Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

El Camino acaba de empezar cuando termina.

No sée si porque me parece una buena idea, porque quiero ocupar mi tiempo o porque de alguna manera lo necesito para continuar, me voy a permitir la licencia de escribir unas breves páginas que muestren lo que esta experiencia me ha echo sentir, vivir, pensar e imaginar. De tal manera que en esta tarde de domingo, sin más pretensión que la de ser leída por aquellos que lo crean conveniente y saquen tiempo, expongo lo siguiente:

Ensimismada esperaba a que mi verano empezase. Recuerdo la cantidad de veces que desde mi portátil busqué en Google:\'\'Camino de Santiago, qué llevar \'\' o \'\'\'Camino de Santiago, qué esperar\'\'. Por entonces (y hace menos de un mes) no sabía que en el mes de julio de 2013 viviría experiencias intensas, emocionantes, duras, fatigosas e inimaginables a mis 19 años. No sabía que la felicidad empezaba por levantarse a las 6 de la mañana... y que cierto es.

Mi aventura da comienzo un 15 de julio. La curiosidad, las cargas del año, vivir la experiencia, conocer gente, lugares, crecer como persona, madurar física y mentalmente... la lista es interminable, quizá tuve demasiado tiempo para pensarlo antes de tener la oportunidad de llevar a cabo mi andadura por el Camino, pero nunca es tarde y menos si hay entusiasmo y ganas.

Felicidad en el camino es tener un objetivo cada día, que tu mayor preocupación sea andar, notar el frío al despertar, hacer la mochila a oscuras con la única triste luz que la que da una pequeña linterna, que tu alarma despierte a TODO el albergue. El Camino es que tu compañero de litera ronque cual Oso Polar, que la alarma no exista, un licor de orujo a las 23:00h, que no haya cobertura, que tu mejor aliado al despertar sea la vaselina para pies y las compresas en las botas. Una sola frase: \'\'buen camino\'\', otro licor de orujo a las 23:30h, sellar en todos sitios; un café con tostadas en el bar de al lado del Albergue; que se te olvide el \'\'palo\'\' en la habitación; un ron con Cola a las 3:00h de la mañana...; ver la primera flecha amarilla y andar, solo dar un paso tras otro; tropezarte en el Camino; un calzoncillo blanco a rayas que sobresale; una lavadora que termina muy tarde; una fuente en medio del Camino; que empiece a llover; 4 botellas de Ribeiro y pulpo en Melide; perderte en medio de la habitación a oscuras; cruzar el túnel de la Plaza del Obradoiro de la mano; llorar a mares frente a la Catedral...

He aprendido que la felicidad se haya en las pequeñas cosas, que no es necesario tener mucho para sentir cosas grandes. Que un masaje en una dolorida rodilla o un \'\'buenos días\'\' y una caricia de un gran amigo pueden darte ánimos para hacer 38km en un día y andar más de 12 horas; que el silencio que se interrumpe con un \'\'pues aquí tamos\'\' puede darte fuerzas para seguir aún cuando tu cuerpo se resiste. Sentir mientras te curan una ampolla que en ningún sitio podrías estar mejor que donde estás, porque el amor de una madre te acompaña; que te cuenten anécdotas de zapatos extraviados a la vez que viajas con el mejor merchandising del Camino... eso es la felicidad.

Tengo claro que esta aventura no ha terminado, es más, para mi es el comienzo de todo. Quizá ahora me sienta fuera de lugar, mi mente vague en preciosos rincones de nuestra pasada aventura pero se y tengo fe en que volveré a encontrarme. Volveré al Camino, mejor dicho, volveremos a vivir el Camino.

Finalmente, he aprendido que no merece la pena correr, que disfrutar el momento tiene su recompensa y que la felicidad no se haya en la meta sino durante el Camino. De manera que una vez más tengo que daros la razón, de nada sirve correr si lo realmente importante está delante de nuestros ojos.

AGRADECIMIENTOS

En primer lugar quiero darte las gracias a ti, José Luis, por ser mi padre durante el Camino. Por mirar siempre por mi, por ser tan tierno y amable; por emocionarme al hablarme de tu preciosa nieta Juncal; por demostrarme que existen personas con un corazón tan grande que no les cabe en el pecho; por enseñarme que es mejor ir despacio, que las prisas no son buenas consejeras. Por eso y por muchísimo más te admiro como persona, peregrino y amigo. Espero que nos volvamos a ver muy muy pronto y coincidamos en el próximo Camino.

Por otro lado, darle las gracias a Antonio por cuidarme tan bien en el Camino, por saber escuchar y por enseñarme tantas y tantas cosas que me han echo madurar y crecer, espero tenerte cerca; a Cloty por demostrarme que una madre puede querer a sus hijos hasta un límite insospechado, por ser tan atenta y vivir el Camino al máximo; y a Olga por hacerme sonreír aún después de pasarlo muy mal, por hacerme creer que quien quiere puede y por ser una gran persona.

A todos vosotros, muchísimas gracias por dejarme acompañaros en vuestro Camino y hacerme un lugar entre vosotros. Ojalá pronto podamos repetir esta gran aventura.

\\'\\'Hay una imagen que viene con frecuencia a mi mente y es la tierra, la tierra seca y las piedras que van pasando bajo mis pies. Mis pasos me llevan hacia adelante, miro constantemente hacia el suelo sin ser consciente de que mi vida ya no es la misma, el Camino no es el mismo...\\'\\'

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto