Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Primera versión sin retoques

Empieza la mañana tras una noche en la que, entre otras cosas, no lograba dar de comer en sueños a una sala llena de comensales. Las agujetas de O Cebreiro en las caderas han pasado un poco, pero el pie derecho está dolorido. Bueno, se irá calentando. Invece no, faceva piú male ad ogni paso che facevo.

El grupo se para una vez meramente por formalidad con lo que me parece una cara de fastidio; enseguida las libero de una obligación que nunca existió ni esperé. Ellas prosiguen a su ritmo y yo sigo al mío.

Al minuto cuatro comienza mi camino en solitario por el camino de San Xil. No hay nadie en el camino, es de madrugada, me arropan el silencio, los tonos de noche que se disipa, el camino que se despliega bajo mis pies; esta etapa acaba de comenzar y ya sé lo duro que va a ser: 20km con el pie lesionado. La intensidad del dolor es superada por la belleza de la naturaleza por la que avanzo. Me adentro en el bosque, después de llegar a lo alto hasta ver un mar de niebla bordeado de un mar de vegetación exultante, voy bajando por caminos estrechos encantados, brumosos y serpenteantes que me llevan por los mismos senderos de mi ser, hasta lo más profundo, más allá de la niebla. Ahora veo mi miedo, no quiero seguir, siento un gran dolor en todo el pie y en alguna parte que no es física. Mi único apoyo son mi yo y mi Dios, al que hablo pidiendo una prueba de su existencia. Mi Dios paciente que está ahí mientras yo voy y vengo. Estallo en risas y en llanto y en más llanto y en más risas y me maravilla el asombroso lugar en el que estoy y sé que voy a continuar. Y voy saliendo de lo más profundo para ascender reforzada. Emerjo a la superficie que sigue siendo bella; ahora más luminosa y cálida, más llana.

Avanzo con dolor y con gran fortaleza. El dolor me sienta en una carretera a cinco km de Sarria y un bálsamo que llega de mano de un peregrino, que a pesar de su lesión comparte su bastón conmigo.

Ahora ya en el albergue, mi cabeza: me voy para Córdoba, yo venía de vacaciones, sin pretensiones peregrinas, ni afán de ponerme a prueba en ningún sentido. Si había alguna prueba ya la he superado hoy. En mi cabeza opiniones externas me condicionan, inclinan mi balanza para uno y otro lado. I'm stuck in these thoughts. I ask my angels, I need help. I want them to encourage me to go on. I don't want to be a coward and I don't want to be a masochistic either. But deep inside I don't want to miss out this adventure. So here I am tonight, sure of continuing my way and giving me the chance to be given what I need by the Way.

P.S. thankyou my dear friend V. you've been my angel these days.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto