Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Muito obrigado

25 de Julio de 2014, 06:32h, ponte Vasco da Gama, Lisboa, primer amanecer e idéntico brillo de ojos que ese mismo día, pero hace 18 años, entrando por primera vez en Santiago, con la mochila gris de mi hermano y la ilusión de un niño, con un regalo a punto de abrir.

Sin más demora, comenzamos a caminar y es que nos espera un trayecto largo, caluroso y con muchos mosquitos, deseando darnos la bienvenida.

Durante la etapa, solamente se oyen nuestros pasos. Los lugareños se extrañan al ver 2 chicos, caminando con sus mochilas, por los caminos, con aparente alegría e incertidumbre por conocer el lugar donde dormiríamos.

?Bom día?, ?Bom viagem? o ?Muito obrigado? eran algunas de las expresiones que nos dedicaban, los sorprendidos vecinos, cuando les decíamos que el destino no era Fátima, sino un poco más lejos: Santiago.

Primera etapa, primer destino y primer lugar donde pasar la noche, aún sin conocer. Serán los Bombeiros Voluntarios los que nos darán las últimas indicaciones para encontrarlo. Ahí estamos, La Casa De La Misericordia de Alhandra, convertida en residencia para mayores necesitados. Curioso y sorprendente lugar. Una vez dentro y, con las botas quitadas, la velocidad a la que andamos por los pasillos y bajamos las escaleras, tras el primer día, es la misma que las personas que allí residen? Las primeras risas contagiosas, no tardan en llegar.

Una sala con colchones, ducha caliente y mucha amabilidad. No podíamos pedir más o, al menos, eso pensábamos, pero, nada más salir de la ducha, nos enteramos que tenemos la comida servida en la mesa. Las palabras de agradecimiento, en portugués, se nos acaban, así que sólo nos queda repetirlas, una y otra vez.

Mismo guión y algún protagonista más (otros 2 peregrinos!!!) que se va incorporando en el Camino. Segundo día y, esta vez, son las escuelas infantiles de Azambuja, donde vamos a tirar nuestros sacos de dormir. De nuevo comida servida, desayuno y un trato inmejorable. Esa noche, antes de dormirnos, ya tenemos plan: hacer un montón de pajaritas y animales de papel, para decorar la clase. Seguro que a los niños, les encantará.

Después fue el salón de actos del pueblo, un camping, la casa parroquial, el pabellón polideportivo y hasta las propias instalaciones de los bombeiros, diferentes lugares donde dormimos. Sitios insospechados y distintos, pero todos con un denominador común: el buen trato recibido, a cambio de nada.

Antes de abandonar Portugal, nos esperaban más sorpresas, y es que, dejándonos llevar, nos encontramos sentados en la mesa, con una familia, que está celebrando el cumpleaños de uno de sus miembros, en medio del jardín, y que, al vernos pasar, no aceptan un NO por respuesta a su ofrecimiento de comer con ellos. Era el momento de soltarse con el portugués y, digamos que, como mínimo, pudimos entendernos: PRUEBA SUPERADA!!!

El espíritu del camino permanecía intacto. La realidad superaba las altas expectativas. Agua fría, fruta recién arrancada del árbol, compartir mesa con unos lugareños o una agradable conversación sobre la historia del pueblo, son los motivos que nos hizo elegir esta ruta, cosas simples, pero que año tras año habíamos dejado de vivir, consecuencia de los interés generados, totalmente ajenos, a lo que significa una peregrinación.

Poco a poco nos acercamos a Oporto y hay que decidir: Costa o Interior. Por esta vez y, sin que sirva de precedente, estamos de acuerdo: La costa es el camino elegido para continuar. Vuelven a surgir las dudas del principio: habrá flechas? tendremos dónde dormir?

Atrás dejamos el convento templario de Tomar, los caballos de Golegá, infinidad de puentes por los que atravesamos el Tajo o el Duero y, como no, flechas, muchas flechas, que nos han iluminado de amarillo nuestros ojos.

La ilusión, la capacidad de superación y el afán por conseguir los objetivos planteados, hacen que las molestas ampollas de mi compañero, no sean un obstáculo. Es aquí, cuando, realmente, valoras la capacidad humana de las personas que te rodean, aprecias lo que tienes y agradeces pequeños gestos que te ayudan a ser más fuerte, superando barreras.

Como era de esperar, el camino por la costa no nos defraudó. No sabría con qué instantánea quedarme: los paraguas flotantes en las calles de Águeda, el paso a La Guardia, en la barca a motor de Mario (en la que cada vez entraba más agua) o los kilómetros a los pies del Atlántico.

Al fondo, el cartel de Redondela y toca cambiar el chip. Albergues llenos, ronquidos, olor a pies y réflex por igual,? Todo es muy distinto, así que nos ponemos manos a la obra, para sacar lo mejor de este ?nuevo camino?: la gente. Enseguida pasamos a ser ?los portugueses? y compartimos risas y mesas, ahora sí, con otros peregrinos.

Los últimos días, ya mucho más relajados, y el abrazo final al Santo, nos sirvió para darnos cuenta de todo el equipaje que habíamos ido dejando por el camino. Partimos con una mochila llena de cargas, prejuicios, lamentos, trabas y límites, y entramos en Santiago cansados pero con fuerza, con ampollas pero curados y conociendo amigos nuevos, pero sobretodo, reconociéndonos a nosotros mismos.

De pequeño aprendí, que la energía ni se crea ni se destruye, sólo se trasforma y eso es lo que hemos hecho, ponerlo en práctica, transformando la incertidumbre del principio, en alegría al llegar y tristeza por acabar y, simplemente, disfrutando del camino.

El plan había salido a la perfección: regresar a casa con un desconocido; YO MISMO.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto