que luego se hace más sencilla gracias a un terreno más compacto. Desde la cima (Km 10,1) tenemos una vista espectacular de la interminable playa de Trengandín. ‘El que vaya a pernoctar en el albergue Noja Aventura debe dejar la playa antes de llegar a Noja, concretamente a la altura del Bar El Pirata’. Otro baño de arena imaginando figuras en las formaciones rocosas nos acerca hasta Noja. Subimos hasta la plaza de la Villa, categoría que tomó de manos de Felipe IV en 1644, donde se yergue la iglesia de San Pedro.

  • Km 14,2. Noja (Todos los servicios)

  • Hay que prestar atención porque las señales son escasas en el tramo urbano de Noja. Debemos atravesar la plaza en diagonal y salir por la calle de los Cuadrillos. Al llegar al número 6 seguimos a mano izquierda y justo después a la derecha por la calle del Valle. En la siguiente bifurcación, ojo, prestad atención a la señal del poste que nos indica hacia la izquierda. Noja, al igual que el resto de localidades cántabras que hemos visitado, experimenta un aumento muy considerable de la población en los meses de verano y por ello los barrios y urbanizaciones se suceden sin fin. Pasado el campo de fútbol giramos 90º a la derecha para entrar en el barrio Cabanzo (Km 15,2) .

    Aquí giraremos otros 90º, esta vez a la izquierda y más adelante a la derecha. Siempre por pistas y caminos vecinales, pasamos bajo la CA-147 para entrar en el barrio de San Pantaleón. No pertenece ya a Noja sino a la localidad de Castillo Siete Villas, que forma parte a su vez del municipio de Arnuero. Varios giros más nos llevan al pie de la CA-141, que cruzamos con precaución. Seguimos hacia la derecha y en la primera bifurcación a la izquierda. Llegamos así a la plaza donde se localiza la ermita de San Pantaleón, del XVII.

    Por los barrios de San Juan (consultorio) y La Pedrosa nos acercamos al barrio de Castillo y su iglesia de San Pedro, con un atrevido ábside gótico. En este punto se une la variante más interior que viene desde Colindres, Adal Treto, Cicero, Gama y Escalante. Apunta Ángel García Guinea en su obra Románico en Cantabria que “nada queda de románico en el interior de la iglesia y dentro de una estética de finales del XII o principios del XIII, son las dos cornisas norte y sur de su vieja nave, cuyos canecillos pueden colocarse en la línea decorativa de los maestros de Bareyo” (Km 18,6) .

    Frente al ábside giramos a la derecha y 80 metros después a la izquierda (atención). Una pista de gravilla y un tramo de rodadas prado a través conducen a San Miguel de Meruelo, capital del municipio de Meruelo. A la entrada, para evitar la carretera, nos desviamos a la derecha por el barrio Monar. Desde la parte alta, junto a algunas casas y una vaquería, con una buena panorámica de este valle regado por el río Campiazo, pasamos junto a la iglesia de San Miguel (Km 21) . Salimos a la CA-454, que seguimos por la derecha. Tras el p.k 3, nos desviamos a la izquierda junto a una marquesina. Entramos así en el barrio de Solorga, de San Miguel de Meruelo. Cruzamos el río Campiazo por un precioso puente oculto por la intensa vegetación, donde existe un antiguo molino.

  • Barrio de Solorga-San Miguel de Meruelo (Albergue)

  • A la salida continuamos a la derecha por el camino de la Venera, cuya subida hace mella en el cuerpo ya maltrecho. La señalización es escasa a la entrada y hay que llegar hasta la ermita de San Roque para salir a la CA-447 (Km 23,6) .

    En este punto el camino continúa a la izquierda, subiendo por la carretera, pero resulta que la joya de Santa María de Bareyo se encuentra siete minutos más abajo, siguiendo la carretera en dirección contraria. Es románica de principios del XIII, y conserva de esta época, en palabras de Ángel García Guinea, “ábside, capillas laterales del crucero y torre de cúpula cúbica a cuatro aguas”. También apunta que “es en el interior de la iglesia, y sobre todo en el ábside y presbiterio, donde se acentúa la riqueza escultórica del monumento”.

    Regresando al camino, que lo habíamos dejado a los pies de la ermita de San Roque, ascendemos por la CA-447, pasando el Camping Los Molinos, y emprendemos el descenso por la misma vía. Tras el p.k 3 dejamos la carretera por la izquierda y cogemos la calle El Cantón, que atraviesa el barrio Villanueva, perteneciente a Güemes, que a su vez se integra en el municipio de Bareyo (Km 26).

    Luego seguimos por el camino de La Moraza y desembocamos en la CA-455, que cruzamos y seguimos a la derecha. Tan solo unos metros para dejarla por la izquierda y llegar al barrio El Cagigal o Quejigal. En este valle también encontramos la ermita de San Julián, y a tan sólo kilómetro y medio, sobre una suave colina, se encuentra el albergue del Padre Ernesto. El desvío, junto al que continúa hacia Galizano, está bien señalizado. La casa fue rehabilitada en la década de los 80 y la acogida de peregrinos es solo una de las tantas que realiza la ONG Brezo. Encontraremos respeto, trabajo, solidaridad, amor y acogida a raudales en este bello rincón de Cantabria.

  • Km 29,5. Güemes (Albergue)

  • Las dificultades

    • El Brusco. El ascenso rompe la planicie playera que viene desde Laredo. Es un esfuerzo breve y no entraña tanta dificultad como parece desde lejos.

    • Ojo con la señalización entre Noja y San Pantaleón: El recorrido por el casco urbano y barrios de Noja es algo escaso en señales y presenta muchos giros. Buena concentración para evitar perderse.

    Observaciones

    • La empresa Santa Clara de Asís S.C (Teléfonos 670 294 207 y 637 584 164) se encarga de cubrir en barca el paso entre Laredo y Santoña. Este servicio está disponible entre mediados de marzo y el 10 de diciembre aproximadamente.

    • El resto del año podemos tomar el autobús entre Laredo y Santoña o, si queremos probar con el otro itinerario histórico, tomar desde Laredo la variante terrestre, más larga y dando un rodeo, que pasa por Colindres (albergue), Escalante y Gama (albergue) y se junta con la variante marítima en la iglesia de San Pedro, en el barrio de Castillo. Aquellos que elijan esta opción deben dirigirse en Laredo hacia la estación de autobuses por la avenida Duque de Ahumada. Siguiendo la señalización llegarán a Santolaja y de aquí a Colindres para cruzar la ría de Treto y continuar el trazado.

    Qué ver, qué hacer

    • En Ajo, enclavada en el municipio de Bareyo, aunque a desmano del caminante, se inauguró en 2014 un Centro de Interpretación del Camino de Santiago por la Costa. Se encuentra en el antiguo Convento de San Ildefonso, concretamente en la Casa del Fundador, que fue rehabilitada con este fin concreto. Consta de una exposición permanente dividida en seis secciones que abarcan diferentes aspectos de la peregrinación por el Camino del Norte a su paso por Cantabria.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 12: Etapa de Laredo a Güemes del Monumentos

    Etapa 13: Etapa de Güemes a Santander

    Los albergues

    Información sobre la etapa 13: Etapa de Güemes a Santander

    Desde los suaves prados montañeses y los vertiginosos acantilados de la merindad de Trasmiera hasta la bella bahía de Santander, donde surgen residencias reales como la de La Magdalena y playas como la del Sardinero, el Camello y los Bikinis. La jornada, de nuevo, plantea tres dilemas: la variante más corta (15,5 kilómetros a pie y otros 5 por mar a bordo de la Pedreñera) es la senda costera que conduce hasta el embarcadero de Somo, de vistas asombrosas junto al acantilado de las playas de Arnillas y Langre. La segunda opción alcanza Loredo y Santa María de Latas por un carril de la CA-141 para dirigirse también al embarcadero de Somo y tomar la Pedreñera y el tercero, más largo, rodea a pie toda la bahía y puede completarse en dos jornadas pernoctando en Guarnizo, en el albergue para peregrinos de Nuestra Señora de Muslera.

    El itinerario

  • Km 0. Güemes (Albergue)

  • De la cabaña de Abuelo Peuto desciende un camino hasta la carretera local CA-444, que atraviesa el barrio Gargollo y desemboca en la CA-443, que seguimos hacia la izquierda. Siempre por el arcén arcén, entre suaves colinas, llegaremos sin pérdida hasta el barrio Linderrio, donde se encuentra la posada El Solar (Km 3,3) .

  • Km 3,3. Barrio Linderrio (Posada)

  • Justo después nos encontramos con la CA-141, que seguimos a mano izquierda para entrar en Galizano, población del municipio de Ribamontán al Mar. Nada más entrar, junto a una sucursal, nos desviamos a la derecha por la CA-440 que lleva a Langre y Loredo. Tras el consultorio llegamos junto a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, donde debemos decidir qué itinerario seguir hasta Santander.

  • Km 4,4. Galizano (Hotel. Bares. Tiendas. Cajero)

  • El itinerario oficial regresa desde la iglesia hasta la CA-141 y transita por ella durante cuarenta minutos para entrar en Loredo y visitar el Santuario de Santa María de Latas. Durante las fiestas en su honor, la talla gótica de la Virgen es transportada a pie y en barca hasta Santander. A continuación, el Camino de Santiago avanza hasta el embarcadero de Somo para tomar la Pedreñera hasta la capital.

    Recomendamos, sin embargo, la variante costera, excelente opción con buen tiempo. Otro de las trayectos barajados en el albergue de Güemes, que comulga perfectamente con el sueño de un camino arrimado al mar, aunque para nada fue el de los peregrinos que nos precedieron. Esta variante parte a la derecha de la iglesia, en dirección a la playa junto al hotel la Vijanera. Continúa todo de frente hacia la línea de costa entrando en el barrio San Miguel, donde veremos las primeras señales. Damos un pequeño rodeo, llegando a una casa llamada Aguasonda, y tras cruzar un arroyo pasamos junto a otra casa para rodear el muro de una propiedad. El camino, patente por las rodadas de los caminantes y de la maquinaria agrícola, circula entre la siembra y el vertical acantilado de la pequeña playa de Arnillas y la extensa de Langre. Sobre esta última, a medio camino, hay un mirador con varios bancos (Km 7,4) .

    A la izquierda, el cabo Galizano se interna en el mar y nuestro camino sigue dibujando religiosamente la silueta del acantilado, circulando al borde del precipicio. Es importante saber o, al menos, intuir, cuando tenemos que dejar el sendero y avanzar hacia Loredo. Debemos hacerlo tras una antena rojiblanca, donde terminan las casas. Nos alejamos así del acantilado y llegamos hasta una calle urbanizada (Km 10,7) .

    Si seguimos la calle de frente y después giramos a la derecha, al final no nos quedará más remedio que continuar a la izquierda, hacia la playa. Continuar por la arena es la opción más divertida. Un camino entre dunas nos acerca a la playa de Los Tranquilos, y después nos remojamos en el arenal de Loredo, con las vistas de la capital cántabra y la península de la Magdalena, con su palacio. Podemos bordear Somo por esta playa e ir hacia el interior en busca del embarcadero.

  • Km 14,7. Somo (Todos los servicios)

  • La ‘Pedreñera’, como así la llaman, funciona todo el año y el billete a Santander cuesta en torno a los 2,65 euros. En mitad de la travesía recoge pasajeros en Pedreña (Km 16,6) . Finalmente, al desembarcar en el paseo santanderino de la Pereda, la opción menos confusa para llegar al albergue es continuar a la izquierda por este paseo y la calle de Calvo Sotelo. A los 400 metros, justo antes de llegar al Ayuntamiento, cogemos la calle que sube a la izquierda, es la Rúa Mayor. En el número 9, bien señalizado, está el albergue de peregrinos.

  • Km 20,5. Santander (Todos los servicios)

  • Las dificultades

    • La etapa no presenta ninguna dificultad. En caso de duda al tomar la variante costera, hay un hotel y varios bares alrededor de la iglesia donde nos pueden indicar.

    Observaciones

    • La longitud total de la etapa son 20,5 kilómetros por la variante costera pero ¡hay que recalcar que 5 de estos kilómetros se hacen por mar a bordo de la ‘Pedreñera’!, así que realmente se caminan 15,5.

    • Los que quieran llegar a Santander por la variante terrestre tienen que llamar al 942 22 03 57 y ponerse en contacto con el albergue de peregrinos Nuestra Señora de Muslera de Astillero. Lo lleva la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Astillero y prestan información a quién se la solicite. Esta ruta hunde sus raíces en la historia jacobea. Pasa por Castanedo, Horna, Villaverde de Pontones, la Fuente del Francés, Solares, Heras, Socabarga y Astillero. Desde esta localidad va a Santander e, incluso, puede enlazar con el itinerario principal en Puente Arce sin pasar por Santander. Supone un gran kilometraje extra y está pensado para pernoctar en Astillero.

    Qué ver, qué hacer

    • Situada al sur de una de las bahías considerada como de las más bellas del mundo, Santander combina a la perfección la montaña y el mar, dejándose disfrutar apaciblemente desde cualquiera de sus numerosos miradores. Cuenta con 180.000 habitantes y once playas urbanas.

      • Jardines de Pereda, poblados de cedros magnolios y palmeras que abrigan en su seno los monumentos dedicados a los nombres ilustres de Cantabria.

      • Plaza de Pombo. Con la característica arquitectura de sus edificios, entre los que destaca el Real Club de Regatas.

      • Plaza Porticada, todo un símbolo de la ciudad.

      • Iglesia del Cristo y la Catedral de Santander y su grupo escultórico conmemorativo de la reconstrucción de la ciudad tras el incendio de 1941.

      • Museo Municipal de Bellas Artes, que alberga muestras pictóricas de paisajistas cántabros.

      • La península de la Magdalena. Cuenta con una superficie de 25 hectáreas y una gran variedad de especies arbóreas. Integra el Campo, el Pabellón Municipal de Muestras y el Parque Infantil, frente al que se encuentra el monumento en homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente. Desde el Embarcadero Real se llega a Faro de la Cerda que nos conduce al Palacio de la Magdalena. Desde su cumbre se puede disfrutar de impresionantes paisajes naturales y arquitectónicos. El Palacio Real, de influencias inglesas, fue inaugurado en 1912 y regalado por suscripción popular a los monarcas. Desde 1913 hasta 1930 constituyó la sede de verano de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Tras la restauración realizada hace pocos años, este singular edificio se ha convertido en la sede de los cursos de la Universidad Internacional Menéndez-Pelayo.

    Perfil de la etapa 13: Etapa de Güemes a Santander del Monumentos

    Etapa 14: Etapa de Santander a Queveda

    Los albergues

    Información sobre la etapa 14: Etapa de Santander a Queveda

    El vado más cercano sobre el río Pas, un puente del siglo XVI en la localidad de Puente Arce, obligaba al peregrino a dar un considerable rodeo. Sin embargo, el peregrino ya contará con la información de que a la salida de Boo es posible recortar la etapa en cerca de 8 km si cruza el río Pas por el puente del ferrocarril o, mejor aún, tomando el tren de la estación de Boo y bajándose en la de Mogro, evitando así convertir la etapa en una auténtica maratón.

    El itinerario

    ¡Aviso! El albergue Arco Iris de Queveda permanecerá CERRADO hasta 2017, con fecha aún sin confirmar.

    Desde el albergue de Ruamayor hay que prestar atención a las placas diseminadas por el suelo donde coinciden la concha y una cruz roja, ésta referente al itinerario del Camino Lebaniego. Nos ayudarán a salir del laberinto urbano de la capital cántabra.

    Primero hay que bajar a la Avenida Calvo Sotelo para continuar por las calles Jesús de Monasterio, Burgos, San Fernando y pasar la rotonda de Cuatro Caminos hacia la Avenida Marqués de Valdecilla. Hay que tomar la dirección de la N-611 con destino Palencia y Torrelavega y avanzar por la calle de Cajo, que se denominará de Campogiro tras pasar bajo el puente del ferrocarril. Entre la nacional y un polígono de servicios situado a mano derecha avanzaremos hasta Peñacastillo, donde se tuerce a mano derecha para pasar por el puente del FEVE y acto seguido hacia la izquierda para seguir por un camino paralelo a la vía.

    Pasamos entre casas por el barrio de Lluja y cruzamos la S-20 bajo un túnel para entrar en el municipio de Santa Cruz de Bezana por la Avenida José María de Pereda. Junto a la iglesia de Santa Cruz, un indicador de madera indica la distancia hasta Boo de Piélagos. Son 4,6 kilómetros. Aquí es posible desviarse a la izquierda hacia el Albergue de la Santa Cruz, situado a unos 800 metros. En esta localidad la pensión Nimon también tiene un precio especial para peregrinos (ver observaciones).

    Tras dejar el municipio de Bezana en Mompía entraremos en el de Piélagos. Tanto Bezana como Boo son dos municipios cántabros que han experimentado un fuerte crecimiento demográfico en los últimos años, debido sobre todo a la cercanía de la capital y a la excelente comunicación del corredor Torrelavega – Santander. En Boo de Piélagos, al pie del Camino y junto a la iglesia de San Juan Bautista, encontramos el Albergue de Piedad (ver apartado observaciones).

    El peregrino ya contará con la información de que a la salida de Boo es posible recortar la etapa en cerca de 8 km si cruza el río Pas por el puente del ferrocarril, evitando así el rodeo hasta Puente Arce. Hay folletos que alertan sobre ello y prohíben el paso. Si se va a tomar el atajo, la opción más segura y legal es coger el tren en la estación de Boo y bajarse en la de Mogro. Si se hace a pie, aunque sea puro sentido común, hay que asegurarse de que no viene el tren y conviene no entretenerse al cruzar. Ya se podía haber buscado alguna solución, sabiendo que lo utilizan casi todos los peregrinos desde hace bastantes años. El Camino oficial, sin atajo, se dirige al barrio de Escobal y luego a Puente Arce, donde se cruza el puente sobre el Pas.

    Desde Oruña, al otro lado del cauce, cogemos la carretera cántabra 232 en dirección a Mogro y dos kilómetros y medio después la abandonamos para llegar hasta la ermita de la Virgen del Monte. Una vez en Mogro atravesamos la localidad en ligero ascenso hasta llegar a la iglesia de San Martín y torcemos a la izquierda. Otra indicación, esta vez la de Cudón, nos muestra la distancia de 5,7 kilómetros hasta este núcleo del municipio de Miengo.

    De nuevo, por vías asfaltadas y tras varios repechos bajamos hasta la CA-232 para cruzarla y encontrarnos con un tramo largo y desolador, estirado aún más por las tuberías de la empresa Solvay, un importante grupo químico y farmacéutico internacional. Un trayecto donde la flecha amarilla se convierte en un interminable tubo de varios kilómetros.

    Pasado este tramo, a la izquierda, a la altura de un STOP, cruzamos un puente sobre la vía para entrar en Requejada, población del municipio de Polanco que ya cuenta con albergue de peregrinos. Abrió sus puertas en mayo de 2013 y está dedicado a la impulsora del sufragio femenino Clara Campoamor. Para llegar al otro albergue, El Regato de las Anguilas, hay que retroceder cerca de un kilómetro por la N-611.

    Si nuestra intención es llegar hasta el siguiente albergue del municipio de Queveda hay que continuar por el arcén de la N-611 dirección Santillana del Mar. Pasaremos Barreda y cruzaremos el rio Saja junto a la fábrica de Solvay. Aquí tenemos dos opciones, en la rotonda podemos continuar por la CA-131 dirección Santillana del Mar y a unos tres Kilómetros encontraremos el Albergue “Osa de Andara” a mano derecha. O podemos tomar la CA-132 dirección Suances y tras unos metros un desvío a mano izquierda nos anuncia Camplengo.

    Hay que ascender más de 3 kilómetros por esta carretera hasta que, antes de llegar al pueblo de Camplengo, y veremos ahí a mano izquierda el desvío al albergue Arco Iris. Para Santillana hay que continuar de frente.

    Las dificultades

    • La mejor opción es tomar el tren en Boo de Piélagos y bajarse en Mogro:
      Antes que cruzar a pie el puente del ferrocarril para salvar el río Pas se debe tomar el tren de Boo de Piélagos a Mogro.

    Observaciones

    Esta etapa, más propia de una competición atlética que de una peregrinación, cuenta, afortunadamente, con varios albergues intermedios. En Santa Cruz de Bezana y en Boo de Piélagos y ya más adelante, en Requejada, el albergue Clara Campoamor y El Regato de las Anguilas.

    La pensión Nimon de Santa Cruz de Bezana cuesta por persona 15 euros con desayuno en habitación individual o doble. Tiene un jardín anexo, cocina, lavadora y ordenador a disposición de los peregrinos. Preguntar en la cafetería Nimon, junto al Camino. Teléfonos: 635 451 714 (Montse), 942 58 23 01.

    El Regato de las Anguilas se encuentra al pie de la nacional y se puede acceder de dos maneras. Desviándose a mano izquierda antes de entrar en Requejada por el puente sobre las vías o llegando hasta la población (a la altura de bar El Puerto) y volviendo hacia atrás por la N-611, dirección Santander, cerca de un kilómetro. El albergue se encuentra a mano derecha.

    Qué ver, qué hacer

    • Santillana se encuentra a 3 kilómetros del albergue de Queveda. Dado que la etapa es larga es mejor madrugar y visitar la población al día siguiente. A pesar de ser bautizada como la villa de las tres mentiras, porque ni es Santa, ni llana ni tiene mar, Santillana del Mar no necesita ninguno de esos atributos para fascinar a cualquier visitante que quiera acercarse a conocerla. En el siglo IX unos monjes trajeron las reliquias de Santa Juliana, martirizada por orden de su marido, y construyeron una ermita y un pequeño monasterio en el emplazamiento del actual Santillana. El monasterio fue ganando notoriedad gracias a diversas donaciones y en el año 1045 el entonces rey de Castilla, Fernando I, concede al abad el título de señor de la villa convirtiéndose el nombre de la villa en Santillana, que deriva del latino Sancta Luliana.

      • Colegiata de Santa Juliana: Sus orígenes son un monasterio fundado en el año 870 pero la actual colegiata es del siglo XII. De estilo románico, cuenta con tres naves de bóveda de cañón y un pórtico de grandes dimensiones. Su estructura sigue el modelo de Frómista y del románico internacional que penetra en Castilla por el Camino de Santiago. En el centro del crucero se erige el sepulcro de Santa Juliana, donde se guardan las reliquias de la martir. Sus relieves y esculturas presentes en la portada, capiteles y canecillos muestran alegóricamente la lucha entre el bien y el mal y la necesidad de la penitencia para salvarse de las penas del infierno. Así, se suceden motivos animales como leones, palomas, serpientes, cabras y vegetales como manzanas, helechos, uvas, lirios, etc. El claustro, sustentado por 42 capiteles, muestra una acertada evolución de la iconografía y escultura románicas.

      • La cueva de Altamira: Descubierta por Marcelino Sanz de Sautuola en 1879 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En el techo de la estancia principal de la cueva hay dibujos cuaternarios, de hace 14.000 años, que representan ciervos, caballos, toros y jabalís.

      • Santillana del Mar cuenta con un conjunto interesante de museos: El Museo Diocesano, ubicado en el convento Regina Coeli, expone más de un millar de obras del patrimonio artístico de la Diócesis. Entre ellas se encuentran colecciones de imaginería medieval y barroca, platería española y colonial, esmaltes, marfiles y una colección de cristos. El Museo de Arte y Etnografía Regional, en las casas del Águila y La Parra, expone muestras de arte regional, nacional e internacional. El Museo y Centro de Investigación de Altamira muestra exposiciones de carácter didáctico sobre la prehistoria y el arte rupestre en la provincia.

      • El conjunto de Santillana del Mar es un monumento en sí mismo y pasear por su entramado de calles salpicado por casas solariegas y palacios bien merece otra visita más particular: La Plaza Mayor, la rúa del Rey, la calle de Juan Infante, el palacio renacentista de Velarde, las torres góticas del Merino y Don Borja, las casonas y palacios barrocos, etc.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 14: Etapa de Santander a Queveda del Monumentos

    Etapa 15: Etapa de Queveda a Comillas

    Los albergues

    Información sobre la etapa 15: Etapa de Queveda a Comillas

    El día discurrirá por cuatro municipios del occidente cántabro que engloban entre sí más de 30 localidades.

    El itinerario

    Si queremos visitar Santillana del Mar habrá que partir bien temprano del albergue e ir hacia Camplengo, donde tras un desvío a la derecha bajaremos hasta toparnos con la fachada lateral de la Colegiata de Santa Juliana. Este antiguo monasterio fue el origen de Santillana del Mar, villa que fue declarada Conjunto Histórico Artístico en 1943. Podríamos pasarnos todo el día visitando museos y callejeando entre palacios y casonas solariegas, ya que el pueblo bien lo merece. La ausencia, no ya de flechas pintadas, sino también de conchas de piedra obligan a imaginar la marcha. La salida parte desde la plaza de Ramón Pelayo, donde está el Ayuntamiento, para enfilar la calle de los Hornos.

    Antes de llegar al camping hay una bonita vista de Santillana rodeada en parte por un gran prado. Vamos ahora a la cercana Arroyo a la que entramos tras pasar una carretera comarcal. Hay que dejar a mano izquierda la ermita asentada en la ladera para descender por un carretil de cemento hasta Oreña. Entramos así en el municipio de Alfoz de Lloredo. Llegando al pueblo veremos en la distancia la iglesia de San Pedro que se muestra como una atalaya en el alto. Iremos hacia ella y dejaremos este templo del siglo XVI para descender a Caborredondo. Lo cruzamos por carretera, pasamos sobre la CA-131 y al llegar a una casa con el nombre La Solana nos desviamos a la derecha para, junto a maizales, llegar hasta la imponente estampa de la iglesia de San Martín de Cigüenza. El templo fue levantado a mediados del siglo XVIII según los diseños del indiano Juan Antonio de Tagle y fue declarado Bien de Interés Cultural en 1992.

    Tras contemplar San Martín seguimos hasta Novales, capital del municipio – es fácil no entrar en él porque antes hay un giro que ataja y que sube hasta la CA-356 hacia Cóbreces-. Novales es famoso por sus plantaciones de naranjos y limoneros que crecen gracias a un microclima especial que se da en esta zona. Ya en tiempos del Imperio los romanos cargaban sus naves con estos cítricos.

    Abandonando este ambiente mediterráneo se sube a la carretera por la que se entra en Cóbreles. Lo mejor es seguir por ella, ya que la señalización obliga a meterse en el pueblo y dar una gran vuelta para volver a salir a la carretera a la altura de la Iglesia de San Pedro. La iglesia, terminada en 1910, tiene un característico color rojo y está inspirada en ejemplos del románico y gótico francés. Junto a la Abadía Cisterciense de Viaceli, de la que es ad vincula, forma las dos señas de identidad paisajista de Cóbreces.

    La jornada continúa junto a la iglesia y por fin nos regala un tramo relajante entre un bosque de robles y hayas que puede estar embarrado. Merece la pena disfrutarlo porque de nuevo estamos abocados a volver a una pista de asfalto y salir a la CA-131 a la altura de la Venta del Tramalón donde más de uno ha tenido que refugiarse de la lluvia bajo la marquesina. Varios caminos y más carretera llevan hasta La Iglesia, pueblo de unos 150 habitantes que ostenta la capitalidad del Municipio de Ruiloba. Después vendrán Pando, donde hay un convento de las Carmelitas Descalzas del siglo XVIII, y más adelante Concha. Abandonamos así los núcleos de Ruiloba y nos dirigimos hasta nuestro final de etapa en Comillas. Tan solo kilómetro y medio para entrar en la localidad y deleitarnos con la vista del Cantábrico.

    Las dificultades

    • Nula señalización en Santillana del Mar:
      Dentro del casco histórico de Santillana no existe señalización jacobea alguna. Hay que salir de la localidad por la calle de Los Hornos que nace en la plaza del Ayuntamiento.

    Observaciones

    Hay alojamiento para peregrinos en Santillana del Mar, Cóbreces y Comillas. En Cóbreces los monjes acogen en un edificio situado junto al monasterio. No hay problema de plazas ya que son 22 y no suele ser final de etapa. En Comillas, en cambio, hay espacio para 20 personas y únicamente abre del 1 de abril al 30 de octubre. Es posible que en los meses de verano coincidan algún día mayor número de peregrinos. Comillas es una localidad turística de primer orden y es complicado encontrar plaza durante esas fechas.

    Qué ver, qué hacer

    Quién iba a decir entonces a los antiguos habitantes de Comillas, pescadores, agricultores y ganaderos durante la Edad Media, que su pequeño pueblo iría a convertirse en el siglo XIX en zona de veraneo de reyes y nobles. Esto sucedió gracias a Antonio López López, emigrante a América y poseedor del título de Marqués de Comillas, como premio a las aportaciones que hizo para la guerra de Cuba. Tras regresar del otro lado del Océano creó empresas navales y tabacaleras en Barcelona pero no olvidó sus orígenes: Comillas. Las invitaciones del Marqués al rey Alfonso XIII para que veranease en este lugar del Cantábrico surten efecto y trae consigo la llegada de nobles y adinerados. Comillas, y sus playas, se convierten así, junto a Santander, en uno de los lugares más prestigiosos para pasar la temporada estival y practicar los famosos baños de sol.

    • Palacio de Sobrellano: Construido entre 1881 y 1888 por el famoso arquitecto catalán Joan Martorell y Montélls por encargo de Antonio López, primer Marqués de Comillas. Está revestido con una fachada espectacular de piedra de Carrejo y decorada a modo de galerías abiertas. El edificio se compone de dos pisos. En el inferior está el panteón y la capilla en el superior. Ésta es de planta poligonal y de una sola nave. El sitial, los reclinatorios y los bancos fueron diseñados por Gaudí. El palacio también alberga una buena colección de pinturas y esculturas.

    • Universidad Pontificia: Terminada de construir, también a instancias de Antonio López, en diciembre de 1890, fue en sus inicios un seminario para la formación de candidatos al sacerdocio procedentes de toda España, Hispanoamérica y Filipinas. El aumento de su actividad y el éxito, dada su calidad académica, hizo que el edificio fuera aumentando con varios anexos como los seminarios mayor y menor, el Colegio Máximo y el colegio Hispanoamericano. Tras 75 años de labor académica en 1968 se tomo la decisión de trasladar la actividad a Madrid. La Universidad Pontificia es hoy propiedad del Gobierno de Cantabria. El edificio está en rehabilitación. No puede ser visitado en su interior, pero merece la pena subir a la colina para descubrir la escala tan armoniosa a la que está hecha.

    • El Capricho de Gaudí: Máximo Díaz de Quijano, concuñado del Marqués de Comillas, planteó el proyecto de su estancia de veraneo a un joven Gaudí que todavía no había adoptado en su obra el sello que le haría famoso después. El resultado fue un palacete bautizado como el Capricho que está revestido en gran parte por cerámica y donde su estructura y torre recogen influencias orientales. El restaurante merece la pena.

    • El puerto de Comillas: Fue terminado en el año 1716 y en él se invirtieron miles de ducados provenientes de los bolsillos de los propios vecinos de Comillas. En su época fue defendido por tres garitas y un fuerte con cuatro piezas de artillería. Comillas mantuvo la tradición de la pesca de la ballena hasta el siglo XVIII, a la que salían en chalupas armados de arpones. La lonja de pescado es un edificio montañés de 1942 que se construyó sobre los cimientos de un antiguo almacén de minerales. La actividad pesquera es hoy muy escasa.

    Los monumentos

    El capricho de Gaudí

    Comillas es, sin duda alguna, una de las localidades más hermosas y conocidas de Cantabria, un conjunto arquitectónico magnífico enmarcado por un entorno natural y paisajístico de excepción.

    Perfil de la etapa 15: Etapa de Queveda a Comillas del Monumentos

    Etapa 16: Etapa de Comillas a Unquera

    Los albergues

    Información sobre la etapa 16: Etapa de Comillas a Unquera

    Tres son las rías que cruzaremos y junto a otra pernoctaremos para despedirnos de Cantabria: La Rabia, San Vicente, Tina Menor y por último Tina Mayor en Unquera.

    El itinerario

    Salimos de la antigua cárcel de Comillas, convertida hoy en un magnífico albergue para peregrinos, y bajamos al Paseo de Solatorrre en dirección a San Vicente de la Barquera. El comienzo discurre paralelo a la CA-131 por un carril bici donde se puede admirar a mano izquierda el entorno que rodea al Palacio de Sobrellano. Sin dejar el carril la ruta atraviesa Rubárcena y cruza el estrecho Puente de la Rabia sobre la ría del mismo nombre. Formada por la desembocadura de los ríos Turbio y Capitán se enclava dentro del Parque Natural de Oyambre, un oasis para los amantes del paisaje y la ornitología. Tras el vado hay que girar a mano izquierda en fuerte ascenso por una pista asfaltada. Va a salir a la carretera donde, de nuevo a mano izquierda, llegamos hasta la iglesia de Santa María del Tejo, construida sobre los restos de un antiguo monasterio y que aún conserva sus canecillos y arquivoltas del periodo románico.

    Saliendo a la CA-363 entramos en el núcleo rural de El Tejo y bajando hacia el campo de golf Santa Marina. Diseñado por Severiano Ballesteros, siempre en la memoria, cuenta con un club social ubicado en una casona del siglo XVI. No hay más remedio que cruzar parte del complejo, rodeados de green, y salvar el puente sobre el arroyo del Capitán. Luego se pasa junto a la capilla del XVII y se abandona la instalación deportiva por una pista asfaltada. Subimos por ella hasta la iglesia de San Pedro, antesala de La Revilla, población del municipio de San Vicente de la Barquera. El Hostel Llambres se encuentra al pie de la CA-131, justo en el p.k 29 (a un kilómetro a mano derecha). Al pie de la N-634, en el p.k 27, se encuentra el albergue VA. Aventure.

    Por un camino pronto avistaremos el Puente de la Maza, puerta de entrada a San Vicente de la Barquera. Este vado de piedra empezó a construirse a finales del XVI sobre el anterior de madera. En la Guerra Civil quedó bastante maltrecho y se volvió a reconstruir y ensanchar tal como lo vemos hoy. Avanzamos por él sobre la ría de San Vicente, formada por la desembocadura de los ríos Escudo y Gandarilla. Tras cruzar la ría es posible evitar la entrada en San Vicente, pero sería de mal gusto irse de puntillas de la localidad que ha hecho aún más famosa, si cabe, el Sr. Bustamante. También, en lo alto de la población, se alza el albergue de peregrinos El Galeón.

    Después de visitar esta localidad marinera, con vistas también a los agrestes Picos de Europa, proseguimos la marcha por asfalto hasta La Acebosa, a la que arribamos tras pasar sobre la A-8 y cruzar las vías del tren. Desde esta población cercana a los 150 habitantes nos espera un tramo en ascenso con grandes vistas que da un gran rodeo y desciende hasta la CA-843 en dirección a Pesués. Primero llegaremos a Hortigal, a orillas del río Gandarilla y más adelante a Estrada, aldea del municipio de Val de San Vicente donde destaca su torre. Es una fortificación medieval realizada en mampostería y que posee a su alrededor un recinto amurallado y los restos de un foso. Fue original de los siglos VIII y IX pero fue reconstruida de nuevo en el siglo XIII.

    Tras la mole defensiva dejamos el asfalto por la derecha y lo retomamos en 15 minutos para entrar en Serdio, lugar de Val de San Vicente con albergue de peregrinos. Dejamos Serdio y a mano izquierda salimos a otra pista asfaltada para desembocar en otra. A mano izquierda se encuentra Muñorrodero pero el Camino sigue hacia la derecha para pasar bajo la vía del tren y cruzar el puente sobre la ría de Tina Menor, desembocadura del río Nansa.

    Salvamos la ría para subir por una pista a la izquierda que nos deja a la altura de la N-634 en Pesués. Ascendemos por un camino para introducirnos después en una senda boscosa que nace a mano izquierda y que desciende vertiginosamente en el último tramo. El sendero nos transporta a la entrada de Unquera . Es una localidad de servicios pero sin albergue, así que si buscamos ambiente jacobeo tenemos que continuar un par de kilómetros hasta Colombres, primer pueblo asturiano que oferta un albergue privado, situado a la entrada.

    Las dificultades

    Observaciones

    Qué ver, qué hacer

    Guiadas por el curso fluvial del Deva y cargadas de valiosos minerales del Macizo de Ándara las gabarras remansaban en la Ría de Tinamayor en Unquera para luego depositar la materia prima en los barcos que las llevarían a su destino. Unquera es una localidad de servicios situada estratégicamente en un entorno privilegiado: playa y montaña a escasos kilómetros. Junto a la desembocadura del Deva en el Cantábrico y separada 30 kilómetros de los Picos de Europa.

    • Ría de Tinamayor: Desde su nacimiento en los Picos de Europa el río Deva recorre 62 kilómetros serpenteando por la comarca de Liébana y por el desfiladero de la Hermida. Desemboca en la Ría de Tinamayor en Unquera creando una frontera natural entre las regiones cántabra y asturiana. Aquí los pescadores asturianos de Bustio forman junto con los cantabros de Unquera y Molleda la Cooperativa de Tinamayor.

    • Corbata de Unquera: Es imposible visitar esta localidad de Val de San Vicente y no probar su dulce más famoso. La corbata de Unquera está elaborada a base de harina de trigo, mantequilla, huevos, almendra y azúcar. En Unquera tienen una forma tradicional de hacer el hojaldre. Amasan la harina y añaden mantequilla hasta formar una masa que enfrían a 8 grados para después añadirle glasa real y almendras y hacerle el nudo característico. La corbata la hornean durante unos 20 minutos y ya está lista para hincarle el diente. ¡Ummm…!

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 16: Etapa de Comillas a Unquera del Monumentos

    Etapa 17: Etapa de Unquera a Llanes

    Los albergues

    Información sobre la etapa 17: Etapa de Unquera a Llanes

    En Pendueles surge la alternativa de tomar el sendero costero de largo recorrido GR-E-9 o continuar por la traza oficial, heredera del Camino Real pero abocada en parte al piso de la N-634

    El itinerario

    Tras un buen desayuno a base de corbatas bañadas en chocolate con leche comenzamos cruzando el puente sobre la ría de Tina Mayor, donde el Deva da sus últimos coletazos antes de rendirse al mar. De esta manera entramos en Asturias. Se asciende por un camino que pasa junto a una capilla de ánimas donde una inscripción en bronce marca la distancia hasta Santiago: 427 kilómetros. El camino lleva a Colombres. En días soleados, o tras la tormenta, veremos brillar la fachada azul de la Quinta Guadalupe , una mansión indiana que construyó el emigrante Iñigo Noriega y que alberga desde 1987 el Archivo de Indianos. Colombres se deja por las calles Pío Noriega y Francisco Sánchez y por un camino vamos hacia la N-634. Ahora comienza un peligroso tramo con bastante tráfico.

    No hay otro remedio que avanzar por el arcén de la N-634 pasando el barrio del Peral y más adelante La Franca, población también del concejo de Ribadedeva. En la playa de La Franca, a la que se accede desde el p.k 286 de la Nacional, el Camping Playa de la Franca cuenta con varias cabañas de madera para alojar peregrinos (ver observaciones). El itinerario deja la Nacional en dirección Tresgrandas y por un carretil de tierra vamos paralelos a la vía del tren. Cruzamos un puente y seguimos de frente en ascenso hasta reencontrarnos con la N-634 a la altura de su kilómetro 287.

    Conviene hacer un alto en alguna de las siguientes localidades, ya sea en Buelna o Pendueles, porque una vez en el GR-E-9 no tendremos posibilidad de comprar nada, sin desviarnos del trazado, hasta Andrín. Este largo recorrido se toma en Pendueles , y es una alternativa al itinerario oficial. Está señalizada por la típica banda roja y blanca de los GR. El trazado oficial, sin embargo, continúa un par de kilómetros por la N-634 hasta Vidiago. Después, por caminos paralelos a la Nacional y por la propia carretera, visita Puertas de Vidiago y San Roque del Acebal para llegar a Llanes.

    Como hemos dicho proponemos continuar por el GR-E-9. Este agradable camino, por el que avanzaremos 15 kilómetros hasta Llanes , nos premiará en algunos tramos con unas buenas vistas del mar. Tendremos oportunidad de acercarnos a él tras el camping, en la Playa de Vidiago. Más adelante, pasados tres kilómetros y medio, un cartel nos indicará que estamos ante los Bufones de Arenillas . Se trata de grietas o chimeneas abiertas en la costa, y conectadas con simas marinas, por las que el agua salada penetra a presión, formando surtidores de agua pulverizada que pueden alcanzar más de 20 metros de altura. Si se reúnen las condiciones podremos admirarlo.

    Hoy, el patrimonio histórico está haciendo un hueco al natural. El mirador del río Purón es otro lugar señalado. De aquí bajamos a un puente para cruzarlo donde puede leerse la indicación 20 personas máximo. En menos de dos kilómetros estamos en Andrín. La señalización del GR continúa y giramos hacia un paseo peatonal paralelo a la carretera que sube hasta el mirador de la Playa de La Ballota. Desde aquí hay unas bonitas vistas de Llanes y del islote de Castro, abajo. Desde este punto lo mejor es ignorar la carretera y coger un sendero que a media ladera conduce, tras una gran vuelta, a la ermita del Cristo del Camino. La vista que ofrece de la aldea de Cue, Llanes y el Cantábrico es inmejorable.

    Desde la ermita bajamos hasta Llanes, antigua puebla de Aguilar que conserva trazos de su pasado medieval. Aquí podremos degustar su sidra autóctona y dar un paseo por el puerto, donde emerge la barrera de cubos pintados por Ibarrola. Esta población costera tampoco tiene refugio para peregrinos, así que no queda más remedio que intentarlo en los albergues juveniles, pensiones u hoteles.

    Las dificultades

    • Nacional 634 a la salida de Colombres hasta La Franca:
      Es un tramo peligroso que tiene mucha densidad de tráfico. Si se va en grupo, se camina en fila, nunca en paralelo. A la altura del kilómetro 287 el trayecto de la etapa retorna a la Nacional y continúa por ella a Buelna y Pendueles.

    Observaciones

    • ¡Ya NO hay acogida en el Polideportivo de Colombres y el albergue El Cantu del mismo Colombres centra su atención en un turismo ajeno al Camino. Hay otros alojamientos alternativos aparte de los albergues descritos.

    • Más adelante, en el mismo Camino, en El Peral (cruce con Pimiango), se encuentra la pensión Oyambre. Tienen 9 habitaciones dobles con ducha en la habitación (con toallas) y dispone de microondas, sala de estar y terraza. Precio para peregrinos: 12 euros. Teléfono: 985 41 22 42.

    • Después, en La Franca, en el punto kilométrico 285 de la N-634, el Hotel Restaurante La Parra tiene habitaciones dobles a 15 euros por persona. Las habitaciones tienen TV, baño y calefacción y el hotel tiene zona Wi-Fi. Aparte, sin necesidad de pernoctar, ofrecen ducha de agua caliente por 2 euros. El teléfono es el 985 412 234.

    • También en La Franca, en la urbanización Las Matas, la Casa Rural La Concha. Tiene capacidad para 20 personas en 8 habitaciones. Precios a partir de 10 euros. Tienen también bar-restaurante. Teléfonos: 985 41 26 08, 695 305 186 y 619 579 969.

    • En la Playa de La Franca, a la que se accede desde el p.k 286 de la N-634, el Camping Playa de la Franca cuenta con cabañas de madera de 2 y 4 plazas en litera para alojar peregrinos. El alojamiento cuesta 10 euros y en el precio está incluido el acceso a las duchas, la piscina y la señal de Wi-Fi. El Camping dispone también de lavadora, secadora, cafetería, restaurante, un pequeño supermercado con productos básicos y ordenador con conexión a Internet. Teléfono: 985 41 22 22.

    • Entre la Playa de Vidiago y los Bufones de Arenillas, a 1,5 km del Camino, se encuentra el Hotel Riegu. El desvío está señalizado a mano izquierda junto al cementerio de Vidiago. En habitaciones de 3 cuesta 10 euros por persona, dan menús y también hay servicio de lavandería. El teléfono -conviene llamar por si está lleno – es el 985 411 345.

    • El albergue Turístico La Portilla, situado en Llanes, decidió restringir las estancias a un mínimo de dos noches y NO da servicio a peregrinos, especializándose en campamentos y grupos.

    • Afortunadamente, el albergue Residencial de Juventudes de Llanes ya admite a peregrinos sin carné de la REAJ, tras pasar a ser gestionado por una nueva empresa.

    Qué ver, qué hacer

    Ya documentado en el año 1032, Llanes funcionaba como núcleo administrativo de Aguilar, una serie de comarcas asentada en torno al torreón de Soberrrón que se situaba como atalaya en el Picu Castiellu.

    A comienzos del siglo XIII Llanes obtiene el Fuero de Independencia bajo el reinado de Alfonso IX y en esta época construye las murallas, el torreón y la iglesia de Santa María, ésta última costeada por la aportación monetaria de los habitantes llaniscos. Durante los siglos siguientes la pesca fue el revulsivo económico del la Villa gracias a la importancia de su puerto y caladeros, rico en especies como la ballena, la merluza, sardina, congrio, etc. En el XIX Llanes se enfrentó a la guerra y la ocupación de los franceses, situación que más tarde obligó a muchos llaniscos a emigrar a América, dado el declive de las actividades pesqueras. El dinero de estos llaniscos que regresaron con fortuna desde el otro lado del Atlántico fue vital para la Villa, ya que pagaron escuelas, hospitales, fuentes, alumbrado público y demás infraestructuras.

    • La muralla llanisca: levantada en el siglo XIII, tras la concesión del Fuero de Independencia, y derribada en 1870 para ampliar la Villa. En su origen tenía cuatro puertas, más de 800 metros de perímetro y una anchura media de metro y medio. Hoy, el mejor sitio para verla es la playa del Sablón. También puede observarse en el pavimento de la Plaza de Santa Ana donde se encontraba la puerta de San Nicolás.

    • El Torreón: hoy sede de la Oficina de Turismo, es también del siglo XIII y se utilizó como defensa y posteriormente como cárcel. Declarado Monumento Nacional desde 1876.

      Basílica de Santa María: templo de estilo gótico iniciado en 1240 e inaugurado en 1480. En el interior tres naves techadas con bóvedas de crucería se apoyan sobre arquerías ojivales. El retablo mayor, ya restaurado, data del XVI y es una buena muestra de escultura y pintura del primer renacimiento. La Basílica es propiedad del pueblo y no del clero, ya que fueron los llaniscos quienes costearon su construcción.

    • Capilla de Santa Ana: cada 26 de julio, festividad de esta santa, los marineros honran a su patrona con una procesión en barco. La capilla es del siglo XV.

    • Cubos de la Memoria: obra del pintor y escultor bilbaíno, Agustín Ibarrola. El artista comenzó en 2001 a trabajar sobre la escollera del puerto pesquero de Llanes y según sus propias palabras constituye “el mayor reto al que me he enfrentado, convirtiendo la escollera del puerto llanisco en una gigantesca escultura policromada de infinitos escorzos”.

    Los monumentos

    Cubos de la memoria de Ibarrola de Llanes

    La Villa de Llanes se sitúa al borde del mar Cantábrico, a 111 kilómetros de la capital asturiana.

    Perfil de la etapa 17: Etapa de Unquera a Llanes del Monumentos

    Etapa 18: Etapa de Llanes a San Esteban de Leces

    Los albergues

    Información sobre la etapa 18: Etapa de Llanes a San Esteban de Leces

    Extensa y entretenida etapa gracias a la multitud de parroquias de los concejos de Llanes y Ribadesella que acompañan la marcha del peregrino. En la primera parte sobresalen Celorio – donde se puede palpar de nuevo la arena -, el delicioso paraje de la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores y la posterior estampa de la playa de San Antólín. Los dominios llaniscos aún se dilatan sobre algunos tramos del sepultado Camino Real a través de Naves, Villahormes, Nueva y Piñeres de Pría para caer hacia las tierras riosellanas de Cuerres. En esta población y sobre el Guadamía nace un trecho tiralíneas que conduce al gran vado sobre el Sella. En el primitivo hogar de los Salaenos, con albergue juvenil y una variada oferta de alojamientos, el caminante puede prolongar la travesía hasta San Esteban de Leces, con hospitalidad tradicional en un paraje más austero y solitario.

    El itinerario

    La salida de Llanes no está convenientemente señalizada y por sentido común avanzamos por la AS-263 en dirección a Ribadesella. El primer mojón de la jornada se encuentra a la altura del Tanatorio Villa de Llanes y nos lleva hasta Poo por un antiguo camino (Km 2).

    Llegando a la iglesia parroquial de fachada blanca y teja, la mejor opción es no seguir la señalización e ir hacia las vías del tren y cruzarlas. Continuamos por la carretera a Ribadesella y la dejamos por la derecha para tomar un camino que conduce hasta Celorio, aldea de Llanes que creció en torno al Monasterio de San Salvador y del que hoy sólo quedan algunos vestigios de su origen románico (Km 4,3). Dejándolo a un lado nos encontramos con los pies en la playa.

    Los siguientes hitos son Barro y Niembro, otras dos localidades turísticas del Concejo de Llanes. Entre ellas se alza sobre el arenal la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores. Con marea alta podremos ver este templo neoclásico reflejado en la marisma. Tras esta delicia, un sendero a mano izquierda enlaza con Niembro (Km 8). Salimos a la carretera y tomamos después una pista que desemboca de nuevo en la AS-263. Por un paseo peatonal se puede admirar pausadamente la Playa de San Antolín y la desembocadura del río Bedón. Una estampa de anuncio gracias a la vía del ferrocarril que la recorre.

    Así llegamos a Naves donde ya ha transcurrido más de un tercio de la etapa (Km 12,3). Nos dirigimos ahora hacia Villahormes por el antiguo Camino Real que unía Llanes con Ribadesella. Al borde de este trayecto se encuentra la capilla de las Ánimas, un humilladero del siglo XII que un grupo de vándalos destrozó la madrugada del 1 de septiembre de 2012. Desde Villahormes (Km 13,2) proseguimos hasta Nueva de Llanes, una localidad con todos los servicios donde podemos recuperar fuerzas (Km 16,1). Atención porque si vamos a dormir en Piñeres de Pría, la siguiente localidad, es indispensable comprar en Nueva ya que en Piñeres no hay servicios, tan sólo un bar que no da comidas.

    De nuevo retomamos la AS-263, dejándola por un camino que parte a mano derecha antes del paso a nivel con barreras. Enfilamos una larga recta tras salvar la A-8 para llegar a Piñeres de Pría (Km 18). En esta localidad hay un albergue de 8 plazas y de mediados de mayo a mediados de septiembre se habilitan 36 plazas en la casa rectoral. La dueña de la casa rural, Rosa Cueto, formó la Asociación A Mitad del Camino, de ayuda al peregrino y disponen de credenciales. Salimos de Piñeres, de frente, sin tomar el desvío a la AS-263, ya que un mojón mal situado puede confundirnos, y más adelante, a mano izquierda surge un tramo herboso, que suele encharcarse con facilidad, que sube, campo a través incluido, hasta la iglesia de San Pedro que sobresale por su torre campanario.

    Bajamos hasta Cuerres por el camino que sale junto al depósito de agua y al pasar las primeras casas lo más lógico es cruzar la vía del FEVE, sin embargo el trayecto oficial sigue por la derecha dando un gran rodeo. En Cuerres, una familia alemana ofrece acogida tradicional en su casa. Llegamos al puente medieval del Aguamía, restaurado recientemente, y de esta manera entramos en el Concejo de Ribadesella (Km 22,5). Más adelante sí cruzamos la vía y seguimos todo recto hacia Ribadesella, a la que arribamos en más de una hora tras recorrer los parajes de Sobares y Pozu la Arena.

    La entrada a Ribadesella es por la puerta de atrás, en principio no depara ningún atractivo pero de repente nos encontramos inmersos en la trama de callejuelas del barrio de El Portiellu. Descendemos por el casco histórico de la villa buscando el vado sobre el Sella, objetivo que también se marcan miles de palistas cada verano cuando toman la salida en el puente de Arriondas en el Descenso Internacional (Km 29).

    Antiguamente, cuando no había puente, los peregrinos salvaban el cauce embarcando desde la capilla de Santa Ana . Ahora no, así que si nuestra meta es San Esteban, cruzaremos el puente de hormigón para adentrarnos en la moderna Ribadesella. Pasado el Sella, las señales nos hacen girar a la derecha. Dando un ligero rodeo alcanzaremos el paseo de la playa de Santa Marina, desembocando en la carretera local que conduce hasta San Pedro (Km 32,6), y que tras un fortísimo repecho (en algún punto es más descansado subir en zig zag) dejará a un lado la aldea de Abeu. Un mojón jacobeo guía a mano izquierda hasta el próximo albergue de San Esteban de Leces (Km 33,9).

    Las dificultades

    • Último tramo de carretera local hacia San Esteban de Leces:
      Sólo son unos cientos de metros, pero pasado San Pedro la carretera pica hacia arriba y las piernas lo acusan.

    Observaciones

    Como hemos apuntado, en San Esteban de Leces no hay servicios. Existen varias opciones: comprar la cena y el desayuno al pasar por Ribadesella; una vez en el albergue llamar a un bar de Berbes que lleva platos combinados (Teléfono: 638 420 629) o también se puede tomar un autobús junto al albergue y bajar a cenar a Ribadesella. La última línea regresa a las 20:00. Más información en el teléfono del albergue: 985 85 76 11.

    Qué ver, qué hacer

    En San Esteban de Leces, junto al albergue, podemos admirar la iglesia. Fue un antiguo templo románico que tuvo que ser reconstruido tras la guerra civil. Cerca está la Torre de San Esteban, también llamada de los Ruiz de Junco. Es una torre medieval construida entre los siglos XIV y XV.

    Es muy probable que la fundación de Ribadesella se sitúe en el siglo XIII bajo el reinado de Alfonso X El Sabio. La población prosperó durante la Edad Media en parte a los astilleros y gracias a la madera que hacían descender por el río Sella. Las actividades pesqueras se centraron en la caza de ballenas y en la pesca de salmones mediante redes. Los siglos XIV y XV tuvieron muchos años de luchas debido a la situación estratégica de la villa. Así, familias nobles como la de Quiñones, Álvarez de las Asturias, Ruiz o Junco se disputaban el poder. Salieron vencedores los Quiñones pero los Reyes Católicos devolvieron Ribadesella a la corona. Otro momento importante en su historia particular tuvo lugar a finales del siglo XVIII cuando Carlos III adjudicó una partida para las obras de mejora del puerto. Durante el XIX, al igual que en otras localidades, la invasión francesa vino a paralizar el progreso y a derruir parte de lo ya avanzado. Así ocurrió también durante la guerra civil española. Por ejemplo, el puente actual de hormigón sustituyó en 1940 la anterior estructura de hierro destruida durante la contienda española.

    • Palacio de Pietro Cutre: Plateresco, del siglo XVI, hoy es la actual sede del Ayuntamiento de Ribadesella.

    • Capilla de Santa Ana: Situada en la calle Santa Ana fue restaurada en 1995. Curiosa por ser la sede del Gremio del Mar, extinguido en 1846.

    • Capilla de la Virgen de la Guía: Llegaremos a ella por un camino de piedra que sale desde el puerto. Desde este lugar hay unas formidables vistas de Ribadesella y la desembocadura.

    • Playa de Santa Marina: Con una longitud de kilómetro y medio este arenal permaneció sin alterar hasta la construcción, a finales del XIX, del puente de hierro sobre el Sella. Entonces comenzó su explotación urbanística con palacetes y chalets modernistas que fueron ocupados por miembros de la aristocracia y la alta burguesía asturiana y madrileña. Ahora cuenta con un paseo marítimo y en verano tiene una ocupación más bien alta y es propicia para practicar deportes náuticos.

    Los monumentos

    Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores en Barro

    El pueblo de Barro esta enclavado a orillas del mar Cantábrico, en el término municipal de Llanes.

    Perfil de la etapa 18: Etapa de Llanes a San Esteban de Leces del Monumentos

    Etapa 19: Etapa de San Esteban de Leces a Sebrayo

    Los albergues

    Información sobre la etapa 19: Etapa de San Esteban de Leces a Sebrayo

    La jornada de hoy continúa atravesando el Concejo de Ribadesella y visita los de Caravia, Colunga y Villaviciosa. En el primer tramo, hasta La Isla, no encontraremos obstáculos naturales que nos separen del mar

    El itinerario

    Comenzamos retrocediendo la distancia andada el día anterior hasta llegar a la altura del mojón, donde giramos a la izquierda. Un camino empedrado bautizado como El Calerón desciende hasta Vega, una preciosa aldea junto al mar.

    A la entrada pasaremos junto a la Capilla de Santa María Magdalena y bajaremos hasta la playa para cruzar por un puente el regato del Acebo. Un camino a mano izquierda, embarrado gran parte del año, sube por la ladera del monte Cueto en dirección a Berbes. En la subida hay que pasar una verja y salir a la N-632 para coger un camino que lleva hasta este pueblo.

    Tras Berbes cruzaremos de nuevo la nacional y bajaremos por una senda estrecha con abundante vegetación. Este tramo está alternando entre carretera, que va dando una vuelta, y caminos, por los que vamos atajando. De nuevo salimos a la carretera y por un falso llano se pasa el arroyo de la Régula. Entramos así en el Concejo de Caravia y a mano derecha asciende una pista que en breve baja entre eucaliptos y helechos al Arenal de Morís. Comienzan así unos kilómetros de gran belleza ya que caminamos por la ladera de la montaña junto al mar.

    Pasaremos por la Playa de la Beciella, lugar donde va a morir el río de los Romeros y donde hubo un hospital de peregrinos. Llegaremos hasta la Playa de la Espasa y antes de cruzar el río del mismo nombre veremos las ruinas de una venta que también fue antigua parada para los caminantes. Decimos adiós a Caravia para entrar en el Concejo de Colunga y desde aquí lo mejor es continuar algo más de un kilómetro por la N-632 hasta La Isla. Un mojón nos recuerda que esta localidad tiene albergue.

    Si no vamos a quedarnos aquí lo mejor es seguir sin más complicaciones y avanzar por carretera tres kilómetros y medio más hasta el centro de Colunga. No es el recorrido oficial, éste va por caminos. Cuestión de gustos. La llegada a Colunga, habiendo recorrido más de la mitad de la etapa, bien merece un descanso. La capital del Concejo se abandona por la carretera al coger a mano izquierda el desvío de la A-258 hacia Infiesto.

    Siguiendo por ella cogemos el desvío de la CL-1 hacia Pernús. Pasaremos bajo el puente de la autopista A-8 y ascenderemos para dejar el caserío de Beldreu a nuestra izquierda y descender hasta Pernús, pasando junto a la iglesia de San Pedro. En breve la carretera pica en ascenso durante kilómetro y medio. Esta es la distancia que nos separa de La Llera y de su iglesia de San Antolín. Seguimos hasta Priesca, algo más adelante, donde nos espera otra iglesia. En este caso la de San Salvador, la más tardía de las iglesias prerrománicas asturianas.

    A la derecha de la iglesia surge una senda por la que descendemos hasta La Vega. De una altitud de 140 metros descendemos hasta los 32 en tan sólo un kilómetro. Siguiendo por la margen izquierda del río llegamos hasta Sebrayo y a las antiguas escuelas, que se convirtieron en 1998 en un albergue de peregrinos. Abre del 1 de marzo al 31 de noviembre y lo gestiona Sonia, una vecina muy amable que vive en el número 7.

    Las dificultades

    • Mala señalización en la playa de Vega:
      Tras cruzar el puente sobre el arroyo del Acebo y llegar a la playa de Vega se pierden las flechas. Debemos seguir las rodadas y saber que hay que ascender por la ladera del monte viendo siempre el mar.

    Observaciones

    Hay dos albergues. Una hacia mitad de camino, en la Isla, y otro en Sebrayo, nuestro hipotético final de etapa. Ambos son atendidos por dos vecinas: Angelita y Sonia respectivamente. Del buen funcionamiento y conservación de los albergues de peregrinos somos responsables todos los que hacemos la ruta jacobea.

    Qué ver, qué hacer

    • Sebrayo pertenece a la parroquia de Miravalles y al Concejo de Villaviciosa. Es la etapa y la aldea propicia para relajarse. Mañana vendrá Gijón y el que quiera entretenimiento lo tendrá.

    • Capilla de Santa María: Ejemplo del románico rural es conocida también como “La Capillota”. Es de planta rectangular y data de la segunda mitad del siglo XIII. Capiteles con motivos vegetales decoran la ventana de la parte posterior del ábside y el arco del triunfo.

    Los monumentos

    Ermita de San Salvador de Priesca

    La iglesia de San Salvador se encuentra en la localidad de Priesca, al noreste del municipio de Villaviciosa (Asturias).

    Perfil de la etapa 19: Etapa de San Esteban de Leces a Sebrayo del Monumentos

    Etapa 20: Etapa de Sebrayo a Gijón / Enlace hasta Oviedo y Camino Primitivo

    Los albergues

    Información sobre la etapa 20: Etapa de Sebrayo a Gijón / Enlace hasta Oviedo y Camino Primitivo

    La vigésima etapa presenta al peregrino una disyuntiva. A unos nueve kilómetros de la salida, en el lugar de Casquita, hay que decidir si continuar por el Camino del Norte hacia Gijón o internarse durante dos días por el Monasterio de Valdediós, Vega de Sariego y Pola de Siero hasta Oviedo para enlazar con el Camino Primitivo.

    El itinerario

    De Sebrayo, esta pequeña población, que nos ha dado cama, salimos por la carretera local y en unos 12 minutos, bajo el puente de la Autovía del Cantábrico, giramos hacia la derecha por una pista. Reanudamos de nuevo por asfalto y bajamos por una senda donde podremos comprobar la eficacia de nuestro Gore-Tex. Normalmente hay mucho barro y agua. Después continuamos por una pista, separados de la carretera por una valla de alambre, hasta cruzar el puente sobre la autovía. Más adelante salimos a la N-632 de frente entramos en Villaviciosa, población señera asentada en una amplia ría de 8 kilómetros y conocida por la calidad de su sidra.

    La recta de entrada a la población es larga y pesada y una vez en el casco urbano hay que ir a salir a la carretera de Infiesto, la AS-255. La dejamos por unos momentos para aprovechar el refugio que nos ofrece el Parque de la Alameda y el cauce del río Linares . La AS-255 se abandona finalmente por la derecha junto al bar La Regatina y llegamos hasta una ermita para cruzar el puente de piedra de San Juan.

    Pasamos el barrio de La Parra y por la VV-10 llegamos hasta la aldea de Casquita , de la parroquia de Grases. Aquí, un mojón desgastado con dos vieiras señala el desvío a Oviedo o la continuación a Gijón. Los que opten por Oviedo continuarán hasta Santiago por las sendas del Camino Primitivo, por el interior de Asturias y Lugo capital para unirse al Camino Francés en Melide.

    Para los que se decidan por esta interesante opción, el itinerario es el que sigue: Casquita, Camoca de Abajo, Camoca y San Pedro de Ambás. A partir de aquí se puede elegir entre continuar por el Camino oficial o seguir por el monasterio cisterciense de Valdediós (con acogida por parte del Arzobispado de Oviedo). Ambas alternativas confluyen en el alto de la Campa para bajar hasta Vega de Sariego, con albergue de peregrinos de 16 plazas. Desde Sebrayo a Vega de Sariego hay 24 kilómetros. El segundo día, hasta Oviedo, el trazado va hacia Pola de Siero (con albergue de peregrinos). En este tramo desde Vega de Sariego hasta Pola han habilitado una ruta alternativa sin tráfico rodado que evita todo el tramo de carretera. No hay pérdida desde el albergue de Vega, y el itinerario va por El Castro, Aveno, Ermita de la Virgen de Bienvendida, Puente de Recuna y Pola de Siero. Desde Siero, continúa por El Berrón, Fonciello, Palacio de Meres, San Pedro de Granda, Colloto, barrio de Cerdeño y Oviedo. Entre Vega de Sariego y Oviedo median 27 kilómetros.

    Hacia Gijón, seguimos de frente por el Camino de la Costa. En un kilómetro llegamos a Grases de Abajo y en otro más a Niévares, ya por la VV-9. Así comienzan más de tres kilómetros de dura subida por pistas y carretera, salvando más de 300 metros de desnivel, que llevan al Alto de la Cruz. Hay que tomarse la ascensión con calma pues algunos tramos son realmente duros. Desde el alto, con vistas del valle de Peón, hay que bajar por la carretera hasta esta localidad. Hay un camino a mano izquierda que ataja, aunque es probable que no esté muy cuidado.

    En Peón pasamos junto a la iglesia de Santiago, construcción popular restaurada en 1929. La jornada prosigue por el piso de la AS-331, aunque en unos cientos de metros lo cambiamos por el de caminos y pistas que ascienden hasta el alto del Curbiello, segundo y último de la etapa, que coronamos de nuevo por la AS-331. A partir de ahí todo es descenso hasta la ciudad de Gijón, que ya divisamos. En la bajada de Curbiello dejamos la carretera provincial por un camino que sale a la derecha. Más tarde, pasaremos por encima de la autovía y con este juego carretera – camino seguiremos hasta el camping de Deva, donde se encuentra el albergue de peregrinos. Desde junio de 2012 el Camping cuenta con una conexión de autobús que lleva hasta el Centro. Ya por zona residencial llegaremos a Cabueñes, la antesala de un Gijón al que accederemos junto al río Piles.

    Las dificultades

    • Alto de la Cruz:
      No había repechos así desde las etapas del País Vasco. Desde Grases de Abajo la carretera empieza a subir aunque de forma leve pero es a partir de Niévares cuando el repecho es más acusado.

    Observaciones

    • En el valle de Peón, aunque no a pie de Camino, se encuentra la Casa de Aldea Capión. Disponen de un servicio de taxi y pasan a recoger al peregrino a un punto de encuentro en el mismo Camino y al día siguiente les retornan al mismo lugar si así lo desean. La casa tiene capacidad para ocho personas y está distribuida en cuatro habitaciones. Dispone de cocina totalmente equipada, salón con chimenea, dos baños, lavadora y sitio para dejar las bicicletas.El precio por peregrino seria de 20 euros e incluye: recogida en el punto de encuentro, alojamiento, cena (con posibilidad de menú vegano), desayuno y retorno al Camino. Teléfono: 616 076 772.

    • En el camping de Gijón se han habilitado 36 plazas para los peregrinos. También hay un albergue juvenil y conviene llamar con suficiente antelación para asegurarse la cama. El teléfono es el 985 16 06 73. Para llegar hasta él lo mejor y más rápido es coger en Gijón la línea 12, dirección Contrueces, y bajarse en la parada Ronda Exterior, la última del trayecto.

    • En Gijón, la pensión Avilesina tiene precios económicos para peregrinos: 20 euros (habitación individual); 30 euros (doble) y 15 euros por persona (para 3 o más personas), tanto en temporada baja como alta. Las habitaciones tienen televisión, Wi-Fi y lavabo dentro y hay 2 baños completos comunes en el pasillo. Situada a cinco minutos del Ayuntamiento y el Puerto Deportivo de Gijón. Dirección: C/ Corrida nº 38, 3ºD. Gijón. Teléfonos: 985 34 29 39 / 640 507 102.

    Qué ver, qué hacer

    Gijón es una gran ciudad. El impetuoso mar Cantábrico que abraza la ciudad ha marcado su historia a lo largo de más de 5000 años.

    Gijón conserva vivo su pasado romano a través de las intervenciones realizadas en el Parque arqueológico de la Campa de Torres, uno de los principales poblados fortificados del norte de España (anterior al 490 a.C.) y, sobre todo, en el recuperado complejo termal de Campo Valdés, edificio público que data de finales del s. I d.C.

    Guarda ejemplos románicos como la Iglesia de San Andrés de Ceares, Iglesia de San Juan Bautista, Iglesia de San Juan Evangelista o la Iglesia de Santa María Magdalena: Diversas fuentes señalan la existencia en este lugar, en 1331, de una leprosería, de la que posiblemente este templo formara parte, aunque, evidentemente, su fundación es anterior. Hoy aparece tan desfigurado que de su origen románico apenas le queda más que la disposición en planta, con nave única y cabecera cuadrada, sin ningún elemento decorativo. Sin embargo, bien merece una visita por su espléndida situación en lo alto de una colina, desde la que se puede disfrutar de una gran panorámica de la campiña gijonesa.

    En el siglo XVII se desarrolla una gran actividad constructiva que iba a conformar de una forma definitiva el aspecto urbano de Gijón. La centuria siguiente es testigo de sucesivas mejoras que le dan entidad de villa grande. De vital importancia son la aportaciones que realiza en esta época el ilustrado Gaspar Melchor de Jovellanos, cuyas propuestas siguieron vigentes en los siglos posteriores.

    • Real Instituto Jovellanos: La primera piedra de este magnífico edificio, Bien de Interés Cultural desde 1974, la puso el propio Jovellanos que no vio concluidas las obras de su Real Instituto Asturiano. El edificio actual responde a dos fases de construcción, la primera de ellas realizada entre 1797-1807 con trazas de Juan de Villanueva y se corresponde con la planta baja. La segunda, 1887-92, consistió en la elevación de dos plantas sobre la primitiva. El cúbico edificio se organiza en torno a un patio central porticado, en uno de cuyos lados destaca una fuente neoclásica. La sobria fachada, con almohadillado en la planta correspondiente a la construcción primitiva, tiene una portada con arco de medio punto. Actualmente es el Centro de Cultura Antiguo Instituto, perteneciente al Ayuntamiento de Gijón.

    El proceso de industrialización que vive Gijón en estos siglos va a acompañado de un importante desarrollo constructivo que deja en la ciudad ejemplos de los estilos arquitectónicos vigentes. Edificios eclécticos, modernistas, historicistas, art decó, racionalistas… ocupan las calles gijonesas.

    • Destacan:

      • Ayuntamiento: Es un bloque cúbico de tres plantas situado en una plaza porticada inconclusa por una de sus crujías.

      • Mercado del Sur: De planta pentagonal irregular tiene estructura metálica de columnas de hierro fundido sin referencia estilística.

      • Teatro Jovellanos: Junto a las viviendas que lo rodean, se enmarca en un estilo ecléctico-historicista. Se distinguen dos partes en la composición: una arcada de pilastras decoradas con trofeos alegóricos que se extienden por toda la superficie hasta la altura de los cuerpos laterales, y un piso superior a modo de remate en el que se abre una galería que soporta una amplia cornisa moldurada.

    Los monumentos

    Elogio del Horizonte de Chillida de Gijón

    La ciudad de Gijón tiene sus orígenes históricos en la Campa de Torres, con el castro de "Noega", uno de los principales poblados fortificados del norte de España (anterior al 409 a. C.) que estaba habitado por un grupo de astures que, a la llegada de los romanos, fueron integrándose pacíficamente a sus usos y costumbres.

    Perfil de la etapa 20: Etapa de Sebrayo a Gijón / Enlace hasta Oviedo y Camino Primitivo del Monumentos

    Etapa 21: Etapa de Gijón a Avilés

    Los albergues

    Información sobre la etapa 21: Etapa de Gijón a Avilés

    Las calles de Gijón dan paso a un tranquilo caminar por el monte Areo y el valle de Carreño. En la parte final, el asfalto de la AS-19 nos lleva hasta Avilés

    El itinerario

    La salida de una gran ciudad siempre es tediosa, sobre todo debido a las señales de todo tipo que impiden apreciar las flechas amarillas. Después de Gijón nos espera un paseo por el monte Areo, el valle de Carreño y los últimos ocho kilómetros por la AS-19, envueltos en el paisaje industrial que rodea a Avilés.

    Tras salir del entramado de calles de Gijón el trayecto busca por carretera la base del Monte Areo, y a través de calles asfaltadas, entre pequeñas urbanizaciones, vamos ganando altura admirando un paisaje donde se juntan dos extremos: Industria y naturaleza.

    El asfalto revierte en camino y nos vemos rodeados de una masa de eucaliptos. Pasado el cartel indicador de Dolmen de San Pablo, giramos a la izquierda para descender hacia el valle de Carreño y Santa Eulalia del Valle. Atravesamos durante cuatro kilómetros este valle y llegamos a Tamón tras pasar un túnel. Tamón se deja por la AS-326 y enlazamos con la AS-19, que nos lleva primero a Trasona y más tarde hasta Avilés.

    Las dificultades

    • AS-19 desde Tamón a Trasona y Avilés: Una vía muy utilizada por los ciclistas para sus entrenamientos.

    Observaciones

    Salida de Gijón: Hay que salir por la calle Rodríguez San Pedro, junto a la playa de Poniente. El itinerario continúa por la avenida Juan Carlos I y después dobla a la derecha por Mariano Pola. Se abandona la ciudad por la avenida de Galicia y la avenida República Argentina.

    Qué ver, qué hacer

    • Casco antiguo de Avilés: Avilés ha sabido conservar su arquitectura tradicional y numerosos edificios de su casco antiguo fueron declarados en 1955 como Conjunto Histórico.

    • Iglesia de los Padres Franciscanos: Situada en la calle de la Ferrería fue la antigua parroquia de San Nicolás de Bari. Es el testimonio románico más antiguo de Avilés. Se construyó entre finales del XII y comienzos del XIII, dentro del recinto amurallado de la ciudad.

    Los monumentos

    Casco histórico de Avilés

    Las calles y edificios del casco antiguo de Avilés (uno de los más importantes del norte de España) están declarados Conjunto Histórico Artístico.

    Perfil de la etapa 21: Etapa de Gijón a Avilés del Monumentos

    Etapa 22: Etapa de Avilés a Soto de Luiña

    Los albergues

    Información sobre la etapa 22: Etapa de Avilés a Soto de Luiña

    Larga etapa de trazado ‘rompepiernas’ que fluye a través de una gran variedad de aldeas, ermitas, palacios, playas y senderos boscosos

    El itinerario

    El trazado urbano de Avilés: Calle Rivero, Parque del Muelle, Barrio de Sabugo, plaza del Carbayo, avenida de Alemania, cuesta de San Cristóbal y después llegada a Campo del Conde, en este punto en el cruce, de frente a la izquierda, posteriormente unos 150 mtrs. a la derecha por la Calle Peñasanta, prosiguiendo unos 200 mtrs., tomamos un pequeño camino a la izquierda donde encontramos un mojón y señalización, adentrándonos en el inicio del Camino a su paso por el Concejo de Castrillón que se dirige a Piedras Blancas por La Plata. Seguimos por este camino boscoso con camino antiguo y túnel de árboles en descenso suave,cruzando un arroyo y una Fuente con lavadero , para proseguir hasta La Plata, otro mojón al llegar a la AS-320 en este pueblo y seguir a Piedras Blancas por carretera, bordeando el Castro de La Armada(se ha solicitado una Senda para este tramo) y dejando a nuestra izquierda la Iglesia de San Miguel de Quiloño. Todo de frente para pasar por un túnel ,en la zona de El Ventorrillo (antigua posada y venta), enlazando con otra senda que nos lleva a Piedras Blancas. Se sigue hasta el Ayuntamiento, capital del Concejo de Castrillón, en su recorrido urbano (Calles Fruela y Pablo Iglesias )e Iglesia de Santa María Madre de la Iglesia en el centro y dejando el Ayto. por su derecha(Calle Nuberu) hasta el Villar, desviándose luego a la izquierda por la pista que va a la Sierra del Cordel, por El Muro y La Lloba de donde se desciende hasta La Ventaniella (Santiago del Monte), pasando por su Iglesia. Cruzar la carretera que va al aeropuerto de Asturias, con atención al tráfico, para luego enlazar con la carretera que va a Ranón(AS-318). Tras un par de kilómetros y en un cruce, desviarnos de esta carretera por un camino por el bosque a la izquierda que nos lleva por el monte cerca de la aldea de Riolavega. Continuamos rumbo oeste hacia el Concejo de Soto del Barco y descender hacia la carretera de San Juan de la Arena. Se sube hacia el caserío de El Castiello y se va hasta la entrada derecha de Soto del Barco por una ruta al lado del Hotel Palacio de la Magdalena, con menos tráfico, para cruzar posteriormente el puente sobre el Nalón por la carretera nacional. En la otra orilla se toma el camino hacia Era (izquierda de la N-632) y se sube hacia la capital del Concejo de Muros de Nalón, pasando por delante de su Ayuntamiento.

    De la plaza de Muros de Nalón salimos, pasando junto al Palacio de Valdecarzana y Vallehermoso, hacia El Pito y su Palacio Selgas en el Concejo de Cudillero. El Camino no pasa por Cudillero, uno de los pueblos de pescadores más pintorescos de Asturias, tan sólo a un par de kilómetros. Se dirige hacia Rellayo. Aviso importante: Las obras de la A-8 han desdibujado bastante el tramo entre El Pito, San Juan de Piñera y Rellayo, la señalización obliga a dar un rodeo que transita por el monte Santa Ana. El Camino oficial se recupera en el túnel que salva la N-632 y que nos planta junto al hotel Mariño. Descendemos hasta las proximidades de la playa Concha de Artedo, salvamos un arroyo y subimos de nuevo hacia la nacional para cruzarla e ir, por pista asfaltada y por un camino en descenso por La Magdalena, Otero y Numayor, a dar con la antigua N-632, por la que entramos en Soto de Luiña, donde destaca La Iglesia de Santa María y su Rectoral.

    Las dificultades

    • Salida de Avilés:
      Desde el Albergue se sale por la Calle Rivero, luego a la Ferrería para ir a dar al Parque del Muelle, continuar hacia arriba por la Calle de La Estación, peatonal (zona de sidra y vinos). Ssin llegar hasta el final, en mitad de esta calle torcer a la izquierda (señalizado con una concha en la esquina, donde se encuentra la iglesia Vieja de Sabugo (siglo XIII) en la Plaza del Carballo, también zona peatonal.

      Continuar por este desvío y varias calles ascendiendo por la Avda. de Alemania. Seguir la ruta por la Carretera a Coto Carcedo hasta San Cristóbal. En Campo del Conde continuar de frente a la izquierda y enlazar luego Calle Peñasanta. A la derecha, empezar el recorrido, por el siguiente Concejo, abandonando el de Avilés, para llegar a Piedras Blancas por La Plata por un camino a la izquierda por el bosque sin pasar por la urbanización cercana situada de frente.

    Observaciones

    Respecto a las obras entre el Pito y Rellayo, actualmente la A-8 (motivo de las mismas) ya está acabada, pero se entrecruza con el recorrido del Camino varias veces, y el rodeo ya no lo es tanto como anteriormente.

    Para ir al Albergue de San Esteban de Pravia, como muchos otros albergues privados, hay que desviarse bastante del Camino. Podría recorrerse la Senda Costera desde la Playa del Aguilar hasta donde acaba, en la bajada al dique de entrada al Puerto. Tiene muchísimos escalones para salvar el desnivel de más de 100m. Subirlos es todavía más dificultoso. Por lo que es preferible usar la ruta de la carretera.

    Prácticamente toda la costa Asturiana se recorre con múltiples Sendas, cortadas cuando se sortean ríos o finalizan en acantilados. Aunque son unas rutas alternativas muy bellas, pueden desdibujar el Camino con demasiados rodeos, por lo que debemos poner especial cuidado en no desviarnos o perdernos. Y no podemos olvidar que tomar esta alternativa alargará nuestro recorrido.

    Qué ver, qué hacer

    • Iglesia de Santa María (localidad Soto de Luiña):
      Del siglo XVIII, posee en su fachada hornacinas que guardan bastas tallas de piedra de 1716. En el interior destaca un interesante conjunto de retablos barrocos.

    Los monumentos

    Palacio Selgás de Pito

    En el pueblo de El Pito, por la primera entrada a Cudillero viniendo de Oviedo o Avilés, se encuentra un espléndido y sorprendente conjunto monumental, fruto de la extraordinaria iniciativa de la familia Selgas.

    Perfil de la etapa 22: Etapa de Avilés a Soto de Luiña del Monumentos

    Etapa 23: Etapa de Soto de Luiña a Cadavedo

    Los albergues

    Información sobre la etapa 23: Etapa de Soto de Luiña a Cadavedo

    ¿Ballotas o Palancas? ¿Mar o Montaña?

    El itinerario

    Desde el albergue de Soto de Luiña hay que ascender por la antigua N-632 hasta el primer cruce, donde casi el 100% de los peregrinos optaban por la opción marcada como Ballotas, frente a la de Camino. Esta última hace referencia al antiguo camino vaqueiro que discurre por la Sierra de las Palancas. Nadie, ni el Principado ni las Asociaciones locales del Camino de Santiago, se preocuparon hasta ahora por mantenerlo y señalizarlo. Desde verano de 2016, ¡por fin!, este itinerario histórico es completamente viable en todo su recorrido, con los mojones propios del Principado y sus sendas bien trazadas y limpias. La última palabra la tiene el peregrino, que deberá elegir entre mar (Ballotas) o montaña (Palancas).

    Pasamos a describir someramente el trazado que discurre por Ballotas, ¡el texto de la sierra de Las Palancas aún no está disponible!.

    Por Ballotas iremos atravesando varias poblaciones del concejo de Cudillero, como Albuerne, Novellana -pueblo ejemplar de Asturias en 1992- Castañeras y su Playa del Silencio, Santa Marina y Ballota. Hasta aquí habrá muchas oportunidades para abandonar la carretera, progresando en un sube baja demoledor por caminos de localidad en localidad. A día de hoy ya cumplen los mínimos requisitos pero la desidia campó a sus anchas durante muchos años. Tras Ballota descendemos por camino para cruzar el río Cabo, donde un puente de piedra hace las veces del mítico ‘puente que tiembla’. Posteriormente se asciende por bosque a Tablizo, entrando así en el Concejo de Valdés. Tras pasar un par de pequeñas aldeas más, Ribón y Friera, llegamos finalmente a Cadavedo.

    Las dificultades

    • El asfalto de la antigua N-632 y la sierra litoral de Las Ballotas, que impone su dura orografía y nos hace remontar una y otra vez el desnivel perdido.

    Observaciones

    • Además del albergue municipal y la Casa de Peregrinos Covi y Peter, en Cadavedo se encuentra la casa de aldea Family Astour en calle Los Campos, 44. Ofrece dos habitaciones dobles (camas individuales, 4 personas máx.) que disponen de baño compartido. Las habitaciones tienen TV y el precio incluye sábanas, juego de toallas y albornoz. Se puede hacer uso de la cocina y hay salón-comedor con juegos de mesa y biblioteca. La casa dispone de amplio jardín con muebles y terraza techada. El precio son 18,5 euros/persona y 8 euros el desayuno tipo buffet. Hay lavadora y secadora (5 euros) y también ofrecen almuerzo para llevar que consiste en un bocadillo pequeño y una botella de agua de 33cl (3 euros). Teléfono: 622 898 387.

    Qué ver, qué hacer

    Situado en la rasa costera del Concejo de Valdés es a la vez parroquia de El Ribón y Villademoros. En esta última población se encuentra una torre cuyo origen se remonta al siglo XV cuando la propiedad era de los Peláez de Villademoros, junto a una casona y un panera. Es uno de los mejores exponentes de la arquitectura militar de la Baja Edad Media asturiana por su carácter señorial y defensivo.

    • Fiesta de la Regalina:
      La Regalina, también conocida como La Riégala o Santa María de Riégala, es una fiesta que se celebra al aire libre, sobre una rasa con vistas a unos acantilados y junto a la ermita construida por el padre Galo, impulsor y artífice de esta celebración. Creada en 1931, fue declarada Fiesta de Interés Turístico Regional. Conserva el folclore, las costumbres y las tradiciones regionales en honor a la Virgen, cuya imagen se encontró en el lugar conocido como La Riégala.

      Playa de Cadavedo: Con una longitud de 400 metros se encuentra a 2 kilómetros del pueblo. Hay acceso señalizado desde la N-632.

    Los monumentos

    Iglesia de Santa María de Soto de Luiña

    Al llegar a Asturias el viajero descubre los espectaculares paisajes, de grandes acantilados, verdes valles e increíbles playas.

    Perfil de la etapa 23: Etapa de Soto de Luiña a Cadavedo del Monumentos

    Etapa 24: Etapa de Cadavedo a Luarca

    Los albergues

    Información sobre la etapa 24: Etapa de Cadavedo a Luarca

    Tras una etapa aburrida, íntegra por carretera, el peregrino busca emociones más fuertes.

    El itinerario

    Aunque sólo sean un par de tramos boscosos ya se agradece y sin embargo la etapa de hoy, aunque aliviará las piernas con menos asfalto, alternará caminos con tramos de Nacional. Toda la jornada discurre por el concejo de Valdés y pasa en primer lugar por Villademoros, aunque no visita su torre de posible origen romano.

    Tras esta localidad se sale a la antigua N-632, por la que avanzamos hasta llegar a un camino que va en paralelo a esta nacional. Llegamos así a San Cristóbal y más tarde a Querúas, para salir esta vez a la nueva N-632, con más tráfico. Más adelante se vuelve a la antigua N-632, que se deja nuevamente para subir hasta la iglesia de San Miguel de Canero y reencontrarnos en la bajada con la N-634. Hay que tomar dirección Luarca y cruzar posteriormente sobre el río Esva, curso que nace en la Sierra de Tineo y que fluye hacia el Cantábrico. Tras el puente se deja la carretera a la altura de un hostal y se sigue, ya por camino, hacia la playa de Cueva. Mil metros más adelante se llega a la N-634 y siguiéndola se pasa junto al pueblo de Caroyas. Sobre el asfalto de la nacional y varios caminos llegaremos hasta un cartel que señaliza, a la derecha, La Rampla. Si hacemos caso a este desvío llegaremos hasta Luarca, pasando por la iglesia de San Sebastián de Barcia.

    En cambio, si vamos a dormir en el albergue de Almuña, seguiremos recto por el arcén de la carretera hasta Almuña. Al llegar a esta localidad, para llegar al albergue hay que desviarse a la izquierda, a la altura de un bar restaurante, por la AS-220 en dirección a Meras y Paredes. A 600 metros, a mano izquierda al pie de la carretera, está el albergue. Es una casa de fachada azul y amarilla.

    Las dificultades

    Dado que la etapa de hoy es bastante corta una opción es visitar durante la tarde Luarca. Da tiempo a verla e incluso a subir a dormir al albergue, en Almuña. Ahora dispone de 6 plazas en literas y de 3 en camas y quieren ampliar su número para verano de 2007.

    Observaciones

    Qué ver, qué hacer

    • Dividida en dos por el río Negro Luarca es también conocida como la Villa Blanca de la Costa Verde. Luarca ha sido y es, hoy en día, una villa marinera. La pesca de la ballena se siguió practicando en Luarca hasta el siglo XVIII y actualmente sigue manteniendo una gran actividad pesquera y comercial. Destaca por sus grandes vistas al mar, sus playas y los barrios típicos como La Pescadería y el Cambaral. A lo largo del XVIII se produjo un gran crecimiento urbano y nacieron los barrios de la Zapatería, La Carril y La Peña. Se puede disfrutar con la visita a la ermita de la Atalaya, el Faro y edificaciones como el Palacio de los marqueses de Ferrera y la Casa Guatemala.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 24: Etapa de Cadavedo a Luarca del Monumentos

    Etapa 25: Etapa de Luarca a La Caridad

    Los albergues

    Información sobre la etapa 25: Etapa de Luarca a La Caridad

    Tras abandonar el concejo de Valdés llegaremos a Navia para cruzar sobre la ría de este río gallego. Las cruces de Santiago nos acompañarán a partir de aquí, pasando por Jarrio y Cartavio hasta llegar a La Caridad.

    El itinerario

    Aviso: El albergue de peregrinos de Piñera está de nuevo disponible.

    Luarca. Olor a salitre, algunas decenas de barcos a punto de zarpar hacia los caladeros y un continuo movimiento de redes, nasas y demás aperos de pesca. Tras este singular escenario, nuestra vigésimo quinta jornada parte de la pequeña Plazuela del Puente Viejo, por donde se cruza el río Negro para entrar en la calle Crucero, y ascender por la calle La Peña.

    Para llegar hasta Otur, la primera población de cierta entidad, dejaremos atrás varias parroquias de asentamiento algo disperso del concejo de Valdés. El pequeño caserío de Hervedosas, literalmente cuatro casas, es el último antes de internarnos en el Concejo de Navia. A su primera parroquia, Bao, se accede o, mejor, se accedía tras un paseo entre eucaliptos y algo de asfalto bacheado. Giraremos a mano izquierda hacia Casa Carmina, donde hay una fuente a disposición de los peregrinos, y entraremos en Villapedre. Antes de llegar a Piñera, siguiente localidad, habrá que cruzar la N-634, abrir una cancela de hierro y vadear un arroyo por un puente de madera.

    Piñera cuenta con albergue de peregrinos. Avanzaremos en la dirección del Camino hacia Villaoril, La Colorada y Navia, capital del concejo del mismo nombre, a la que accedemos por el antiguo Camino Real. Esta localidad se abandona por el puente de la ría, donde el río Navia, gallego de nacimiento, tributa sus aguas al mar.

    No entraremos en El Espín, ya del concejo de Coaña, para desviarnos a mano izquierda, cruzar la vía y subir a mano izquierda junto a una casa indiana de nombre Costa Rica. Ahora, y durante dos jornadas hasta Ribadeo, será frecuente ver por el Camino la cruz de Santiago, construidas por el artista de El Franco, Jesús Trabadelo. La Orden de Santiago fue fundada en el siglo XII para defender a los peregrinos que acudían al sepulcro del Apóstol Santiago. Iremos hacia Jarrio y una vez allí pasaremos bajo un bosque galería, y ya por pistas vecinales paralelas a la A-8 y la N-634 y por el arcén de esta última llegaremos a Cartavio y después a La Caridad.

    Las dificultades

    • Obras de la A-8 entre Otur y Villapedre
      Tramo complicado, por carretera sin arcén y tráfico denso debido a las obras de la autovía A-8.

    • Último tramo por la Nacional 634:
      Actualmente hay un largo tramo de obras que nos obligará a salir a la N-634 debido a que los caminos han quedado impracticables. Pasaremos por ella Cartavio y llegaremos a La Caridad. En las bajadas hay que prestar atención ya que el arcén izquierdo, por el que circulamos, se estrecha por el carril de tráfico lento.

    Observaciones

    En Navia se encuentra la Pensión-Restaurante San Francisco. Calle San Francisco, 9. Teléfono: 985 63 13 51. Habitación individual + 1 menú: 21 euros. Habitación doble + 2 menús: 35 euros. Televisión, baño y calefacción. Servicio de lavandería si fuera necesario.

    En Navia el peregrino también dispone del Hotel Restaurante La Barca. Avenida Manuel Suárez, 23, frente a la estación de autobuses Alsa y junto el Feve. Teléfonos: 618 836 141 y 985 630 244. Dispone de 9 habitaciones, todas ellas con baño privado, calefacción, televisión y escritorio. Ofrece servicio de cafetería y de restaurante previa petición. Las tarifas oscilan (dependiendo de la temporada) de 20 a 40 euros la habitación individual y de 35 a 75 euros la habitación doble. Para peregrinos hacen descuentos del 20 %, también en restaurante y cafetería.

    Aviso importante: El nuevo albergue de La Caridad se inauguró en mayo de 2013. Cuando éste se llena siguen habilitando el de Arboces, situado 1,6 kilómetros antes de La Caridad. Además en 2017 se amplió la oferta en La Caridad con la apertura de un albergue privado.

    Qué ver, qué hacer

    • La Caridad ostenta la capitalidad del concejo de El Franco. Este concejo dependió de la puebla de Castropol hasta el siglo XVI, que a su vez siguió bajo el señorío de los obispos de Oviedo. La leyenda que aparece en el escudo del municipio: “Franco por el rey, libre por su ley” es fruto de la franquicia que el Asiento Real les otorgaba para ser libres y gobernarse por sí mismos. Durante la primera mitad del siglo XIX se registra la existencia de un ayuntamiento itinerante que se reúne en muchos lugares del concejo hasta que el 31 de julio de 1852 se acuerda el traslado de la capitalidad a La Caridad.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 25: Etapa de Luarca a La Caridad del Monumentos

    Etapa 26: Etapa de La Caridad a Ribadeo

    Los albergues

    Información sobre la etapa 26: Etapa de La Caridad a Ribadeo

    Trayecto con varias alternativas. Todas son válidas, tanto por Tol, Barres y Figueras como por Tapia de Casariego, para concluir también en Ribadeo. No hay que olvidar el tercer trazado histórico, mejorado y bien señalizado, que no se dirige a Ribadeo, sino que avanza por el interior hasta Vegadeo y continúa por Abres y Trabada, con albergue inaugurado en 2017, para unirse de nuevo en Mondoñedo.

    El itinerario

    Abandonaremos La Caridad por la vía principal, pasando junto al Ayuntamiento hasta encontrar una indicación a mano derecha que tras un camino nos lleva a cruzar un arroyo. Si viene crecido es casi seguro que habrá que seguir por la carretera comarcal en dirección a Valdepares. Aún hay que atravesar la nacional en dos ocasiones hasta llegar a esta población y otra vez más para llegar al Franco. Desde aquí, por un sombrío camino tras unas casas, volvemos a reencontrarnos con nuestra querida N-634 y por un puente viejo vadeamos el río Porcia, también llamado río de las ferrerías. Al otro lado un cartel nos indica que estamos en los dominios del concejo de Tapia de Casariego.

    Pronto, tras subir por una pista de cemento, encontramos la primera bifurcación del día. La inscripción albergue, hacia la derecha, indica el rumbo a Tapia de Casariego. En esta localidad costera hay un albergue con cocina muy bien conservado y con un excelente mirador hacia el mar. El que quiera pernoctar allí prosigue durante 4,5 kilómetros hasta el albergue. Hay que resaltar que desde Tapia restan otros 12,2 kilómetros hasta Ribadeo, siguiendo a la vera de varios arenales hasta alcanzar Santa Gadea y la playa de Penarronda. El itinerario prosigue por Villadún y Rozadela (donde se encuentra el albergue turístico Camino Norte), para alcanzar Figueras y el Puente de los Santos. Así, desde La Caridad a Ribadeo vía Tapia de Casariego suman en total 23,5 kilómetros.

    Regresando a esta primera bifurcación, detallaremos el recorrido por Brul y Tol. A mano izquierda, en la dirección del Camino, cruzaremos la Nacional. Hasta Brul aguardan ahora cerca de 6 kilómetros por camino cómodo, huyendo de la carretera y entre campos de maíz y siega. Más allá de Brul saldremos a la AS-31, por la que terminaremos entrando en Tol, donde se sitúa otro albergue de peregrinos. Siguiendo la carretera nos toparemos más adelante con un mojón con la indicación Camino que se dirige a Vegadeo. Este trazado lo utilizaban en la antigüedad los peregrinos para salvar el río Eo por el puente de piedra de Santiago de Abres. Hay que matizar que este recorrido, recién mejorado y señalizado, no llega a Ribadeo, sino que tras Abres entra en Galicia y se dirige a Trabada, conectando después en Mondoñedo. Desde La Caridad a Vegadeo (hay oferta de alojamientos y en 2017 Vegadeo ha habilitado 30 plazas en el polideportivo municipal a espera de su albergue de peregrinos definitivo hay 28 kilómetros. Esta sería la etapa natural, después al día siguiente se harían otros 23 kilómetros por Abres, Trabada hasta A Trapa, donde está el albergue de donativo Casa Xica. En la tercera jornada, tras 17 kilómetros a través de Santo Tomé y el pazo de Tobar, se llegaría a Mondoñedo.

    Regresando al punto donde se bifurca el camino que va a Vegadeo, los que opten por la vía de Barres y Figueras avanzan siempre por la AS-31, llegando primero a Barres, donde atraviesan la N-640 y continúan por la AS-31 hasta Figueras. El último esfuerzo del día es cruzar la ría del Eo por el puente moderno de Los Santos. Asturias se despide y nos da la bienvenida Galicia. A este lado del puente, abajo a la derecha, veremos una pequeña casa amarilla con bonitas vistas. Es el albergue de peregrinos de Ribadeo.

    Las dificultades

    • Atención a las variantes:
      Antes de partir debemos tener claro cuál de las tres opciones nos interesa y prestar mucha atención a las diferentes bifurcaciones.

    Observaciones

    Tol es una localidad sin servicios. Únicamente, antes del albergue, hay una tienda donde sí encontraremos comida y bebida. Si optamos por quedarnos en el albergue de Tapia de Casariego y disfrutar del entorno no hay problema. Tapia de Casariego es una localidad turística y con muchos sitios donde poder hacer compras y comer. Lo mismo ocurre con Vegadeo, con variada oferta y donde han habilitado 30 plazas en el edificio de las piscinas municipales durante las obras del albergue de peregrinos. Telefonos: Policía local: 639 21 52 15; César, alcalde de Vegadeo: 687 05 26 54.

    Qué ver, qué hacer

    • Ribadeo
      Enclavado en el extremo nororiental de Galicia, en su límite con Asturias, el municipio tiene una extensión de 106 kilómetros cuadrados y una población de más de 9.000 habitantes.

    • Plaza de España: Área repoblada con castaños de indias, chopos, arces y jardines de estilo francés. Aquí se encuentra el Ayuntamiento de Ribadeo, antes la casa del Marqués de Sargadelos. Se trata de un sobrio palacete neoclásico construido a finales del siglo XVIII. Junto a la casa consistorial se alza la Torre de los Moreno. Es la casa que los hermanos Moreno, emigrantes en Argentina, mandaron construir en 1905. Es de carácter ecléctico y se combinan en su construcción el hormigón y el hierro. La cúpula está sostenida por cuatro cariátides. En el otro lado de la plaza se encuentra el antiguo convento de Santa Clara, fundado en el siglo XV y modificado con posterioridad. Se conservan algunas partes del siglo XV y el claustro del siglo XVI.

    • En la calle Obispo Veres, tras girar a la derecha, está la Capilla de la Atalaya, el tempo más antiguo de Ribadeo. Levantado en el siglo XII conserva una puerta gótica del XIV. Desde aquí hay una amplia perspectiva de la Ría de Ribadeo y la villa asturiana de Figueras.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 26: Etapa de La Caridad a Ribadeo del Monumentos

    Etapa 27: Etapa de Ribadeo a Lourenzá

    Los albergues

    Información sobre la etapa 27: Etapa de Ribadeo a Lourenzá

    Con un adiós nos despedimos del mar cantábrico para adentrarnos entre masas de eucaliptos por el Lugo rural

    El itinerario

    Atención porque en Galicia, al contrario que en Asturias, deberemos atender a la parte más abierta de la vieira para seguir en la dirección correcta. A su vez, los mojones se encargarán de mostrarnos la distancia restante hasta Santiago, que será un revulsivo más para alcanzar nuestra meta.

    Tras dejar Ribadeo por la rúa San Lázaro junto al campo de fútbol, la jornada prosigue por caminos y carreteras locales, mayormente, hacia Pastoriza de Obe y Vilela, con bar-restaurante y albergue de peregrinos (Km 7). A unos 20 minutos se encuentra ya Vilar, donde se coge una pista forestal que va hacia A Ponte de Arante . Esta pista es mejor no escogerla en época de lluvias ya que se inunda con facilidad. En ese caso lo más sensato es salir a la LU-133 y pasar San Vicente hasta llegar al camino que baja a A Ponte de Arante (Km 11,5).

    En A Ponte esta da comienzo el primer ascenso de la jornada, algo duro al principio pero que pronto remite su desnivel. En el alto accedemos al Concejo de Barreiros y descendemos hasta Villamartín Pequeño (Km 17). Abandonamos el núcleo rural en el mojón que señala 177,453 kilómetros hasta Santiago. Subimos por pista asfaltada a Villamartín Grande (Km 18,5), donde hay un Punto de Apoyo al Peregrino (ver observaciones) y tras cruzar una carretera comarcal nos dirigimos hacia Gondán, localidad con albergue de peregrinos (Km 22).

    Por pistas vecinales, atravesando un par de aldeas, bajamos hasta San Xusto, con bar y albergue de 14 plazas (Km 25). Hasta Lourenzá resta cerca de una hora, la que nos llevará atravesar entre una masa de eucaliptos el monte Calvario y bajar posteriormente hasta el núcleo. Por una rampa con pasamanos, bastante resbaladiza si ha llovido, y el Ponte da Pedra de origen medieval, entramos en Vilanova de Lourenzá (Km 29,5).

    Las dificultades

    Malas indicaciones en la salida de Ribadeo:
    La señalización es bastante precaria para salir de Ribadeo. Hay que ir por la avenida Rosalía de Castro, pasando junto a la estación de autobuses y continuar recto por la rúa Ramón González y la calle Diputación, donde giramos a la derecha hasta encontrar el primer mojón. Algo más de 190 kilómetros hasta Santiago.

    Hay avituallamiento en Vilela, Villamartín Grande y San Xusto:
    Podremos repostar en Vilela (con albergue de peregrinos), a algo más de 7 kilómetros de Ribadeo, en el Punto de Apoyo al Peregrino de Villamartín Grande y en San Xusto, casi en el final de la etapa. Hay fuentes en las localidades del Concello de Barreiros.

    Observaciones

    En Villamartín Grande hay un Punto de Apoyo al Peregrino llamado Tentempié. Telefónos: 610 451 518 y 647 823 378. Aparte de reponer fuerzas con bebida y comida hay un espacio con artículos varios como toallas, ropa interior, ponchos, chubasqueros, cubre mochilas, linternas, pilas, tiritas, pomadas… y algún producto de artesanía local.. Procuran tener un plato de sopa o caldo, una ensalada o una ración de empanada gallega. En 2017 también ofrecen alojamiento. Disponen de tres habitaciones dobles, dos con cama grande y otra con dos camas pequeñas. Los precios son de 30 a 35 euros por habitación. Tienen toallas y gel en el baño a su disposición y el desayuno esta incluido. También hay cocina por si se quiere comprar algo y cocinarlo allí.

    En San Xusto, dos kilómetros pasado Gondán, está el bar restaurante La Curva y ahora también un albergue (no aparece en el listado de la etapa). Una antigua escuela del Concello de Barreiros que dispone de 14 plazas en litera, duchas y una pequeña cocina. Las llaves se piden en el bar (teléfono 982 14 40 72).

    El albergue de la Xunta de Lourenzá tiene 20 plazas y cuando se llena se habilita un albergue municipal con otras 19 plazas (también cuesta 5 euros) y en casos de mayor afluencia el polideportivo (3 euros).

    Qué ver, qué hacer

    • Monasterio de San Salvador: Fue declarado Monumento Histórico Nacional en el año 1974. Fundado en el año 969 por el Conde Don Osorio Gutierrez, conocido como el Conde Santo. Entre los siglos XVII y XVIII sufrió una gran remodelación, época de la que datan las actuales construcciones. La actividad monástica quedó abandonada en la segunda mitad del siglo XX. La fachada fue diseñada por el arquitecto Casas Novoa y constituyó un ensayo previo de la fachada de la Catedral de Santiago de Compostela. La antigua Cámara Abacial es hoy sede del Ayuntamiento de Vilanova de Lourenzá.

    • Museo de Arte Sacro: Creado en 1964 se compone de una importante colección de pinturas en tabla con escenas de los milagros del Conde Don Osorio. Hay piezas escultóricas de los siglos XVII y XVIII y un variado número de piezas de orfebrería.

    Los monumentos

    San Salvador de Lourenzá

    Fue fundado en el siglo X por el Conde Santo (Osorio Gutiérrez).

    Perfil de la etapa 27: Etapa de Ribadeo a Lourenzá del Monumentos

    Etapa 27 complementaria: Etapa de Ribadeo a Gondán

    Los albergues

    Información sobre la etapa 27 complementaria: Etapa de Ribadeo a Gondán

    Con un adiós nos despedimos del mar cantábrico para adentrarnos entre masas de eucaliptos por el Lugo rural

    El itinerario

    Atención porque en Galicia, al contrario que en Asturias, deberemos atender a la parte más abierta de la vieira para seguir en la dirección correcta. A su vez, los mojones se encargarán de mostrarnos la distancia restante hasta Santiago, que será un revulsivo más para alcanzar nuestra meta.

    Tras dejar Ribadeo por la rúa San Lázaro junto al campo de fútbol, la jornada prosigue por caminos y carreteras locales, mayormente, hacia Pastoriza de Obe y Vilela, con bar-restaurante y albergue de peregrinos (Km 7). A unos 20 minutos se encuentra ya Vilar, donde se coge una pista forestal que va hacia A Ponte de Arante . Esta pista es mejor no escogerla en época de lluvias ya que se inunda con facilidad. En ese caso lo más sensato es salir a la LU-133 y pasar San Vicente hasta llegar al camino que baja a A Ponte de Arante (Km 11,5).

    En A Ponte esta da comienzo el primer ascenso de la jornada, algo duro al principio pero que pronto remite su desnivel. En el alto accedemos al Concejo de Barreiros y descendemos hasta Villamartín Pequeño (Km 17). Abandonamos el núcleo rural en el mojón que señala 177,453 kilómetros hasta Santiago. Subimos por pista asfaltada a Villamartín Grande (Km 18,5), donde hay un Punto de Apoyo al Peregrino (ver observaciones) y tras cruzar una carretera comarcal nos dirigimos hacia Gondán, localidad con albergue de peregrinos (Km 22).

    Las dificultades

    Malas indicaciones en la salida de Ribadeo: La señalización es bastante precaria para salir de Ribadeo. Hay que ir por la avenida Rosalía de Castro, pasando junto a la estación de autobuses y continuar recto por la rúa Ramón González y la calle Diputación, donde giramos a la derecha hasta encontrar el primer mojón. Algo más de 190 kilómetros hasta Santiago.

    Hay avituallamiento en Vilela, Villamartín Grande y San Xusto: Podremos repostar en Vilela (con albergue de peregrinos), a algo más de 7 kilómetros de Ribadeo, en el Punto de Apoyo al Peregrino de Villamartín Grande y en San Xusto, casi en el final de la etapa. Hay fuentes en las localidades del Concello de Barreiros.

    Observaciones

    En Villamartín Grande hay un Punto de Apoyo al Peregrino llamado Tentempié. Telefónos: 610 451 518 y 647 823 378. Aparte de reponer fuerzas con bebida y comida hay un espacio con artículos varios como toallas, ropa interior, ponchos, chubasqueros, cubre mochilas, linternas, pilas, tiritas, pomadas… y algún producto de artesanía local.. Procuran tener un plato de sopa o caldo, una ensalada o una ración de empanada gallega. En 2017 también ofrecen alojamiento. Disponen de tres habitaciones dobles, dos con cama grande y otra con dos camas pequeñas. Los precios son de 30 a 35 euros por habitación. Tienen toallas y gel en el baño a su disposición y el desayuno esta incluido. También hay cocina por si se quiere comprar algo y cocinarlo allí.

    En San Xusto, dos kilómetros pasado Gondán, está el bar restaurante La Curva y ahora también unalbergue (no aparece en el listado de la etapa). Una antigua escuela del Concello de Barreiros que dispone de 14 plazas en litera, duchas y una pequeña cocina. Las llaves se piden en el bar (teléfono 982 14 40 72).

    Qué ver, qué hacer

    Torre de los Moreno: Situada en Ribadeo, de carácter ecléctico, fue mandada construir en 1905 por los hermanos Moreno, emigrandes a Argentina.

    Puerto deportivo y Puente de los Santos: Terminado en 1987, salva la ría del Eo, que establece la frontera entre Asturias y Galicia.

    A ponte de Arante: Localidad del concejo de Ribadeo donde hubo un hospital de peregrinos en el sigo XVI.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 27 complementaria: Etapa de Ribadeo a Gondán del Monumentos

    Etapa 28: Etapa de Lourenzá a Abadín

    Los albergues

    Información sobre la etapa 28: Etapa de Lourenzá a Abadín

    De inicio, nueve kilómetros separan al monasterio de San Salvador de Lourenzá de la fotogénica catedral de Mondoñedo, capital de la comarca de la Mariña Central y una de las siete capitales que formaban el antiguo Reino de Galicia. Una primera pausa es vital ante el escenario posterior: dos horas en ascenso tendido y puntilla incluida hasta Lousada y la ermita de San Cosme da Montaña, donde la etapa se deja llevar hasta Gontán, con albergue, y Abadín, la capital del Concello.

    El itinerario

    Partimos a la derecha desde el albergue de Lourenzá y, al llegar al final de la calle, doblamos a la derecha para tomar una cuesta muy empinada que llega al cementerio y posteriormente hasta el pequeño núcleo de Arroxo. En esta población estamos obligados a tomar la N-634 hacia Grove, aldea que pertenece a la parroquia de Santa María de Vilamor y al Concello de Mondoñedo. La señalización jacobea renuncia ahora al asfalto y nos premia con un confortable tramo boscoso hasta San Pedro da Torre. Junto a la capilla subimos por un camino para descender más adelante hasta la capital del Concello: Mondoñedo, importante localidad crecida en torno a su catedral, que sugiere una visita y el primer café-descanso de la jornada.

    En la portada de la catedral se recuperan las vieiras, que conducen a una carretera local, sin apenas tráfico, por la que toca subir durante los próximos 8 kilómetros hasta Lousada. Bajo las ramas de castaños, robles y eucaliptos irán sucumbiendo algunas aldeas del Concello, como Barbeitas, Maariz, Pandín, Casavella, Pacio y, finalmente, Lousada.

    En esta población, agrícola y ganadera y de típicos hórreos y tejados de pizarra, dejamos la carretera a mano izquierda y nos internamos por un camino que sube hasta la ermita de San Cosme da Montaña. A la altura de la ermita, en cuya fachada hay una concha indicadora, giramos a la izquierda y tras un trecho cruzamos con atención la N-634. Desde este punto continuamos por más sendas, alguna pista de tierra y otras asfaltadas hasta Gontán, donde se encuentra el albergue de peregrinos de la Xunta. Abadín, capital del Concello de mismo nombre, se encuentra medio kilómetro más arriba.

    Las dificultades

    • Continua subida desde Mondoñedo a la ermita de San Cosme da Montaña:
      Más de 11 kilómetros de continuado ascenso. Desde Mondoñedo hasta Lousada es una subida tendida por carretera. Desde Lousada hasta la ermita de San Cosme da Montaña el desnivel se acentúa en exceso al tomar un camino a la salida de la población.

    Observaciones

    • El albergue de peregrinos de la Xunta de Galicia se encuentra en el núcleo de Gontán. Pertenece al Concello de Abadín y está situado justo antes del propio Abadín, del que le separan unos cientos de metros.

    • En el Campo de la Feria de Gontán se sitúa el Hostal-Café Bar Da Feira. Abre temprano para dar desayunos y sirve comidas y cenas. Cuenta con tres habitaciones dobles, una triple y tres habitaciones de matrimonio. Teléfono: 982 50 80 46.

    • Los peregrinos que viajan a caballo pueden guarecer a sus animales en un establo en el mismo Campo de la Feria de Gontán, a 10 metros del hostal y enfrente del albergue.

    Qué ver, qué hacer

    Se ha especulado con que el nombre de esta población pueda venir de los descendientes de Abul Kasin o Abad I, creador de la dinastía de los Abaditas, aunque no es muy probable.

    • Iglesia parroquial de Santa María de Abadín:
      Románica, fechada en el siglo XII.

    Los monumentos

    La catedral de Mondoñedo

    Mondoñedo es sede episcopal desde el año 1112. Un siglo más tarde, en tiempo del obispo Martín, comenzó la construcción del actual edificio románico (1219).

    Perfil de la etapa 28: Etapa de Lourenzá a Abadín del Monumentos

    Etapa 28 complementaria: Etapa de Gondán a Mondoñedo

    Los albergues

    Información sobre la etapa 28 complementaria: Etapa de Gondán a Mondoñedo

    El itinerario

    Salimos de Gondán, en el Concejo de Barreiros, donde hemos pernoctado, en dirección a Lourenzá.

    Por pistas vecinales, atravesando un par de aldeas, bajamos hasta San Xusto, con bar y albergue de 14 plazas. Hasta Lourenzá resta cerca de una hora, la que nos llevará atravesar entre una masa de eucaliptos el monte Calvario y bajar posteriormente hasta el núcleo. Por una rampa con pasamanos, bastante resbaladiza si ha llovido, y el Ponte da Pedra de origen medieval, entramos en Vilanova de Lourenzá. Donde se podría hacer una primera pausa-café en el centro de la localidad en sus bares y terrazas.

    Siguiendo las indicaciones pasamos por delante del Monasterio e Iglesia de San Salvador y continuamos en dirección a Mondoñedo.

    Salimos de Lourenzá por una cuesta muy empinada que llega al cementerio y posteriormente hasta el pequeño núcleo de Arroxo. En esta población estamos obligados a tomar la N-634 hacia Grove, aldea que pertenece a la parroquia de Santa María de Vilamor y al Concello de Mondoñedo. La señalización jacobea renuncia ahora al asfalto y nos premia con un confortable tramo boscoso hasta San Pedro da Torre. Junto a la capilla subimos por un camino para descender más adelante hasta la capital del Concello: Mondoñedo, importante localidad crecida en torno a su catedral, que sugiere una visita y el descanso de la jornada en una localidad con todos los servicios de hostelería y restauración para acogernos y reponer fuerzas y con un Conjunto Histórico que hará las delicias de cualquier visitante, empezando por su Catedral.

    Las dificultades

    No es una etapa de especial dificultad. Tenemos que ir salvando ligeras elevaciones del terreno, pero no es una etapa especialmente complicada.

    Observaciones

    En el núcleo urbano de Mondoñedo se puede encontrar un Albergue Municipal de 29 plazas gestionado por el propio ayuntamiento (629469561) y un albergue privado con 38 plazas y servicio de lavandería (Albergue Montero -982521751).

    En las afueras, al pie del camino de salida por el núcleo Maariz, apenas pasado éste, a escasos 5Km de Mondoñedo tenemos un tercer albergue con 54 plazas en el núcleo de Vilar (Albergue da Natureza – 982100887).

    En el núcleo urbano hay una gran oferta de plazas hoteleras dónde hacer noche y abundantes lugares para comer y tapeo.

    Qué ver, qué hacer

    • Catedral Basílica de la Asunción. Catedral consagrada en el s. XIII y con una gran reforma en el s. XVIII. Una joya que combina el románico el gótico y el barroco. La entrada principal cuente con un gran rosetón gótico y en el interior pinturas murales de época medieval. Posee un Museo Diocesano y Catedralicio de gran interés. Es monumento nacional desde 1906 y en la actualidad, a la categoría de BIC, tenemos que añadir que ha sido declarada Patrimonio UNESCO junto con el Camino Norte a Santiago en 2015. Se puede visitar con audioguía todos los días de la semana el templo, la sacristía, el museo, el claustro y la sala capitular. No podemos olvidar que hay misa diaria del peregrino por la tarde salvo el domingo que es a la mañana.
    • Casa Museo Álvaro Cunqueiro. Museo sobre el escritor mindoniense Álvaro Cunqueiro. Uno de los grandes escritores en lengua gallega y con grandes obra también en castellano. En la misma se recogen aspectos de su vida y obra. Visitable de martes a domingo.
    • Centro de Interpretación del Camino Norte. Museo interpretativo sobre el Camino del Norte a Santiago donde se nos acerca a la historia del mismo y se puede encontrar información exhaustiva sobre el trazado y nuestro futuro itinerario hasta la capital jacobea.
    • Casco Histórico. En general el casco histórico de Mondoñedo merece un paseo para poder observar edificios históricos de una localidad que ha sido capital de provincia hasta el año 1833 y que sigue siendo cabecera de diócesis. Monumentos como el Palacio Episcopal (edificio actual del s. XVIII), la Fuente Vieja (s. XVI), el Real Seminario Conciliar Santa Catalina (s. XVIII), el Consistorio Viejo (s. XVI), el Convento de la Concepción (s. XVIII), el edificio del ayuntamiento (s. XVIII), el Santuario de Os Remedios (s. XVIII) o el Hospital de San Pablo y San Lázaro (s. XVIII). Sin olvidarnos del barrio artesanal de Os Muíños.
    • Barrio artesanal de Os Muíños. En esta espacio, a unos diez minutos paseando desde el centro, tenemos un barrio con artesanía, canales de agua en las calles al estilo de una ?pequeña Venecia? y edificios de interés histórico que harán del paseo un verdadero descubrimiento.
    • Gastronomía. Comer y comer bien en Mondoñedo es fácil. El producto local es lo que se usa en la hostelería de la ciudad y este tiene una gran calidad: producto de huerta y carnes, pero sin olvidar el pescado que llega fresco todos los días por la proximidad al mar. Y un buen postre de cierre. La tarta de Mondoñedo que es el plato estrella de nuestra gastronomía.
    • Entorno Natural. Por último no se puede descuidar la riqueza natural. Áreas verdes, salto de agua o cavidades. El elemento estrella es la Cova do Rei Cintolo que es visitable de marzo a diciembre y que nadie debería perderse.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 28 complementaria: Etapa de Gondán a Mondoñedo del Monumentos

    Etapa 29: Etapa de Abadín a Vilalba

    Los albergues

    Información sobre la etapa 29: Etapa de Abadín a Vilalba

    Entre los 400 metros y los 500 metros de altitud, ya sin desniveles, vamos a disfrutar durante dos jornadas (hasta Baamonde) de la Terra Chá

    El itinerario

    Entramos en la Terra Chá, una comarca lucense que, como su nombre gallego bien indica, se caracteriza por un trazado llano repleto de pastizales. Abadín se abandona junto a la oficina de correos y continuamos por una pista, bastante ancha, hasta coger un camino a mano derecha que se interna entre robles y cruza un puente de madera. Desde 2017, 600 metros después del puente que salva la autovía, junto al camino que avanza hasta la vera del río Castromaior, hay un nuevo albergue llamado O Xistral que ya aparece reflejado en el listado de albergues de la etapa. Más adelante, un débil repecho nos devuelve a una pista asfaltada con largas rectas que alternaremos con algún camino más sombrío hasta llegar a Martiñán, donde cruzaremos la N-634. Más adelante pasamos por su Pontevella, el primero de los puentes característicos de la Terra Chá.

    Salva el río Batán gracias a dos grandes arcos desiguales y otro más pequeño que sirve para aliviar el cauce en épocas de mucha pluviosidad. Un merendero con apetitosas sombras junto al río invita, cuando menos, a tomarse un descanso. El trayecto (se agradece no ir por la nacional) va trenzando largas rectas paralelas a la 634 por caminos con buen piso y pistas asfaltadas. Llegaremos de nuevo a la nacional en Goiriz, junto a la iglesia de Santiago y su característico cementerio. Tras 100 metros por la carretera surge un camino a mano derecha y en menos de una hora estaremos disfrutando del albergue de Vilalba, situado en el polígono de entrada a la localidad.

    Las dificultades

    • No hay ninguna dificultad importante. El trayecto es llano y sólo hay que cruzar la N-634 en dos ocasiones. Una en Martiñán y otra en Goiriz.

    Observaciones

    • Los albergues comienzan a proliferar y al nuevo albergue privado de Abadín hay que sumar otro en el intervalo de la etapa: el albergue O Xistral, situado en Castromaior. En Vilalba ya hay dos albergues. El de la Xunta de Galicia se encuentra a la entrada de Vilalba, a algo más de un kilómetro del centro de la localidad. Junto al albergue hay un bar que da comidas y cenas. Además, abre pronto y se puede desayunar al día siguiente. El albergue privado, inaugurado en abril de 2015, está en la Rúa das Pedreiras, 16.

    Qué ver, qué hacer

    • Importante núcleo urbano de la Terra Chá, la conocida penillanura gallega. El monumento más emblemático de Vilalba es la:

      • Torre de los Andrade: Fue reconstruida en el siglo XV y se conserva la torre del homenaje, de planta octogonal y realizada en mampostería pizarrosa con almenaje voladizo.

      • También merece una visita el Museo de Arqueología y Prehistoria:
        Contiene muestras de la cultura material del Neolítico, el Megalítico, restos de la Edad de Bronce y de la etapa castreña y la llegada de los romanos a Galicia.

      • La Iglesia de Santa María: En su interior guarda hermosas tallas, como la del Cristo del Santo Enterro. Se encuentra en una plaza llena de balcones típicos y forma junto a estos un destacado conjunto.

      • Para degustar, es característico en Vilalba el queso de San Simón, elaborado con leche de vaca, de color marfil y en forma de gota. También son famosos los capones. El 21 de diciembre tiene lugar una feria donde se exponen estas aves, criadas con mimo para degustarlas en la cena de Nochebuena.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 29: Etapa de Abadín a Vilalba del Monumentos

    Etapa 29 complementaria: Etapa de Mondoñedo a Abadín

    Los albergues

    Información sobre la etapa 29 complementaria: Etapa de Mondoñedo a Abadín

    El itinerario

    En la portada de la catedral se recuperan las vieiras, que conducen a la Rúa da Fonte y Rúa Rigueira para salir de Mondoñedo por una carretera local, sin apenas tráfico, por la que toca subir durante los próximos 8 kilómetros hasta Lousada. Bajo las ramas de castaños, robles y eucaliptos irán sucumbiendo algunas aldeas del Concello, como Barbeitas, Maariz, Pandín, Vilar (en donde podemos encontrar el Albergue da Natureza con 55 plazas), Casavella, Pacio y, finalmente, Lousada dentro de Mondoñedo.

    En esta población, agrícola y ganadera y de típicos hórreos y tejados de pizarra, dejamos la carretera a mano izquierda y nos internamos por un camino que sube hasta la ermita de San Cosme da Montaña. A la altura de la ermita, en cuya fachada hay una concha indicadora, giramos a la izquierda y tras un trecho cruzamos con atención la N-634. Desde este punto continuamos por más sendas, alguna pista de tierra y otras asfaltadas hasta Gontán, donde se encuentra el albergue de peregrinos de la Xunta. Abadín, capital del Concello de mismo nombre, se encuentra medio kilómetro más arriba.

    Una vez arriba, en la cima de la sierra, continuamos por un camino de ligera pendiente de bajada hacia el núcleo de Gontán y Abadín.

    Las dificultades

    La principal dificultad en esta etapa es la subida desde Lousada a San Cosme da Montaña con una cuesta bastante picada, pero no demasiado larga.

    Observaciones

    Qué ver, qué hacer

    Se ha especulado con que el nombre de esta población pueda venir de los descendientes de Abul Kasin o Abad I, creador de la dinastía de los Abaditas, aunque no es muy probable.

    • Iglesia parroquial de Santa María de Abadín: Románica, fechada en el siglo XII.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 29 complementaria: Etapa de Mondoñedo a Abadín del Monumentos

    Etapa 30: Etapa de Vilalba a Baamonde

    Los albergues

    Información sobre la etapa 30: Etapa de Vilalba a Baamonde

    Cruzando los cauces del Magdalena y Trimaz, excelentes ríos con vegetación sumergida, se llega a San Xoan de Alba. Sin duda el mejor tramo, ya que después la etapa es un continuo baile por caminos paralelos a la N-634.

    El itinerario

    Tras dejar la población, el primer mojón, que nos marca 120 kilómetros y 999 metros hasta Santiago, nos lleva por pista asfaltada a cruzar un río cuyo cauce está cubierto de vegetación. Después pasaremos (se trata de un desvío provisional) bajo el puente de la autovía e iremos al Puente Rodríguez sobre el río Trimaz. Aquí se sitúa el único repecho de la jornada tras el que llegaremos tras unos kilómetros de fronda gallega a San Xoan de Alba, al pie de la N-634. Hay que seguir por esta carretera unos metros y dejarla por la derecha para continuar por caminos paralelos hasta A torre.

    Cruzaremos la nacional y avanzaremos paralelos por su izquierda para volver a cruzarla a la altura de Casa Alejandro y pasar posteriormente bajo la autovía. Después viene otro puente, esta vez el de Saa sobre el río Labrada, situado en el viejo camino que unía Vilalba con Parga y Sobrado dos Monxes. A continuación encontraremos un desvío sin señalizar debido a las obras de la autovía.

    Si aún continúan, atención: es por la izquierda, bajo el túnel. Cruzaremos de nuevo la N-634 y por pistas asfaltadas llegaremos al indicador de la Parroquia de Pigara, donde está situado el mojón que indica 108,458 kilómetros a Santiago. Seguiremos en dirección Ferreira y pasada esta localidad saldremos de nuevo a la nacional, en el punto kilómetro 638 y a la altura de una gasolinera.

    Por el arcén de la carretera y 50 metros antes de llegar al kilómetro 639 nos desviamos por un camino a mano izquierda que nos vuelve a sacar a la nacional. Tras pasar bajo el puente de la A-6 entraremos en Baamonde, localidad del concejo de Begonte y fin del viaje por hoy.

    Las dificultades

    • Salida de Vilalba:
      Parece que la señalización en las grandes localidades cojea un poco. Desde el albergue entramos en Vilalba por la calle principal y al llegar a una calle donde indica LV-118 en dirección a Viveiro / As Pontes hay que girar a la derecha e inmediatamente a la izquierda por la primera bocacalle. Es la rúa Décima, donde encontraremos conchas metálicas en el suelo. Salimos a la plaza Santa María y luego tomamos la rúa Concepción Arenal.

    Observaciones

    Hay peregrinos que para adelantar algunos kilómetros, de los 40 que tiene la etapa de Baaomonde a Sobrado, siguen hasta Miraz, 15 kilómetros más adelante. Sin embargo merece la pena dormir en Baaomonde, un pueblo tranquilo con buenos restaurantes y un excelente albergue.

    Qué ver, qué hacer

    Baamonde es una localidad del Ayuntamiento de Begonte muy bien ubicada. Justo a la entrada desemboca la N-634 con la N-6 y pasa la autovía que une Madrid y La Coruña, la A-6. Es una pequeña población de unos 300 habitantes que celebra sus fiestas el 11 de septiembre, día de la Virgen del Rosario de Baamonde.

    • La iglesia parroquial de Santiago: Es el monumento más famoso del concejo de Begonte. Es de estilo románico de transición, del siglo XIII, y consta de nave y ábside rectangular y ojival del siglo XIV. Frente a la iglesia hay un crucero triple del s. XVIII y un castaño esculpido en su interior con una escultura de Víctor Corral. Cerca de la iglesia están los restos de la antigua fortaleza de Amarante destruida por los Irmandiños.

    • Casa museo de Víctor Corral: Del conocido escultor nacido en Baamonde, donde podremos admirar obras realizadas con diversos materiales como el granito, el bronce y la madera.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 30: Etapa de Vilalba a Baamonde del Monumentos

    Etapa 31: Etapa de Baamonde a Sobrado dos Monxes

    Los albergues

    Información sobre la etapa 31: Etapa de Baamonde a Sobrado dos Monxes

    Penúltima e interminable jornada del Camino del Norte que transita por los Concellos lucenses de Guitiriz y Friol y por el coruñés de Sobrado dos Monxes. Alcanza la máxima cota del Camino y peca en exceso de pistas asfaltadas y carreteras, aunque visita un número incontable de pequeñas aldeas y ofrece buenos tramos de senda.

    El itinerario

  • Km 0. Baamonde (Todos los servicios)

  • Despedimos a Baamonde por la N-VI, mítica carretera que une Madrid con A Coruña, y la seguimos durante cerca de tres kilómetros en dirección a la capital gallega. La vía transita paralela a la línea del ferrocarril y al río Parga, de la cuenca del Miño y afluente del río Ladra. Pasado el kilómetro 532 de la Nacional y atendiendo al mojón de los 99.805 kilómetros a Santiago, abandonamos el asfalto y cruzamos las vías y el puente gótico sobre el Parga. Una pista conduce hasta la cercana Capilla de San Alberte, gótica del siglo XIV, o del XVIII como apuntan otros, y enmarcada por un sombrío paraje boscoso. Junto a la capilla también hay una caprichosa fuente (Km 3,5). En este mismo lugar nace una abigarrada senda no muy larga pero que salva un bonito desnivel y muere a la altura de O Rego da Viña, primera de las aldeas de San Breixo de Parga, del Concello de Gutiriz. El itinerario tuerce a la derecha y llega hasta la aldea de Baldoncel, también de San Breixo.

  • Km 5,5. Baldoncel

  • A la entrada de esta población giramos a mano izquierda para tomar una pista asfaltada que seguiremos sin desviarnos hasta la aldea de Caínzos. A la salida de Caínzos tomamos de frente un sendero entre bosque hasta Digañe, aldea de la parroquia de Santa Locaia (Leocadia) de Parga (Km 8). La pista continúa hasta Raposeira y atravesamos la población para tomar otro sendero que desemboca de nuevo en pista. Varias señales de madera nos irán anunciando la proximidad del Punto de apoyo al peregrino instalado por María Helena Pais Lojo. Se encuentra en la aldea de Carballedo, a mano derecha y a unos 100 metros del Camino, justo en el mojón que indica los 93.468 a Santiago. La iniciativa ha contado con el respaldo del Concello de Guitiriz y los peregrinos disponen de acceso a Internet gratuito, sellado de credenciales e información general. También hay café, refrescos y bocadillos y los que porten una tienda de campaña tienen una zona para instalarla. Además, en mayo de 2015, Helena ha inaugurado en el mismo punto un albergue de 9 plazas).

  • Km 9,7. Carballedo (Albergue. Bar, Punto de apoyo al peregrino)

  • La jornada continúa por pista hacia el área de descanso de Seixón y más adelante, tras el río Lavandeira a la parroquia de San Paio de Seixón, perteneciente al Concello de Friol (Km 12). Su iglesia románica se encuentra a la izquierda del Camino, a la altura del desvío que, por carretera, nos lleva a pasar por Subcampo y A Laguna, lugares de la parroquia de Seixón. En este último se encuentra el albergue A Lagoa, con bar y tienda.

  • Km 13,5. A Laguna (Albergue. Bar-tienda)

  • Dejamos la carretera provincial y giramos a la izquierda para avanzar hasta Miraz, parroquia de Friol, con albergue gestionado por la Confraternity of Saint James y un bar-tienda. El albergue se encuentra a mano izquierda del itinerario. A partir de aquí el perfil de la etapa va a picar hacia arriba suavemente durante unos 17 kilómetros hasta el límite entre Lugo y A Coruña.

  • Miraz (Albergue. Bar)

  • La jornada de Filípides se despide de Santiago de Miraz por pista y atraviesa los lugares de Outeiro y As Laxes.

  • Km 15,8. As Laxes (Albergue. Bar)

  • Cuatrocientos metros después torcemos a la izquierda para tomar un camino que durante cerca de 4 kilómetros transita por una zona solitaria y abierta poblada de pinos, tojos y brezos. Este tramo solventa en progresión unos cien metros de desnivel y termina finalmente en una pista donde giramos a la izquierda. A un lado dejamos A Braña, de la parroquia de San Pedro de Anafreita y Concello de Friol, y más adelante desembocamos en la carretera tras los arroyos de Anafreita y Portolamas. Superamos el alto de Mámoa (Km 21,8) y por asfalto dejamos a un lado Carballoso prosiguiendo hasta A Roxica. Otro punto con albergue comandado por Elena y donde reponer fuerzas con un refresco o un café.

  • Km 25,6. A Roxica (Bar. Albergue)

  • Después hasta A Cabana para subir hasta A Travesa, aldeas, todas ellas, de la parroquia de San Mamede de Nodar.
    Seiscientos más adelante de A Travesa se encuentra A Marcela, correspondiente a la parroquia de Santa María de Silvela y donde está el bar regentado por Estrella.

  • A Marcela (Bar)

  • En descenso llegamos hasta el desvío a Corteporcos (Km 29,4), que cogemos para cruzar la aldea. A la salida, un camino atraviesa el monte da Pallota, dejando O Espiño a mano izquierda, y confluye con la carretera LU-934. La seguimos por la derecha, alcanzando la cota más alta del Camino del Norte y traspasando el límite de Lugo para entrar en la provincia de A Coruña, donde la carretera pasa a denominarse AC-934. Pasamos por carretera Marco das Pías, primera localidad coruñesa, lugar de nacimiento del río Mandeo y ligada ya al Concello de Sobrado dos Monxes (Km 32,5).

    Entre los puntos kilométricos 6 y 5 visitamos Vilariño y Mesón, y en esta población, a la altura de un bar, dejamos la carretera por la derecha (Km 35,4).

  • Km 35,4. Mesón (Bar)

  • Seguimos por pista hasta Esgueva y al final de la aldea atajamos por un sendero que lleva a la altura de Muradelo (Km 36,6). En este último tramo las señales oficiales escasean y es fácil errar, ya que conviven flechas amarillas antiguas con los mojones de la Xunta y no siempre señalan la misma dirección. En umbría descendemos a la AC-934 y la seguimos para cruzar Guitiza y llegar hasta la Laguna de Sobrado (Km 40).

    Tras el lago dejamos el asfalto por la izquierda y pasamos Porcarizas y Carreira para llegar finalmente al Monasterio de Santa María de Sobrado dos Monxes, lugar donde está acondicionado el albergue de peregrinos (Km 41,3). También, desde 2013, esta localidad cuenta con un albergue privado.

    Las dificultades

    • Alto kilometraje:
      No hay cuestas muy pronunciadas ni de larga duración durante todo el trayecto pero no deja de ser una etapa superior a 40 kilómetros. Los que duden pueden dividirla en dos tramos y hacer noche en Miraz. Aproximadamente la mitad del trayecto discurre por carretera y pistas asfaltadas.

    • Mala señalización en el tramo final hasta Sobrado:
      A la altura de un bar, en Mesón, hay que abandonar la AC-934 y coger una pista asfaltada a mano derecha que lleva a Esgueva y Muradelo. A la salida de esta última localidad sólo había algunas flechas hasta la Laguna. En los desvíos sin señalizar conviene seguir siempre recto.

    Observaciones

    El primer albergue y refrigerio, después de que cerraran el albergue Deva en octubre de 2013, se encuentra en la aldea de Carballedo, a 100 metros del Camino. Es el Punto de Apoyo al Peregrino regentado por Helena Pais, que también se ocupa del albergue de 9 plazas inaugurado en mayo de 2015. Justo unos cientos de metros después de Miraz (también con albergue), inauguraron otro en 2016 en As Laxes, Ó Abrigo. En A Roxica, se encuentra el albergue Casa Roxica que también cuenta con un punto con cafés, refrescos y bocadillos. Ambos los gestiona Elena Cabado (Telf: 630 48 70 08). Finalmente hay una tienda en A Marcela.

    Qué ver, qué hacer

    Para el peregrino, que ve limitado sus movimientos, y más en una etapa tan larga donde apenas queda tiempo para visitar nada lo mejor es centrar la visita en el Monasterio de Sobrado:

    • El origen de este cenobio se remonta a mediados del siglo X, cuando los Condes de Présaras donan al monasterio muchas de sus posesiones y lo convierten de alguna manera en un edificio familiar. Estas riquezas se administraron en beneficio de la comunidad monástica y de pobres y peregrinos, que ya por aquel entonces pasaban por allí durante su viaje a Santiago. En el siglo XII, concretamente en 1140, la orden del Císter llega a España y alcanza a Sobrado que se revitaliza al ritmo del “ora et labora”. En 1142 Bernardo de Fontaines envía desde Francia, de donde es abad, una comunidad de monjes. Así, el 14 de febrero de 1142, comienza en Santa María de Sobrado la vida monástica cisterciense. Durante el resto del siglo XII y el siglo XIII el Monasterio desarrolla una gran actividad espiritual y económica. Después, como la mayoría de los monasterios españoles y europeos, conoce una etapa de decadencia que se detiene el año 1498, al incorporarse el Monasterio a la Congregación de Castilla. El Monasterio recupera gran parte de su grandeza; la mayoría de los edificios que actualmente se conservan, comienzan a construirse a partir de esta nueva época. La monumental iglesia se termina a finales del siglo XVII. El 21 de setiembre de 1834 se suprime por real orden el Monasterio por una orden general y definitiva de desamortización. El Monasterio de Santa María de Sobrado, sus edificios y posesiones son vendidos a personas no relacionadas con la institución religiosa o eclesiástica. Se inicia un deterioro progresivo de los edificios que acaban convirtiéndose en un enorme montón de ruinas y piedras. En el año 1954, por encargo del cardenal Quiroga, Arzobispo de Santiago de Compostela, el Monasterio Cisterciense de Viaceli, situado en la localidad de Cóbreces comienza la enorme tarea de reconstrucción del monasterio; y en el mes de julio de 1966 envía una comunidad de monjes. El 25 de julio de 1966 comienza nuevamente la vida monástica cisterciense en el Monasterio de Santa María de Sobrado.

    • Laguna de Sobrado: A la entrada de Sobrado hay una laguna artificial de la que no existen documentos escritos sobre su construcción y la relación que pudo haber tenido con los monjes en la época medieval. Pero su existencia demuestra el interés del monasterio por la riqueza pesquera, una de las bases de su alimentación.

    Los monumentos

    Monasterio de Santa María de Sobrado dos Monxes

    El monasterio ya existía en el siglo X, pero se comenzó a levantar este impresionante edificio en 1142 con monjes de Claraval.

    Perfil de la etapa 31: Etapa de Baamonde a Sobrado dos Monxes del Monumentos

    Etapa 32: Etapa de Sobrado dos Monxes a Arzúa

    Los albergues

    Información sobre la etapa 32: Etapa de Sobrado dos Monxes a Arzúa

    El Camino del Norte dice adiós a su trazado original en Arzúa, donde nos juntaremos con la masiva riada de peregrinos que trae el Camino Francés

    El itinerario

    ¡Aviso!: En julio de 2012 han inaugurado un nuevo albergue de la Xunta de Galicia en Boimil.

    La ruta sale de Sobrado por la carretera que va hacia Arzúa y la abandona por la izquierda en el desvío de Pousada, Nogueira y Toques. Los primeros compases nos acercan primero hasta la aldea de Vilarchao, perteneciente a la parroquia de San Pedro de Porta, y posteriormente una pista forestal a O Peruxil y O Castro, pequeños núcleos de la parroquia de San Lourenzo de Carelle, cuya iglesia queda a un lado del Camino (Km 4,3). Apurando las últimas forestas del Camino del Norte atravesamos más núcleos de Carelle, como son Casanova y Madelos. Finalmente desembocamos en el siempre tedioso asfalto de la AC-234. Progresamos por ella hasta Corredoiras, primera población del Concello de Boimorto y provista de bar y tienda (Km 8,8).

    Inmediatamente, tras el paso por Corredoiras, cruzamos con precaución la AC-840 y seguimos hasta la parroquia de Boimil, con albergue de peregrinos de la Xunta inaugurado en verano de 2012. Retomamos la carretera hacia Boimorto (Km 11). Atravesamos esta población con todos los servicios y a la altura del Centro de Salud nos desviamos a la izquierda por la carretera que se dirige a Sendelle y Arzúa. Desde el mismo Centro de Salud también existe la posibilidad de tomar la conocida como variante de Arca (ver apartado observaciones). Si vamos hacia Arzúa proseguimos por una carretera durante tres kilómetros hasta el núcleo y parroquia de Santa María de Sendelle. La Asociación de Vecinos Campo da Rula de Sendelle tiene en esta localidad un punto de atención e información para los peregrinos donde tienen bebidas y bocadillos. También se ofrecen a abrir y enseñar la bella iglesia románica de Santa María, que alberga unos interesantes frescos restaurados (Km 14).

    Salimos pisando carretera y más adelante tomamos el cruce a mano izquierda que se dirige a Vilar. Nos atiborramos de asfalto pasando por algunas aldeas pertenecientes a la parroquia de Sendelle, entre ellas la propia O Vilar y As Galiñeiras. Entroncamos después con la carretera provincial a la altura de la parroquia de Viladavil, núcleo ya sujeto a Arzúa, y en este punto dejamos el asfalto y contiuamos por una pista de concentración que avanza en paralelo a la carretera antes mencionada. Tras pasar varios lugares del Concello llegamos a O Viso y seguidamente entramos en Arzúa, capital del Concello del mismo nombre, reino del Camino Francés, de la masificación veraniega y provista de siete albergues de peregrinos. Algo insólito en el Camino del Norte, que ya concluye y que esta misma noche, seguramente, ya echaremos de menos (Km 21,5).

    Las dificultades

    • La única dificultad es que topamos con el Camino Francés y aquí ya no es tan sencillo disponer de plaza para dormir. En verano es recomendable reservar con antelación en alguno de los albergues privados.

    Observaciones

    Variante hacia Santa Irene y Arca de O Pino: Si queremos enlazar con el Camino Francés, haciendo una jornada extra y acortando unos 10 kilómetros, tenemos una alternativa. En el centro de salud de Boimorto, en lugar de coger el desvío a Sendelle y Arzúa, seguiremos por la carretera CP-0603 y no nos desviaremos de ella hasta llegar a un cruce importante, tras diez kilómetros, donde marca Pontecarreira y Arzúa. En el cruce hay que girar a la izquierda y seguir por el arcén de la carretera durante unos cientos de metros hasta coger a mano derecha un desvío que pone Parroquia de OINS. Una vez en esta carretera, algo más estrecha que la anterior, no hay que salirse de ella hasta el cruce de Loureiros, en la N-547. Aquí hay continuar hacia la derecha y cerca de un kilómetro después nos encontraremos con la primera indicación del Camino Francés y, muy probablemente, con más peregrinos que los que hemos visto en todo el Camino del Norte desde Irún. Ya seguiremos a Santa Irene, donde hay un albergue privado y de la Xunta o hasta O Pedrouzo (Arca) , donde también hay uno público y varios privados.

    Qué ver, qué hacer

    • Arzúa
      En la parte vieja de Arzúa se encuentra el antiguo convento de la Magdalena, fundación agustina del siglo XIV que mantuvo una alberguería para peregrinos pobres y que hoy está en ruinas. Muy cerca se levanta la moderna iglesia parroquial de Santiago, que posee dos imágenes del Apóstol, una como Peregrino y otra como Matamoros. Arzúa es una localidad moderna de casi seis mil habitantes muy bien provista de servicios para el peregrino.

    Los monumentos

    Perfil de la etapa 32: Etapa de Sobrado dos Monxes a Arzúa del Monumentos