Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Gracias Maldonado

Como cualquier peregrino, un lunes a finales de abril comencé mi camino. Mi primer Camino de Santiago.

No sabría explicar cuál fue el motivo que me condujo a ello. Sucedieron en mi vida varias situaciones, la mayoría un poco desagradables, que me empujaron a realizar aquella experiencia. Engañándome a mí mismo diciendo que era algo maravilloso, único, una oportunidad única para conocer otras culturas, aprender idiomas. Bueno, podría haber inventado cientos de disculpas. La realidad, mi triste realidad, es que huía cobardemente por no sentirme con suficiente fuerza como para enfrentarme a mis problemas.

Fueron varias etapas en las que caminé junto a otros peregrinos y era agradable. No importa la edad, cultura o etnia. Compartíamos comida, bebida, y, cómo no, dolor, ampollas, agujas y betadines pero, sobre todo, muchos abrazos y besos y lágrimas y ánimos. Pero yo seguía sin saber qué pintaba allí.

Casi estaba a punto de abandonar cuando en mi séptimo u octavo día las circunstancias meteorológicas me hicieron terminar mi jornada en un albergue en medio del campo, 5 km. antes de Belorado, que era mi destino inicial.

Allí me quedé a mi pesar. Me atendió el hospitalero, quien me cayó un poco gordo, distante y rígido.

La tarde resultó ser cada vez más satisfactoria.

Después de llover todo lo que quiso y más por la mañana, la tarde salió soleada y la temperatura era deliciosa.

El sitio era paradisíaco, con un jardín increíble y muy cuidado y unas vistas espectaculares a unas montañas en las que se apreciaban unas cuevas en mitad de su falda. Si habéis estado aquí, sabéis de dónde os hablo.

Todo esto fue el prólogo o la preparación física y mental de lo que estaba próximo a cambiarme.

El ambiente era fenomenal. Estábamos unos doce o catorce peregrinos compartiendo las anécdotas de una dura jornada. Unas chicas alemanas, unos franceses, un brasileño, un matrimonio de Canadá,... bueno, éramos pocos pero variados. Algunos amenizaron la tarde al compás de guitarras. Se estaba realmente bien allí. A las siete de la tarde, con horario internacional, cena para todos. Sencilla pero bien preparada y abundante. Todos reíamos, nos sacábamos fotos e incluso unos arrancaron a cantar.

Después de la cena, y tras un brindis en honor al Apóstol, alguien comentó algo de un CD de música del Camino cuyo título era ?Flechas Amarillas? y su autor José María Maldonado.

Varios de los presentes habían oído hablar de él pero ninguno lo tenía ni sabía cómo conseguirlo. Pero... ¡casualidades de la vida! El hospitalero (el borde en apariencia) era un admirador de aquel desconocido cantante y, cómo no, tenía dicho CD y un equipo de música.

Nos lo puso al momento y pidió silencio para poder apreciar aquella bonita música. Pero sobre todo, escuchábamos la letra. Los extranjeros no entendían mucho, pero la música les transmitía el sentido de las palabras. Unos sonidos envolviendo una letra que hablaba de cada uno de nosotros. Todos guardábamos silencio. Maldonado me estaba hablando directamente a mí y me explicaba como nadie me había explicado el camino de la cabeza hacia el corazón. El camino hacia dentro. El de los caminos en el camino.

Sin darme apenas cuenta, las lágrimas empezaron a caer por mis mejillas. Un escalofrío recorrió mi espalda. Todo empezaba a tener sentido. Era algo increíble. Me di cuenta de que aquello era lo que realmente buscaba sin saberlo.

De repente entendí cosas que no entendía. Cosas por las que inicié el Camino.

Parece que ya tenía claro lo que realmente valía la pena en mi vida. Y sobre todo lo que me pesaba sin servirme para nada.

Gracias Maldonado.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto