Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Nueve palabras

Mi primer Camino me enseñó nueve cosas:

La primera, el diálogo: un acto tan sencillo como hablar y escuchar al otro, a veces tan difícil de lograr en nuestra vida diaria, saturada de bla, bla, bla, y con una tendencia desmedida a escuchar sólo nuestra propia palabrería. El Camino te ofrece la posibilidad de dialogar en el sentido más innato del concepto: con el otro, haciendo tuya su experiencia; contigo mismo, sin filtros ni contaminación ?ambiental? y con Dios, en un encuentro personal y único, de tal modo que es más importante lo que se escucha que lo que se dice.

La segunda, la fuerza: la que poseemos sin saberlo, la que transmitimos a los demás con un beso, una caricia, una palabra o nuestra simple presencia.

La tercera, la humildad: con una simple mochila a la espalda, con lo mínimo para el día a día, tan diferente de esa ansia que invade nuestras vidas en la que siempre nos falta algo para ser más felices.

La cuarta, la fraternidad: todos iguales, todos peregrinos. No importa de dónde venimos porque al final de nuestro peregrinar ninguno volveremos a ser los que fuimos y a todos nos unirá un mismo vínculo.

La quinta, la empatía: ponerse en lugar del otro, un acto puro y duro de donación. Entender con sólo una mirada ese cansancio, esas lágrimas, esas lágrimas, ese gozo,?

La sexta, la perseverancia: cómo dice el refrán, 'el que la sigue la consigue', no tirar la toalla, buscar en nuestro interior esa fuerza escondida; una vez encontrada dará frutos y aprenderemos el valor de las cosas ganadas con el propio esfuerzo.

La séptima es la causa de la anterior, la confianza: en uno mismo, descubriéndose como alguien nuevo y sorprendente; y sobre todo, en Dios, que siempre está ahí.

La octava es la gratitud: es de bien nacido ser agradecido. A quien te presta una mochila, a tu familia y tus amigos que te apoyan desde casa, al hospitalero cordial, al peregrino que te regala un rato de charla o unos tapones para los oídos, a Santiago Apóstol por llegar a la meta y a la vida en general, que con sus momentos buenos y malos te enseña a ser mejor persona.

Y la novena y última, la honestidad: ser auténticos, transparentes, superarnos día a día, hacer el trabajo bien hecho, sin trampas, para disfrutar del placer de lo bien hecho.

Quiero volver al Camino, quiero llegar a Santiago. Quiero aprender más cosas. Quiero despojarme de otras. Quiero ser yo en estado puro. Cuando hablo del Camino no sólo se me desborda la boca sino el alma. Por eso, estas nueve palabras son pocas para describir qué es realmente el Camino, así que peregrino, ponte en marcha y descúbrelo tú mismo, yo sólo puedo decirte: ¡Buen camino!

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto