Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Santiago me perdone

Anoche, cuando llegué de cenar al albergue me encontré con una preciosa peregrina que iba a dormir en la litera de arriba. Morena, ojos negros, unos 30 años, menuda, no mediría más de 1.60, sinuosa, una voz dulce y cantarina y guapa como ella sola. Resumiendo… me enamoré. Pero mira por donde al poco rato de apagar las luces la dulce peregrina se transformó en el más horrible demonio roncador que vieron tiempos pretéritos y han de ver los venideros. Tras intentar acallar semejante ruido infernal con los típicos chasquidos de lengua sobre el lateral del paladar y no conseguir nada, realicé un exorcismo sobre ese demonio, invocándole a abandonar el cuerpo de la bella. No hubo cambio alguno. No tuve máss remedio que clavarle el paraguas en el corazón. Que Santiago me perdone.