Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Me aventuro a contar

¡Retruécanos, un cangrejo americano! Pero... ¡si estoy en Zamora! Así reza (vaya que si recé) el relato de una de mis aventuras de cabecera cuando en las reuniones de amigos se agota la munición de chistes y toca el turno de ponerse épicos.

Lo cierto es que encontrarte un crustáceo oriundo de otro país que está a miles de kilómetros de su hábitat dándote la bienvenida no es mala forma de inaugurar un reto. Que te baile una sevillana (al ritmo de ?Mírala cara a cara, que es la primera...?) moviendo las pinzas como castañuelas y que bloquee tu única vía de escape, te divide el corazón entre la carcajada y la maldición. El follaje a cascoporro, un precipicio inquietante a tu vera, la superficie arcillosa y resbaladiza a tus pies y una mochila cargada para un holocausto nuclear en la espalda, logran que tu rictus sea menos distendido. Y cuando ves reducidas tus opciones de salir indemne del combate cuerpo a cuerpo contra el ?bailaor? marino, los esfínteres se ponen a prueba.

Antes de adentrarme por aquel angosto vórtice ecosistémico de fauna invasora, un cartel bifurcaba el camino indicando dos opciones: la asfaltada, muy cómoda, y la abrupta, no recomendada. ?Hemos venido a jugar?, me dije. Mi elección fue arriesgada pero consciente. Si hubiera optado por la alternativa fácil, me habría privado a mí mismo de un paisaje de postal y de las bondades naturales de un entorno paradisiaco.

Observar estupefacto como tus bastones de montañismo recién comprados optan por inmolarse partiéndose por la mitad en la primera etapa de una ruta de 400 kilómetros (los del Camino Sanabrés), quizás no es el recuerdo más amable de una vivencia de ese calibre. Al igual que tampoco lo es caerte por un pequeño acantilado, o el hambre, el frío, el calor, los virus estomacales, las ampollas, los tropiezos, las picaduras de araña por todo el cuerpo, el cansancio...

Las aventuras nunca engañan. Desde el principio te advierten de que serán duras contigo, que te castigarán y te llevarán a situaciones extremas, poniendo a prueba tu fortaleza mental, tu coraje y tu entereza; pero siempre es magnánima en la recompensa y te regala obsequios de un valor incalculable. Experiencias que te colman de privilegios como conocer a un septuagenario que ha ascendido al Himalaya y que ha coronado cadenas montañosas de Sudamérica, o quedar fascinado por las historias de un hombre italiano que trabajó en África participando en la construcción de las redes de abastecimiento energético de varios pueblos indígenas. Por no hablar de lo que enriquece coincidir con una chica alemana que se dedica a la psiquiatría infantil, entregada al alivio de los más pequeños; escuchar sobrecogido las enseñanzas de superación de un hombre con todos los dedos de su pie amputados por la diabetes, que no renuncia a su pasión; disfrutar de la hospitalidad de lugareños que llegan de la recolecta y que te ofrecen un pimiento rojo enorme para la cena que te sabe a gloria. Y hablar con todos ellos el idioma común de la empatía.

El riesgo es el peaje que da derecho a experimentar lo que hay al otro lado esperando a ser descubierto.

 

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto