Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Día 7

De Los Arcos a Logroño Viana 18kms. 4h.

Hoy mientras caminaba arrastrando mis pasos cuando el rocío no había terminado de caer, pasé por uno de esos tantos pueblos desiertos que se acumulan en mi cabeza junto con los kms. Ahí en esa soledad sempiterna de mañana olvidada me topé con una casa en ruinas. Ella también estaba sola y en sus ventanas se adivinaba la desnudez de su estructura ahora vuelta escombros, en clausura. Pensé en lo mucho que me atraen las casas como ésta, los lugares como éste. Ellos me permiten contarme historias sobre quién vivió ahí, cómo, cuándo; cuántos años tiene su construcción, cuántas lluvias ha sobrellevado. Luego me he topado con una monumental catedral, también en ruinas, y me dije que quizás hoy era el día de la comprensión de la soledad, de la des-habitación de estos lugares... y también de la propia.

Aunque mi espíritu se conserve intacto, mis pies no paran de sufrir a cada paso. Siento que mi corazón avanza a miles de kms y mis pies no pueden acompañarle. Es por esto que he tenido que hacer un stop y por primera vez desde que comencé el camino no completé la etapa marcada (29kms) y decidí hacer noche a los 18kms de caminar. Sentía una especie de resignación mezclada con derrota. Una especie de autoconvencimiento, una suerte de tristeza frustrada.

Aunque el Camino debería hacerse sin marcas, ni tiempos, los tiene y te sientes débil al no completar alguna etapa. Decidí que retomaría mi espíritu inicial para hacer esto: vivir el camino con mi diario, mis fotos, sin tratar de quemar etapas a mansalva. Cuando comienzas el camino, de algún modo, comienzas una familia con todos aquellos que ves el primer día. Te sientes protegido, acompañado, conocido... Al verlos partir, hoy, al desearles un buen camino y una larga vida no pude evitar sentirme des-habitada, como la casa, como la catedral?

... llega el momento de habitarme de mí otra vez y abrir las puertas a los que vendrán en los próximos kms.

Viana, ha sido el lugar en el que todo esto ha ocurrido, y pese que tuviera estos sentimientos, mi decisión no hizo sino confirmarse desde que entré a este pueblo. Al comenzar a subir las cuestas, las calles desprendían un olor a galletas dulces sin que hubiera alguna pastelería cerca; las campanas redoblaban sin parar y me mostraron el camino a la iglesia en la que me recibían con vino y olivas ?hoy aquí estamos de fiesta?. Y de la nada, uno de los mejores regalos que he tenido: Paulino Harina. Un lugareño de 85 años, enamorado de una Venezuela que ha recorrido mejor que yo. De joven su mamá le preguntó ?Pero, ¿por qué te vas, qué te hace falta en casa?? ?No es que aquí me falte de nada mamá, es que quiero ver mundo?

? Después de cantarme muchas canciones a capela, prometimos no olvidarnos.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto