Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Buen Camino

Buen Camino ?escuché. Tardé en asimilarlo. De repente, todas las horas planificando la ruta, preparando y seleccionando los enseres necesarios, tantos nervios e inquietudes; todo había quedado atrás. Lo que había sido un sueño, en ese momento comenzó a materializarse. Había dado el primer paso, el más importante; el Camino me aguardaba.

Muchas gracias ?respondí. Y lo dejé atrás. Era un hospitalero alemán, amable y gentil, al que le restaba aún una semana como voluntario en el albergue de peregrinos de Roncesvalles. De trato exquisito, sin duda tardaría en olvidarlo. Diríase que en mi inicio del Camino de Santiago, antes de ponerme en marcha, ya había comenzado el otro viaje, el interior, a la búsqueda y encuentro de mi verdadero yo.

Los días a través de la ruta francesa, la más frecuentada, se sucedieron, etapa tras etapa. La gastronomía y el arte de las tierras navarras dieron paso a las vides riojanas. Cansado, me detuve a la vera de un solitario árbol, cobijado bajo su copa, a la sombra. Pronto llegó Francisco, un peregrino entrado en la sesentena. Me ofreció, además de vino, conversación. La vida no lo había tratado bien últimamente y buscaba, necesitaba, un cambio radical. Cuando regrese del Camino seré una persona nueva ?aseguró.

Aquella noche, en Los Arcos, me costó conciliar el sueño. ¿Qué buscamos en el Camino? ¿Por qué nos atrae? ?me pregunté. Quizá el reencuentro con uno mismo; la apertura de nuestro corazón al mundo; el aprendizaje; la oportunidad de salirse del guion, de no saber lo que el día te deparará; el vivir experiencias nuevas; el caminar más allá del horizonte, hacia el oeste, siguiendo la Ruta de las Estrellas, la Vía Láctea, nuestro hogar. Seguramente haya tantos motivos como peregrinos ?concluí antes de caer rendido.

La meseta castellana, extensa, diríase que carente de límites, me recibió. Largas etapas, dolor en las rodillas, en los pies. Las temidas ampollas aparecieron, mas mi esfuerzo y ganas de tirar adelante eran invencibles. Sin dolor no hay gloria ?sentenció Marta al ver mi estado físico. Venida de Sevilla, cumplía una promesa: su marido había superado una grave enfermedad e iba a abrazar la imagen del santo. Se la veía radiante de energía, sin duda algo la propulsaba. De hecho, a todos una fuerza, llámese mística, espiritual, universal, nos impulsaba hacia la tumba del apóstol, hacia Santiago de Compostela.

Al entrar en tierras gallegas, tomé conciencia de que mi sueño realmente era factible. La subida hasta O Cebreiro había sido dura, pero en condiciones adversas, si uno se lo propone, acaba siempre siendo capaz de continuar adelante. Se sucedieron jornadas exigentes, con etapas repletas de subidas y bajadas en las que mi cuerpo era torturado. En cambio, unos paisajes verdes, preciosos, alegraban mi mente.

La última noche, en Monte do Gozo, apenas pude dormir. Los nervios, las sensaciones acumuladas, la emoción; de mis ojos brotaron lágrimas, tan limpias y cristalinas como nunca las había visto. Eran el testimonio de que algo único estaba a punto de ocurrir. Y ocurrió: pasaban pocos minutos del mediodía cuando, de repente, alcancé la plaza del Obradoiro. Ante mí, majestuosa, se levantaba la ansiada catedral, el lugar de descanso de los restos del apóstol. En su interior, subí a darle el esperado abrazo al santo. En aquel momento, sabía que una persona nueva había surgido en mi interior. El Camino no había hecho más que comenzar. Para mis adentros, me deseé un Buen Camino.

Escrito por David Mira Herranz, autor de La ruta de las estrellas ( http://larutadelasestrellas.blogspot.com )

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto