Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Dos yayas con mochila

Frómista marca la mitad del Camino desde Somport y allí sellé la última casilla de mi credencial. Mi amiga se había quedado en paro y le hacía mucha ilusión acompañarme. Así que fuimos juntas en busca de credenciales. A finales de junio del año pasado llegamos a Burgos para enlazar con el bus a Frómista donde dormimos en el albergue después de hacer un poco de turismo.

Al día siguiente emprendimos camino hacia Carrión de los Condes. El silencio y la armonía interior fueron sustituidos por el bullicio y la compañía, pero no me importó porque nos complementábamos bien. Mi amiga me supera en edad, pero también en sus dotes como caminante. Aunque, charlando, nos despistamos y acabamos en Villovieco, resultó una buena alternativa: un camino junto al río sombreado por árboles hasta Villalcázar de Sirga donde pudimos visitar Santa Mª la Blanca por un euro, que incluyó buenas explicaciones del párroco que estaba a cargo.

Compartir Camino fue muy agradable al día siguiente, por las parameras de Palencia hasta Calzadilla de la Cueza. Rectas anchas, interminables, sin ninguna referencia, hasta que apareció un campanario en medio de un trigal al que no llegábamos nunca. Dos mozos que nos adelantaron preguntaron entre risas si veíamos lo mismo que ellos ¿Y el pueblo? Por fin nos topamos con él de bruces, estaba en una hondonada. Cuatro casas, un albergue y un bar ¿Vivía alguien allí? parecía un decorado. No era cansancio físico, sino agotamiento mental. Nos sentimos incapaces de seguir y pasamos la tarde junto a la piscina, charlando con otros peregrinos. No había más que hacer allí. Después Sahagún, El Burgo Ranero y León. Coincidimos con el benjamín del Camino, un bebé de meses que viajaba en su mochila desde Roncesvalles a Santiago con sus padres y abuela. Otra familia con niño en carrito y un matrimonio francés de nuestra edad que nos despidió en la estación León como si nos conociéramos desde siempre.

La experiencia resultó tan positiva que este año hemos repetido. A finales de julio salimos hacia León y, aunque llegamos a última hora de la tarde, nos fuimos a dormir en Trobajos del Camino. Desde allí salimos al día siguiente hacia San Miguel del Camino aunque paramos un rato en Villadangos del Páramo, donde una moza muy agradable mantenía abierta la iglesia, después llegó una abuela y nos entretuvimos un rato. Al día siguiente salimos hacia Astorga. Llegamos casi sin darnos cuenta al "paso honroso" en Hospital de Órbigo, pero la segunda parte se nos hizo más pesada, cuesta arriba, sin pueblos hasta San Justo de la Vega por el andador paralelo a la carretera. Al día siguiente cambió el paisaje, los pueblos se sucedían hasta Rabanal del Camino. Después, rutina diaria: ducha, comida, ropa, siesta, compras para el día siguiente. Sorprenden las facilidades que encuentras en pueblos tan pequeños para que todo eso sea posible y la amabilidad con la que te tratan. La etapa hacia El Acebo fue espectacular. Se veía lo suficiente para que resultara seguro caminar, pero el paisaje había desaparecido tragado por una densa niebla. Despejó justo al llegar a la Cruz de Ferro y lo que vimos nos dejó sin habla durante muchos kilómetros, hasta que en Manjarín, con un café y unas galletas entablamos tertulia con sus dos habitantes y la pareja de forestales que pasaban por allí. Rodeadas por los Montes de León bajamos con cuidado hasta nuestro destino. Más complicado resultó el tramo hasta Ponferrada porque la niebla se convirtió en chaparrón en Riego de Ambrós y las losetas de piedra resbalaban bastante. Admirable una familia italiana con dos niños de 6 y 9 años que hacían el recorrido de León a Santiago. Y como nos faltan unos 200 kilómetros y no hay dos sin tres, al año que viene... ¡ULTREIA!

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto