Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Rutas que cambian vidas

Sinceramente, no se puede expresar con palabras lo que ha significado para mí la experiencia vivida de Villafranca del Bierzo a Santiago. Sé y he conocido a muchísima gente que ha recorrido muchos más kilómetros, personas que lo han dado todo de principio a fin; y me siento orgullosa de la valentía de esos muchos, de la increíble fuerza de voluntad que han puesto en ello.

No obstante, debo admitir que de lo que más me siento orgullosa es de mí, de poder por primera vez sentirme valiente, madura y fuerte. De haber sido capaz de coger un tren hasta Ponferrada con mi cuñada, quien me ayudó enormemente a acabar cada etapa, quien me cambió la forma de pensar durante esa semana; me llenó de optimismo y energía cuando más lo necesitaba y eso es algo que poca gente puede lograr en mí.

Porque no dejo de pensar cada día en esa semana de Julio que tanto esperábamos que llegara desde hace meses, en lo entusiasmada que estábamos entrenando cada domingo 40 km, incluso soñando por las noches en cómo serían aquellos días.

Por más que pienso cada día, desde que acabé mi estancia en Santiago; se que algo que siempre se quedará marcado dentro de mi son las personas que tuve el placer de conocer: las muchas personas que nos encontramos por el camino y dejamos de saber de ellas, muchas otras que nos acompañaron durante el camino, otras que conocimos durante la estancia en los albergues y las que conocimos en cualquier momento puntual. Sinceramente, fue con lo que más me quedé en aquellos días: con la agradable compañía de los peregrinos.

Porque en el camino no solo aprendí lo que significaban las palabras "esfuerzo", "constancia" y "sacrificio", si no que me di cuenta de otros muchos valores más allá de los que uno mismo puede identificar en su forma de ser. Empecé a darme cuenta de lo que verdaderamente significaba la palabra compañerismo, colaboración, cooperatividad y otros conceptos que he ido aprendiendo a lo largo de mi vida pero jamás los había visto aplicarse tanto como lo pude comprobar en aquella semana.

Imaginaos, el simple hecho de que una persona que desconoces, una persona que tal vez viva a 500 kilómetros de ti y sepa que posiblemente no vaya a verte más, se acerque a ayudarte, a hablar contigo, interesarse por ti, compartir lo que tiene contigo e incluso a invitarte a comer o cenar. Cosas que nunca he tenido la oportunidad de vivir, la gran amabilidad que he recibido de cada persona con la que me he encontrado, los buenos momentos de risas tomando algo por el centro del pueblo en el que te encuentras e incluso los malos momentos que compartes con esas personas que acabas de conocer hace una hora. Momentos en los que he decidido pararme por completo hasta que vienen un par de ingleses a preguntarme si estoy bien o a darme charla intentando sacar lo mejor de mi inglés. Otras personas que te hacen reflexionar por el camino, que te animan a seguir adelante. Frases como: "Marta, eres una valiente; pocos hacen lo que tú tal y como estás", ya que el estado de mis pies era bastante lamentable.

La verdad es que, por otra parte, no tengo palabras para agradecer tanto a mi madre por haber hecho que este viaje se cumpla, a mi cuñada por conocer y aguantar mi faceta negativa, por ayudarme a seguir, por hacérmelo pasar lo mejor posible y hacerme más fuerte; como a todas esas personas que he tenido el gran placer de conocer y algunas siguen manteniéndose en contacto con nosotras. Ojala pueda y tenga la oportunidad de verles alguna vez en la vida, ya que la experiencia que he vivido no habría sido lo mismo sin ellos/as.

En conclusión; en una simple semana he cambiado en gran parte mi forma de pensar y hoy por hoy no dejo de pensar en las inmensas ganas que tengo de volver, de viajar y conocer gente como la que me encontré allí.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto