Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Recuerdos de mi Camino

Hice el camino en 2009 con una colega y amiga, es una persona muy especial que me enseñó un montón. Para las dos era la primera vez. hicimos el camino sanabrés, nos documentamos por Internet de la guía Eroski, completísima y por lo tanto nos fuimos desde Málaga a Puebla de Sanabria en tren. Allí conocimos a tres caminantes muy agradables, simpáticos, jóvenes y responsables que nos acompañaron en todo el viaje. Con uno de ellos aún seguimos la amistad por facebook.

Mi experiencia superó lo imaginado. Se siente el AMOR de todos los caminantes, ayudando, animando y compartiendo.

Aún cuando vas acompañad@ puedes aislarte y sintiendo la Naturaleza reencontrarte y disfrutar de una gran paz interior, esta sensación hace que desees volver. Había una señora que con 80 años estaba haciendo el camino, decía que llevaba muchos años haciéndolo y si Dios quiere en 2015 yo también repetiré, probablemente con otras personas, aunque esta vez me voy a entrenar porque mi primera vez fui sin entrenar apenas y a los tres días me sentía como las sardinas de los chiringuitos de mi Málaga querida, ESPETÁ. Por ello en Cea estuve a punto de irme a coger un tren y venirme a casa, pero me mejoré y ya decidí que más de 20 km. No caminaría, que el Santo me perdone pero sabía mis límites, así que cogí un taxi y en dos ocasiones hice 5 km. en él.

Gracias al santo y los consejos de los muchachos no me quedé sin móvil porque en una de las fuentes donde nos refrescábamos los pies sobre todo, se me cayó el móvil al agua y rápidamente lo cogimos, abrimos y secamos al sol, siguió funcionando, era la forma de estar en contacto con mis cuatro hijos y mi hermana, mis soles, todos ellos me han fortalecido en los momentos de bajón por mi separación.

Cuando volvimos tenía las piernas preciosas, las tengo muy delgadas, pero por la hinchazón estaban brillantes y hermosas.

Si podéis haced el CAMINO, todas las personas con las que nos cruzábamos nos deseaban buen camino y con algunas charlábamos e incluso nos invitaban a fruta, nos daban agua o simplemente, su cariño por estar por allí.

Recuerdo que lo que más me costaba eran las costiñas, unos pedazos de cuesta que no le veía el fin, por ejemplo, la de Orense. Pero se suplió por los maravillosos paisajes, el cariño de los acompañantes y el manto protector del santo o mi fe.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto