Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

La magia del Camino de Santiago

Era la primera vez que hacía el camino de Santiago. Para mí, era a la vez un poco de aventura ante lo desconocido y sobretodo la voluntad de encontrar «el Camino» en todos sus sentidos. Así que decidí contar en un diario todo lo que me pasaba y experimentaba cada día, observando la naturaleza, hablando con la gente que conocía en el camino. Soy francesa pero escribí mi diario en castellano porque este idioma forma parte de mi vida desde hace unos quince años.

Después de haber caminado unos veinticinco kilómetros, decidí buscar un albergue para descansar en un pueblecito gallego muy bonito que se llama Ribadiso da Baixo. En el centro, había un riachuelo que daba ganas de mojarse los pies, una recompensa y una liberación que agradece el peregrino para aliviar los dolores de las ampollas. Todos los albergues del centro ya estaban completos, así que seguí el camino resignándome a no poder disfrutar de este lugar precioso.

Después de subir una cuesta muy empinada para salir del pueblo, vi otro albergue, probé fortuna y fui a preguntar si quedaba una cama para dormir. El señor me contestó que solo quedaba una y era para mí, «he tenido mucha suerte» pensé. Saqué la credencial como solía hacer cada día a la hora de reservar una cama en un albergue y mientras el señor estaba cogiendo mis datos, vi un cartel de un concurso para contar su experiencia del camino.

Cogí un papelito y apunté rápido la página web. Una coincidencia más del recorrido de mi camino.

¿Hubiera estado informada de este concurso si no hubiera dormido en este albergue? A esta pregunta puedo contestar que no porque no lo vi de nuevo en las etapas siguientes. ¿Hubiera vuelto a ver a este chico italiano que me había saludado la víspera y con el que caminé hasta el final de la etapa si no me hubiera parado a preguntar a la chica del albergue si quedaba sitio mientras él pasaba por la recepción? ¿Fue una coincidencia que cenara la primera noche con una pareja italiana en Villafranca y que volviera a encontrarla por casualidad en Santiago y que comiéramos y nos pasáramos la tarde paseando juntos por la ciudad?

Para mí, es precisamente esto lo que hace que el camino sea « especial » porque te llena de alegría, de emociones, de reflexiones. Y así, muchos peregrinos llegan a la conclusión de que el camino les ha dado más de lo que esperaban.

Después de haber dormido una buena siesta, me senté en la terraza del albergue Milpe y empecé a contar mi día en el diario tomando un café con leche. Ya no tenía ganas de bajarme al río para mojarme los pies, me bastaba disfrutar de una vista panorámica de este pueblo precioso para sentirme feliz.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto