Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Una experiencia reveladora

Casi sin darme cuenta, después de un tiempo preparando el camino, ya me encontraba en Sarria con mis zapatillas calzadas, mi palo y mis ganas de andar. Los preparativos fueron intensos, por mi cabeza rondaban preguntas como: ¿Qué calzado es el más apropiado? ¿Qué ropa es la más cómoda? ¿Qué tengo que llevar para tener los pies en perfectas condiciones? ¿Qué preparación física he de realizar?... Todas estas preguntas aparecían meses antes del esperado camino, pero realmente una vez allí todo eso tenía una importancia relativa.

Te das cuenta de que no es tan importante la ropa que lleves, como te cuidas los pies o si estás preparado físicamente. Una vez que has comenzado a andar tu mente está en otra cosa, en disfrutar del paisaje, de la gente que te acompaña en esta aventura, en aguantar lo máximo posible y en encontrarte a ti mismo. Yo no anduve este camino en mis mejores condiciones físicas ni en las mejores condiciones personales, pero aun así eso tampoco estaba en mi cabeza, mi cabeza estaba llena de buenos pensamientos.

Todo el mundo decía que este camino es una experiencia que hay que hacer en la vida, una experiencia reveladora. Yo, realmente, no pensaba que era para tanto, pero me sorprendí. Había sido un año duro, no con grandes problemas al ojo del resto de gente pero quizás para mí sí, mi fe no andaba en mi mejor momento y tampoco mi vida en general. Me tomé este camino como una experiencia de auto superación, ni siquiera como una religiosa, quería conocer los límites de mi cuerpo y superarlos, quería conocerme mejor y estar en paz conmigo misma.

Y para mi sorpresa fue una experiencia que me ayudó en todos los ámbitos de mi vida. Todo lo que rodeaba ese camino, esas iglesias, esos pueblecitos, esos fantásticos árboles, senderos... Todo me envolvía en un ambiente mágico que no quería que se desvaneciese. La satisfacción de realizar todas las etapas propuestas, de rellenar todas esas casillas con sellos, sellos que te recordaban un km diferente de este viaje, todo esto me llenó de una tremenda euforia.

¿Si fue duro? En realidad no tanto, cuando algo te sale de dentro y cuando lo haces con gusto es menos duro todavía. Esos dolores de pies o de piernas quedan ya en el olvido, esos momentos en los que piensas que no vas a poder continuar apenas los recuerdas, todo lo que recuerdo son momentos buenos, rodeados de gente a la que quiero y de un ambiente inmejorable. Esos mensajes de ánimo sinceros de cada persona que te cruzabas con un ?Buen camino peregrino? te daban las fuerzas necesarias para continuar, porque todos aquellos saludos venían de gente que tenía un objetivo en común contigo, un objetivo que se llamaba Santiago de Compostela.

Aunque yo ya había visitado Santiago de Compostela anteriormente el impacto al llegar no fue por ello menor. Una vez que tu vista se alza buscando esa majestuosa catedral todo cansancio desaparece, después de pasar la noche andando, apenas recuerdas las pocas horas de sueño, te sientes completo, bien contigo mismo y con los demás y en ese momento te das cuenta de que ha merecido la pena. Aunque, como he dicho anteriormente, ya había visto esta ciudad, ahora tus ojos la ven de otra forma, esa ciudad tiene a partir de ahora un nuevo significado en tu vida, es la meta que buscabas cinco días antes, la culminación de ese camino.

Es una experiencia que volvería a repetir sin dudarlo, una experiencia que recomiendo a todo el mundo que realice al menos una vez en su vida, no hace falta ser creyente para disfrutar de esto, EL Camino de Santiago va más allá de eso, es una experiencia que te toca de por vida, que te hace ver las cosas de otra forma, que te da el impulso necesario para seguir con tu vida y seguir formando la mejor versión de ti mismo. Es una experiencia reveladora.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto