El Camino de Santiago, todas las etapas y albergues

Inicio
Volver

Un proyecto de CONSUMER EROSKI, el diario del consumidor

Etapa 3: Arrés - Ruesta

28,7 Km | 2 albergues
De las frondosas laderas del monte Samitier se desciende a un mar de cereal surcado por pistas agrícolas y que convive junto a un paisaje de badlands y barrancos formados por la erosión del agua. El itinerario descarta el paso por la localidad de Martes y, ya en la provincia de Zaragoza, hace lo propio con Mianos para dirigirse a Artieda. Desde aquí, por una pista agrícola, carretera y una senda sombría a orillas del embalse de Yesa se accede a Ruesta.

Perfil de la etapa 3:  -   Camino Francés

Albergues (2)

Monumento

Más información

Itinerario

  • Km 0. Arrés (Albergue. Bar)

  • Con las primeras luces del día nos despedimos de Arrés por una senda pedregosa rodeada de boj que desciende hasta una pista. Ésta rodea las plantaciones de cereal y termina girando noventa grados a la izquierda para recuperar el rumbo oeste. Unos veinte minutos después nos encontramos a pie de pista con un complejo agropecuario y de turismo rural conocido por la Pardina del Solano (Km 3,7). Seguimos de frente y, kilómetro y medio más adelante, dejamos a mano izquierda un desvío que lleva al pueblo de Martes . Continuamos por la pista y fijando la vista en las curiosas estructuras geológicas, conocidas como badlands, que afloran en las márgenes del camino. Dejamos la pista de concentración al cruzar la carretera que se dirige a Martes (Km 7).

    Giramos a la izquierda para ganar una pequeña loma y tomamos un desvío a mano derecha que nos planta de nuevo en otra pista de concentración. Traspasado el límite entre las provincias de Huesca y la entrante Zaragoza, accedemos al barranco de Sobresechos. Su cauce ya no supone ningún problema gracias a la pasarela construida en 2010 (Km 10,3). Tras el barranco nos encontramos pronto con otro curso de agua que baja por el barranco Calcones. Una vez superado por otra pasarela similar afrontamos una corta subida y ya por terreno favorable enlazamos con una pista asfaltada. Ésta conduce a Mianos, el primer pueblo que se divisa. Más adelante acabamos dejando la brea y, sin seguir hacia Mianos, cogemos un camino a mano derecha en dirección a Artieda (Km 13,4).

    Un incómodo tramo de sube y baja llega hasta la carretera que conduce hasta los pies de Artieda. El que decida terminar aquí la etapa debe subir hasta el centro del pueblo, donde se encuentra el albergue. Para continuar hacia Ruesta no es necesario subir a Artieda, aunque merece la pena el esfuerzo para tomarse un respiro y reponer fuerzas. Ya no encontraremos más localidades en los once kilómetros que restan de etapa.

  • Km 17,6. Artieda (Albergue. Bar)

  • Habiendo subido o no, junto al desvío de Artieda cogemos una pista a mano derecha. Pasados trescientos metros gira a la izquierda y nos lleva hasta la A-1601 (Km 20,4), carretera que seguimos hacia la izquierda y que nos acompañará durante cuatro kilómetros. Unos cientos de metros después del punto kilométrico número 6 dejamos la carretera por la izquierda para tomar una senda que sube hasta un campo de cereal (Km 24,4).

    Bordeamos el terreno y cruzamos la carretera para internarnos por un robledal que nos regala, por fin, un poco de sombra. En algunos puntos, entre el verde matorral se puede distinguir el increíble color del embalse de Yesa . Sin referencias, el final parece no llegar nunca. Al salir a un claro, dejamos a mano derecha la ermita románica de San Juan, en ruinas y cubierta por una estructura metálica. Un esfuerzo más y subimos hasta la carretera para entrar en Ruesta tras el p.k 10.

  • Km 28,7. Ruesta (Albergue. Bar)

  • Dificultades

    • Ausencia de sombras:
      De los casi 29 kilómetros que tiene la tercera etapa, sólo los cuatro finales permiten cobijarse del sol. En los meses estivales más vale madrugar, llenar bien la cantimplora e hidratarse, aplicarse crema solar y cubrirse la cabeza con algún sombrero o pañuelo.

    Observaciones

    • Se puede hacer una etapa asequible de 18 kilómetros hasta Artieda, donde hay albergue de peregrinos. Permiten el pago con tarjeta.

    Qué ver, qué hacer

    • ARTIEDA:
      Ya en la provincia de Zaragoza, Artieda se sitúa a 650 metros de altitud sobre una colina dominante. Un vistazo de la localidad con un mapa satélite muestra una Artieda planificada en forma de concha de caracol, dotada de un claro carácter defensivo. Se buscó este emplazamiento en el siglo XII o XIII para reconstruir la nueva Artieda, ya que el núcleo primitivo, asentado más abajo en la ribera del Aragón, fue destruido por una invasión. Con ella también se perdió la antigua iglesia de Santa María, cuyas propiedades habían sido donadas al monasterio de San Salvador de Leyre y, más tarde, al hospital de Santa Cristina de Somport.

      • Iglesia de San Martín:
        El cuerpo y el ábside semicircular son románicos. El pórtico, la portada y la torre corresponden a otras etapas constructivas de los siglos XVI y XVII. La capilla de Nuestra Señora del Rosario es del siglo XVI, al igual que la imagen del Cristo que guarda. Además de la iglesia destacan en el casco urbano dos edificios civiles: el palacio de los Pagos y la casa del Hospital.

    • RUESTA:
      Las aguas del río Aragón, río Esca y río Regal fueron represadas definitivamente en 1959 al inaugurarse el embalse de Yesa. Esta obra hidráulica anegó 2.400 hectáreas, gran parte de ellas de explotación agrícola. Los habitantes de tres localidades zaragozanas, entre ellos los de Ruesta, tuvieron que abandonar su pueblo debido a la pérdida de sus tierras y en definitiva al único medio de vida posible que les ofrecía su tierra natal. Visitar Ruesta es comparable a una clase de historia. El paisaje de viviendas abandonadas y conquistadas por la hiedra evocan tiempos pasados de una Ruesta integrada en el Reino de Aragón, de una Ruesta fronteriza poblada por judíos y cristianos y dedicada al comercio y cobro de impuestos por el tráfico de mercancías que entraban y salían del Reino.

      En el año 1988 Ruesta comienza a resurgir. La Confederación Hidrográfica del Ebro cedió el uso del pueblo a la Confederación General de Trabajo de Aragón con el fin de que se encargara de la recuperación de este núcleo, un hito más en la historia de las peregrinaciones.

    Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:

    © 2017 - EROSKI CONSUMER