Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Con los Cinco Sentidos

A veces no queda más que caminar y al caminar encontramos el espacio que nos sirve para descubrir al que nos acompaña, al que adelantamos, al que nos sobrepasa o incluso... a nosotros mismos. Caminando, activamos todos nuestros sentidos y sintiendo, reactivamos todo nuestro ser. Caminar, caminar hacia Santiago en senda que sube, que baja, que serpentea y que penetra en lo más sentido de nuestro corazón. Camino soleado y sombrío, recto y sinuoso, lluvioso y seco, plácido y desconcertante, doloroso y placentero, introspectivo y espontáneo.

El Camino abre tu mente como la puerta del Perdón de Villlafranca o la mismísima Puerta Santa en Santiago; puerta abierta que te permite adentrarte en los vericuetos visibles e intangibles del caminante que busca su meta; y no sabe que su meta no está más allá del mismo Camino.

Camino que abre de par en par tus sentidos:

Tacto: un abrazo a un castaño en Triacastela, una ampolla en el talón, la piedra para Cruz de Ferro, el Bordón, la vieira en la mochila, un baño en el río Meruelo en Molinaseca, una mano que ayuda y acompaña, un masaje en la espalda o en los pies, el sudor sobre la cara o el abrazo al Apóstol en Santiago.

Oído: las campanas de la Catedral de Santiago, la gaita en el arco del Palacio de Gelmírez, el canto de un mirlo, el crujir de las bolsas de plástico por las noches en los albergues, los ronquidos, un perro ladrando y sin bozal ni correa, la lluvia sobre el chubasquero, el sonido del viento subiendo el monte del Perdón, el canto de los frailes en Rabanal del Camino, el sello de mi credencial y el universal buen camino.

Vista: las épicas montañas de San Juan Pied de Port, el puente de la Reina, el Cristo de Burgos, el Rosetón de la Catedral de León, el Palacio Episcopal de Astorga, la Iglesia de Santa María la Real y la subida al Cebreiro, cada pueblo final de etapa, la vista de Santiago desde Monte de Gozo, el Pórtico de la Gloria en Santiago y la plaza del Obradoiro.

Olfato: a verde y frescura, a mar en Finisterre, a viña y a fruta en el Bierzo, a moñiga de vaca, a pie, a carne asada, a mejillón hervido, a sudor y cansancio o a incienso en la Catedral de Santiago.

Gusto: a agua fresca de una fuente, a bebida isotónica, a pulpo en Melide, a empanada de bonito, a tomate frito con pasta, a frutos secos, a un vino en Logroño, un pincho en Pamplona o un ribeiro en Santiago.

Por lo visto, por lo oído, por lo comido, por lo bebido, por lo cogido, por lo olído, por lo sentido y por lo vivido: solo puedo decir:

 ¡Viva el Camino!

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto