Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago >

PAZO DE SAN ISIDRO – MONDOÑEDO

28/05/2021 | por     Simonetta Dondi dall’Orologio
 0 Meneame0  0  0 Google +0

El Pazo de San Isidro en Mondoñedo es el pazo más grande de la comarca, como lo es también su palomar, fue la Torre Vieja, así denominada en los documentos medievales, jurisdicción civil y criminal, conserva el rollo de justicia desaparecidos, estos últimos, por orden de Napoleón a principio del siglo XIX.

En la propiedad se encontró un miliario romano y se conserva parte de la calzada romana: el estudioso gallego Trapero Pardo afirmaba que “Brea” o “Bria” es palabra arcaica gallega que quiere decir “vereda” por lo tanto Vallibria o Val de Brea, nombre antiguo de Mondoñedo, era la Villa en el camino que conducía a la costa desde Lucus Augusti. Por lo tanto toda la zona donde se encuentra el pazo, que abarca el Couto de Outeiro, era la ubicación de la ciudad de Vallibria: a raíz de la donación de Doña Urraca, del territorio de la Diócesis en el siglo XII, la ciudad se traslada al valle donde se inician los cimientos de la catedral. El pasado histórico del pazo es ancestral y siempre fue importante: tal vez una Domus o un templo en época romana, después torre de justicia en época alto medieval, convento de las concepcionistas y pazo señorial.

La puerta principal conserva un escudo con una leyenda escrita por el Licenciado Molina, canónico malagueño del siglo XVI, donde hace referencia a la mujer inglesa (la reina Elisabeth I de Inglaterra) y tal vez sea la única citación sobre piedra, en toda España, de esta reina que tanto problemas dio a este País.

La actual construcción es obra del arquitecto cántabro Diego Ibáñez Pacheco el mismo que construyó el claustro de la catedral de Mondoñedo, este reutilizó las mismas piedras que hacían parte de la torre vieja y los escudos que hacían parte de la construcción medieval. Después del traslado de las monjas concepcionistas intramuros en el siglo XVIII, hay constancia que se desmontó parte del pazo para poder construir el convento actual. En el pazo queda vestigio de esta demolición.

Siempre en el siglo XVIII tenemos testimonio que un hombre de color huyó de un barco negrero inglés, en el Ferrol y llegó corriendo hasta Mondoñedo donde lo capturaron y fue encadenado en las mazmorras del pazo donde finalmente murió, se llamaba Cairo y fue bautizado con el nombre de José. Su partida de bautismo se conserva en la parroquia de Santiago de Mondoñedo.

El pazo tiene unas vistas impresionantes por todos los lados dado que en su momento fue lugar estratégico; de hecho la entrada principal sigue en el lado más oculto del lugar, tal vez sigue siendo la entrada de la antigua torre anteriormente mencionada.

San Isidro es unido también a la literatura: escribe García Lorca sobre el personaje de Mariana Pineda, la primera mujer ejecutada con garrote vil por bordar la bandera de la Libertad en el siglo XIX. El Juez que la condenó era de Alfoz (Lugo) y su esposa era la dueña del pazo, la cual está enterrada en la capilla y probablemente allí llevaron los restos, según testamento, de su esposo muerto en exilio en Roma.

Se han observado en el interior de la propiedad fenómenos paranormales vinculados a sus antiguos moradores

                                  Simonetta Dondi dall’Orologio