Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

¿Qué me enseñó el camino?

Antes de empezar el camino, me habían dicho que el camino se parecía a la vida, y vaya que lo es, con unas claras señales.

Los mojones que marcan el camino: El camino está marcado. A lo largo del camino hay flechas, mojones, que te indican por donde tenes que ir. Parece que es imposible perderse, salvo que no prestes atención. Créanme que los mojones son bien visibles, y si no viste la flecha, podes optar por seguir el rebaño. Todos vamos para el mismo lado, algunos por distintos senderos, pero todos para un mismo lado.

Las ampollas: El sufrimiento es inevitable. Por más que te prepares físicamente con entrenamiento previo, te compres el mejor equipo, te pongas todas las cremas habidas y por haber, más tarde o más temprano, el dolor es inevitable. Todos pasan por la etapa de dolor, el cansancio. El secreto es: sobrellevarlo. ?Sin esfuerzo, no hay recompensa?

La Mochila: Está claro, que todos cargamos con una. Más liviana, más grande. Por momentos se nos hace imposible cargarla, pero la llevamos como sea porque incluso la necesitamos. El que peregrina por la vida, siempre carga su mochila.

Los bastones: Cada uno de nosotros, tiene un sostén. Algunos los bastones, otros un compañero, un amigo, un rosario, una llamada, un mail, una palabra. Sin este sostén, creo que sería imposible llegar a nuestro destino.

Los albergues: El refugio. Los albergues, los hoteles, las casas abiertas, o donde elijas pasar la noche, simplemente hacen magia. El dolor, el cansancio, luego de un baño reparador y porque no una siesta, ¡hacen magia!. El ánimo se recupera, el cansancio se olvida y comienza el descanso no solo físico, sino también mental. Es increíble, pero dormir en los albergues, en salones comunitarios con más de 100 personas roncando a tu alrededor, tiene una magia especial que no tiene cuando dormís sola en algún hotel. Acá no hacen falta despertadores, el calor humano calienta esas habitaciones gigantes , se te olvida el frío y los ronquidos con el correr de los días, se convierten en un arrorró?

Las piedras: Soltar Es tradición del peregrino ir a lo largo del camino, ir desprendiéndose de piedras, que para cada uno tiene distintos significados. Para unos son un peso, para otros una compañía, pera otros... Arranqué el camino con 17 piedritas, cada una con un nombre de alguien especial de mi vida. Elegí solamente soltar la mía. Soltar las piedras, en nuestro camino, o de las piedras que tenemos dentro de cada uno, puede ser un lindo ejercicio para caminar más liviano.

Paisajes: El paisaje cambia todo el tiempo, montaña, ruta, bosques, llanuras., subidas, bajadas, piedra, barro. También el clima, frío, calor, sol, niebla, lluvia, nieve, de día, y de noche. Parecería que todo va cambiando todo el tiempo, a veces el camino se hace más fácil, te da un recreo, y otras se hace cuesta arriba.

Tiempo: ¡Que largo que es el día!, hay tiempo para estar contento, para estar triste, para disfrutar, para estar en silencio, para charlar, para reír, para disfrutar, para estar solo, para compartir, para pensar, para callar.

Igualdad: Se rompen todas las barreras de las desigualdades y nos hace a todos iguales. Todos queremos lo mismo, vamos para el mismo lado, nos duele algo, tenemos que esforzarnos, TODOS SOMOS IGUALES. Como fui sola, tuve la libertad de hablar con muchas personas, de distintas edades, de distintos países, de distintas religiones, varones y mujeres. Siempre estos encuentros fueron desde un lugar de igualdad. No importaba si pensaban distinto, si eran millonarios, si tenían otra cultura, nos veíamos IGUALES. Creo que por esto, me importaba su bienestar, tanto o más que el mío. Es impresionante, pero TODOS, nos preocupábamos por TODOS. Si a alguien le dolía, le pasaba, o le faltaba algo, había alguien que se preocupaba por ayudar al otro, con algo material, con una palabra, o con la compañía.

Esto me pasó todo el tiempo, siempre había alguien que se ocupó de mi bienestar, cada uno de los trece días que caminé, tuve un regalo del camino. El primer día, Agapito, después Jesús y sus 3 alelíes que no pararon de cuidarme, después Manuel, Dani, Jean Pierre, Yolanda, Moni, Marc, Anita, Carmen, Víctor, Panchito, Marcelo, Jose, y Victoria, Fermín, Noelia y el gran Carlos. No pararon de cuidarme, de alentarme de mimarme, de acompañarme. ¡Que alegría encontrármelos en mi camino!

Buen Camino: Imagínate que bueno sería que cada vez que te encontras con alguien por la calle te diga, ?Chau, que te vaya muy bien en tu vida,?, ¿No sería increíble? Recibir todo el tiempo el buen deseo de aquel que camina cerca tuyo, aunque no lo conozcas, te llena de energía. Escuchar esa frase, te aseguro que en los momento no dabas más, donde pensabas que ya no podías dar un paso más por el agotamiento físico y mental, con esa esa palabra de aliento de un desconocido ocurría la magia, y te hacia llegar a destino. Lo mejor de esta frase, es que realmente es sentida. De verdad queres que el que hace el mismo camino, le vaya bien. La alegría de llegar, ver al que estaba muy lastimado había llegado, te alegra el corazón de una manera muy especial. Llegar a Santiago y no solo alegrarte porque vos lograste tu objetivo, sino, porque un montón de gente a quien le costó tanto o más que a vos llegar llegó, es es mágico, ¡es una fiesta!

Es una experiencia increíble, donde solo pasan cosas buenas, ¡anímate a vivirla! ¡Anímate a VIVIR la vida!

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto