Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

El Gran Compañero

?Allí habrá un camino, y será llamado Camino de Santidad? (Is. 35,8)

Dejé pasar un año para escribir algo sobre mi peregrinación a Compostela; experiencia fundante para mi vida, dirían los maestros espirituales. Hace un año, el 14 de Octubre, un grupo de ocho amigos, llegamos a los pies del Apóstol Santiago en la Catedral de Compostela, España. Peregrinamos como 250km en 11 días por el camino francés con la esperanza de ese día memorable para cada uno de nosotros. Quise atesorar un tiempo en mi corazón lo vivido para ?rumiar? las muchas cosas que dejó en mi vida esta peregrinación, y ahora sé qué es lo más esencial de lo que quiero compartir.

El Camino de Santiago es una peregrinación famosa en el cristianismo por su distancia (775 Km tiene el camino francés) y por la mucha historia que lleva consigo. Hace años comenzó mi camino a esa Catedral, pasaron muchas cosas antes de que este sueño se hiciera realidad. Y eso mismo es ya una enseñanza...

Todo viaje es metáfora de la vida y el viajero sabio es aquel que ha aprendido el arte de vivir y lo comparte con los demás. Para mí el Camino fue eso, una metáfora, una parábola donde Dios escribió en mi interior la certeza de su presencia providente y la seguridad de que todo es posible para Dios. En el camino vivimos de todo: lluvia, sol, amistad, soledad, alegría, entusiasmo, sinsentido, dolor, heridas, esperanzas, lesiones, cargas innecesarias, abandono, charlas, música, silencio, arte, frío, vino tinto, hambre, fatiga, sonrisas, ayuda, dificultades, lujo, sobriedad, unas veces estábamos preparados para lo adverso y otras nos sorprendió, hubo alegrías que no esperábamos, desacuerdo con los amigos ( diálogo, soluciones y problemas... algunas veces avanzamos sin detenernos y otras descansamos, hubo largas distancias en medio de la nada y caminos llenos de personas de todas partes...

En realidad el camino está allí... en un sentido es inamovible, igual para todos... no se trata de los kilómetros recorridos, sino del viaje al interior que en cada uno que pueden producir. El camino obliga a la interioridad, en él, como me dijo un buen amigo: ?salen los demonios: no en el sentido de que sean expulsados, sino que afloran?. Cada uno fuimos un reto para sí mismo, vienen desánimos, miedos, dolores, enojos, silencios, palabras que tuvieron que ser relativizadas, hubo necesidad de comprensión para todos. Pero el camino es también progreso, cada uno de nosotros vimos nuestras virtudes, habilidades, fuerzas. Creo que así se profundiza en descubrir el sentido de nuestro ?estar en el mundo?, no siempre hay avance, pero siempre estamos, aún perdidos, en el camino...

La vida es una peregrinación en medio de desiertos y bosques, deberíamos llevar de carga sólo aquello que es esencial... ni bastón, ni alforja, ni pan, ni dos túnicas como dice el Señor; pero nos cargamos de cosas superfluas que pesan, que hacen duro el camino, a veces hasta de cosas que son ajenas. La Sabiduría del viajero (Sir. 34, 9-13) exige soltar, tomar, andar, descansar, desprenderse, nutrir, descargar, ver hacia adelante, aprender de lo andado, comprender que lo que es necesario para mí no lo es para otro? Muchas veces hemos de hacer altos para retomar la propia vida y darle rumbo, tener una meta no egoísta y buscar conseguirla... tener un camino y recorrerlo con dignidad...

Hay un punto de la peregrinación, casi al llegar, que se llama ?Monte do Gozo? (el monte del gozo)... desde la altura de ese lugar se alcanza a contemplar ya, aunque aún está lejos, la catedral. Para los peregrinos que han andado semanas, es un punto de mucha esperanza. La vida trae lugares así, esos donde ves el futuro con esperanza y sabes que puedes lograr las metas... La catedral y el cielo se parecen, es indescriptible la alegría y esperanza que hay en torno a ellos. Aún llegado a los pies de los apóstol, hay un recorrido más? Finis Terrae (el fin de la tierra)... porque siempre hay algo más querido peregrino. Un día abrazamos a Dios en nuestra vida, pero hay que seguir caminando con los mismos retos de todos

Somos peregrinos y, perdidos o no, el corazón quiere ir en camino de Aquel que dijo ser él mismo ?el Camino, la Verdad y la Vida?, por eso el andar requiere el testimonio de otros peregrinos, tu ejemplo hace que otros sigan andando, se detengan, quieran regresarse, perseveren... Una bendición es repetida con frecuencia de peregrino a peregrino: ?¡Buen camino!? -se gritan unos a otros- deseando que las ampollas, sed, desánimo o cualquier obstáculo no sean lo que resalte del camino, sino la solidaridad, el ejemplo, la sabiduría de todos los caminantes y del mismo camino?

¿Cómo resumiría la experiencia? Diciendo que Dios es el Gran compañero, aquel que no abandona, el que está conmigo en mi interior animando el andar, dando la sabiduría de escucharnos y hallar allí su voluntad... es Dios con nosotros... No es amo y rival, sino cómplice, no está ordenando y controlando para al final castigarnos o premiarnos, es el que sufre con nosotros y nos comprende... el que exclama: ?pero yo siempre estaré contigo? (Salmo 73) y nos enseñó, en Jesús, que no hay que vivir en el temor, sino en la confianza; no como esclavos sino como hijos. Y más profundamente quiero decir que eso no se aprende en el camino de España, sino en el camino de la vida, pero siempre requiere un corazón abierto y volver a recordarlo en cada etapa del camino... cada día... para no perderlo de vista.

¡Buen camino!

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto