Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Calle Mayor de Europa

Calle Mayor de Europa

"Ser en la vida romero,

romero sólo que cruza, siempre por caminos nuevos,

ser en la vida romero,

sin otro oficio, sin otro nombre y sin pueblo"

León Felipe

Caminar me gusta, cada paso es ir adelante, mirar a los lados del camino y contemplar el entorno, sentir los perfumes que la Naturaleza ofrece, disfrutar de los colores del campo, de los árboles y de las flores; parar un momento y tomar aliento; seguir adelante, no mirar atrás, excepto para coger perspectiva, como en la vida; sentir los pies y las rodillas y marcar su ritmo para no ser castigados; sentir el viento, o la lluvia, o el sol y el placer de lo natural; sentirme solo en el camino o acompañado de buenas personas, alejarme de lo que me molesta. Caminar inmerso en la Naturaleza, donde tiene sentido pensar en el Creador. En la simplicidad y sencillez de todo este lujo está la grandiosidad de las cosas, del camino y de la vida. Pienso que los peregrinos no somos más ni menos importantes que el trigo verde y fresco de los campos de Castilla o los pájaros del amanecer que nos alegran las mañanas, o las cepas de la Rioja que esperan la primavera, o los árboles, o los ríos... somos una gran familia, nos vemos en un albergue o nos saludamos en el camino y cuando nos volvemos a ver nos emocionamos, somos buenas personas que necesitamos un revulsivo, un contacto con la Naturaleza, un encuentro consigo mismo o con Dios, necesitamos sentirnos humanos para entender lo divino.

Empecé a caminar hacia Santiago después del jacobeo de 2010 y pienso finalizar en el jacobeo de 2021, llevo más de mil Kms por el Camino Francés, la Vía de la Plata y el Catalán por San Juan de la Peña, seguiré por el Aragonés, el del Norte y si el cuerpo aguanta por otros, no me gusta repetir caminos, me gusta ir siempre por caminos nuevos. Cada día pienso en el camino y en su gente, me gusta caminar en primavera y en otoño, consulto las previsiones meteorológicas y procuro ir al camino con buen tiempo para no correr riesgos inútiles con nieve, viento, exceso de calor o de frío, niebla o lluvia excesiva, confieso que me ha gustado caminar con una ligera llovizna al subir los Pirineos, pero no me gustó bajar por el suelo embarrado del hayedo hasta Roncesvalles, quiero disfrutar del camino y de todo lo que le rodea, camino a paso moderado levantando la mirada al cielo, poniendo los cinco sentidos a disposición del entorno natural, me gusta cruzar los puentes y contemplar el agua de los ríos y los bosques de ribera, no me gusta caminar por las grandes ciudades, por el asfalto con un tráfico intenso y contaminación atmosférica y acústica, me siento incómodo, desorientado y desubicado, sin embargo, me gusta disfrutar del arte de las ciudades del camino, de sus calles, de su gastronomía, de sus gentes, de su historia. Como hago el camino por tramos me da tiempo a prepararme y empaparme de la historia, las tradiciones y los monumentos más importantes.

Siempre recordaré mi llegada a Sant Jean Pied de Port, a finales de marzo de 2011, iba con un amigo con el que llegué a Logroño, él no siguió, el camino lo echó, desde entonces camino solo. Cuando me dieron la credencial y me pusieron el sello, sentí que acababa de ser nombrado peregrino como el caballero medieval cuando recibía el espaldarazo, cargué mi mochila a la espalda y ayudado de mis bastones, bajé la calle empedrada con una sensación placentera sintiendo el peso de la mochila en la espalda y con muchos temores de si sería capaz de semejante proeza. En la misa de peregrinos de Roncesvalles me emocioné al verme rodeado de tantos peregrinos, de tantas nacionalidades y con un objetivo común, considero que aquí recibí mi bautismo como peregrino.

A partir de aquí todo ha sido caminar y caminar, unos días más y otros menos, no me gusta caminar por la tarde, tampoco me gusta parar en bares mientras dura la etapa, camino en soledad aunque en el francés siempre he compartido tramos acompañado, normalmente de gente de otros países con los que comparto experiencias, hablo un inglés pobre pero suficiente para entendernos, somos ciudadanos del mundo, sin pueblo. No me gusta hablar del currículum de los pies, aunque presumo de no haber tenido ampollas. He compartido camino con muchas personas de las que guardo un eterno recuerdo y creo que van siempre conmigo cuando camino: una coreana, un malagueño con su perro, una joven canadiense, alemanes, vascos, un joven ciego sin otra compañía que la de su bastón? peregrinos (romeros o palmeros) sin otro nombre. Pienso que las cosas no suceden por casualidad y pienso que las cosas del camino se quedan en el camino y después en el recuerdo.

Tengo la suerte de ser jubilado y disponer de tiempo, tengo suerte de vivir en un pueblo junto al mar; tengo suerte de tener una mujer y unos hijos maravillosos que incluso me han acompañado en alguna etapa; tengo suerte de tener salud y libertad, tengo mucha suerte porque me siento feliz con lo que tengo. Me he acostumbrado a ser nómada, a recoger las pequeñas pertenencias en mi mochila y a seguir las flechas amarillas de la ruta, me perdí subiendo La Pedraja, antes de llegar a San Juan de Ortega, pero supe desandar lo andado y rectificar, todo un ejemplo para el camino de la vida. Me ilusiona seguir en la calle Mayor de Europa, me ilusiona que me llamen peregrino y escuchar y decir: Buen Camino.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto