Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

El Camino de los Cobardes

Huida

Estoy en punto muerto, en ese momento en el que sabes que una canción triste puede empujarte por el abismo o un simple recuerdo o foto. Sé que escribir esto me llevará a aquello que dejÉ hace semanas pero me da igual, a lo mejor necesito echarlo fuera y ya está... Me he parado a pensar en cada persona que he conocido... Cada momento y recuerdo dentro de este ultimo año. Todo lo que dejo ahí... Y me da pena, soy alguien muy nostálgico y melancólico. No lo puedo evitar. Justo ahora que me estaba sintiendo bien. Estoy cansado, no quiero estar otro invierno mirando las nubes pasar y que llegue la primavera y arrepentirme de lo que podía hacer y no he hecho. Quiero que el tiempo se pare ahora, porque no encuentro mi lugar fuera de lo que viene siendo mi vida hasta ahora. Me encuentro un poco perdido para ser sincero. Echo de menos todos esos detalles que yo he tenido con otras personas cuando estaban mal. No me siento ignorado ni poco querido porque sé que hay gente que haría cualquier cosa por mi pero, ahora mismo están de visita otra vez. Han vuelto esas ganas de tirar la toalla, así, sin ninguna razón, necesito un, '¿Que te pasa? ¿Hablamos?' o uno de esos privados tontos que yo suelo mandar para animar a alguien. Estoy mal y sigo recordando cosas que me hacen daño por personas que ya no volverán a estar ahí. Quiero seguir la vida tal y como es ahora pero tiene que cambiar porque ese es el destino. Necesito respirar, creo que eso es justo lo que ahora me hace falta. Hace unos días dije que solo había llorado dos veces en público... No sé porque me da que la tercera está muy cerca.

Miércoles 9 de diciembre, dos horas antes:

Sentado en un banco, en la estación de autobuses, el silencio del frío lo invade todo, sólo es perturbado por algún bus casual que no va hacia mi destino...

El cielo está gris y nublado como mi alma, está confuso, no sabe si descargar todo lo que sus nubes cargan o esperar un poco más a la calma...

El ambiente es realmente frío... es hielo... corta como un cristal roto... Todo parece estar congelado, el tiempo, mi alma, las nubes, las lágrimas...

Todo permanece en una calma agobiante, una calma que asfixia, ahoga...

Y mientras yo aquí sentado en un banco de una estación de autobuses... y de mis manos congeladas por el frío, de mis dedos doloridos por el viento, van saliendo letras que terminan por formar palabras que se unen sólo formando recuerdos.

Me habéis preguntado ¿porque el camino en invierno, porque en estas fechas tan señaladas?

El camino en invierno te hace mas introspectivo, te permite tener esos tiempos de soledad que a veces tanto deseamos y en nuestra vida diaria no encontramos. Muchos días caminas solo, otros no. El peregrino que un día camina a tu lado sabe perfectamente en que momento debe dejarte solo haciéndose a un lado del camino y viceversa. Son momentos de paz y armonía con uno mismo, no tienes prisa por llegar a ningún sitio, sabes perfectamente cual es tu final de ruta ese día y con quien te vas a encontrar. Los hospitaleros te reciben con una sonrisa, un abrazo y una taza de café... té... o un caldo caliente que te reconforta y da calor. Sientes el calor humano en las gentes de los pueblos por los que pasas o los coches que te saludan con sus bocinas cuando te ven pasar. Compartes con esos mismos peregrinos cena y desayuno en que cada uno aporta algo de su mochila si te encuentras todo cerrado así como momentos de intimidad que no comentarías con otras gentes mas allegadas.

Sientes que no estás solo en el camino aunque ese día lo hagas solo y empiezas a preocuparte cuando ves que alguien no ha llegado según que horas y te planteas en salir a buscarlo. El sentimiento de hermandad... amistad... compañerismo... está mucho mas arraigado. El viento te zarandeará hasta casi perder el equilibrio, la lluvia helada te golpeará la cara, y el frío te cortará los labios llegando a preguntarte? ¿qué narices hago yo aquí?... En ese momento pasara alguien por tu lado y te dirá "BUEN CAMINO PEREGRINO"

¿En Navidad? Bueno para mí la Navidad ya hace algunos años que dejo de ser lo que era para convertirse en puro mercantilismo donde lo que prima son las compras y el llenar una mesa de manjares para pasar hambre el resto del mes. Tengo familia, padre, hermanos... e hijas. Pero con unos deje hace ya mucho tiempo de celebrarlo y con mis hijas este año están con su madre y aunque a ellas les hubiese gustado venir conmigo son aun muy jóvenes para esta aventura, quizás dentro de unos años caminemos juntos hacia Santiago.

El autobús que me llevaría a destino llegó puntual, eran las 20:30 horas y tenia por delante una larga noche hasta Pamplona (diez horas de bus) desde donde vería la forma de llegar a Roncesvalles

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto