El Camino de Santiago, todas las etapas y albergues

Inicio
Volver

Un proyecto de CONSUMER EROSKI, el diario del consumidor

Etapa 1: Somport - Jaca

30,5 Km | 9 albergues
A 1.630 metros de altitud, en pleno Pirineo oscense, el alto de Somport es el lugar soñado para iniciar una peregrinación a Santiago de Compostela. Por delante, 161 kilómetros y seis jornadas hasta llegar a Obanos y Puente la Reina, localidad en la que esta ruta confluye con el Camino Francés que parte de Roncesvalles. Rumbo norte-sur y guiado siempre por la brecha del río Aragón, el trazado de la etapa de hoy desciende el fresco valle en busca de la meseta jaquesa.

Perfil de la etapa 1:  -   Camino Francés

Albergues (9)

Monumento

Catedral de Jaca

Más información

Itinerario

  • Km 0. Somport (Albergue. Bar)

  • Una señal de madera con la indicación "GR 65.3 Canfranc Estación" y un mojón jacobeo labrado con las distancias a Santiago de Compostela (858 Km) y Undúes de Lerda, última población aragonesa (87 Km), incitan a dar el primer paso. Bajamos las escaleras que se encuentran junto al mojón para seguir descendiendo junto a la margen derecha del río Aragón. Apenas recorridos 800 metros rodeamos la planta excavada del hospital de Santa Cristina, reconocido hospital de peregrinos fundado en la Baja Edad Media. Tras dejar la estación invernal de Candanchú a mano derecha cruzamos la N-330, salvamos el pequeño desnivel gracias a unas escaleras y retomamos la marcha valle abajo. La presencia de algunos búnker de hormigón y el desafiante panorama de nuestra derecha, con varias moles pirenaicas alzándose sobre el campamento de Rioseta, facilitan la travesía hasta toparnos con la chimenea de la fundería del Anglasé, una torre de sillería que representa el único vestigio de una antigua mina de cobre y hierro.

    Después de un breve encuentro con el bosque salimos a una pista y giramos a la izquierda para salvar el cauce del río procedente de la Canal Roya. Acto seguido abrimos un portillo de madera y retomamos la senda. Un kilómetro más adelante, un puente de madera permite cruzar las aguas del barranco de Izas, que también se desploman hacia el río Aragón. Continuamos bajando por un estrecho sendero comido por la exuberante vegetación y a espaldas del Coll de Ladrones, dos fuertes defensivos de 1758 y 1900 mimetizados sobre el peñasco. El aroma de un horno de pan abre el apetito llegando al arcén de la N-330, carretera que seguimos para entrar en Canfranc Estación.

  • Km 6,8. Canfranc Estación (Todos los Servicios)

  • Una acera pavimentada permite abandonar la población junto al río, aunque tras las últimas casas se vuelve al arcén de la carretera para cruzar un túnel. A la salida se gira a la izquierda para tomar unas escaleras que bajan al pie de la presa de Canfranc (Km 8,5). Cruzando el río Aragón nos internarnos en una senda que zigzaguea sobre el cortado formado por la erosiva acción del río. Desde este mirador puede observarse la torre de Fusileros, fortificación militar del siglo XIX emplazada al borde de la N-330. En algunos tramos el camino se torna sombrío gracias a la cobertura de las hayas y desciende hasta el barranco de Ip, donde saluda una fría cascada (Km 10). Cruzamos el puente, aún con el frescor de los helechos y el bosque, para recorrer el kilómetro que nos separa de Canfranc.

  • Km 11,2. Canfranc (Albergue. Bar)

  • La localidad se atraviesa por la calle Albareda, que divide el pueblo en dos mitades iguales. Dejamos a mano izquierda la iglesia parroquial de la Asunción para cruzar el río Aragón por el puente medieval. Arropados entre la montaña y el río seguimos durante más de dos kilómetros hasta llegar a un paso subterráneo que atraviesa la N-330 y que obliga casi a agacharse (Km 13,6).

    Otro tramo de dos kilómetros, con la perspectiva del río bajo nuestros pies, nos lleva a pasar junto a la cueva de las Güixas, una gruta de estalactitas y estalagmitas. De inmediato se llega a la entrada de Villanúa, donde surge la primera alternativa de la etapa La primera opción, la GR-65.3 gira hacia la derecha, cruza el puente sobre el Aragón y continúa hasta Castiello de Jaca por una cabañera (cañada para el ganado) paralela a la N-330 y posteriormente por una planicie sobre el valle. La segunda opción, señalizada como GR-65.3.1 nos lleva primero hasta el centro de Villanúa. Pasamos a describir a continuación las dos opciones:

  • Km 15,8. Villanúa (Albergue. Bar. Tienda. Farmacia. Cajero)

  • GR-65.3: Junto a la fuente de Villanúa giramos a la derecha. Tras dejar atrás el pueblo cruzamos el río, encontrando las flechas amarillas a nuestra izquierda. Avanzamos por el camino junto a la carretera durante aproximadamente 2 kilómetros hasta el Parque Ocio Aventura Villanúa (quiosco con refrescos y café durante el verano y los fines de semana de primavera). Retomamos el camino y al llegar a la zona de tiro con arco cruzamos la N-330. Dejamos a la derecha el edificio-escuela y ascendemos suavemente unos 700 metros para alcanzar una planicie. A través de ella continuamos nuestro camino divisando el valle del Aragón. Dos kilómetros después nos topamos con la comarcal que une la N-330 con Aratorés. Seguimos la carretera a la izquierda durante 200 metros, retomando el camino junto al arcén derecho. Tras cruzar un pequeño arroyo por un puente de madera subimos unos metros hasta otra planicie sobre el valle, la antigua morrena glaciar que nos lleva en un par de kilómetros a Castiello de Jaca.

    GR-65.3.1:Junto al supermercado de Villanúa torcemos a la izquierda y abandonamos Villanúa tras dejar atrás la iglesia de San Esteban.. Nos fiamos de las marcas rojas y blancas del GR, que nos guían durante más de una hora, primero por pista asfaltada y luego por pistas terreras, hasta un puente sobre el Aragón (Km 21,4). Lo pasamos para llegar a la N-330, que cruzamos con atención para subir hasta Castiello de Jaca.

  • Km 22,6. Castiello de Jaca (Albergue. Bares. Tienda a partir de abril-mayo de 2015)

  • Dejando a mano derecha la iglesia de San Miguel, se desciende calle abajo hasta la carretera nacional. La cruzamos para llegar a la zona de servicios del pueblo y de seguido volvemos a salvar por otro puente el río Aragón. Un gratificante paseo por la margen del río nos lleva a cruzar sobre una pasarela habilitada en 2010 sobre otro cauce, esta vez el del río Ijuez (Km 23,8). Solventado este punto, antes conflictivo y que gracias a la pasarela ha quedado en el recuerdo, retomamos la marcha media hora más hasta cruzar la carretera. Después continuamos más de dos kilómetros pegados al arcén de la N-330 y por algunas cabañeras paralelas. Llegamos así hasta la ermita de San Cristóbal (Km 28,3).

    Tras el puente afrontamos el fuerte repecho de la cuesta de la Salud para entrar en Jaca. De frente, por la avenida de Francia, llegamos hasta la plaza de la Catedral y continuamos por la calles Bellido y Puerta Nueva para girar a la derecha por la calle del Hospital y de nuevo a la derecha por Conde Aznar, donde se encuentra el albergue. Fin de etapa.

  • Km 30,5. Jaca (Todos los Servicios)

  • Dificultades

    • Larga y en continuo descenso:
      Para ser la primera etapa del Camino el kilometraje es elevado, aunque se soporta relativamente bien porque el terreno es favorable. A la salida de Somport hay que prestar atención dónde y cómo pisamos porque existe el riesgo de torceduras.

    Observaciones

    • La credencial se puede obtener en la iglesia de Santiago de Jaca, situada en la confluencia de las calles del Coso y el Ferrenal.

    • Para subir a Somport hay que coger un autobús en la estación de Jaca, situada en la avenida la Jacetania, s/n. La Mancomunidad del Alto Valle del Aragón se encarga de este servicio. Hay 5 frecuencias horarias con salida en Jaca: 8:25, 12:00, 14:55, 19:30 y 21:55. Los horarios pueden variar según la estación del año. Otra opción es dormir en Jaca y subir a Somport en el primer servicio de la mañana.

    • En el alto de Somport hay un par de albergues privados orientados a montañeros y esquiadores. El Gîte du Somport, ubicado en el lado francés de la frontera (Teléfono: 00 33 559 34 52 53) y el albergue Aysa (Teléfono: 974 37 30 23). Si llegamos a Somport a media tarde recomendamos caminar los primeros 6,8 kilómetros hasta Canfranc Estación y alojarse en cualquiera de los 3 albergues propuestos. También es posible dividir esta larga etapa gracias a los albergues situados en Villanúa (Km 15,8) y Castiello de Jaca (Km 22,6)

    • Una pena para los ciclistas, pero gran parte del trazado de la etapa no se puede recorrer en bicicleta dada su dificultad técnica. Lo más sensato es bajar por la N-330 hasta Villanúa y continuar por cualquiera de las variantes señalizadas hasta Castiello de Jaca. A partir de esta población es preferible volver a circular por la N-330 hasta Jaca.

    • Otro DATO IMPORTANTE a tener muy en cuenta es saber que, tras Jaca, no hay cajeros automáticos hasta llegar a Sangüesa (final de la cuarta etapa). Así que hay que echar cuentas y sacar en Jaca el dinero necesario para las etapas segunda, tercera y cuarta.

    Qué ver, qué hacer

    Desde la Edad Media, el ir y venir de los peregrinos europeos hacia la tumba del Apóstol Santiago fue conformando cuatro grandes itinerarios o vías que penetraban en España: la vía Turonense, la Lemovicense, la Podense y la Tolosana. Las tres primeras se unían antes de llegar a Saint Jean Pied de Port y se hacían una sola hasta Compostela por el Camino Francés. La última, la vía Tolosana, entraba en España por el paso de Somport, puerto del pirineo oscense donde comienza el ramal aragonés del Camino de Santiago Francés y que hoy comúnmente se denomina Camino Aragonés.

    • HOSPITAL DE SANTA CRISTINA:
      Próximo a Candanchú, el Camino de Santiago rodea su estructura antes de cruzar el río Aragón por el puente de Santa Cristina. Desde el siglo XI supuso un reconfortante alojamiento para los peregrinos. Aunque en ruinas desde el siglo XVII, el capítulo IV del libro V del Codex Calixtinus lo define, junto al hospital de Jerusalén y el hospital de Mont Joux, como "una de las columnas que el Señor estableció en este mundo para sostenimiento de sus pobres". Entre el 2003 y el 2005, la empresa Sargantana S.L llevó a cabo tareas de excavación y consolidación.

    • CANFRANC ESTACIÓN:
      El núcleo conocido anteriormente por Los Arañones creció con la construcción de la Estación Internacional en 1928. Se trasladó el Ayuntamiento hasta aquí después del incendio que asoló Canfranc pueblo en 1944. Buen lugar de provisión para la etapa, ya que tiene multitud de bares restaurantes, panadería, carnicería y tiendas de alimentación.

      • Estación Internacional de Canfranc:
        Inaugurada en 1928 por el rey español Alfonso XIII y el presidente francés Gaston Doumergue, la Estación Internacional de Canfranc formó parte del ambicioso proyecto de comunicación ferroviaria entre España y Francia a través del valle del Aragón. El tránsito de materiales y viajeros entre ambos países perduró hasta 1970, año en el que se derrumbó uno de los puentes al paso de un tren de mercancías. Afortunadamente sin víctimas. El desmesurado edificio, con 241 metros de fachada, hoy está cubierto de andamios y grúas que pretenden convertirlo en hotel.

      • Torre de fusileros:
        Saliendo de Canfranc Estación, tras pasar el túnel de la N-330 y antes de bajar a la presa del embalse, ya se puede ver esta fortificación militar del último cuarto del siglo XIX. Sirvió de apoyo a la estrenada vía de comunicación con Francia y ahora se ha aprovechado como sala de exposiciones. La torre, de planta ovalada, tiene cuatro pisos y está construida en sillería.

    • CANFRANC:
      Debido al encajonamiento de la población entre la N-330 y el río Aragón y los peñascos pirenaicos, la calle Albareda, que divide la localidad en dos mitades iguales, constituye su única vía de paso. El escarpado terreno no le ha permitido cambiar su fisonomía desde su fundación en el siglo XI. Hasta el siglo XX fue la población más próxima a la frontera, así que el continuo tránsito de gentes y el consiguiente comercio y cobro de peajes se convirtieron en su modo de subsistencia. Gran parte de la población abandonó el pueblo tras el devastador incendio de 1944 y la capitalidad pasó al núcleo de Canfranc Estación.

      • Iglesia parroquial de la Asunción:
        Hubo un templo románico consagrado a la Asunción pero el actual es el resultado de diferentes etapas constructivas. En una de ellas participó Juan de Segura, destacado maestro oscense del siglo XVI. En el interior hay cuatro retablos barrocos en las capillas laterales.

      • Puente medieval:
        Conocido comúnmente como puente de abajo, se trata de una construcción medieval restaurada en el siglo XVI que permite cruzar el río Aragón en dirección a Villanúa.

    • VILLANÚA:
      En la Edad Media, como otras aldeas del valle de Aragón, en un escenario convulso, Villanúa se constituyó y pobló de gentes atraídas con la finalidad de que explotasen los fértiles campos de la ribera del Aragón. En el siglo XX, con el esplendor de la actividad agropecuaria y las obras del ferrocarril de Canfranc, Villanúa superó los mil habitantes. Hoy sólo roza el medio millar y basa su autosuficiencia en los servicios derivados del turismo.

      • Cueva de las Güixas:
        Antes de entrar en Villanúa la senda pasa junto a la cueva de las Güixas (brujas), un conjunto de galerías subterráneas adaptadas al turismo. Destaca la gruta conocida como la Catedral, de 16 metros de altura y con variopintas columnas de estalactitas y estalagmitas. La empresa Sargantana se encarga de organizar las visitas, y se puede contactar con ellos en el teléfono 974 373 217 o en la dirección: cuevas@sargantana.info. Debido a la humedad y las bajas temperaturas, es conveniente llevar ropa de abrigo para visitarlas.

      • Iglesia de San Esteban:
        Conserva algún testimonio de su pasado románico pero su aspecto actual es del siglo XVIII. El interior está constituido por dos naves y dos capillas y guarda una talla policromada de la Virgen de los siglos XI o XII.

    • CASTIELLO DE JACA:
      Asentado en la parte baja del alto valle del Aragón, Castiello es también entrada natural al valle de la Garcipollera, entorno natural y de caza con varios despoblados. Conocido como el 'pueblo de las cien reliquias', gracias a la leyenda de un peregrino valenciano que donó a los vecinos de Castiello todos los bienes que llevaba consigo. Estas reliquias se guardan en una arqueta que se abre el primer domingo de julio.

      • Iglesia de San Miguel:
        Emplazada en la parte alta de la localidad, es el primer edificio que ve el peregrino al entrar en Castiello de Jaca. Su construcción primitiva data del siglo XII pero su aspecto ha ido variando hasta el siglo XIX. Destaca en su interior el retablo barroco del altar mayor.

    • JACA:
      Parada y fonda oficial de la primera etapa del Camino de Santiago Aragonés, Jaca se encuentra a 820 metros de altitud, rodeada por los ríos Aragón y Gas. Las bondades de su emplazamiento natural no pasaron desapercibidas y ya las tribus celtas poblaron de una manera u otra este lugar. Lo mismo los romanos, tras su conquista en el año 195 a.C por el cónsul Marco Poncio Catón. Para el año mil, tres núcleos se habían consolidado sobre las ruinas de una Jaca abandonada tras el desplome del Imperio Romano: el Castrum Real, el núcleo de Santiago y el de San Pedro. El conjunto de ellos formó la ciudad de Jaca, a la cual el rey Sancho Ramírez le otorgo el Fuero y nombró capital del joven Reino de Aragón en el año 1077*.

      Además de visitar los monumentos, tras más de 30 kilómetros de caminata lo que más apetece es sentarse en una terraza y disfrutar del ambiente de la plaza de la Catedral o pasear tranquilamente por la comercial y bulliciosa calle Mayor.

      *Información recopilada de la obra de Albergo Gómez García: Guía invisible de Jaca. Construcción y desaparición de la ciudad antigua y medieval.

      • Catedral de San Pedro:
        Comenzó a construirse entre 1075 y 1094 bajo el reinado de Sancho Ramírez. Conserva en lo básico su estructura y configuración románica: una planta basilical de tres naves, cabecera con tres ábsides semicirculares y dos puertas de acceso, la meridional y la puerta occidental o principal. Lo que el peregrino puede contemplar en la actualidad es el resultado de varias etapas constructivas que han ido aportando nuevos espacios edificados y decoraciones. En el ábside meridional se encuentra resumido el lenguaje propio del románico jaqués, que no es otro que el famoso ajedrezado, un relieve en forma de pequeños cilindros que decora frisos y arquivoltas de ventanas y portadas.

      • Museo Diocesano:
        Creado en 1963, se inauguró en 1970 para preservar valiosas pinturas románicas, tallas en piedra y madera, etc. de las iglesias de la diócesis de Jaca. El museo se encuentra en el claustro románico de la catedral y en salas contiguas.

      • Torre del reloj:
        Torre del gótico civil levantada hacia 1445 como residencia particular. Situada en la plaza del Marqués de la Cadena, actualmente es sede de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos. Bautizada por el sobrenombre del reloj, fue también conocida como Torre del Merino (representante del rey en la ciudad) y por Torre de la Cárcel, ya que se convirtió en la sede de las cárceles de la ciudad de Jaca.

      • Iglesia de Santiago:
        Hace esquina entre las calles Ferrenal y Coso, en lo que un día fue el barrio de Santiago, lugar donde también se encontraba la desaparecida Puerta de Baños, por la que salía el peregrino de Jaca para tomar la dirección hacia Navarra. La iglesia se construyó en 1088 y fue claramente restaurada en el siglo XVIII. Destaca en ella las ventanas geminadas (de doble arco enlazado por una columna) de la torre campanario.

      • Ciudadela de Jaca:
        Recinto defensivo pentagonal construido por orden de Felipe II entre finales del siglo XVI y el XVIII. Hasta el siglo XIX fue conocido como Castillo de San Pedro. En el foso del recinto campan los ciervos a sus anchas.

    Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:

    © 2017 - EROSKI CONSUMER