Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Apertura del corazón

Queridos amigos y amigas, desearía compartir con vosotros parte de mi experiencia del verano de 2011 recorriendo el Camino de Santiago. Fueron 33 días de reflexión, caminando entre Saint Jean Pied de Port y Cabo de Finisterre. La ruta marcada es una, pero cada uno elige su propio camino.

He aquí algunos consejos básicos, para aquellos que todavía no se hayan animado con la experiencia. Todos ellos son aplicables a la vida misma:

- Ve ligero de equipaje y no seas prisionero de tu mochila, pues en caso contrario, tu carga te impedirá disfrutar de la experiencia.

- Elige bien a tus compañeros de viaje. Habrá quienes te aporten y a otros muchos les aportarás tú, lo cual te reconfortará mucho más.

- Date tiempo. Para mí la primera semana sólo fue una especie de ?desintoxicación?, entre que desconectas de la rutina y tu cuerpo se amolda al esfuerzo físico y al nuevo entorno. Las emociones y tu manera de percibir las cosas van cambiando a medida que pasan los días.

- No hay prisa, intenta disfrutar de cada paso.

- De vez en cuando, desvíate del camino marcado y toma otros alternativos, aunque no sea el más corto; tal vez alguna sorpresa te esté esperando junto al camino.

- Sé un poco como un niño y plantéate cada día con la misma ilusión que un día de excursión en el colegio.

En mi caso no tenía penitencia alguna que cumplir o promesa que realizar, tampoco expectativas; simplemente caminar, estar receptivo a la experiencia, y los cambios sucederían por sí mismos. En la segunda semana, ya tuve la intuición de que en mi vida, voy por el buen camino, o al menos perdido en la dirección correcta.

El proceso lo describiría con tres sencillas palabras: ?apertura del corazón?. El primer día de regreso ya en casa, no podía evitar emocionarme al recordar y hablar sobre la experiencia. ?¿Qué me está pasando? ¡Pero si yo soy un tipo duro!?, pensaba. Y es que poco a poco vas abandonando los soportes con los que nos identificamos normalmente, y se disuelven ciertas barreras que establecemos en la vida cotidiana. Por ejemplo muchos no se dirigen a ti por tu nombre, sino simplemente te llaman ?peregrino?, tampoco importa tu profesión, edad, físico o lugar de procedencia. Todos somos iguales, peregrinos en un camino.

Simplemente regresas a la naturaleza, experimentando esa especie de embriaguez de los sentidos: el sonido de grillos, perros, gallos, pájaros, viento, tormentas, una melodía silbada, una gaita o una dulzaina. El aroma de una flor o el olor de los excrementos de una vaca. El gusto de una zarzamora, o unos higos puestos para ti en el camino. El tacto de un viento frío o el de una mano cálida. La simple visión del horizonte, la luz a través de una vidriera de colores, o una puesta o salida de sol, pueden incluso aturdirte.

También es interesante reflexionar acerca del dolor físico en tu cuerpo, y como este va cambiando de lugar, sobre todo si no le haces caso. Una vez que te ponías en movimiento, tu cuerpo despertaba, y comenzabas a pensar en cosas más útiles, aquel dolor se convertía en un mero recuerdo.

El encuentro con la gente más o menos afín a uno mismo es de los hechos que más te marcan. La bendición del peregrino en algunas iglesias o catedrales también era un momento especial: estar con personas de procedencia lejana y muy dispar, reunidos y unidos por un mismo espíritu es algo que simplemente te emociona. El sentimiento de comunión y fraternidad es tal, que la barrera del idioma se diluye, y una mirada o una sonrisa resultan suficientes.

Personalmente, cuando hablaba con alguien pensaba que tal vez fuera la única vez en mi vida que le fuera a ver, y procuraba dar lo mejor de mí. También pensaba en el bien que podría estar haciendo a algunas personas, simplemente por el hecho de escucharlas.

Reflexionar sobre los millones de personas que han pasado por un lugar, y ver por ejemplo como simplemente el suave paso de sus manos, logra desgastar la piedra de una escultura.

Ver una catedral, y reflexionar acerca de toda la gente que ha intervenido en aquella obra majestuosa. Prefiero pensar que todos ellos trabajaron con agrado y se sintieron realizados pensando en algo más grande y trascendente que ellos mismos.

Sentarte tú sólo en la capilla de un pueblo minúsculo, y estar acompañado únicamente por el silencio, a veces resulta atronador.

También es cierto eso de que el camino es una especie de metáfora de la vida. En mi caso, vi algunas etapas perfectamente identificadas. Por ejemplo, estuve caminando más de una semana con una pareja de avanzada edad, y cuando llegó el momento de separarnos, sentí como si realmente dejara atrás a mis padres, pero debía continuar mi propio camino. Tres años después, seguimos en contacto y nos vemos al menos una vez al año.

Cabo de Finisterre es sin duda un lugar cargado de simbolismo, y dicen que simboliza el más allá. Allí dejé mis botas para quemarlas, cumpliendo con la tradición, y hay un hito de piedra indicando el kilómetro cero; tal vez el comienzo de una nueva etapa en tu vida.

En 2013 contacté con aquel hostal en Finisterre donde pasé mi última noche, y decidí reservar la misma habitación. Y así fue cómo dos años más tarde, me desperté en la misma habitación, y comencé el camino de vuelta a casa, pero eso lo dejo para la próxima ocasión? Sí, algo tiene el Camino?

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto