Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Nuestro gran viaje

Cuando decidimos que nuestro viaje de novios sería realizar el Camino de Santiago todo el mundo preguntaba porque, porque no un crucero o un viaje a una playa, un viaje para descansar y nosotros contestábamos felices: este es nuestro sueño. Queríamos y deseábamos realizar el camino. Durante meses nos preparamos para ello, preparamos todo lo necesario para poder emprender ese viaje. 

El día 14 de junio de 2011 comenzamos nuestro camino desde Ponferrada, un camino lleno de ilusión, alegría y con muchas ganas de vivir nuestra experiencia. En cada etapa, en cada paso que dábamos nos íbamos enamorando más de esos paisajes, de esos parajes, de sus pueblos y de sus gentes, en definitiva del camino. 

Mucha emoción cuando nos hacemos la foto con el muro que indica que abandonas tierras castellanas y entras en tierras gallegas. La misma emoción por cada pueblo que pasas, ilusión cuando te cruzas con otros peregrinos. El peso de la mochila comienza a notarse cada vez mas y las piernas duelen pero las ganas de realizar este viaje no flojean, hacen que tengas fuerzas para seguir. 

Hemos pasado por muchos lugares, pero hoy dormimos en el albergue del monasterio de Samos, un pueblo que nos enamora (todos los pueblos del camino nos volvían locos), pero hago especial hincapié porque ese día no sabíamos lo que nos esperaba al día siguiente, no sabíamos que iba a ser nuestro ultimo albergue, no pensábamos que una lesión nos haría abandonar nuestro camino. El día 19 nos levantamos con la misma alegría de siempre, cargamos nuestras mochilas y emprendemos nuestro viaje hacia Ferreiros que era donde pensábamos acabar ese día la etapa, en mitad del camino mi marido sufre una caída en la que se dobla un pie y se hace una lesión de ligamentos, a duras penas y con mucho esfuerzo conseguimos llegar al albergue de Ferreiros donde un taxi nos recogía para llevarnos a Sarria y poder coger un tren de camino a casa. Ese día se acababa nuestro sueño, abandonamos el camino con caras tristes pero no sin prometernos que había que terminarlo y dando las gracias a la gente que estaba en el albergue por su ayuda, tanto peregrinos que ya conocíamos de etapas anteriores como la persona encargada del albergue que no dudo en estar con nosotros hasta que el taxi llegó

Por fin, y después de tanto tiempo debido a la lesión y al trabajo el día 13 de septiembre de 2015 nos ponemos de nuevo en marcha, comenzamos en Sarria nuestra segunda parte del camino, continuamos nuestro sueño, nuestro viaje. No se puede explicar con palabras la emoción que sentíamos, volver a colgarnos la mochila, encontrarnos con peregrinos, buscar albergue,  todo se convierte en especial al mismo tiempo que sientes el temor de que algo parecido nos pudiera suceder. Pero al final con esfuerzo, ilusión y alegría, con fe y esperanza todo se consigue. 

Por el camino hemos llorado, reído, hemos pasado frío, calor, hemos tenido días buenos y malos pero todo se olvida cuando llegas a Santiago, cuando entras en la plaza del Obradoiro y ves su catedral, sus torres, cuando ves a otros peregrinos que te has encontrado por el camino. Cuando escuchamos la misa del peregrino no pudimos contener las lagrimas, estar allí, ver al Apóstol, todo era un sueño cumplido. En nuestro cuerpo se juntaron muchas emociones y muchos sentimientos divididos. La alegría de haberlo conseguido, de estar allí, con la tristeza de decir adiós. De dejar atrás esos pueblos que hemos hecho como nuestros, de abandonar los albergues que por unos días se convirtieron en nuestras casas y lo mas difícil decir adiós a esos peregrinos que durante días se han convertido en nuestras familias, en nuestros compañeros pero sabiendo que nos llevamos grandes amigos. 

La experiencia no tiene precio, lo que hemos vivido es inexplicable, todavía se nos llenan los ojos de lagrimas cuando vemos nuestras fotos, esos paisajes, esos senderos, la catedral, pero seguro y sin dudarlo que lo repetiremos. Es algo que recomendaremos a todo el mundo porque es algo único.

Buen camino. 

 

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto