Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Camino de Santiago > Epílogo a Fisterra y Muxía

Λ

Epílogo a Fisterra y Muxía

En un confín de la Tierra

Santiago de Compostela es la meta espiritual de las peregrinaciones pero la Costa da Morte también arrastra una buena carga de misticismo. Antes de los descubrimientos fue para muchos la última porción habitable del Mundo. Hoy es el fin figurado, un lugar apartado al que todos desean llegar, al igual que los pueblos celtas y romanos, para aguardar la hora del ocaso y ver esconderse el sol en la inmensidad del océano. No son pocos los relatos que a lo largo de los siglos nos han brindado los viajeros y peregrinos que llegaron a estas costas: el húngaro Jorge Grisaphan en 1355, el checo León de Rosmithal a mediados del siglo XV, el alemán Erich Lassota hacia 1584, el clérigo boloñés Doménico Laffi en el XVII, y tantos otros. También, diversos vestigios y documentos históricos aportan datos sobre los antiguos hospitales de peregrinos que jalonaban esta ruta, como los de la propia aldea de Hospital, en Dumbría, y los de Cee, Corcubión y Fisterra. En el libro III del Codex Calixtinus, de mediados del siglo XII, que trata sobre la traslación del cuerpo del Apóstol desde Jerusalén a Galicia, aparece citada la ciudad de Dugium - la actual Duio del municipio fisterrano - donde los discípulos piden permiso al prefecto, sin éxito, para enterrar el cuerpo de Santiago. En el renacer del Camino, a mediados del siglo XX, Luciano Huidobro describe en el tomo III de su consultada obra Las Peregrinaciones Jacobeas todo el viaje desde Santiago hasta Finisterre. Más actual, de 2010, es el interesante título El Camino al Fin de la Tierra del muxián Manuel Vilar Álvarez, una tesis y recorrido histórico a pie desde Santiago hasta Fisterra y Muxía.

El itinerario:

Nueve son los municipios o Concellos que visita el camino, epílogo o prolongación, como queramos llamarle. Además del propio Santiago las jornadas transcurren por Ames, Negreira, Mazaricos, Dumbría, Cee, Corcubión, Fisterra y Muxía. Recorrerlo completamente y dibujar el triángulo, es decir, por ejemplo, yendo hasta Fisterra, luego hasta Muxía y volviendo hacia la aldea de Hospital, donde se encuentra la bifurcación de Caminos, son 151 kilómetros. Llegar a Fisterra supone recorrer 89 kilómetros y estirar un día más hacia Muxía aumenta la cifra hasta los 119. Casi hasta 2010 la red de albergues no permitía muchas florituras a la hora de plantear las etapas. Con la masiva apertura de alojamientos para peregrinos durante 2010 y los nuevos de 2011, aunque casi todos en los mismos lugares, ya es posible hacer una división menos rígida. La guía debe ser siempre una orientación y cada cual puede variar a su gusto las etapas en orden a los días disponibles y los albergues.

Señalización:

Salvo en el entorno de la catedral, donde también pueden vislumbrarse algunos rastros de flechas, el Epílogo a Fisterra y Muxía está señalizado al igual que el resto de itinerarios jacobeos en Galicia: con los ya clásicos mojones con indicador de distancia. El primero se encuentra en la Carballeira de San Lorenzo e incluyen ya desde este punto dos chapas con los kilómetros restantes tanto a Fisterra como a Muxía. Aunque no es lo más común, la particularidad de este camino es la posibilidad también de realizarlo al revés, saliendo de la Costa da Morte y con la mirada en Santiago. No es raro cruzarse con peregrinos en dirección a la catedral, algunos de ellos de regreso tras haber concluido el itinerario de ida. Aunque la vuelta está señalizada con flechas, las marcas no son perfectas y en algunos puntos hay ciertas deficiencias aunque salvables. Sin embargo en la etapa entre Fisterra y Muxía sí que los mojones señalan en ambas direcciones, pudiéndose completar de Muxía a Fisterra.

Los albergues:

La infraestructura para peregrinos en el Camino a Fisterra y Muxía, no vamos a negarlo, ha sido muy escasa durante muchos años. El primer albergue fue inaugurado en Fisterra en 1997 y posteriormente, en 2001, se abrieron los de Negreira y Olveiroa. En 2004 le tocó el turno al de Corcubión, en 2007 se inauguró el de Muxía, un año después se abrieron dos privados en Fisterra y en 2009 abrió el albergue situado en la aldea de Santa Mariña, en Mazaricos. Aparte había un par de refugios. Así que llegó el Año Santo de 2010 y este itinerario contaba sólo con 8 albergues. Fue ese mismo año cuando, como una eclosión de efémeras, vieron la luz 8 albergues, duplicando de golpe la cifra que se había fraguado durante 14 años. De estos 8, tres privados en Negreira, otro privado en Vilaserío, uno en Cee, otro en Dumbría y dos privados en Fisterra. En 2011, además, se ha abierto uno nuevo en Olveiroa y otros dos en el municipio de Cee. Esta red de 19 albergues, que aumentará con seguridad en años sucesivos, más los alojamientos de todo tipo en las localidades que suelen ser fin de etapa, aporta ciertas garantías al peregrino y creemos que es también una de las razones por las cuales el epílogo hasta Fisterra y Muxía ha presenciado un considerable aumento durante 2010 y aún mejor durante 2011.

Bibliografía:

Viaje a Poniente, del clérigo boloñés Domenico Laffi, de la editorial compostelana Sildavia. Ameno relato de la peregrinación de este italiano en el siglo XVII desde Bolonia a Santiago y Finisterre y el regreso a Italia pasando por diversas regiones españolas como Valladolid, Madrid, Toledo, Aragón y Cataluña.

Las Peregrinaciones Jacobeas, obra en tres volúmenes de Luciano Huidobro y Serna y varios colaboradores publicada por primera vez en 1950 y 1951. Se ha consultado la edición realizada por la Diputación Provincial de Burgos e Iberdrola con motivo del Año Santo de 1999. En el tomo III, en el apartado Caminos Secundarios, dedica varias páginas al Camino hasta el fin de la Tierra.

El Camino al Fin de la Tierra, de Manuel Vilar Álvarez y editada en 2010 por la Asociación de Cámaras Oficiales de Comercio, Industria y Navegación de los Caminos Jacobeos. Vilar Álvarez realiza una tesis a pie de campo redescubriendo el trazado que utilizaron los antiguos peregrinos y comparándolo con el actual itinerario de la Xunta. Se basa en fuentes históricas, aporta pequeños fragmentos de las conversaciones con los lugareños e indaga en varios aspectos de la peregrinación actual.

Guía del Camino de Santiago para peregrinos, de Antón Pombo y editada por el Grupo Anaya. Se ha consultado la Prolongación a Fisterra y Muxía de la edición de 2010.

Así ven los peregrinos

  • Chopos

    Melchor

    (4 votos)

    0 comentarios

  • Hasta siempre

    Melchor

    (5 votos)

    0 comentarios

  • Ruinas del castillo de Castrotorafe

    Melchor

    (4 votos)

    0 comentarios

  • Atrás dejamos Ourense

    Juan María

    (4 votos)

    0 comentarios

El Camino de SantiagoGuía práctica

Camino de San Salvador
Actualizada la App de Camino de Santiago

Otros servicios

Ver la Guía práctica del Camino de Santiago en:


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto