Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

La Naturalidad de una Sonrisa

Comencé a andar el tercer día, hasta entonces la emoción de estar haciendo el camino había sobrepasado el hecho de que lo estaba haciendo y no lo disfrutaba tanto como se merecía. Iba por la mitad de la etapa cuando vi, desde arriba de una colina, uno de los paisajes más sorprendentes que podáis imaginar, y ahí comenzó verdaderamente mi Camino de Santiago, yo tenía planings, horarios, rutas calculadas al dedillo y de repente, sin apenas darme cuenta, todo aquello que llevaba preparando los meses anteriores se desvaneció, y me quedé contemplando aquel paisaje, hice paradas donde no tenía pensado hacerlas y de ese modo conocí a la gente más increíble que había conocido en el camino, ellos serían después mis acompañantes hasta llegar a la esperada catedral.

Llegué un día más tarde de lo previsto a Lugo, y veía que aquella maravillosa experiencia acababa, pero era una sensación que duraba poco ya que el aire hacía que solo pensases en el ahora y en lo que estaba disfrutando. Me sorprendí a mi mismo, rompí mis esquemas improvisando el plan y dejando de lado mi plan inicial y mis horas y resultó que no podía haberme salido mejor la jugada.

Si tuviese que nombrar aquel camino sería “La naturalidad de una sonrisa” puesto que allí no hay fronteras, me atrevo a decir que no hay prejuicios, hay gente que te sonríe y te hace sentir parte de un ecosistema de peregrinos, naturaleza y felicidad.

Espero ver a más gente el próximo año, un saludo, vuestro amigo peregrino.