Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

En busca del Camino

Un amigo y yo decidimos hacer el Camino, y como aficionados a la bici que somos, las cogimos y nos plantamos en Saint Jean Pied de Port.

Aquí se respira el ambiente peregrino por todas partes.

En el albergue coincidimos 20 personas de 6 nacionalidades, una muestra de lo que veríamos.

La primera etapa nos llevaría hasta Roncesvalles. Lugar enfocado hacia el peregrino desde hace siglos, dispone de un gran albergue reformado y campo-base para muchos de los que comienzan el camino Francés.

Aquí coincidimos con casi todos los compañeros de albergue del día anterior, pero sería por última vez, ya que el ritmo en bici nos va alejando de los peregrinos caminantes.

Las flechas amarillas,nos van guiando sin equivocación por caminos, pueblos y ciudades.

El saludo Buen Camino hacia todos los peregrinos a los que vamos adelantando, se convierte en parte de nuestro pedalear hacia Logroño.

Resulta divertido escucharlo decir con tantos acentos diferentes. Alemanes e italianos dominan la oleada extranjera.

Predomina el aire de camaradería entre todos los peregrinos, no importa su origen, todos parecemos unidos por algo común.

En cada pueblo que paras encuentras otros como tú, reponiendo fuerzas, visitando las iglesias, que son la columna vertebral del Camino, o cualquier otro motivo cultural que jalonan la ruta.

La pega de hacerlo en bici es que tienes menos oportunidades de dar continuidad al contacto con otros peregrinos.

Saliendo de Logroño nos encontramos con Rafa, un entrañable jubilado que ha salido a dar un paseo en su bici por el tramo del camino que va de Logroño a Santo Domingo de la Calzada.

¡Vaya con el paseo!, 48 km de ida y 48 de vuelta. ¡Así quiero jubilarme yo!.

Nos dejamos llevar por su simpatía que nos amenizó durante todo este tramo de la etapa, que seria larga, más de 100 km.

Una etapa accidentada, antes de llegar a Belorado sufro una caída que me deja el cuerpo algo magullado.

Unos kms después hace su aparición la lluvia, justo antes de comenzar una fuerte y larga subida que el agua la convierte en un pequeño infierno.

Por aquí nos encontramos con Teo, un pamplonés que esta haciendo en solitario el camino también en bici y que se une a nosotros. Junto a él decidimos no llegar a Burgos y quedarnos en Agés.

En Agés vivimos la más entrañable de nuestras experiencias de albergue.

Decidimos cenar en el propio albergue.

Un gran acierto, la familia nos dispensó una estupenda cena casera que tuvo su punto culminante con la aparición de Ana Mari. Señora de 65 años, hermana de la cocinera y que regenta otro albergue allí mismo.

Literalmente nos arrinconó en el pequeño comedor sentándose entre la puerta y nosotros. No había salida.

Pero su conversación nos embargó por competo. Sus relatos de experiencias con los peregrinos nos hace entender todo el espíritu del Camino.

Ana Mari no reflejaba exteriormente lo que realmente escondía dentro. En un pueblo de menos de 30 habitantes, no esperas encontrarte con una persona con esa forma de hablar más propia de zonas más urbanas, lo cual hacia intuir un pasado rico en experiencias, ahora ?recluidas? en este rincón burgalés.

Pero ella afirmaba segura; no necesito viajar por el mundo porque todo el mundo pasa por aquí.

A la mañana siguiente llegamos a Burgos, aquí tuve que abandonar, mis contusiones me impedían continuar.

Pero me retiré comprometido con retomar el camino cuanto antes.

Así, un mes después, cogí mi bici, esta vez en solitario, me planté en Burgos y continúe justo desde donde lo había dejado.

Las etapas castellanas fueron largas y calurosas por caminos polvorientos en los cuales inicialmente encontrabas muchos peregrinos, pero por la tarde me veía como un jinete solitario por el desierto.

A medida que atraviesas provincias aprecias la riqueza de nuestro paisaje y cultura, y si añades que en ocasiones los pueblecitos por donde pasas parecen de otra época, da la impresión de que haces un viaje a través del tiempo.

La entrada en territorio gallego se ofrece de forma salvaje al peregrino.

Ya de comienzo subir el alto de O'Cebreiro supone, además de un gran esfuerzo, uno de los hitos significativos del camino, y no puedes evitar sentirte orgulloso por haber llegado hasta aquí.

Le siguen tupidos bosques adornando el camino en un continuo bajar y subir atravesando pequeñas aldeas que parecen mantenerse ancladas en el tiempo.

Mi pedalear en solitario no me pesa, esta zona es muy divertida para un ciclista, y los encuentros con los peregrinos son continuos. Entre ellos sigues apreciando la camaradería y solidaridad constante durante el viaje.

Y llega la subida al Monte Do Gozo, aquí la emoción ya es inevitable, lo has conseguido, desde arriba ya puedes ver las torres de la catedral de Santiago.

Tan sólo quedan 4 km para estar frente a ella.

Atravieso la ciudad en busca de la catedral recordando los momentos más especiales, como cuando tuve que abandonar y separarme de mi compañero de viaje con el que estuve preparándolo tanto tiempo.

Todavía no se cuál fue la razón principal que me llevó a realizar el camino, la deportiva, el querer agradecerle a las personas que están a mi lado el que sigan estando, o el homenajear a las que nos han dejado hace poco.

Todo ello pasa por mi mente cuando hago entrada en la plaza del Obradoiro, amplia y escoltada por las Torres de la catedral, acoge el continuo goteo de peregrinos que van llegando a su centro como premio final y donde todos ellos seguramente tienen pensamientos parecidos.

Y de allí salí con el propósito reafirmado de volver a realizarlo.

El Camino tiene incontables senderos que explorar

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto