Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Al oeste

Pasados ya los bellos parajes del Bierzo me adentro en Galicia. Mis pies magullados, llenos de ampollas, me piden que pare, mi rodilla, en la cual siento un martillazo a cada paso, implora que vuelva a casa, pero no puedo. No quiero. Comencé sola este viaje, pero nunca me he sentido tan arropada. Mis actuales compañeros me alientan en cada paso, no puedo volver, dejar el camino, dejarles a ellos, y regresar a Madrid, una ciudad que ahora mismo parece tan lejana, desconocida y fría.

Llego a una fuente. Paro para refrescarme y disfrutar del paisaje. Desde donde estoy veo valles y montañas, ni rastro de civilización. Cierro los ojos y escucho mi entorno. Qué paz. Me gustaría capturar cada momento, hacerlo eterno, poder guardarlo de alguna forma para así compartirlo y que todo el mundo conozca lo que se siente. Tengo que reanudar mi camino, la pierna me hace ir más lenta de lo que debería y el sol está empezando a bajar, amenazante y feroz.

Prosigo por el estrecho sendero, lleno de huellas de otros caminantes, caminantes de otras ciudades y otros países, incluso de otros siglos. De alguna manera me siento conectada a ellos; pese a las diferencias culturales y temporales todos tenemos algo en común, algo indescriptible que vive muy dentro de nosotros, un conjunto de emociones y sentimientos nunca antes conocidos.

Atravieso una pequeña aldea, donde veo descansando muchas caras conocidas. Continúo, falta poco para llegar, por hoy a mi destino. Las flechas amarillas marcan con claridad mi camino, me recuerdan mi objetivo y me ayudan a continuar. Un pequeño río se abre paso a través del espeso monte y decido parar a refrescar mis pies. El agua helada hace que todo dolor se olvide. Me pongo otra vez en marcha, revitalizada.

Una pequeña iglesia se intuye a pocos kilómetros, perfecta para sellar mi credencial una vez más. Al llegar, un hombre muy amable me recibe con una sonrisa, me invita a entrar, orgulloso de su pequeña pero acogedora ermita. De arquitectura románica, cuenta con una sola nave y un ábside semicircular, donde el modesto altar tiene cobijo bajo un retablo de madera mucho más actual que el resto de la construcción. La gruesa piedra con la que está construida impide que pase el abrasador sol que tan fuerte pega ya fuera, ofreciendo un ambiente fresco muy agradable.

Al llegar al albergue me encuentro con mis amigos, están esperándome para ir a comer. Dejo mi mochila, cada vez menos pesada, y me doy una necesaria ducha, desprendiendo de mi piel la suciedad que la jornada ha ido acumulando. Mañana proseguiré mi camino, renovada y llena de energía. Ahora toca descansar, relajarse y disfrutar de la compañía del resto de peregrinos que me regalan sus historias y escuchan las mías. Los más veteranos me preparan para el día siguiente, me recomiendan dónde parar, qué ver y comer. Seguramente mañana volveremos a coincidir, o tal vez no. Me voy a la cama, deseándoles a todos que tengan un buen camino.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto