Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

La Balsa - Un cuento corto inspirado en El Camino

LA BALSA

Ahí estaba él como lo había imaginado, como deseaba encontrarlo, tal cual lo recordaba.

Si el mundo perfecto existe, acabo de descubrirlo en un claro de un bosque de robles y castaños, recostado a la izquierda del camino que me lleva desde Triacastela hacia San Xil. Los rayos de sol de las últimas horas de esta tarde de otoño iluminan las copas de los álamos que enmarcan el prado por su costado sur, tornando el color de sus hojas en amarillo intenso, logrando atrapar la luz el tiempo suficiente para que yo, testigo, registre y guarde en mi memoria éste momento sublime. Me llega el murmullo del agua que discurre por el arroyo, el trinar de los pájaros que no se dejan ver, jugando a las escondidas entre las ramas negras de los frondosos carballos, esos árboles magníficos que estuvieron siempre ahí y en todos los bosques de Galicia; a cada paso que doy el crepitar de las hojas bajo mis pies me despierta de este sueño perfecto, donde el verde del prado se topa con el azul intenso del cielo despejado, mientras las vacas disfrutan de semejante espectáculo pastando mansamente, tan inmersas en el paisaje y tan ajenas a mí como los pájaros del cielo o los peces del arroyo. Ahí está él, de pie, cuidando su hacienda en soledad. Sabiendo que voy de paso no pierde tiempo, de manera directa, sencilla y sin preámbulos me invita a acompañarlo ?Sin tanto te gusta el lugar, ¿porqué no te quedas? Yo estoy solo?. Me siento halagada, le regalo una sonrisa y le explico que no puedo quedarme pues me espera mi familia al final del Camino.

El recuerdo del cuadro bucólico volvía una y otra vez a mi memoria acompañando mis preguntas ¿Qué tan solo estaba? ¿Sin mujer? ¿Sin hijos? ¿Cuál era su historia?

Ahí estaba yo, dispuesta a averiguarlo, decidida a hacer de La Balsa mi lugar.

Lidia Otero

lidia.otero@hotmail.com

Buenos Aires, Argentina

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto