Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago >

Caminho de Geira y Arrieiros

29/11/2019 | por Alejandro Gonzalez Flores
 0 Meneame0  0  0 Google +0

Lento, pero viene. Se acerca el Xacobeo 2021 y todo hace pensar que el aluvión de “Peregrinos” va a ser histórico, de récord.

Se llenarán los caminos como nunca antes, y al Peregrino, a ese personaje romántico, aquél que ve el camino no como un botellón, o como unas vacaciones baratas, se le pasará por la cabeza, quizá, la idea de aparcar su peregrinar hasta el siguiente año por miedo a meterse en una autopista colapsada y que aquello que él ve como una peregrinación acabe convirtiéndose en una pesadilla.

Pues bien. Este artículo va dirigido a ti, Peregrino, a ti que ves el camino como algo mágico, que cuando te llama, acudes. Qué sientes cuando pisas esas piedras milenarias de calzadas y puentes el sufrimiento y la energía de miles y miles de Peregrinos que antes pasaron por esos mismos hitos.

 

A ti quiero decirte que la batalla no está totalmente perdida. Qué hay infinidad de caminos en los que aún puedes volver a encontrarte a ti mismo, volver a disfrutar de la soledad o de la compañía elegida, que no impuesta.

Infinidad si, y variedad. Hay Navarra, Galicia, Castilla, Andalucía, meseta. Hay Francia, hay Portugal, etc. Kilómetros y kilómetros de caminos por explorar.

Claro, hay que pagar un precio. No siempre tienes un bar en cada pueblo ni en el fin de etapa te está esperando un hospitalero para darte la bienvenida, (a ti y a otros cuarenta Peregrinos). El precio que hay que pagar se paga a gusto cuando lo que se busca es “hacer el camino”.

Una vez que se pierde el miedo a salir de la autopista y adentrarse en carreteras secundarias uno se da cuenta que en estas últimas está la magia. Y que el paisanaje en forma de tendero, hostelero, camarero, pastor, hospitalero, amantes del camino que luchan por ver pasar Peregrinos por su pueblo, ese pueblo casi vacío que mira al camino como la única esperanza para detener la sangría de la desertización, están deseando que vayas, de verte, de darte conversación, de abrirte el bar del pueblo para dar “al peregrino” ese tentempié sencillo y a su vez vital para continuar tu camino.

Hoy vengo a hablarte de uno de esos caminos. “El caminho de geira y arrieiros”.

Este camino comienza en Braga (Portugal) y al poco ya se da cuenta el Peregrino que no es un camino cualquiera. Calzadas romanas y miliarios te acompañarán hasta el paso fronterizo atravesando el parque nacional peneda-gerês. Cruzaras puentes milenarios como si del juego de la oca se tratase. Podrás disfrutar de pozas de aguas termales una vez entrado en Galicia para volver a entrar en el país vecino y coronar el techo del camino en Castro laboreiro. Otra vez cruzaras esa frontera para adentrarte en la comarca del ribeiro y pasar, entre otros muchos pueblos, por Ribadavia, Capital del Reino de Galicia entre los años 1065 al 1071. Desde allí el camino te será bastante más llevadero físicamente pero continuará siendo amable a la vista, no solo por sus corredoiras, aldeas y monumentos sino además por sus gentes. Ejemplos para ello los tenemos, al igual que en otros muchos pueblos, en Beariz y Codeseda, pueblos volcados con el camino en todos los sentidos. Y después Santiago.

Qué más se puede pedir?.

 

También es de justicia decir que es un camino complicado por su orografía y por su falta de señalización en diferentes tramos, por lo que, a día de hoy, es necesario contar con GPS o con una app que guíe tus pasos.

La falta de albergues de Peregrinos es otro hándicap que su suple con hostales, pensiones, fondas y casas rurales a lo largo del camino. Donde el Peregrino siempre será recibido con los brazos y las puertas abiertas. Esto agranda el presupuesto pero se gana en comodidad. Aunque poco a poco ya se va abriendo algún que otro albergue y a lo largo de la ruta encontré varias personas interesadas en abrir más.

En el Caminho de Geira y Arrieiros el Peregrino se encontrará con muchas personas o asociaciones luchando para que este camino salga adelante y cada vez sean más los Peregrinos que lo transiten.

Es un enorme trabajo el que están haciendo todos ellos que poco a poco está dando sus frutos.

Yo mismo lo viví en primera persona y puedo decir que me hicieron sentir como un verdadero Peregrino.

Henrique Malheiro y Carlos de Codeseda Viva son un claro ejemplo de ello, además de ser el alma mater de este camino.

Si alguno de vosotros que leéis este artículo os estáis planteando hacer este camino ellos quizá os den ese último empujón para terminar de decidiros.

 

Henrique, que dirías a um peregrino que está planeando fazer o caminho, mas que ainda está indeciso?

 

Henrique Malheiro:

Vem percorrer os caminhos da Gallaecia, antiga província romana, situada no norte de Portugal e Galiza.

Um Caminho introspectivo onde podes viver o espirito verdeiro dos antigos peregrinos num percurso, totalmente rodeado pela natureza, ainda virgem e num território quase despovoado e abandonado.

Vem passar as pontes dos nossos rios, nomeadamente; Minho, Cávado, Lima, Deva, Ávia, Umia e Ulla.

Vem conversar com as gentes humildes e hospitaleiras do norte de Portugal e da Galiza e que te agradecem a passagem.

No final, na chegada a Santiago, te sentirás um autêntico peregrino.

 

 

Y tu Carlos, que le dirías a ese Peregrino indeciso que se está planteando hacer el Caminho de geira y arrieros?.

 

Carlos de Codeseda Viva:

le diría que ahora es el momento de descubrir el despertar del Camino de la Geira y los Arrieiros. Una ruta que pisa la calzada romana que conserva más miliarios de toda Europa, que se empapa en el único Parque Nacional de Portugal y que atraviesa la zona de producción del vino más valorado en Compostela en la Edad Media. Todo ello decorado por iglesias de Santiago, sedes de encomiendas de antiguos caballeros protectores de los peregrinos, cruceiros, petos de ánimas y puentes en los que su imagen aún refleja su Historia. Sin duda, un regreso al auténtico Camino.

 

Gracias Henrique y Carlos.

 

Quien se aventure en este maravilloso camino se encontrara un recorrido milenario pero virgen, y unas personas volcadas en este camino desde Braga hasta Santiago.

 

Una experiencia muy cercana a como debía de ser el camino antes de su masificación. Lo que lo convierte en un camino ideal para ese Peregrino que busque ese punto extra de aventura y de búsqueda en su peregrinación. Por eso mismo yo también opino que es el momento de hacer este camino.

Ahora la decisión es tuya.

Si te animas a caminarlo, enhorabuena, porque no te arrepentirás.

Ve, respétalo y respeta el enorme trabajo de tantísimas personas y disfruta, sobretodo disfruta.

Ultreia PEREGRINO.

El Camino de SantiagoGuía práctica