Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

El Camino engancha

Me llamo Isabel, tengo 42 años, y desde que conocí a mi marido hace ya 27 años, de los cuales llevamos casados 23 le oigo pedirme, casi implorarme:

- ¡Anda Isa haz "el camino" conmigo.!

A lo que yo siempre le contestaba:

- Mira ¡Ni loca!, no me llevas a Santiago andando, ni aunque me pagues.

Pues bien hace un mes que terminamos de hacer "el camino", "El Primitivo" que dicen es el más duro y puedo decir a día de hoy que muy probablemente lo repetiré si no es éste, haremos otra vertiente, pero de seguro les digo que volveré a Santiago.

Serán otras circunstancias, pues les comento que nuestras vacaciones son siempre en Agosto cuando mi marido cierra su taller, y estando yo este año al cuidado de mi madre que desde Mayo cayó muy enferma y viendo que no tendríamos unas vacaciones parecidas a las de otros años, mi marido se decidió a hacer "el camino" con mis dos hijos pequeños de 16 y 9 años y yo me quedé a cuidar de mi madre. Pues bien cuando estaban haciendo la primera noche en el albergue de Viñas, Pola de Allande, (Pues debo decir que salieron desde nuestro domicilio en Cangas del Narcea, y no desde Oviedo) mi madre fallece tras una desgarradora agonía de 3 semanas, es el 1 de Agosto, se tienen que volver a Cangas, y es cuando me decido a continuar con ellos a partir del día 10 de Agosto, y me lo propongo en medio de una profunda tristeza en honor a mi madre, que siento que siempre velará por mi, y para demostrarme que no hay retos imposibles sino falta de voluntad para realizarlos.

De mi experiencia en "el camino" me quedo con todo, con la dureza de las 4 primeras etapas, porque el cuerpo no está acostumbrado a tanto ejercicio, con el recuerdo de la etapa de Fonsagrada en la que nos acompañó mi hermano y que hacía un día de perros, con las lágrimas derramadas a escondidas cuando me separaba de mi familia unos metros, con los sabañones que le salieron en las orejas a mi hijo pequeño al subir el puerto de El Acebo por el tremendo frío que hacía, con el recuerdo de la farmacéutica de Lugo que me vendió una rodillera para mi rodilla izquierda que renqueaba desde la bajada al embalse de Grandas, con el tintineo con que mi marido nos iba leyendo la guía (por cierto "consumer") que llevabamos descargada por etapas, con las noches en albergues y pensiones, unas mejores que otras, con los amigos que llegas a conocer realmente cuando ya se acaba "el camino" (Girona, Alicante, Castellón, Italia, Alemania), con la mención que nos hizo el Deán de la Catedral de Santiago el 18 de Agosto durante la misa de peregrinos "contamos también con una familia de peregrinos que salió de Cangas del Narcea", pero sobre todo me quedo con el emocionado abrazo que nos dimos los cuatro al llegar a la Plaza del Obradoiro, aún con las mochilas puestas, del que no guardo recuerdo fotográfico, pero que permanecerá en mi mente por siempre.

Y todo ello me lleva a explicar el título del relato "el camino engancha" ya que un día antes de partir a Santiago nos encontramos con un amigo madrileño y me dijo:

- Isa ¡No vayas! ¡No vayas! ¡Que "el camino" engancha y luego vas a repetir!

Pues si debo decir que es cierto "el camino engancha" ¿Por qué? Pues no lo sé pero millones de peregrinos y más de mil años, dan buena cuenta de ello, a mi desde luego me enganchó y me renovó.

¡Vaya por tí "mi camino" mamá!

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto