Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Gracias camino

Nunca había escuchado hablar del Camino de Santiago, sería el año 2008 o quizás el 2009, por aquellos entonces me encontraba trabajando en las oficinas de una empresa, había entrado muchas veces en la oficina del director, las paredes de su oficina estaban llenas de cuadros de cursos, premios y fotos, pero aquel día no sé porqué un cuadro de los muchos que había colgados en la paredes me llamo la atención. Aquel cuadro era la Compostela enmarcada, me llamó la atención que estaba escrito en latín y despertó en mi un interés que perdura todavía hoy, el director de la empresa era muy aficionado a la bici y hizo el camino con su bicicleta, a partir de aquel día busqué información del camino en libros, pero sobre todo en internet y contra más información reunía más ganas tenía de emprender esta experiencia, ese día llegó para mí el 26 de Octubre del 2010, Año Santo Compostelano. Con mi llegada a Ponferrada aquella no muy fría mañana comenzaba la que sería una experiencia única e inolvidable, el primer sello me lo pusieron en la oficina de turismo de Ponferrada, pregunté a la chica ¿ya es tarde para comenzar a caminar?, no, es muy buena hora y así recién bajado de un autobús comenzaría el camino hacia Santiago, recuerdo el camino regado de castañas en muchos sitios, los campos de Vid y los diferentes colores que me brindaba el otoño, el camino hacia Villa Franca del Bierzo en aquel caluroso día de otoño se me hizo bastante pesado durante el tiempo que transcurre por la carretera, transcurrido el primer día, me encontré ya con la primera ampolla, pasé la noche en el albergue la piedra, el segundo día como el primero solo hacia que me sorprendiera en cada curva o recodo del camino, que paisajes, solo las molestias sufridas por la ampolla hacía que tuviera que parar de vez en cuando, la dureza de la subida a O Cebreiro junto con las ampolla y el día de calor, hizo que la subida se me hiciera el doble de larga de lo que es, pasé la noche en el albergue de la Xunta, la etapa hasta Triacastela una vez salvado el alto del Poio, se me hizo tremendamente corta, aquí en Triacastela me curó las ampollas una ATS en el centro de salud, una atención exquisita, un trato de matrícula de honor, los días siguientes de la calor pasamos a días de lluvia, pero con lluvia o con calor las etapas unas tras otras iban quedando a tras, iba restando días, quedaba menos para llegar, la hospitalidad de la personas que viven junto al camino me llamó tanto la atención, como los paisajes que te brinda el camino, te ofrecen todo lo que tienen, como si te conocieran de siempre, cuando solo te ve un rato y continuas caminando para perderte en estrechas veredas, algo a lo que no pude contenerme fue el pulpo a la gallega de Melide, casa Ezequiel, conforme me acercaba a Santiago sentía una alegría enorme porque sabia que iba llegar, pero a la misma vez una Tristeza enorme porque no quería bajo ningún concepto terminar, la noche antes de llegar a Santiago la pase en monte do gozo, era el 3 de noviembre del año 2010,el día siguiente 4 de noviembre llegaría a Santiago, había tenido problemas con las ampollas, aun no superados del todo, había perdido dos uñas de los pies, porque en las bajadas topaban la parte delantera de la bota y es que después me dijeron que me tenia que haber comprado un numero mayor, yo pague la novatada y me compre mi numero un 44,habia momento que con el pie dilatado de tanto caminar parecía que no me cabía en la bota, lo dicho error de novato, el ultimo día me levante temprano y camine sin prisa despacio, quería disfrutarlo y vivirlo, no se realice tantas paradas, que se podría entender que me negaba a terminar, enfilo una calle y entre la bruma de la mañana se pueden ver las torres de la catedral, pregunto a un señor que sube, si esa es la catedral ya te queda poco, se me caen dos lagrimones, no se, comienzo a llorar y como puedo me contengo, al entrar en la plaza del obradoiro y esta quizá sea la mayor decepción de todo el camino para mi, no estaba el gaitero que recibe a los peregrinos, el abrazo a Santiago donde de nuevo se me escapa alguna lagrima y como colofón la misa del peregrino con el espectacular botafumeiro, sencillamente esplendido, el camino te cambia como persona para bien, hace que conozcas a gente que sin conocerte te ofrecen lo que tienen, amistades que perduraran en el tiempo y que tengas que volver, porque volverás, sin dudas volverás, el camino de Santiago para mi fue lo mejor que me paso sin duda ninguna en el año 2010.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto