Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Peregrinos como en casa

Dejé Lugo atrás. Santa Eulalia de Bóveda sin poder visitarla pues sólo está abierta de mañana. ¡Qué pena! ¿Es que habrá algún peregrino que logre llegar allí antes de las 12 hs para admirarla? Llegué al albergue de San Román de Retorta cansada, con los pies doloridos por las ampollas y las rodillas entumecidas por las bajadas. ¡Ni los bastones alcanzaban a compensar tanto esfuerzo! El sendero transcurría por un bosque añejo de robles, castaños y hayas. Cada vez quedan menos, y los exóticos eucaliptus y pinos de crecimiento rápido y bombeo de agua elevado, colonizan las tierras gallegas donde languidecen los ejemplares viejos junto con las poblaciones exiguas de hombres y mujeres envejecidos en las fincas y los pueblos, y las casas de piedra abandonadas.

En el albergue éramos sólo dos y una perra que hacía pocos días había parido seis hermosos cachorros. Disfrutamos de las horas restantes de sol, despejamos con la ducha el cansancio, y saciamos el hambre con los víveres que el dueño del albergue gentilmente nos había dejado para servirnos. ¡¡Qué paz!! Hubiera permanecido allí varios días pero el tiempo apremiaba. ¡Siempre apurados, corriendo, esclavos de minutos, días y horas! El tiempo, ese recurso tan escaso, que no se recupera, que no se puede comprar ni vender, ni empaquetar, ni ahorrar. Sólo se puede disfrutar si hacemos del presente nuestro momento más preciado, más conscientes de la necesidad de estar despiertos. El caminar nos ayuda, cada paso es un presente que deja en las huellas el ayer y está a un paso del futuro. El caminar es la oportunidad de renovarnos permanentemente, de volver a empezar, de abrigar esperanzas, de confiar por completo en la Providencia cercana.

Y caminando con alegrías y penas, con dolores y sonrisas, con la ayuda imprescindible de los otros peregrinos, nos acercamos a cada pueblo, cada región, atravesamos la Porta do Camiño y llegamos hasta la Catedral, luego a la oficina del Peregrino, nos reunimos con la Compostela. Vamos encontrando a otros que nos cruzamos un momento, un rato, o varios días, y sin embargo parece que hubiera sido toda la vida. La intensidad del camino está en el presente y en nuestra memoria. ¡Nos cuesta llegar y nos cuesta despedirnos! ¡Es que el Camino es nuestra casa! También en el camino aprendemos sobre el desprendimiento.

Se escuchan las campanadas llamando a Misa. La Plaza del Obradoiro es mágica. Permite la presencia de tantas lenguas, tantas historias, tanto cansancio. Por la noche, se ilumina la catedral, el silencio reina entre una neblina que va silenciando los rumores del día, y empiezan a danzar las almas de quienes han llevado a Santiago su pesada mochila y han salido renovados en su fe y en su esperanza.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto