Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Tras las flechas amarillas

A veces las cosas parecen un juego, hay señales que te invitan. Mi espíritu urbano se enamoró del reto de perseguir flechas amarillas en tierras gallegas y conseguir una Compostela, recopilando sellos en los lugares de paso. Los primeros 23 Km comenzaron en compañía de magníficos robles y pequeñas aldeas sin cartel. La bajada de la última pendiente antes de llegar al final de la primera etapa me hizo descubrir algún tendón en la parte inferior de mis rodillas que no sabía que existía, la recomendación de bajar haciendo eses resultó de gran eficacia. El puente que te deposita en Portomarín, atraviesa un embalse que oculta bajo sus aguas la antigua población. Primer descanso, primera ducha, pies en chanclas para recorrer la preciosa calzada empedrada y visitar su sencilla iglesia. El flujo de flechas amarillas nos da tregua hasta el amanecer, cuando casi en ausencia de palabras el albergue se queda vacío, contrastando con el sonido de la vajilla y los saludos vespertinos del cercano bar de los soportales, que en tiempo récord prepara más de una treintena de desayunos. El ejercito de peregrinos adentrándose en el oscuro bosque con sus irregulares luces: mecheros, linternas... convierte el lugar en un cuento de luciérnagas, hadas o duendes. Esta jornada de 24 Km pasa junto a un pequeño cementerio en Lastedo, pasos y pasos que perturban la paz del lugar. El albergue de Palas de Rey, en el centro del pueblo, junto al ayuntamiento, ya estaba completo. Un pequeño rincón en el suelo hizo más complicado el descanso, pero ningún olor o ruido de los vecinos de habitación impidió mi sueño. Salir de la zona de confort y la seguridad de tu entorno conlleva nuevos comportamientos y una experiencia positiva. Ya con mis botas puestas enrollo mi saco de dormir, cargo mi mochila y en procesión sigo en busca de las flechas amarillas. Parada en Melide para comer pulpo. Hasta Ribadiso el camino es prácticamente llano. Este albergue era un antiguo hospital de peregrinos, junto a un puentecito del siglo XII de un encanto especial. Sentarse con los pies sumergidos en las frías y transparentes aguas del río Iso compartiendo una empanada casera es un autentico relajante. Al amanecer, con las estrellas bordadas en el cielo, blancas, brillantes como galones de capitán alcanzamos la cercana Arzúa. A unos 20 Km está O'Pedruzo, los prados, robles, eucaliptos son parte del camino. Las caras, los rostros resultan familiares, las flechas amarillas son una constante. Dormir es fácil cuando se adopta la postura horizontal, los párpados caen y el sueño invade todo tu ser. Retrocedemos hasta la gasolinera para retomar el camino, el olor a tierra mojada y el chirimiri que cae es agradable. Algunos tramos van por la carretera en ascensión al aeropuerto, luego descendemos hasta Lavacolla, donde los antiguos peregrinos se lavaban antes de entrar en Santiago de Compostela. En Monte do Gozo la sonrisa se instala en tu cara al ver la ciudad a tus pies. Nos despedimos de nuestras amigas las flechas amarillas.Hay cola para besar y abrazar al Santo, esa figura del siglo XIII, que sorprende que no esté desgastada. La misa del peregrino es muy emotiva, porque creas o no en Dios por el camino también va tu alma, tu interior. Lloramos cuando acaba, la emoción de llegar y la pena de cortar la libertad, volver al roll de nuestras vidas. Por que el camino engancha, claro que engancha! Y a veces empieza otro camino, aunque no tenga flechas amarillas.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto