Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

El Camino de Santiago. Metáfora de la vida.

"Anduve los últimos 70 km hasta Finisterre con las botas pisadas por detrás, como si fueran unas pantuflas de estar por casa, y casi arrastrando los pies debido a las tendinitis que me hicieron en los tendones de Aquiles".

¿Cómo les explico a las personas que nunca han hecho el Camino, que después de lo anteriormente expuesto, lo que más deseaba al llegar a Finisterre era que pasara un año y tener vacaciones para volver a hacer el Camino otra vez?

Era mi segundo Camino y cometí el error de principiante de llevar un calzado al que no estaba acostumbrado. Pero da igual, porque todas las penurias que puedas pasar son totalmente recompensadas con la plenitud vital que te reporta el realizar esta experiencia tan gratificante.

Porque mientras estás en ello todas las personas que lo comparten contigo son iguales que tú, todos somos peregrinos, sin importar nada más, no existen las diferencias entre clases sociales, simplemente hay un espíritu de empatía y ayuda a los demás totalmente desinteresado, algo que en la vida cotidiana apenas se puede apreciar.

Pero en general el Camino es una metáfora de la vida misma, una experiencia que te sirve para afrontar todo lo que uno se proponga, hay momentos agradables que no los cambiaría por nada, momentos difíciles en los que te das cuenta que estás locamente enamorado de esta forma de vida, situaciones de todo tipo, pero siempre tienes que continuar caminando sin importar los obstáculos que se presenten ante ti, porque a base de esfuerzo y perseverancia se consiguen alcanzar todas las metas.

A lo largo de los días ves personas de todas las edades haciéndolo solas, otros en grupos o con gente que acaban de conocer, con sus mascotas o con niños pequeños, o como es mi caso, en pareja, porque tengo la suerte de poder disfrutar de esta experiencia tan maravillosa con la mujer de mi vida, Sheila, mi compañera de viaje, ya sea mi viaje vital o caminando hasta la plaza del Obradoiro, pasando por debajo de sus arcos, dados de la mano y arropados por ese sonido tan embriagador de las gaitas.

Para mí esto son vacaciones, mucho más que perder el tiempo tirado en una playa, aquí le das valor a cosas que normalmente no se las damos, y se lo quitas a cosas que nos parecen demasiado importantes pero que en realidad no lo son tanto. Es armonía con la naturaleza, sintiéndote parte de ella, es liberarte del mundo real, un viaje Quijotesco en el que vives tu vida a tu manera, como tú quieres, y no como se supone que tiene que ser, llámenme loco, pero bendita locura.

Pues sí, el Camino no es sólo andar, es mucho más, hacer el Camino es vivir una vida totalmente distinta dentro de la tuya, es libertad, es sacrificio y por lo tanto recompensa, es desconectar de la rutina y engancha mucho, demasiado, porque el viaje físico acaba en Santiago, o Finisterre, o Muxía, da igual, pero el viaje espiritual no te abandona jamás, y no me refiero a temas religiosos, que cada uno tiene sus creencias, simplemente te marca, lo sientes como tuyo. El que hace el Camino una vez repite, y será un peregrino para el resto de su vida.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto