El Camino de Santiago, todas las etapas y albergues

Inicio
Volver

Un proyecto de CONSUMER EROSKI, el diario del consumidor

Etapa 5: Sangüesa - Monreal

27,25 Km | 2 albergues
Junto a la iglesia de Santa María, testigo mudo del paso de millones de peregrinos a lo largo de la historia, se cruza por última vez el río Aragón para subir a Rocaforte. Entonces, pistas y sendas dibujadas entre las sierras de Aibar y Salajones toman la iniciativa para coronar el primer alto. Tras un breve respiro, se acomete la segunda subida y se desciende hasta el valle de Ibargoiti, cortado por pistas agrícolas que enlazan las poblaciones de Izco, Abínzano y Salinas de Ibargoiti, prólogo de Monreal.

Perfil de la etapa 5:  -   Camino Francés

Albergues (2)

Monumento

Más información

Itinerario

  • Aviso Importante: El albergue de Izco permanecerá CERRADO durante 2017.

  • Km 0. Sangüesa (Todos los Servicios)

  • Avanzando en línea recta por las calles Enrique de Labrit y Alfonso el Batallador giramos a mano izquierda para tomar la calle Mayor. Tras pasar la portada de Santa María la Real tenemos el último encuentro con el Aragón, río que cruzamos por un puente de finales del XIX que acabó con la estructura del puente románico del siglo XI. A la salida seguimos por la derecha y recorremos unos seiscientos metros por la carretera. Justo hasta el desvío a que se dirige a Rocaforte (ver observaciones en caso de decantarse por la variante de la Foz de Lumbier). Tomamos el desvío para coger en breve un camino que nace junto al arcén derecho y que afronta la colina donde se sitúaRocaforte.

  • Km 2,5. Rocaforte

  • A la entrada de la localidad, una placa jacobea señala las opciones hacia Rocaforte y hacia el Alto de Aibar. Escogemos esta última y continuamos por la derecha para coger una pista que pasa junto a la fuente de San Francisco, donde también se ha habilitado una zona de recreo con merendero y varias barbacoas (Km 3). La pista se abre paso por un terreno abierto, sembrado de campos de cereal, vides y olivos dispersos y bajo el parque eólico de la sierra de Salajones. Sin fuertes repechos, pero en continuo ascenso, se avanza durante seis kilómetros hasta el alto de Aibar, que coronamos tras un túnel (Km 9).

    Una senda trazada sobre la carretera y con vistas al pueblo de Lumbier nos lleva a bajar rápidamente por la ladera de la montaña. Continúa guiándonos entre un pequeño pinar, a cuya salida abrimos un portillo para entrar en una pista. Más adelante, pasado un paso canadiense en la zona del barranco Basobar, la pista curvea y ¡ojo!, porque hay que abandonarla por un portillo de madera que se encuentra a la izquierda (Km 12).

    Por otra pista forestal, con la referencia cercana de una línea de aerogeneradores en la cresta de la sierra, vamos superando el desnivel. Un kilómetro después de una nave ganadera alcanzamos los 770 metros de altitud en un alto de la sierra de Izco, la cota más alta de la etapa (Km 15,9).

    Por un pequeño bosque de coníferas bajamos hasta una pista agrícola que conduce a Izco, entrando así en el valle de Ibargoiti. A las puertas de Izco nos recibe un crucero moderno y un panel informativo del valle y sus poblaciones. La señalización lleva hasta la plaza, donde se encuentra el frontón y el albergue de peregrinos (Km 17,8).

  • Km 17,8. Izco (Albergue-Bar-Tienda)

  • A la salida del pueblo proseguimos por otra pista parcelaria, recta y con varias ondulaciones, que llega hasta Abínzano, segundo núcleo habitado del valle.

  • Km 19,8. Abínzano

  • Tras Abínzano, más de lo mismo. Se avanza por la pista durante otra hora más hasta las afueras de Salinas de Ibargoiti. Sin entrar en esta población, cruzamos un puente sobre el río Elorz.

  • Km 24,3. Salinas de Ibargoiti

  • Giramos a la izquierda para continuar brevemente junto al río. Por un reconfortante y último tramo bajo un robledal tupido de arbustos de boj nos presentamos en Monreal. Cruzamos el puente medieval sobre el Elorz y progresamos de frente por la calle Santa Bárbara para girar a la izquierda y subir las escaleras que terminan junto a la puerta del albergue.

  • Km 27,2. Monreal (Albergue. Bar. Tienda. Farmacia. Cajero)

  • Dificultades

    • Dos altos y ausencia de localidades durante quince kilómetros:
      Desde Rocaforte, el trazado pica ligeramente hacia arriba pero es bastante llevadero. Hay que reseñar que no hay localidades intermedias entre Rocaforte e Izco y que en este tramo sólo encontraremos un par de fuentes, la de San Francisco y otra un kilómetro y medio antes de coronar el alto de Aibar, donde se desvía una ruta de BTT.

    Observaciones

    • La jornada de hoy presenta la alternativa de la Foz de Lumbier. Es ligeramente más larga, unos tres kilómetros, aunque algo más suave y permite contemplar el entorno natural de la Foz. En lugar de coger el desvío a Rocaforte, se continúa recto por la carretera en dirección a Liédena. Son 5,8 kilómetros. De Liédena se sigue por la vía verde del antiguo ferrocarril del Irati que serpentea sobre la Foz de Lumbier. Desde el pueblo de Lumbier, la ruta avanza hasta Nardués y Aldunate y tras cruzar la N-240 sube a reencontrarse, antes del pueblo de Izco, con la variante oficial que desciende de la sierra.

    Qué ver, qué hacer

    • ROCAFORTE:
      Situado sobre una colina y a los pies de una gran roca, Rocaforte fue el núcleo primitivo de Sangüesa. A finales del siglo XI Sancho Ramírez le concedió el fuero de Jaca, privilegio que extendió Alfonso I el Batallador en el año 1122 al burgo nuevo (la actual Sangüesa).

      • Fuente de San Francisco:
        A medio kilómetro de Rocaforte, una histórica fuente reformada recuerda la figura de San Francisco de Asís (1181-1226), fundador de la orden Franciscana y que, según la tradición, pasó por este mismo lugar en peregrinación en el año 1213, donde fundó el primer convento de la orden en España. Junto a la fuente se ha construido un merendero y varios fogones.

      • Oratorio de San Bartolomé:
        A la derecha del camino, como a 300 metros de distancia, se encuentra este monasterio de mediados del siglo XIII. Fue habitado por monjes franciscanos que lo abandonaron definitivamente en el siglo XIX.

    • VALLE DE IBARGOITI:
      Este valle surge entre las sierras de Izco e Izaga. El peregrino lo surca a través de las pistas agrícolas que enlazan los pueblos de Izco, Abínzano y Salinas de Ibargoiti. Ésta última población celebra desde hace más de una década el día de la trilla, una exhibición de cómo antaño se trillaba el trigo y se empaquetaba en gavillas.

    • IZCO:
      Pequeño pueblo que, gracias a sus vecinos, adecentó en su tiempo un acogedor albergue para peregrinos. En su término se halló un útil pulimentado de la Edad de Bronce. Durante la Edad Media aparece inscrito en el valle de Aibar predominando la población hidalga. La parroquia de San Martín responde a la sencilla tipología rural de nave única y torre a los pies. De la antigua ermita de Nuestra Señora del Sagrario, utilizada desde 1847 como dependencia del cementerio, procede una talla románica de la Virgen, muy retocada en rostro y manos.

    • MONREAL:
      Escrita en la Edad Media, El Codex Calixtinus, primera guía del Camino de Santiago de la que se tiene constancia, ya nombraba a Monreal como final de etapa en la ruta procedente de Somport. Bajo la sombra de la Higa (1288 metros de altitud) y atravesado de lado a lado por la N-240, Monreal, de Monte Real, ha visto como se han ido apagando algunos de sus servicios debido a la construcción y puesta en marcha de la autovía del Pirineo (A-21).

    • FOZ DE LUMBIER:
      Los peregrinos que elijan la variante alternativa disfrutarán de un recorrido de seis kilómetros por el desfiladero creado por el río Irati y conocido como Foz de Lumbier. Se trata de un trayecto ferroviario recuperado como vía verde y que fue recorrido por el antiguo ferrocarril del Irati. La infraestructura fue creada para el transporte de madera y otras mercancías pero también fueron muchos los pasajeros que se beneficiaron de este trayecto.

    Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:

    © 2017 - EROSKI CONSUMER