Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

Peregrinación a Santiago.

Hice el Camino Francés en el año jacobeo de 1999. Fui solo, y fue una experiencia increíble para mi vida. Se quedaron tres cosas como un gran legado:

La primera fue el hábito de caminar, siempre y mucho, cuanto mayor la ruta, mejor. Durante los fines de semana que es posible, voy a la región de la sierra para caminar junto a la naturaleza de las montañas. Quien haya practicado alguna vez la carrera, sabe que cuando llegamos a una buena forma física, ella proporciona una endorfina, una sensación de euforia, lo que nos da la ilusión de que podríamos correr sin parar lo cuanto nos gusta. Después de caminar con la mochila casi veinte días seguidos, alcancé un gran estado de forma física, que también proporciona una endorfina, totalmente distinta de la alcanzada en la carrera, una rara sensación de comunión con la naturaleza, parecía que yo presionaba un botón e iba directamente a otra sintonía. Creo que hay mucha gente volviendo más místico debido a este tipo de experiencia. Me gustaría ser capaz de hacer todo año un viaje de varios días, yo siempre sigo planeando, pero yo sólo pude realizar unas cuantas veces más hasta ahora. Para mantener este hábito me tenía que cambiar, hoy ya no soy un bohemio, bebo poco y casi solamente vinos y llevo una vida mucho más saludable.

Lo segundo fue mi relación con el trabajo. Durante un mes he vivido con varias personas, de diferentes nacionalidades, todos viviendo el mismo propósito. Vislumbré otra realidad, y redescubrí la sensación de que había olvidado: el entusiasmo. Pensé mucho en mi vida profesional, y cómo me alejaba de las cosas que me gusta hacer. De acuerdo con un filósofo francés muy conocido, somos el único responsable de la elección de nuestra propia esclavitud, y sin duda no seré mi propio carcelero.

La tercera es la búsqueda del conocimiento. Descubrí en la ocasión que el Camino de Santiago es sólo el primero de una serie en dirección a la evolución espiritual. Si esta primera ha sido una experiencia extraordinaria, imagina lo fantástico son los otros

Mi cuñado se convirtió en mi compañero de caminatas aquí en el país donde vivo, Brasil, pero sólo el año pasado (2013) lo pude convencer lo de hacer el Camino de Santiago. Hicimos el Camino Portugués desde Oporto, solamente en diez días de marcha, y al final tuve un sueño lúcido: \\"volando sobre una playa y conocí a un hombre que le ayudó a aprender a volar\\", que se llamaba Jamal, un nombre que no hay en Brasil y que nunca he conocido a nadie que se llamaba así. Este año decidimos repetir la experiencia, y fuimos hacer el Camino de Santiago del Norte, un viaje mucho más largo de treinta días, casi siempre por la costa y varias veces a lo largo de las playas. En el primer día de caminata nos alojamos en una pensión en la ciudad de San Sebastián, y por la tarde buscamos el albergue que estaba antes de salir de la ciudad para sellar la credencial del peregrino. Las flechas de indicación en el albergue estaban muy mal señalizadas, y terminamos saliendo de la ciudad por el camino que deberíamos seguir el día siguiente. Nos dimos cuenta del error y cuando volvimos acabamos por encontrar dos peregrinos americanos agotados que cometieron el mismo error, entonces clarificamos el error y los ayudamos a encontrar el albergue. Para mi sorpresa, cuál era el nombre de uno de ellos: Jamal. No necesito decir que él se convirtió en un buen amigo que traté de ayudar dentro de mis posibilidades a lo largo de este mes.

Aconsejo a todos los que tengan voluntad de no dejarse llevar por la facilidad, e irse a vivir esta aventura inolvidable, que es el Camino de Santiago. No hay límite de edad para recorrerlo. La elección de un camino de acuerdo a sus posibilidades, establecerá el ritmo y el tamaño de su viaje. Cuando viajamos solos nos quedamos en un estado de alerta, lo que nos hace percibir todo que nos rodea, y terminamos por establecer una rara conexión entre nosotros y algo más grande, lo que quiera que sea. Cuando seguimos el viaje acompañados, todo se cambia mucho más fácil, nos quedamos totalmente relajados, pero en última instancia inhiben una posible búsqueda espiritual.

Santiago de Compostela es una ciudad universitaria con muchos de sus cursos en las artes, los estudiantes de música se ubican repartidos por tocar en innumerables rincones de su inmenso centro histórico. Miles de turistas están siempre visitando la ciudad y cuatro rutas (Camino Francés, Portugués, Vía de la Plata y del Norte) promueven la llegada de cientos de peregrinos de todas las nacionalidades diarias. Esta mezcla de estudiantes, turistas y peregrinos la hace tener un aura de fiesta constante. Volver a conectar con un amigo que hizo durante esta gran aventura que es el Camino de Santiago, y que no había visto hace días, de forma inesperada en una esquina es una razón para una gran confraternización, y esto sucede todo el tiempo. Reserve unos días para permanecer en Santiago ociosamente, visitar la Catedral en un momento que no tenga nadie. Para aquellos que quieran aventurarse a ir, la mejor época es de junio a septiembre. Prepárese físicamente, no dejes lo que es un gran placer convertirse en un calvario.

Suerte y un buen camino.

Kiko Cerqueira.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto