Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

San Juan Pie de Puerto – Roncesvalles.

En mi cabeza pululaban distintas opiniones : “Es la etapa más dura del Camino, estás loca, empieza desde Roncesvalles, no fuerces que al día siguiente no te mueves, ¿tienes fondo?”.

Allí estaba yo, 8 de Septiembre del 2014, con un grupo de 5 personas que no conocía de nada, pero todos teníamos en común algo, ese día llegábamos a Roncesvalles andando sí o sí. Solo quedaban 26 km.
Recoloco mis calcetines , ajusto mis botas y con mi fiel bastón, comienzo la subida.
LLevamos 5 km de ascenso, veo casas de cuento, colores rojos, blancos, verdes .
LLego a un mirador, con una mesa de orientación, respiro ese aire puro e intento que mis pulsaciones bajen.

Comienza a llover fuerte, chubasquero y continuo la ascensión. Veo ovejas, vacas y caballos salvajes en medio del camino, ellos tan tranquilos y yo intentando respirar de forma coordinada, alucinando con las imágenes que van entrando por mis ojos, !qué belleza!.
Diviso a la Virgen de Biakorri, situada en lo alto de unas rocas, y pienso… “solo llevo 11km”. Continúa la subida… no hay llanos.

Veo la señal, Roncesvalles, abandono la carretera y ahora, campo a través, sigo hacia arriba, andando por una senda marcada, con las pisadas de todos aquellos que hace tantos años, hicieron lo mismo que hoy me toca a mi. Y me pregunto, “¿qué nos mueve a hacer esto?”.

LLeno mi botella en La Fuente de Roldán y aquí coincido con uno del grupo, sofocado como yo, nos preguntamos ,”¿y cuándo llega la bajada?”.
Llegamos al refugio y pienso: “ya está, ya no se puede subir más”… error… veo unas cabezas diminutas en lo alto de un monte , como un resorte comienzo a reírme a carcajadas, llorando de risa… lo que hace el agotamiento.

Por fin, Lepoeder 1430m, lo conseguí… ya no hay mas subidas.
Comienza la bajada, después de lo hecho , todo nos parece fácil, vemos Roncesvalles a lo lejos…¿cuando llegamos?…
Subo las escaleras del albergue, soy un robot, mis piernas se mueven sin pensarlo, me siento y ahora si… ya no doy un paso más… por hoy. Mañana continuaremos a Zubiri.

El grupo de desconocidos de hace una horas ya no es el mismo, esta etapa nos ha cambiado a todos. Alrededor de una mesa, caras de agotamiento y felicidad.

La etapa durísima, pero la más bella de todo el Camino. Hoy sigo sonriendo, cada vez que pienso en ese día.