Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

La magia del Camino

Dejamos nuestro país, México, el 15 de junio, sintiendo el apoyo de familiares y amigos para realizar El Camino, creo que logré contagiarlos con mi ilusión por hacerlo, y gracias a la tecnología muchos de ellos nos acompañaron en nuestra travesía. Con gran entusiasmo iniciamos desde León el día 19, la noche anterior buscamos las flechas amarillas, queríamos familiarizarnos con ellas, ya que serían nuestra guía durante nuestro peregrinar, me di cuenta que las flechas son lo mismo que Jesucristo en nuestra vida, ya que Él nos va guiando por un camino seguro, que alegría y paz nos daba el verlas cuando pensábamos que estábamos pérdidas.

Conforme van pasando las etapas, vamos aprendiendo del Camino, y lo vamos reconociendo, nos damos cuenta de la magia que tiene, y de que hay que disfrutar cada momento, cada paisaje, cada flor, cada gota de lluvia que cae, cada brisa suave que se siente al caminar, cada sonido que logramos escuchar, como el canto de los pájaros, el correr del agua en el río o el canto de un gallo al amanecer; y no nos queda más que reconocer la grandeza de Dios y agradecerle tanta belleza.

Nuestro caminar nos da tiempo para reflexionar y observar a nuestros compañeros peregrinos, la verdad en El Camino se puede ver de todo, al peregrino devoto, al deportista, al platicador, al sonriente, al serio, al precavido, a niños, jóvenes, adultos; en fin hay de todo, todos tan distintos, pero al final el camino nos iguala a todos, de tal manera que llegamos a entendernos a veces sin necesidad de palabras, sólo con una simple mirada, ojalá en la vida diaria fuera así de sencillo, para entender las necesidades de los demás.

De igual manera vamos aprendiendo de nosotros mismos, de lo inexplicable e increíble de que al amanecer el ánimo y las ganas vuelven, a pesar de que el día anterior al terminar cada etapa piensas que ya no puedes más, pero gracias a Dios después del descanso de la noche, en la mañana dices va, seguimos, el cuerpo quizás nos diga no, pero el corazón nos dice si.

Y parte de la magia de El Camino es que habiendo tanta gente haciéndolo, nos encontramos cada día sin proponérnoslo a los amigos que fuimos haciendo, logrando compartir nuestras vivencias y sintiendo que las etapas eran más cortas y ligeras, gracias a su compañía.

El camino es tan encantador que todos los días son distintos, un día es soleado, otro lluvioso, otro día hace frío, o hasta puede caer granizo; por lo que hay que ver lo bueno de cada uno, como el caminar sobre el lodo, que para mi fue como el ir pisando una suave alfombra, eso y sentir las gotas de lluvia en el rostro es lo que más disfrute en los días de lluvia.

El hacer el Camino no fueron unas vacaciones cualquiera, el Camino posee una magia que esperó algún día volver a vivir.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto