Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Camino de Santiago Francés

CAMINO DE SANTIAGO FRANCÉS (Roncesvalles ? Santiago de Compostela)

Etapa Roncesvalles ? Burgos

Comencé mi andadura por los Caminos de Santiago, de forma solitaria, eligiendo para ello la vía francesa, comenzando en Roncesvalles durante el mes de marzo. Es importante preparar una mochila de acuerdo con el tiempo climático que nos vamos a encontrar en la época en la que nos encontramos, frío, lluvia,...además de cuidar mucho el material que vamos a utilizar, calzado, palos para andar, ropa de repuesto e intentando no acumular demasiado peso para nuestra espalda. Durante ésta etapa no encontramos demasiados peregrinos, de hecho muchos albergues se encuentran cerrados aún durante ésta época, y algunos que se encuentran abiertos no encienden la calefacción si el número de peregrinos no es rentable.

En cuanto a criterio paisajístico, en mi opinión, es la etapa más impactante y agradable, salvando las inclemencias climáticas que a veces no te dejan ir disfrutando del entorno. La primera jornada me resultó especialmente enriquecedora en cuanto a recogimiento espiritual e interno, hasta que llegas al primer punto de descanso y conoces a otros peregrinos que justamente acaban su etapa diaria en el mismo lugar.

Lo que más me gustó de ésta primera etapa en cuanto a relaciones sociales, es que no importa si sabes idiomas, durante el camino interaccionas con el resto de peregrinos de igual forma. Hay un ambiente de ayuda, convivencia y solidaridad con el que te sientes cómodo desde el primer instante. Puedes elegir caminar en soledad y relacionarte con el resto de peregrinos en los albergues y puntos de descanso, o caminar acompañado, enriqueciéndote de otras culturas y vivencias distintas.

Tras varias jornadas de abundantes lluvias, albergues cerrados o sin calefacción, opté por retirarme en Burgos y retomar el camino desde éste punto cuando el pronóstico meteorológico tuviera mejores expectativas, ya que no tenía ninguna prisa por terminarlo y tenía claro que quería disfrutarlo, no sufriendo.

Etapa Burgos ? León

Habiendo compartido la experiencia vivida durante la primera etapa con una amiga, desperté su curiosidad por realizar un tramo del camino de Santiago, ya que por motivos laborales, sólo podría realizar unas cuantas jornadas, de modo, que retomé con ella el camino en el mes de Mayo desde Burgos.

La experiencia fue distinta en cuanto a conocer los límites físicos personales, ya que cada persona debería poner el suyo, y es muy difícil que coincida con la del compañero. Durante ésta etapa se notó un considerable aumento del número de peregrinos con el que compartimos experiencias, y con los que de nuevo me sentí cómoda en la convivencia.

Debido posiblemente a la falta de adaptación o preparación previa para realizar jornadas de largas andaduras, mi compañera de viaje se vio afectada físicamente, por lo que tuvo que abandonar la aventura antes de lo previsto. Es tal el cariño y afecto que surge en éste tipo de vivencias, que debido al retraso que conllevó su despedida, todo mi afán fue caminar de modo más rápido para lograr alojarme en el albergue donde pararían los peregrinos con los que habíamos compartido las últimas jornadas, ya que cuidábamos unos de otros como si de una familia se tratase (se cocinaba para todos, atención sanitaria,..). Logré mi objetivo, pero pasadas un par de jornadas más, el exceso pasó factura y caminé con dolores a duras penas hasta lograr llegar a León, donde no tuve más remedio que abandonar de nuevo mi aventura.

Etapa León ? Santiago de Compostela

Tras recuperar el sobresfuerzo que había ejercido en ambas espinillas, volví a retomar mi camino en León en el mes de Junio, nuevamente de forma solitaria.

Durante ésta etapa hay jornadas en las que los paisajes se hacen muy monótonos, que se recompensa cuando entramos en Galicia. Debido a la fecha en la que nos encontramos y teniendo en cuenta que para recibir la Compostela, se exige un mínimo de jornadas que empieza en ésta última etapa, el número de peregrinos aumenta de forma desproporcionada.

De ésta etapa destaco un grupo de minusválidos que encontré en la entrada a Santiago de Compostela, y que habían realizado un tramo del camino por motivos de superación física y religiosa. Fue realmente emocionante, más incluso que la propia llegada a la Plaza del Obradoiro propiamente dicha, ya que te das cuenta de que lo importante en una experiencia como ésta no es llegar el primero, ni siquiera la llegada en sí. Lo realmente importante y enriquecedor es realizar el camino y vivirlo durante el mismo, con sus vivencias, superación de baches, afrontar dolencias, inclemencias climáticas?

En definitiva es una lección de supervivencia y de vida, así que BUEN CAMINO AMIGOS!!!

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto