Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago

Λ

El Camino

SARRIA. 112 Km

¡¡Buen Camino!! Se comienza a andar con ilusión y la sensación y temor a lo desconocido con la certeza, tal vez, de repetir algo ya vivido. Ansiosos por empezar nos levantamos más temprano de lo previsto y recordando en un tono de simpatía el comentario que nos hizo el camarero la noche anterior, al preguntarlo que si las croquetas que nos había servido era caseras, con vos de su tierra nos contestó, "eso pone en la bolsa".

Empezamos a oler el río antes de ver el pueblo, era El Miño, llegamos a la hora de comer cuando el bullicio de los peregrinos por comer abarrotaba el lugar, a la mañana siguiente empezó la magia, la niebla envolvía todo mientras el sol presentaba batalla por colarse entre ella. La voz de los peregrinos resonaba en el aire sin llegar verlos, la humedad se respiraba, lo que se prestaba a crecer nuestra imaginación y aumentar las sensaciones, cruzando otra ves el rio nos daba lugar a estar flotando entre nubes lo que acentuaba el momento con sabor y olor a humedad y más adelante otra vez, al de la hierba recién cortada.

En este trayecto el olor, menos agradable, con mucha personalidad gracias a nuestras amigas las vacas que parecían saludarnos a nuestro paso. A lo largo de la ruta cruzando miradas con nuestros compañeros y en un momento dado comenzamos a hablar con Pedro y María, dos jóvenes que con pequeñas mentiras y logrado hacer. El Camino solo ya que sus familias pensaban que lo hacían en grupo, dada mi curiosidad y le pregunté a Pedro sobre sus sentimientos hacia María y dando esquinazo a mis preguntas le pregunté que si sentía las mariposas en el estómago por María, girando la cabeza se dirigió hacia mí "eso eso son gases". Lo inesperado de la respuesta me hizo estallar en una gran carcajada, ya puesto y afianzado nuestra amistad. Lo avanzado del trayecto hacía ver las huellas de los que van más adelante que no se borran solo a nuestro paso son renovadas, formando un nuevo laberinto de tierra recién prensada por nuestro propio peso, y el olor, otra vez, era el de la tierra recién arada y el de las aves siguiendo al tractor buscado el sustento.

Por fin Santiago en el fondo del horizonte, con la ruta llena de mochila, porque es lo primero que ves, a los que van delante y ciudad peregrina en el fondo del valle. Comenzamos dos y esa noche ya éramos ocho cenando, concluyendo un camino lleno de OLOR, SABOR Y COLOR.

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto