Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Las pequeñas cosas del camino

Yo soy de las que pienso que la alegría de la vida está en las pequeñas cosas, que la vida es difícil y hay que saber disfrutar de esos momentos, esas pequeñas cosas que nos hacen sonreír y seguir adelante.

Soy adicta al camino de Santiago, lo he descubierto este año que es el cuarto que he ido. Cada año lo disfruto más. Lo malo es que no soy capaz de explicar el por qué. Sí, los que son o han sido peregrinos me entienden, pero el resto de la gente cuando se lo explico, me mira como a un bicho raro.

A veces ni yo misma lo entiendo, porque si lo piensas fríamente, es duro cada día andar 6 ? 7 horas, después de un señor madrugón, en unas condiciones climatológicas que no suelen las mejores, con los pies doloridos, con ampollas, agujetas en las piernas, dolor de espalda. La incomodidad de los albergues, lo difícil que puede resultar dormir. Pero no me quites nada de eso, porque me niego a andar sin mochila y me niego a dormir en otro sitio que no sea un albergue. Es parte del camino que también quiero vivir, y además gracias a esto me he dado cuenta de las pequeñas cosas que me ofrece el camino, que son las que lo hacen tan grande.

Ese reto de superación que te permite cada día terminar la etapa planeada, esos pueblos tan pequeños por los que pasas, que si no hubiera sido por el camino nunca hubieras descubierto y que son una maravilla, paisajes, amaneceres y puestas de sol que engrandecen el alma y te trasmiten la paz que poco a poco pierdes en la vida cotidiana.

Y la gente, lo mejor del camino es la gente. Acostumbrada a vivir en una gran ciudad donde todos somos anónimos y cada uno vamos a lo nuestro, llegas al camino y te das cuenta que te hace muchísima ilusión reencontrarte con las hermanas alemanas que viste el primer día y que el cuarto pensabas que ya no ibas a volver a ver, incluso cuando la relación con ellas es la justa porque nos entendemos malamente... y que contentas nos pusimos todas.

Esa confianza que surge por dormir una noche en la misma habitación del albergue con el chico de Sevilla, que al segundo día de conocernos, cuando nos teníamos que despedir porque yo ya dejaba el camino por este año, parecía que nos conociéramos de toda la vida.

O el chiquito japonés, que le invitamos a comer chorizo y se puso tan contento porque lo tenía en su lista de palabras claves en castellano que se trajo al camino.

Son tantas las personas y tantas vivencias las que forman mi camino? Solo espero poder seguir agrandando la lista.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto