Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Peripecias del Camino de Santiago

En mi primera visita a Santiago, me impresionó la catedral y la misa del peregrino, donde anunciaban quienes habían llegado. Desde la edad media hay peregrinaciones eso me motivó, para algún día hacer el camino.

Inicié la aventura en Madrid y pensé que de la ciudad de León sería fácil llegar a mi primera etapa, Triacastela, que está a 133 Km, rebasando el mínimo de 100 Km que debo caminar para que otorguen la Compostela. Compré un pasaje a León y subí al autobús a la una de la mañana del 11 de octubre del 2012. Después de viajar gran parte de la noche, llegamos a las 5:30 de la mañana a una terminal pequeña, y desierta a esas horas. Pregunté si había salidas a Triacastela y nadie me dio razón, opté por ver las carteleras y no había alguna que indicara mi destino. De pronto, veo un nombre ya familiar para mí, que pertenecía al camino Francés, había un autobús que salía a las seis de la mañana a Ponferrada, abordé el transporte y después de casi dos horas llegamos y, ahí, me informan que una camioneta sale en 10 minutos a un pueblo que está muy cerca de mi destino. La mañana esta lluviosa y hay una ligera neblina. Subo a la camioneta e iniciamos a 540 metros de altitud por una carretera estrecha, con curvas y siempre subiendo. Llegamos a Piedrafita del Cebrero a las 8:15 de la mañana que está a una altura de 1100 metros s.n.m, y me dicen ?esta otra carretera conduce a Triacastela, pero no hay transporte que te lleve?, por lo que alquilé un taxi. Al llegar, en un Hostal me sellan mi carnet, e inicio la caminata de 18.5 kilómetros. La mañana es fría, con neblina y la tierra está húmeda. Con mi maleta en la espalda inicio la caminata contemplando los paisajes, campos verdes y una que otra casa de personas que cuidan el ganado y trabajan la tierra.

El camino a seguir, se indica mediante una flecha amarilla y cada kilómetro está señalado en los mojones jacobeos. Durante el trayecto, hay tiempo para meditar, pensar futuros proyectos, analizar la trayectoria que has tenido en tu vida, hacer oraciones, o simplemente contemplar el paisaje.

Después de caminar poco más de cinco horas, el cansancio y el hambre hicieron que me detuviera en un lugar donde comer, y más rápido de lo que leen estas líneas, ya estaba sentado saboreando una sabrosa pasta y una buena carne, que devoré en un santiamén. Después, continué sentado para reponer energías, Cuando descansé lo suficiente, continúe la caminata sin saber lo que me esperaba.

Desde hace tiempo, debido a un accidente, mi tobillo me molesta cuando camino mucho, pero con movimientos de calentamiento, la molestia desaparece. En esta ocasión no fue la excepción empecé a caminar y el tobillo me resintió, y no mejoró a pesar del calentamiento. Los últimos 5 Km. Fueron una pesadilla que me hicieron pensar en abandonar el camino, lo cual me hubiera causado mucha tristeza, pues dejar un proyecto inconcluso es algo que a nadie satisface.

Anochecía cuando llegué a Sarria y pernocté al primer albergue que encontré, me señalaron mi cama, y me tendí en ella, pues yo lo que quería era dormir y que se me calmara el dolor. Después de un reconfortante baño con agua caliente, me senté a orilla de la cama a sobar mi tobillo. Viendo mi desesperación, se acercaron dos jóvenes holandeses y uno de ellos me dio una pomada que me unté y así me acosté a descansar. Afortunadamente el dolor se calmó y pude dormir. Un peregrino siempre es auxiliado por sus hermanos.

A la mañana siguiente, me levanté temprano y el dolor había desaparecido, por lo que decido caminar sin descansar y al atardecer llegué a la tercera etapa; Portomarín. En estos dos primeros días de camino he aprendido mucho. A diferencia de México, donde las peregrinaciones son en una fecha determinada, de un punto de partida, son multitudinarias y en el trayecto no hay albergues. El camino de Santiago es diferente; no hay fecha ni inicio determinado, las etapas están bien calculadas y se tienen los albergues necesarios para recibir a los peregrinos, además las señales a lo largo del camino son muy claras. Lo puedes hacer en solitario o en grupo.

Afortunadamente, en las etapas restantes no tuve problemas y ahora sí fue solo disfrutar el paisaje y sentir esa alegría de ir cubriendo cada etapa; pasar el puente de Puertomarín, en Palas de Rei, llegamos con mejor ánimo a pesar de que esta etapa y la siguiente, Arzúa, son las más largas (25 y 28.8 Km.). Ahora, ha llovido y el camino es más difícil, me empiezan a molestar los pies, sobre todo al llegar a O Pedrouzo, la penúltima etapa.

El último día, conforme se avanza van apareciendo siluetas de una ciudad grande, pasas a un lado de la pista del aeropuerto y sientes que ya llegaste. Aún hay que subir pendientes hasta llegar al Monte do Gozo. De aquí, se ve la catedral de Santiago. Cuando llegas, por fin, la emoción es inmensa. Se ha cumplido el objetivo y sientes que el camino te ha cambiado para bien; has meditado, reflexionado sobre tu vida, disfrutado, pero sobre todo, has cumplido una meta. Es momento de admirar la catedral en todo su esplendor y entrar a la Iglesia a dar Gracias a Dios. Después pasas a las oficinas donde se recibe la Compostela, y ahora sí, a descansar en una buena cama y hasta entonces descubres las ampollas, que afortunadamente no molestaron en la travesía.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto